1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

MUJERES RURALES (V)

“Solo nos vemos el lunes en el frutero. ‘¡Estás vivo! ¿Qué tal la semana?’”

Katia Ruiz Jodra llegó a Pálmaces de Jadraque hace diez años. Nacida en Francia tras huir su familia de la represión franquista, disfruta del silencio y la paz que le ofrece su pueblo

Diego Delgado 11/08/2022

<p>Katia Ruiz Jodra, durante la entrevista.</p>

Katia Ruiz Jodra, durante la entrevista.

D.D.

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

La España rural también nos habla de huidas y regresos, de deseos familiares y de una memoria desahuciada por el desdén político. Es el caso de Katia Ruiz Jodra, que nació a muchos cientos de kilómetros del pueblo de su familia, de su pueblo, por culpa de la dictadura franquista. Hoy, de vuelta en sus raíces y desde una terraza con maravillosas vistas al embalse de Pálmaces de Jadraque, asegura con orgullo que lo dejó todo para estar en “el paraíso”.

Empezamos con una breve presentación. ¿Quién eres y cómo llegaste a Pálmaces?

Me llamo Katia Ruiz Jodra, tengo 55 años y me vine aquí porque este era el pueblo de mis abuelos maternos. Aquí nacieron, de aquí se tuvieron que ir a Francia en 1936, echando leches, y cuando murió Franco mi abuelo tenía la ilusión de volver a su pueblo, que no pudo venir en 40 años, para construir una casa. Entonces construyó esta casa, que ahora no tiene nada que ver con la que hizo, pero él la levantó desde cero, hacía incluso los ladrillos y todo eso. Cuando él ya no pudo venir aquí, nosotras arreglamos la casa a nuestra forma y yo me vine a vivir.

¿Cuántos años llevas viviendo aquí?

Llevo aquí diez años, pero había estado diez años antes en Madrid. Yo he vivido en Francia toda mi vida, conocí a un chico y me vine a Madrid con él, pero a mí no me gustaba, me sentía muy sola con cuatro millones de habitantes, así que me vine aquí. No me aburro ni un momento. Es más, cuando me llama la gente más de dos veces al día me pongo nerviosa porque no me da tiempo a hacer todo lo que tengo que hacer.

¿Qué tienes en Pálmaces que no tenías en Francia ni en Madrid?

Paz. Silencio. A la gente le da miedo el silencio. Las vistas, levantarte y ver esto [mirando hacia el pantano y los montes que se ven desde su balcón] todos los días… Hay veces que digo “pero ¿cómo hace la gente para vivir de otra forma?”.

Y, sobre todo, no encontrarte a nadie por las calles. Por eso a mí el verano me angustia un poco.

¿Qué es Pálmaces para ti?

Yo lo llamo “mi paraíso”. De hecho, cuando pongo un wasap muchas veces escribo “saludos desde el paraíso”.

Yo siempre he sido y me he sentido de Pálmaces, todo el mundo me dice que soy más de pueblo que las bellotas, y es verdad. También es cierto que siempre me he sentido más cercana a la cultura española, incluso en Francia.

¿Cómo ha afectado la despoblación a tu vida?

Yo estoy encantada. Cuando veo a la gente que quiere repoblar, me parece fenomenal para ellos, pero yo estoy encantada con que aquí no haya nadie. [Según el INE, en 2021 Pálmaces de Jadraque contaba con una población de 44 habitantes].

No hay ningún servicio. Ni siquiera el médico. Aquí viene una hora a la semana, cuando viene. Y no avisa si no viene

Durante el confinamiento vino bastante gente a quedarse, precisamente porque aquí se podía respirar, pero no cambiaba mucho porque no nos veíamos. Solo nos vemos el lunes en el frutero, ese es el momento social donde nos saludamos: “¡Estás vivo! ¿Qué tal la semana?”. Si no, aquí… bueno, de una casa a otra nos saludamos, pero…

Que haya despoblación no solo implica que haya menos gente, sino que también afecta a los servicios.

Es caótico, no hay ningún servicio. Ni siquiera el médico. A veces veo en la televisión que dicen que el médico viene una hora al día y pienso, “qué suerte”. Aquí viene una hora a la semana, cuando viene, que no es siempre. Y, además, no avisa si no viene. Ayer le tocaba venir y puso un wasap a una persona del pueblo diciendo que está en Austria de vacaciones.

Precisamente en los pueblos donde hay gente mayor es donde debería haber médicos. Luego tenemos a la enfermera, que viene también una hora a la semana; se supone que tiene que venir uno el miércoles y la otra el viernes, para que al menos haya dos horas a la semana, pero la mayoría de las veces vienen juntos, cuando vienen. Y no hay forma de cambiar de médico, no sé cómo hacerlo.

Delibes escribió, en El camino, que “las calles, las plazas y los edificios no hacían un pueblo. A un pueblo lo hacían sus hombres y su historia”, lo que él llama “un modo propio y peculiar de vivir”. ¿La despoblación está haciendo desaparecer los pueblos al quitarles su gente y sus formas de vida?

Probablemente, porque desde luego ahora no vivimos como hace 40 años. Yo tengo internet –cuando no se va la luz, que ocurre cada dos por tres–, no trabajo en el campo, no me levanto a las cinco de la mañana para currar, no como habichuelas todos los días. No tiene nada que ver, al menos en mi caso. Hay otras personas aquí que sí viven una vida un poco más rural, que tienen ovejas, gallinas, huerto…

¿La gente que viene de fuera a pasar sus vacaciones en Pálmaces trae su forma de vida o se adaptan al ritmo del pueblo?

Sí, traen su ruido de Madrid. Tienen la ventaja de hacer aquí lo que no pueden hacer en Madrid. Los chavales están corriendo por la calle sin tener a los padres detrás. Los de 15 años se tiran toda la noche por ahí y no pasa nada… Pero, desde luego, el ruido lo traen de Madrid, porque aquí ruido no hay. Además, como esto es el pueblo y pueden hacer lo que les da la gana, lo hacen. 

Entonces la forma de vida del pueblo se va perdiendo, ese saber rural se pierde, ¿no?

Aquí no hay forma de salir si no tienes coche. Yo no tengo y no puedo salir de aquí, tengo que ir andando 5 km para poder moverme a cualquier sitio

Sí, eso pasa a medida que se van muriendo las personas mayores de los pueblos. Mi referencia histórica del pueblo era mi vecina, y murió el pasado octubre. Desde entonces, yo creo que se ha perdido el 90% de la memoria del pueblo. Ella se sabía todas las familias, los eventos importantes del pueblo, etc. Yo recuerdo lo que me ha dicho ella, poco, pero es que ella lo vivió. Eso ya se ha acabado.

¿Crees que existe el peligro de que, si se siguen perdiendo las costumbres rurales, Pálmaces quede únicamente como un lugar al que se va a pasar las vacaciones?

Bueno, aquí hay dos cosas que hacen que todavía el pueblo sea una piña: el Pinar, que es una asociación que coge todo el pueblo, y el triatlón, son cosas en las que el pueblo se reúne y actuamos juntos. Por ejemplo, el triatlón lo organizamos entre todos y de forma voluntaria, todos nos involucramos en una cosa u otra y nadie nos paga ni nada, es para que avance el pueblo.

Luego, El Pinar es que todo esto [de nuevo, señala hacia el paisaje que rodea la casa] pertenece al pueblo y hay una asociación que se creó hace unos 30 o 40 años, que hace que haya una reunión anual y, como es una cosa del pueblo, la gente sí participa. Vienen bastantes personas a las reuniones para saber lo que pasa en el pueblo y lo que se hace. Es la gente la que tira del pueblo. 

Si tuvieses la oportunidad de hablar con la persona que puede cambiar las políticas de gestión del medio rural, ¿qué le pedirías?

Tengo muy claro lo que pediría, tengo un programa electoral y pensaba presentarme en las elecciones en 2023.

Para la mayoría de la gente lo que hace falta es internet

Primero, que venga un autobús hasta el pueblo. Aquí no hay forma de salir si no tienes coche. Yo no tengo y no puedo salir de aquí, tengo que ir andando cinco kilómetros para poder moverme a cualquier sitio, y tengo que estar pidiendo favores cada dos por tres. El autobús se mete en pueblos donde no hay nadie, o sea que también podría hacerlo aquí.

Segundo, exigir un médico. Exigir, no pedir por favor que venga.

Y luego para la mayoría de la gente lo que hace falta es internet. Y aquí funciona un día sí y un día no. Mi casa no, no sé por qué, pero el resto del pueblo ha estado una semana entera sin internet, ni red de teléfono ni nada. La gente que ha estado aquí teletrabajando, como mi vecino, lo ha tenido imposible. 

La España rural también nos habla de huidas y regresos, de deseos familiares y de una memoria desahuciada por el desdén político. Es el caso de Katia Ruiz Jodra, que nació a muchos cientos de kilómetros del pueblo de su familia, de su pueblo, por culpa de la dictadura franquista. Hoy, de vuelta en sus...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí