1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

NO FUTURE? (II)
Carlos / Funcionario y extrabajador temporal

“Quiero tener hijos, pero me daba reparo por la posibilidad de no tener un sueldo al mes siguiente”

Elena de Sus 18/08/2021

<p>Carlos, funcionario.</p>

Carlos, funcionario.

Cedida por el entrevistado

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Carlos (Zaragoza, 1992) hizo su segundo examen de la oposición a auxiliar administrativo del Estado el 8 de febrero de 2020, apenas cinco semanas antes de que se declarara el estado de alarma y gran parte del país quedase en stand-by. Obtuvo plaza, al igual que su pareja, que se presentaba a administrativa. Ambos llevaban más de un año estudiando mientras cobraban el paro. El éxito opositor supuso el fin de una sucesión de empleos en el sector logístico, en su mayoría con contratos temporales, que procedemos a relatar. 

¿Cuándo empezaste a trabajar?

Casi no termino la secundaria. Cuando estaba en mi segundo 2º, porque repetí, ya no quería estudiar. Había trabajado ese verano en la empresa de mi padre. Mi madre insistió en que estudiara e hice 3º y 4º en el grupo de Diversificación. Luego empecé un grado medio de Comercio y Marketing. Empecé en septiembre y en diciembre lo dejé.

¿Por qué lo dejaste? 

No me gustaba. Yo pensaba que me iban a enseñar técnicas de venta, a desenvolverme en público… Pero estudiábamos cosas que no me parecía que me fuesen a servir para lo que yo quería, entonces lo abandoné y seguí trabajando con mi padre.

¿A qué se dedicaba la empresa?

Equipamiento para residencias de ancianos. Yo repartía, era vendedor, hacía servicio técnico, trabajo de oficina… Cuando la empresa es de la familia, acabas haciendo de todo. Estuve cuatro o cinco años. Discutí con mi padre y me fui. 

¿Y qué pasó?

Conocí a mi pareja y nos queríamos ir a vivir juntos. Yo no tenía trabajo ni paro porque me había ido yo, cabreado. No sabía lo que era el mercado laboral ni tener un horario fijo.

Fui a una entrevista de Mercadona y tuve la suerte de que me cogieron. Estuve de reponedor dos meses, una sustitución. Después me contrataron de repartidor en otro Mercadona, y a los tres meses me hicieron indefinido. Volví a ser reponedor y ahí empezaron los problemas. 

El horario era de once de la noche hasta las seis de la mañana, seis noches a la semana. Llegaba un tráiler con palés y había que descargarlo. Hasta que no estuviese repuesto todo no nos podíamos ir de ahí los cuatro compañeros. Nos íbamos casi todos los días a las ocho de la mañana, o sea, dos horas más, por la cara. Tardaba cuarenta y cinco minutos en volver en autobús… Era horrible intentar dormir a las nueve. Además, no nos devolvían las horas algún día que hubiera menos trabajo, eran horas regaladas y no pagadas.

¿Por qué se tardaba más de lo previsto con tanta frecuencia?

No es que fuéramos despacio, éramos cuatro e íbamos a toda leche. Había que bajar la mercancía a la planta de abajo con un montacargas, que va a su ritmo. Ellos decían que estaba calculado y que daba tiempo, pero no. 

Le dije a la jefa que eso no era normal, que me tenía que devolver las horas porque un día es un día, pero pasar días, semanas, meses regalando tu tiempo… Ellos lo que intentan es ponerte en contra de los compañeros. 

Las dos mujeres que trabajaban conmigo llevaban muchos años y tragaban porque tenían hijos. Cuando tienes hijos, tienes que tragar. Me decían: “¿Qué hago? ¿A dónde voy?” Porque es verdad que Mercadona paga bien, aunque si divides el sueldo por todas las horas que hacíamos… 

Mi padre me necesitaba y me convenció de que volviera. Le puse condiciones y las aceptó, pero segundas partes nunca fueron buenas. Luego he pasado por multitud de empresas más pequeñas. Algunas bien, otras no tan bien.

Hice una sustitución en una empresa de reparto a domicilio. No estaba mal, pero entrábamos a las seis de la mañana y yo me iba de ahí a las siete de la tarde, comiendo un bocadillo en la furgoneta. Eran trece horas de reparto, subiendo a pisos con carga pesada, que no son lo mismo que trece horas de oficina. Yo pensaba que no habría nada peor que lo del Mercadona, pero sí, siempre se puede bajar más. Que, a ver, si me pagaran las trece, pues bueno, pero si no, es una estafa. Al final, el trabajo es un intercambio de mi tiempo por dinero. Trabajamos por dinero.

Estuve en el paro muy poco tiempo, después pasé a Mercazaragoza y me llamaron de Inditex.

¿Para trabajar en la plataforma logística?

Sí, desde Zaragoza se distribuye la ropa de Zara de mujer a todo el mundo. Impresiona. Ahí hay ropa para aburrir. El contrato era para siete días, por un pico de trabajo. Casi me dio pena que fueran solo siete días.

Me llamaron de otra empresa de recambios, para un mes o mes y medio, luego del grupo Carreras…

O sea, tuviste un contrato indefinido en Mercadona y a partir de ahí todos temporales, ¿no?

Sí. Con la primera empresa de reparto fue contrato de empresa, y con Inditex también, pero todo lo demás fue a través de ETTs. A día de hoy, por desgracia, es lo más habitual, por lo menos en logística. En la empresa de recambios, todos los repartidores y preparadores de pedidos éramos de ETTs, y ni siquiera de la misma. 

Me volvió a llamar Inditex. Esta vez era un contrato de tres meses con opción a seguir. Inditex te contrata tres meses. Renuevas por otros tres meses o te despiden. Y así hasta que haces un año, que entonces tienen la obligación de hacerte fijo, o te echan. Y lo que hace Inditex, que lo lleva haciendo diez o doce años, por lo menos en esta plataforma de Zaragoza, es que al año te echan, y suele coincidir con el verano. En el verano echan a unos 400 y contratan a otros tantos. 

En las comidas familiares hablaban de las vacaciones, de que entraban y salían a su hora… Una calidad de vida que nosotros no estábamos teniendo

En Zaragoza, tú hablas con cualquiera con edad de trabajar, que sea mozo de almacén o así, y habrá pasado por Inditex. Casi todos hemos trabajado allí, por el sistema que tienen. Una vez te echan, tienen que dejar pasar otros cuatro meses, y si lo has hecho bien, te vuelven a llamar para empezar otra vez. Y la gente que conozco que más ha estado así han sido tres años porque creo que hay un tope.

¿Por qué decidiste preparar oposiciones?

En septiembre del 2018 nos echan a la vez a mi pareja y a mí, vamos, no nos renuevan. Nos encontramos los dos en el paro. Yo ya estaba cansado de enlazar un contrato de doce horas con otro que pagaba poco y tal, y ella había decidido estudiar una oposición porque su hermana y su cuñado son funcionarios, y su otro hermano y su cuñada se habían hecho funcionarios en 2017.

Ya habíamos visto la vida que tenía su hermana, que fue la primera que se hizo funcionaria en 2009. En las comidas familiares hablaban de las vacaciones, de que entraban y salían a su hora… Una calidad de vida que nosotros no estábamos teniendo. En octubre de 2018 dijimos: ¿y por qué no lo intentamos?

¿Cuánto tiempo estuvisteis estudiando?

Un año aproximadamente. Ella empezó un poco antes, después me uní yo. Yo nunca he sido buen estudiante…

¿Y cómo conseguiste la disciplina de estudio?

Es como cuando dejé de fumar. Lo hice de un día para otro. Me costó, eh. Pero lo de estudiar las oposiciones fue parecido, dije “lo tengo que hacer”. Y a las ocho estábamos en la puerta de la biblioteca, hasta la una. Y luego volvíamos por la tarde. Los domingos nos quedábamos en casa porque no abrían las bibliotecas. Leíamos en los foros que la gente hacía un día de descanso a la semana y nos preguntábamos si no estábamos haciendo demasiado. Al ser dos era mucho más fácil coger la disciplina porque si uno se distraía, enseguida le llamaba la atención el otro.  

El primer examen fue el 19 de octubre. Yo me quedé el 800 y algo, había unas 1400 plazas. Al ver que habíamos superado la primera prueba pasamos a preparar la segunda, que era cuatro meses después, en casa, cada uno con su ordenador (era una prueba de mecanografía, Word y Excel). Yo hice el examen el 8 de febrero de 2020 y mi pareja el 21. Estalló el estado de alarma el 14 de marzo. Aprobamos. Me quedé el 652. 

Para mí, aparte de haber conseguido un trabajo fijo, es una satisfacción personal haberlo sacado a la primera, tras haberme sacado la ESO a regañadientes y haber dejado el grado medio, sin haber tenido una constancia de estudio en mi vida. Al final te das cuenta de que la carrera universitaria no es lo más importante, que se juzga mucho a la gente según eso, sobre todo nuestros padres, pero hay mil factores por los que una persona puede no estudiar.

Aprobamos los dos. Sabíamos que la opción de separarnos estaba, y así fue. Mi pareja trabaja en Madrid y yo en Huesca. Intentaremos que ella venga a Huesca o a Zaragoza o yo a Guadalajara o Madrid. Guadalajara me gusta, Madrid no, pero si es la única forma de estar juntos, me iré.

¿Cómo imaginas tu futuro? ¿Eres optimista?

Hombre, ahora, al ser funcionario sí. Para mi hermana pequeña, por ejemplo, lo veo complicado. Intento que estudie una oposición, pero de momento no quiere. Le pasa lo que me pasaba a mí, encadena contratos temporales. Formar una familia, o tener una tranquilidad, aunque no quieras tener hijos, es muy complicado. 

¿Vivimos mejor o peor que nuestros padres?

Depende en qué sentido. A nivel de comodidades e infraestructuras, muchísimo mejor. En el aspecto laboral yo creo que peor porque mis tíos o los primos de mi madre entraban en una empresa de jóvenes y se jubilaban en esa empresa, eso ahora es muy difícil. Claro, es que depende. Mi madre lleva toda la vida limpiando... Comparado con mi madre yo estoy mejor, pero mi hermana mayor lleva toda la vida de cajera y con malos horarios, entonces, si le preguntas a ella, igual te dice que está como su madre, no lo sé. O si le preguntas a mi hermana pequeña, igual o peor.

Yo quiero tener hijos, pero antes de entrar en el funcionariado me daba más reparo, ante la posibilidad de no tener un sueldo al mes siguiente. Sin embargo, las generaciones de antes no miraban tanto esas comodidades. Y la mujer antes no era tan independiente, a mí ahora mi pareja, si quiere, me puede mandar a la porra y darse vida sola, eso antes era más difícil.

Carlos (Zaragoza, 1992) hizo su segundo examen de la oposición a auxiliar administrativo del Estado el 8 de febrero de 2020, apenas cinco semanas antes de que se declarara el estado de alarma y gran parte del país quedase en stand-by. Obtuvo plaza, al igual que su pareja, que se presentaba a...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Elena de Sus

Es periodista, de Huesca, y forma parte de la redacción de CTXT.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí