1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

  292. Número 292 · Enero 2023

  293. Número 293 · Febrero 2023

  294. Número 294 · Marzo 2023

  295. Número 295 · Abril 2023

  296. Número 296 · Mayo 2023

  297. Número 297 · Junio 2023

  298. Número 298 · Julio 2023

  299. Número 299 · Agosto 2023

  300. Número 300 · Septiembre 2023

  301. Número 301 · Octubre 2023

  302. Número 302 · Noviembre 2023

  303. Número 303 · Diciembre 2023

  304. Número 304 · Enero 2024

  305. Número 305 · Febrero 2024

  306. Número 306 · Marzo 2024

  307. Número 307 · Abril 2024

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

latinoamérica

Socorrismo: experiencia feminista y acontecimiento político

Las labores de acompañamiento a mujeres que necesitan abortar cumplen diez años en Argentina y empiezan a extenderse por otros países latinoamericanos

Laura Rosso/ Irupé Tentorio 22/02/2023

<p><em>Sin título</em>. (Paula Rego). </p>

Sin título. (Paula Rego). 

En CTXT podemos mantener nuestra radical independencia gracias a que las suscripciones suponen el 70% de los ingresos. No aceptamos “noticias” patrocinadas y apenas tenemos publicidad. Si puedes apoyarnos desde 3 euros mensuales, suscribete aquí

El socorrismo es en Argentina un activismo feminista que acompaña a mujeres que decidieron interrumpir sus embarazos. Se trata de una articulación de colectivos heterogéneos que se extienden por todo el territorio argentino. Se denominan Socorristas en Red (feministas y transfeministas que abortamos) –en adelante, SenRed– y, desde hace más de diez años, brindan información siguiendo los protocolos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Desde sus inicios en 2012, y hasta la actualidad, el socorrismo estuvo signado por la presencia de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, sumado a alianzas y articulaciones construidas junto al sistema de salud, a la Red de Profesionales por el Derecho a Decidir, a la Red de Acceso al Aborto Seguro (REDAAS) y a otras redes de acompañantes de América Latina y el Caribe. 

El socorrismo ha sido impulsado en Argentina desde la Patagonia, por las integrantes de la Colectiva La Revuelta, en la provincia de Neuquén. Enlazadas en una red, acompañan a quienes quieren abortar, trazando un camino para lograr que el aborto, además de legal –tal como se consiguió en Argentina el 30 de diciembre de 2020– sea libre y cuidado. 

El 24 de enero de 2021, entró en vigencia la Ley 27.610 de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), sin embargo el socorrismo todavía mantiene un alto volumen de acompañamientos. Sobre esto Ruth Zurbriggen, socorrista y fundadora de La Revuelta, Neuquén, dice: “Queremos extender la ley más y más, hacer vivir su texto en toda su magnitud y densidad para que la vivencia del aborto no sea algo vergonzante e indigno”. 

A lo largo de estos diez años, Socorristas en Red diseñó estrategias que se sostienen en acuerdos políticos y colectivos, para que más mujeres accedan a abortos cuidados a través del uso de medicación. También, desarrollaron sus propias herramientas y, desde 2015, toman datos, los sistematizan y socializan. Así es como registran cada acompañamiento que realizan y recaban información contundente. Por ejemplo, desde 2014 y hasta 2021 inclusive, hubo 69.152 mujeres que acudieron a los talleres, en diferentes provincias argentinas, donde se les brindó información sobre los usos seguros de la medicación para abortar. Este registro, publicado en junio de 2022 en la web socorrista, indica que hasta la actualidad, en el sistema comunitario de salud (autogestionado) los acompañamientos fueron en total 49.975. 

El socorrismo entiende que en la salud está la posibilidad de resolver los problemas que se presentan, y también en la búsqueda por atender la singularidad de cada persona a la que acompañan. En ese sentido, un aborto por vía comunitaria implica la autogestión de ese proceso sin pasar necesariamente por el sistema de salud formal.

¿Cuáles son las estrategias pilares de este acompañamiento? Quien quiere abortar se comunica telefónicamente al número de la línea pública de cada localidad. Se concreta un encuentro en el que se brinda información y luego cada persona se lleva un número de contacto de la socorrista que estará a cargo de su acompañamiento durante el proceso del uso de la medicación. Ese seguimiento continúa telefónicamente hasta que finaliza el proceso del aborto. Las mujeres y otras personas con posibilidad de gestar abortan con mifepristona y misoprostol, o con misoprostol solo. El momento final arriba con el control médico postaborto y, si quien aborta lo considera necesario, con profesionales que garanticen el cuidado de la salud y les brinden información sobre métodos anticonceptivos. “Queremos promover el acceso a la información y a los cuidados posibilitando la autonomía”, señala Belén Grosso, socorrista de la colectiva La Revuelta, desde Neuquén.

De estos llamados que buscan acompañamiento para abortar, muchos son de niñas y adolescentes, que con la urgencia de tener información sobre cómo abortar, se comunican con las socorristas. En Argentina, desde el año 2006, existe la Ley de Educación Sexual Integral (ESI), que obliga a las escuelas públicas y privadas a que se dicten de manera integral estos contenidos. Pero, a pesar de ello, en la actualidad no se cumple en su totalidad en todos los establecimientos educativos. Es decir, que muchos de los llamados y talleres que se llevan a cabo, además de ser contenedores, son también pedagógicos. Así fue como en 2019, luego de que en 2018 Argentina diera su primer debate político sobre el derecho al aborto y por el volumen de llamados que recibían de adolescentes, SenRed generó estadísticas focalizadas en embarazos de niñas y adolescentes, registrando que hasta el 2021 inclusive, un total de 441 adolescentes y niñas se contactaron con socorristas. De ese registro surgió que 337 menores abortaron acompañadas. María Elena Ale, socorrista de la provincia de Entre Ríos, señala: “Desde el socorrismo ponemos en el centro el cuidado de la vida y de la salud para que los abortos se lleven a cabo desde el acompañamiento feminista, sin culpas y sin miedos”. 

La legalización en Argentina no dejó inactiva la práctica del socorrismo, sino que, muy por el contrario, los llamados aumentaron porque es sabido que una ley no destierra las malas prácticas aunque su texto y su protocolo apunten a eso. Para SenRed, la apuesta sigue siendo hacer del acompañamiento una práctica política para cambiar el modo en el que los abortos son percibidos socialmente. “Ahora explicamos cómo se deben enfrentar las barreras de las estructuras públicas y seguimos con nuestra idea de acompañar en el aborto: escuchar y ayudar en una práctica de empatía y apoyo emocional sin prejuicios ni vergüenza”, explica Belén Grosso, desde Neuquén.

Existen diversas problemáticas para acceder a un aborto seguro en algunos territorios de Argentina (especialmente en las provincias del norte de país, cuyo personal de salud muchas veces se declara objetor de la práctica), que se suman a la poca información sobre la nueva ley (IVE), a la falta de educación sexual, a la vulnerabilidad de ciertas poblaciones y los problemas en algunas fronteras por las que llegan migrantes para abortar en Argentina. Esos son algunos de los desafíos que esta red tiene que sobrellevar para acompañar. Los datos más recientes, publicados digitalmente en junio de 2022, en el Informe de Sistematización de Acompañamientos a Abortar, mencionan que los acompañamientos en el sistema de salud formal fueron de un total de 10.547. Esas personas han sido acompañadas por integrantes de SenRed, a quienes además se les sugirió dónde acudir para que se encuentren con profesionales garantistas del derecho y –en la medida de lo posible– con compromiso de atenciones humanizadas e integrales. 

Desde SenRed señalan que las personas abortan más allá de la situación socioeconómica, de las creencias religiosas y de tener hijos/as con anterioridad. 

Con la aprobación de la Ley de Identidad de género en 2012, se empezó un trabajo de concientización en la sociedad sobre la convivencia con otras identidades sexuales y esto implicó desafíos importantes dentro del sistema de salud formal y la comunidad LGBTIQ+. Por eso, SenRed consideró incluir estadísticas sobre quienes abortan teniendo en cuenta la identidad de género autopercibida y, también, incluyó a aquellas personas con alguna discapacidad, en relación a sus derechos sexuales y reproductivos. Esto ha sido de vital importancia para poner el tema en la agenda pública y para impulsar los cambios legales, políticos, sociales y culturales necesarios para garantizar el pleno cumplimiento de estos derechos. El sentido de este desglose ha sido para comunicar que no solamente las mujeres cisheterosexuales y sin disfuncionalidades son quienes abortan, y que existe un interés por visibilizar la autopercepción de género y la discapacidad. De ahí que el último informe arrojó que de un total de 13.405 mujeres que abortaron, 28 fueron personas que se autopercibían como de ningún género, cinco lesbianas, 23 no binaries y 11 varones trans, mientras que 23 personas marcaron la categoría “otros”. Sobre el ítem de discapacidad, se supo que sobre un total de 13.502 personas que participaron de talleres de acompañamiento, 106 refirieron tener alguna discapacidad. 

Red Compañera en América latina

En varios países de América Latina y el Caribe la situación para transitar un proceso de aborto es aún ilegal (o solo legal por causales) y además está penalizado. Por esta situación, en mayo de 2021, activistas de toda Latinoamérica y el Caribe lanzaron públicamente La Red Compañera. Se trata de una red que se encuentra en 15 países en donde 21 agrupaciones –algunas públicas y visibles y otras no tanto– promueven el acceso a la información y a los cuidados posibilitando la autonomía de quienes necesitan abortar, y generando, además, conocimiento e incidencia en la práctica concreta.

La Red Compañera permite un hacer colectivo entre grupos de Chile, México, Argentina, Uruguay, Colombia, Ecuador, Bolivia, entre otros. 

América Latina es el segundo continente a nivel mundial con la mayor tasa de embarazos en niñas y adolescentes. Gran parte de estos embarazos son producto de violaciones intrafamiliares, fundamentalmente en niñas menores de 15 años. Ecuador está entre los países con índices más altos de embarazo adolescente de América Latina. Según el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC), entre 2009 y 2016, 17.448 niñas menores de 14 años fueron obligadas a parir como consecuencia de una violación. Sólo en el 2020, la cifra llegó a 3.000. En Perú el aborto es ilegal salvo en caso de amenaza de la vida o la salud de la persona gestante, que es conocido como aborto terapéutico y fue sancionado en 1924. El Código Penal del país expresa que quien se practique un aborto inducido puede tener una pena de hasta dos años de prisión. Sin embargo, aunque el aborto terapéutico está permitido legalmente, en la práctica se presentan trabas para acceder a este derecho, lo que lleva a que las mujeresaborten de forma insegura poniendo en peligro su vida. En Brasil el aborto es considerado un crimen en casi todos los casos y es difícil acceder a través del sistema de salud. La legislación vigente de ese país señala que el aborto no es punible si corre grave riesgo la vida de la mujer, si el embarazo es producto de una violación o si “el feto es portador de anencefalia”, una malformación cerebral congénita, en ese caso, sin límites de semanas de gestación.

El derecho al aborto sigue siendo un punto de tensión incluso en aquellos países donde está legalizado. Sin embargo, sea legal o no, las mujeres abortan y en esa decisión es importante poder estar acompañadas/es. Por eso, tanto Socorristas en Red como las demás colectivas que integran la Red Compañera en América Latina y el Caribe, existen y trabajan en esa perspectiva. 

—-----------------------

Socorristas en Red https://socorristasenred.org/

Red compañera: https://redcompafeminista.org/ 

Colectiva La Revuelta, Neuquén  http://larevuelta.com.ar/ 

El socorrismo es en Argentina un activismo feminista que acompaña a mujeres que decidieron interrumpir sus embarazos. Se trata de una articulación de colectivos heterogéneos que se extienden por todo el territorio argentino. Se denominan Socorristas en Red (feministas y transfeministas que abortamos) –en...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autora >

Laura Rosso/

Autora >

Irupé Tentorio

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí