1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

  292. Número 292 · Enero 2023

  293. Número 293 · Febrero 2023

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Lavorare con lentezza

La nostalgia de la rendición

¿No sería más razonable que los intelectuales orgánicos y los periodistas progres con talento definieran a la derecha como una amenaza contra la democracia en vez de tratar de matar por enésima vez a Podemos?

Pablo Iglesias 2/11/2022

<p>1984.</p>

1984.

J.R. Mora

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Algunos tuits envejecen en cuestión de horas, otros simplemente languidecen mal, incapaces de trascender a su propia coyuntura. Hay otros tuits que, por el contrario, son capaces de captar en unos pocos caracteres el sentido de época. Este del mes de marzo de Pablo Elorduy, coordinador de El Salto, es uno de esos tuits. Ya lo he citado otras veces: “Me gustaría pensar que se va a formar el cordón sanitario europeo que va a dejar fuera a los Vox, Salvini y Meloni, pero creo más bien que esos entrarán en el consenso de época y que lo que se quiere dejar fuera son los Corbyn, Mélenchon, Tsipras, Belarra”.

El tuit captaba con lucidez una lógica de funcionamiento político de Europa al calor de la invasión rusa de Ucrania que, desde entonces, no ha dejado de consolidarse. Hoy Meloni, que mantiene una afectuosa relación con Draghi, preside el Consejo de Ministros italiano aliada con Salvini y Berlusconi, y la izquierda europea soporta una grave división interna sobre cómo posicionarse frente a la guerra y a la OTAN.

Pero el espíritu de época europeo captado por Elorduy es también el espíritu de época que el reaccionarismo español ha logrado imponer ideológicamente en la provincia España, desde que Podemos amenazó, como ninguna izquierda había hecho antes, las bases del sistema político del 78. ¿A qué me refiero cuando digo que el reaccionarismo español ha impuesto ideológicamente ese espíritu de época? Pues, básicamente, a que se lo ha hecho tragar a la progresía mediática, a los sectores autodenominados liberales e incluso a una parte de la izquierda. El descubrimiento la semana pasada, por parte de esos sectores, de un Feijóo plegado a la caverna mediática madrileña y a Ayuso es una prueba más de lo que varios venimos diciendo y escribiendo (con caracteres cirílicos según algunos).

Los dos intelectuales orgánicos que le quedan al liberalismo y a la socialdemocracia española (La Vanguardia y El País) recibieron con alborozo la llegada de Feijóo a la presidencia del PP. Presentaron al hombre del yate del narco como un moderado hombre de Estado que vendría a restaurar una lógica de colaboración con el PSOE que devolvería la calma a las turbias aguas de la política española provocadas por el independentismo y por Podemos. La pluma más brillante de La Vanguardia, Enric Juliana, subido al don de la ebriedad que provoca esa poco recomendable exaltación del optimismo, inventó incluso una categoría política: la escuela Romay Beccaría. El viejo alto funcionario franquista, veterano de los gobiernos de Fraga que llegó a ministro con Aznar y a presidente del Consejo de Estado hasta 2018, se convertía así en una especie de híbrido entre Aldo Moro y Giulio Andreotti, que habría ejercido de maestro de Núñez Feijóo. Haberse formado en la escuela Romay Beccaría no solo garantizaría el pedigrí democrático de Feijóo sino también su fondo, sus formas y su tono de gran político. Su conocimiento de la obra de Orwell, demostrado el otro día, debería servir para que algunos se planteen si es posible ser un político de altura con un fondo de armario intelectual tan magro.

Admiro a Juliana porque tiene momentos de lucidez muy por encima de la media patria de plumas con columna fija en los dos grandes periódicos liberales que, de momento, resisten, pero, a veces, creanme, hay que tomarse la solemnidad y la finezza de Juliana con algo de humor. Si la nostalgia habitual de la izquierda añora las viejas batallas (ganadas las menos, perdidas las más), la nostalgia julianesca es pura nostalgia de la rendición. Del coronel Casado a los Pactos de la Moncloa pasando por la admiración a la monarquía, el pensamiento de Juliana es fundamentalmente una reivindicación política de la rendición y una cierta ingenuidad respecto a ciertas figuras de la derecha. El 3 de octubre de 2017, Juliana esperó un mensaje conciliador de Felipe VI e incluso que se solidarizara con los heridos del 1 de octubre ¿No ven que hay que tomárselo con humor? 

En su análisis sobre la llegada de Feijóo a la jefatura del PP, La Vanguardia y El País ignoraron el proceso que hizo posible su entronización. Se olvidaron de que el desafío de Casado a Ayuso provocó que se hicieran visibles, sin matices, los verdaderos jefes de la derecha española: los medios fachas de Madrid. Exactamente los mismos que, en la portada de El Mundo, el otro día, le recordaron a Feijóo que el CGPJ no se iba a renovar y que se quitara de en medio.

Los últimos han sido meses de blanqueamiento de Feijóo al mismo tiempo que de redoble de la presión contra Podemos. Los mismos medios que atacaron sin descanso a Podemos, valiéndose en más de una ocasión de las fake news fabricadas por las cloacas, los mismos que se opusieron a que Podemos entrara en el gobierno, volvían a sugerir que hay espacio para una izquierda liberal (y verde si les apetece y no molestan mucho) complementaria del PSOE y que pase por el aro de los consensos de régimen. Este 2022 ha presentado además en bandeja un gran consenso de régimen: la OTAN. Si estás dentro te sentarás en el plató de ARV. Si estás fuera, serás tildado de putinista.

Pocas horas antes de la espantada de Feijóo, en La Vanguardia, Pedro Vallín señalaba que la vampirización putinista y rojiparda que quien esto escribe y su podcast ejercen sobre Podemos, estarían llevando a la formación a un terreno “iliberal”. Atención, iliberal no son ni Feijóo ni la derecha judicial ni la mediática. Iliberal es Podemos por culpa mía y de La Base frente al neocarrillismo con sabor a magdalenas, apoyo sindical y cariño de La Sexta que atribuye la progresía a Yolanda Díaz y a sus aliados postPCE. ¡Qué vergüenza defender que Rosell vaya al CGPJ! Es mucho mejor reivindicar la nostalgia de la rendición una vez más, dónde va a parar. Se trata exactamente de la misma nostalgia de la rendición que reivindicaron cuando Podemos negociaba su entrada en el gobierno. Por seguir con los paralelismos italianos, si Romay Beccaría es de la escuela de Moro y Andreotti, a mi me tocaría ser de la escuela de Mario Moretti, brigadista asesino de inocentes democristianos. O traducido al Vallín vulgar; putinista, rojipardo, iliberal y con formas mafiosas.

La cuadratura del círculo llegaba con el artículo de otro de los periodistas progresistas más inteligentes de nuestro país: Nacho Escolar. Tras analizar con más lucidez que Juliana lo que es la derecha judicial y mediática de Madrid llegaba a una conclusión extraña: que el rey haga algo apoyándose en las indefinidas facultades de moderación y arbitraje que le da la Constitución. Lo que nos faltaba ya.

Y yo me pregunto ¿No sería más honesto describir con rigor a la derecha española? La derecha española, mediática, judicial, policial, militar y, en última instancia, política es reaccionaria y golpista. O si se quiere “iliberal”. ¿No sería más razonable que los intelectuales orgánicos de la democracia española y los periodistas progres con talento para escribir definieran de una vez a la derecha como una amenaza contra la democracia en vez de criminalizar y tratar de matar por enésima vez a Podemos? “Me rindo”, podría decir la camiseta de 198 que habrá de homenajear a Juliana y que sería un éxito de ventas. Ojalá algunos entiendan que la solemnidad de la rendición no aporta hoy nada a la defensa de la democracia liberal.

Algunos tuits envejecen en cuestión de horas, otros simplemente languidecen mal, incapaces de trascender a su propia coyuntura. Hay otros tuits que, por el contrario, son capaces de captar en unos pocos caracteres el sentido de época. Este del mes de marzo de Pablo Elorduy, coordinador de El...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Pablo Iglesias

Es doctor por la Complutense, universidad por la que se licenció en Derecho y Ciencias Políticas. En 2013 recibió el premio de periodismo La Lupa. Fue secretario general de Podemos y vicepresidente segundo del Gobierno.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

10 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. cbeng

    Complementario de La Base 2x29 y a modo de resumen, otra lección magistral de Pablito sobre el temita de los periodistos con sangre de horchata "liberales" y acollonaditos.

    Hace 2 meses 29 días

  2. manuel-avalos

    Tú te lo pierdes Avila20, si no llegaste aquí con el objetivo de aportar por el sostén de una información crítica y veraz pues eso, mejor te apartas. pipe49, es lo que pasa cuando te señalan el grano para distinguirlo de la paja, la ostia de realidad noquea y como que te hace pensar si no te estás pasando, mientras, te adelantan por la derecha. Nuestros ojos ven cómo se está gobernando en coalición, y cómo se toman medidas para defenderse de la agresión económico-social-mediática-judicial-política y geopolítica también, con un claro origen en podemos. Nuestros ojos lo perciben sin embargo nuestro cerebro lo edita y lo blanquea, influido por la cosa emocional que manipulan otros, y así estamos, atenazados en la cueva e incapaces de darnos la vuelta. Es momento de reaccionar, ahora estamos ahí, donde se cocina y se gobierna nuestra realidad social, hacen falta apoyos, sin ambajes y sin miedos, de frente y tomando posición clara, sin tibiezas. Estar aquí y un poco allá pues eso, a quién le sirve y de qué vale ?¿

    Hace 2 meses 29 días

  3. juan-ab

    Ignacio Escolar (director de diario.es) si le ha pedido al rey Felipe VI (o "Sexta", si prefieren) que haga algún tipo de intervención en la renovación del CGPJ (un poder del Estado secuestrado por el PP desde hace cuatro años) debe de ser porque todavía necesita convencerse de que el Borbón forma parte del problema. Cuando pase algún tiempo y nada haya cambiado, leeremos a Escolar pidiéndole al rey que se vaya a tomar el sol. Verán como sí... Por lo demás, otro certero artículo que nos abre un poquito más los ojos a lo que hay. Tan entretenidos nos tenían con las gominolas mediáticas, de colorines y formas variados, pero del mismo sabor.

    Hace 2 meses 29 días

  4. Avila20

    ¿Fernando Berlín es también pro OTAN? Desde luego acude a la mesa de ARV. Si es así : " la derecha como una amenaza contra la democracia " entonces ¿qué hay que hacer para defender la democracia cargarse a la derecha y construir una democracia solo con la izquierda? Sr. Iglesias, le he oído bastantes veces en los últimos tiempos reclamar un poder mediático de izquierdas y lo que sucede es que La Marea está a punto de cerrar y esta misma ctxt tiene número rojos de cierta importancia. ¿Está usted dispuesto a hacer algo al respecto? Yo, por de pronto, me acabo de dar de baja de ctxt.

    Hace 2 meses 29 días

  5. carlos3

    Creo que la izquierda podría reforzarse mucho a través de la autocrítica. Comparto la visión sobre la derecha, pero, hasta qué punto puede depender un movimiento progresista de que cambie la cúpula reaccionaria? Es posible que haya también actitudes reaccionarias dentro de la izquierda, que se amparan en consignas o en bellos ideales para permanecer al margen de cualquier cuestionamiento progresista? Me refiero a que, en las organizaciones políticas de izquierda, en mi opinión, podría haber una mentalidad participativa, que permita transmitir desde la base cualquier idea, hasta donde llegue, de acuerdo con los apoyos que reciba. También al despotismo que han ejercido las fuerzas de izquierda, o autodenominadas de izquierda, cuando han llegado al poder, a todos los detalles que nos hacen ver a quien está en los cuadros dirigentes como parte de la misma casta que la derecha, simplemente porque niegan o ignoran que abajo también se mueven ideas aprovechables.

    Hace 2 meses 29 días

  6. fguardo

    Creo que va siendo hora de clarificar posturas y posiciones entre los grupos de izquierda porque en apenas seis meses habrá elecciones mucipales y autonómicas en algunas CC.AA., y después las generales. Hay que poner las cartas sobre la mesa y plantear todo cara a cara sin intermediaciones mediáticas. Para convencer y tener posibilidades electorales se debe generar ilusión. Abandoné las redes sociales y los comentarios en otros medios porque me dejaba abatido el exceso de invectivas y de tópicos insultantes. Desde algunos medios pretenden una especie de harakiri de Podemos al juzgar que es un freno para ¿sumar?, lo que no se si es así, o simplemente un "quítate tu para ponerme yo" (con música, claro). ¿Hay posibilidades claras de elaborar candidaturas unitarias de izquierda que generen ilusión?.

    Hace 2 meses 29 días

  7. jmfoncueva

    Me repatea cómo la derecha se ha ido apropiando de la terminología de sus adversarios. En "Cien años de soledad", cuando Aureliano Buendía, todavía civil, contempla el vaciado de las urnas al final de una jornada de elecciones, tras el que son retiradas casi todas las papeletas rojas y son sustituidas por azules, afirma: "si hay que ser algo sería liberal -dijo-, porque los conservadores son unos tramposos". Liberal, popular (¡POPULAR!), libertad...Han ido afanando las palabras clave para usarlas como maquillaje, pues suenan mucho menos rancias que sus denominaciones más precisas (verbi gratia: conservadores). En cuanto a "Ayusoni", allá ellos. Creo que lo que todos sabemos que le falta a Fakejóo lo tiene ella en una bandejita de peltre en su mesita de noche, como esas balas que les extraen a los delincuentes en las películas. Salud, contextatarios.

    Hace 2 meses 29 días

  8. catymarm

    "Describir con rigor a la derecha española" qué bueno estaría eso, más no lo verán mis ojos.

    Hace 2 meses 29 días

  9. pipe49

    Pablo, se te nota mucho eso de que "cuando nosotros le damos una hostia a ellos, ellos sufren de cojones...". Juliana y Vallín han tomado posición, estar a buenas con quienes les pagan, y no hay que perder ni un minuto, ni energías en lamentarse, sino denunciarlo sin contemplaciones cuando toque. El despecho es mal consejero, ¡supéralo, hombre!

    Hace 3 meses 16 minutos

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí