1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

  292. Número 292 · Enero 2023

  293. Número 293 · Febrero 2023

  294. Número 294 · Marzo 2023

  295. Número 295 · Abril 2023

  296. Número 296 · Mayo 2023

  297. Número 297 · Junio 2023

  298. Número 298 · Julio 2023

  299. Número 299 · Agosto 2023

  300. Número 300 · Septiembre 2023

  301. Número 301 · Octubre 2023

  302. Número 302 · Noviembre 2023

  303. Número 303 · Diciembre 2023

  304. Número 304 · Enero 2024

  305. Número 305 · Febrero 2024

  306. Número 306 · Marzo 2024

  307. Número 307 · Abril 2024

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

análisis

Las primarias de Damocles

Si el proceso está bien construido, la movilización que produce puede servir de lanzadera para las elecciones a las que precede. Pero cuidado si se utiliza como un arma táctica, dirigida sólo a obtener cuotas de poder

Francisco Jurado Gilabert 3/05/2023

<p><em>La espada de Damocles</em> (1812). <strong>/ Richard Westall</strong></p>

La espada de Damocles (1812). / Richard Westall

En CTXT podemos mantener nuestra radical independencia gracias a que las suscripciones suponen el 70% de los ingresos. No aceptamos “noticias” patrocinadas y apenas tenemos publicidad. Si puedes apoyarnos desde 3 euros mensuales, suscribete aquí

Las primarias se popularizaron en España a partir de 2014, a través de partidos nuevos como Podemos o Ciudadanos, y de las candidaturas municipalistas que concurrieron a las elecciones de 2015. Hasta ese momento, los partidos clásicos habían tirado de otros métodos de elaboración de listas, como la elección por delegados o, directamente, las designaciones a dedo.

Las primarias se presentan como un mecanismo democrático que permite, a las bases de un partido, participar en la conformación de sus órganos y sus candidaturas. Además, se les atribuyen otras propiedades, como la posibilidad de seleccionar a los mejores perfiles o, simplemente, a personas independientes de los aparatos que, de otra forma, no tendrían opción de alcanzar esos puestos. Sin embargo, no existe un único modelo de primarias y, en función de cómo se configuren algunos parámetros, los objetivos anteriormente descritos pueden someterse a otros intereses no tan relacionados con la democracia o la meritocracia.

El primer parámetro al que hay que atender es al censo, que puede ser desde abierto del todo (cualquier persona puede inscribirse y participar) hasta limitado (a las personas afiliadas, al pago de una cuota…). La segunda variable tiene que ver con el formato de las candidaturas, que pueden presentarse en listas o individualmente. Además, si se opta por la presentación de listas, éstas pueden estar desbloqueadas (lo que permite elegir candidatos de listas diferentes) o bloqueadas (sólo se puede elegir una de ellas). Otro factor que influye, sobre todo en el formato de listas, más aún si están bloqueadas, es la presencia de liderazgos fuertes, cuya influencia favorecerá la elección del resto de personas candidatas asociadas a su lista. Por último, un parámetro determinante es la fórmula que se utiliza para el escrutinio de los votos, a la hora de asignar los puestos en liza, que puede ser de corte proporcional o, por el contrario, favorecer a las opciones mayoritarias.

Como se puede comprobar, cuando se habla de “primarias abiertas”, en abstracto, no se está concretando ningún modelo. Apenas se está deslizando uno de los muchos parámetros que configuran este tipo de procedimientos. Pero es que, además, existen otros factores coyunturales que hay que tener en cuenta para analizar un proceso de primarias concreto. Por ejemplo, no es lo mismo la celebración de unas primarias dentro de un partido que dentro de un espacio político conformado por varias organizaciones. En este segundo caso, las organizaciones minoritarias, con bases más pequeñas, tendrán mucha dificultad para salir representadas, a menos que se implementen criterios correctores que favorezcan una lista plural.

Por otra parte, el contexto político también importa. En 2014-2015, por ejemplo, vivíamos en un boom de movilización, que favorecía una amplia participación de la sociedad en los procesos internos de los partidos, sin duda, debido a la activación social que produjo el 15M. Por contra, hoy día nos encontramos en un momento de “reflujo”, con unos niveles de participación política mucho más bajos, donde la desafección hacia los partidos políticos ocasiona que sólo la militancia más activa se movilice para participar.

Hoy nos encontramos con unos niveles de participación política mucho más bajos, donde la desafección hacia los partidos ocasiona que sólo la militancia más activa se movilice  

Finalmente, no hay que pasar por alto otro detalle. La militancia de un partido es, a fin de cuentas, una pequeña parte de su electorado potencial, caracterizada por ser más activa, por estar más politizada e ideologizada o por sentirse más apegada a los símbolos y lenguajes propios del marco ideológico donde se encuadra el partido. El electorado medio, sin embargo, se suele situar en una posición más centrada, si lo representamos en el eje clásico izquierda-derecha. En otras palabras, la militancia es un cuerpo más homogéneo e identitario, mientras que el electorado es más flexible y ecléctico.

A estos factores habría que añadir uno más, de corte conductual y de base neuropsicológica. Según los parámetros explicados, de aquellos que se escojan para la configuración de unas primarias dependerá el grado de competitividad en el que se desarrolle el proceso. Y esto es importante, no sólo para el resultado aritmético de la elección, sino para la construcción y el devenir del propio partido/espacio. Me explico.

La militancia es un cuerpo más homogéneo e identitario, mientras que el electorado es más flexible y ecléctico

No es lo mismo un partido de reciente creación, sin corrientes internas enfrentadas, donde se hacen unas primarias con candidaturas individuales y censo abierto, que un espacio político con partidos que compiten entre sí, con tensiones y enfrentamientos arrastrados, con liderazgos fuertes, donde se realizan unas primarias en formato de listas. En el primer supuesto, se aventura un grado de competitividad reducido, donde la elección pivotará, presumiblemente, sobre las cualidades y características de las personas candidatas. En este caso, retomar una senda cooperativa, camino a las elecciones, no se antoja complicado. El segundo supuesto es más peliagudo. No hace falta ser un genio de la política para aventurar que el grado de competición será extremo, lo que puede llegar a tensar mucho las relaciones entre las diferentes organizaciones que compiten, incluyendo sus militancias. Es muy plausible que la línea discursiva, para imponerse en las primarias, no se limite a una exposición propositiva y que contenga, además, una buena dosis de crítica hacia los adversarios. Además, la retórica preprimarias tenderá a adecuarse a las características de la militancia más activa que, como ya hemos advertido, es más identitaria, homogénea y compacta que el electorado. Esto, hacia afuera, puede suponer una exposición pública de mensajes y perfiles tan escorados que corran el riesgo de perder la sintonía con ese electorado medio potencial.

Durante procesos competitivos, ya sean primarias, elecciones, oposiciones o eventos deportivos, los cerebros de las personas que compiten experimentan un aumento significativo de los niveles de cortisol (la hormona del estrés) y de testosterona (una hormona muy asociada a la competición). Según el resultado de la competición, la parte vencedora recibirá una descarga de dopamina, como sistema de recompensa neuronal. Por el contrario, la parte perdedora aumentará, aún más, sus niveles de cortisol, experimentando sentimientos de tristeza, frustración y rabia. 

Una gestión inadecuada de las emociones derivadas de esos procesos competitivos puede contribuir a empeorar el clima de cohabitación y cooperación dentro del espacio

Estos procesos neuroquímicos no son inocuos para las organizaciones políticas. Se supone que, tras un proceso de primarias, una vez conformadas las listas electorales, todos los actores partícipes tienen que volver a remar conjuntamente, para encarar una cita electoral o, simplemente, para mantener la actividad ordinaria de la organización. Una gestión inadecuada de las emociones derivadas de esos procesos competitivos puede contribuir a empeorar el clima de cohabitación y cooperación dentro del espacio. Si, además, esas relaciones internas ya venían deterioradas por la competición previa o por confrontaciones pasadas, será tremendamente complicado suturar esas brechas afectivas y emocionales.

Tampoco hay que olvidar que todo ese proceso, aunque sea interno, se proyectará hacia afuera, hacia el electorado. La imagen de enfrentamiento y división, así como la ilusión (o falta de esta) que se perciba en los actores implicados, generarán un efecto en la opinión pública y se amplificará a través de los medios de comunicación.

Por todo lo expuesto, la decisión de celebrar primarias y, sobre todo, qué tipo de primarias se van a celebrar, se debe meditar con tiempo, paciencia y mucho diálogo. Con unas primarias en el horizonte, las dirigencias de las organizaciones implicadas deben calibrar hasta qué punto de confrontación se puede llevar esa competición, siendo conscientes y responsables a la hora de valorar las grietas internas que estos procesos pueden abrir.

Las primarias pueden ser una gran herramienta de legitimación de una candidatura. Es más, si el proceso de primarias está bien construido, la movilización que produce puede servir de lanzadera para las elecciones a las que precede. Pero, cuidado si las primarias se utilizan como un arma táctica, dirigida sólo a obtener cuotas de poder. Cuidado si se realizan como un fetiche, sin adecuar sus parámetros al escenario en el que se implementan. Entonces, las primarias pueden resultar más una amenaza que una potencialidad, destrozando y condenando la interna del espacio político que se pretende impulsar. 

--------------------

Francisco Jurado Gilabert es jurista y doctor en Ciencia Política. Es el responsable de organización de Más País Andalucía.

Las primarias se popularizaron en España a partir de 2014, a través de partidos nuevos como Podemos o Ciudadanos, y de las candidaturas municipalistas que concurrieron a las elecciones de 2015. Hasta ese momento, los partidos clásicos habían tirado de otros métodos de elaboración de listas, como la elección por...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Francisco Jurado Gilabert

Fue asesor del grupo parlamentario de Podemos en Andalucía. Es Jurista e investigador en el Instituto de Gobierno y Políticas Públicas (IGOP) de la Universidad Autónoma de Barcelona. Especializado en campos como la tecnopolítica, el proceso legislativo y la representación. Activista en Democracia Real Ya, #OpEuribor y Democracia 4.0. Autor del libro Nueva Gramática Política (Icaria, 2014). 

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

9 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. juan-ab

    Esta mañana en el autobús, a punto ya de bajarme, oí que una mujer le decía a su acompañante (ambos de unos 35 años, iban sentados en los asientos próximos a la puerta): "Lo que tendría que hacer Yolanda Díaz, y yo creo que le aportaría credibilidad y que de alguna manera cambiaría esa imagen de "yo me lo guiso y yo me lo como", sería reconocer de alguna manera que se ha precipitado con la presentación de Sumar en Magariños, que no estaba del todo maduro, además de inoportuno por lo de las elecciones de mayo, y que por lo tanto abre un paréntesis, apoya con todo a su formación política en dichas elecciones, y ya luego de inmediato reinicia el proyecto con la consideración debida a Podemos." ¡Qué ganas me dieron de continuar el viaje para seguir escuchando a aquel par de prometedores ilusos!

    Hace 11 meses 18 días

  2. cmvjulio

    Por eso no tiene sentido declinar una invitación si no hay compromiso de primarias. Las primarias no son el problema. Se harán y deberán servir para unir, no para separar. Clarificador artículo.

    Hace 11 meses 19 días

  3. josevht

    Francisco Jurado, la abundante exposición de pros y contras de unas primarias, se parece más a "se una buena persona, pero no seas tonta". No pueden ser tan complicadas unas primarias con los matices que tu quieras, porque cualquier otra opción es asegurar sillones ya reservados para los "nuestros". El proyecto de Sumar es complejo en si mismo, no hay que complicarlo más. Entiendo que dado que tú perteneces a Mas Pais, que tiene menos implantación a nivel nacional, que otros partidos como Podemos, tengas miedo a que este partido u otro de más implantación impongan sus tesis. No te dejes llevar por el carnet del partido. Saludos.

    Hace 11 meses 19 días

  4. pealgato

    Cuánta engolada tontería

    Hace 11 meses 20 días

  5. juan-ab

    Damocles tenía tanto como tantos hombres soñaron con llegar a tener, pero quería más. Quería el poder. Entonces sí se daría por satisfecho. Pero entonces vio la espada... Damocles desistió ante la visión de su cabeza rodando. Pero ¿qué cabeza podrían cortar una elecciones primarias abiertas? ¿La de Yolanda Díaz? Esto no se lo cree usted ni a tope de oxitocina. ¿La de Errejón, quizá? Esto tal vez sí le suba el cortisol. Tenemos unas elecciones importantísimas dentro de veinticinco días. El ayuntamiento de Madrid, pero sobre todo la Comunidad de Madrid, como usted sabe, son cuanto Damocles desearía (de momento). Pero vio la espada y se contuvo. Errejón, no. Prefiere una pírrica victoria con tal que le dé alguna ventaja a la hora de Sumar, a aceptar una lista conjunta que podría poner en riesgo el gobierno de Ayuso. Y tendremos que ir preguntándonos que si en Madrid (también en la Comunidad Valenciana) unos se permiten la soberbia hasta el punto de correr el riesgo, casi cierto, de dejar en manos de los ultras ambos gobiernos, ¿por qué algunos periodistas, analistas, opinadores, especialistas... se empeñan -unos con el dedo índice, otras con más sutilezas- en señalar únicamente a Podemos como posible máximo responsable de lo que pueda suceder -dentro de siete meses- en las próximas elecciones generales? Como usted, señor Jurado, que a modo de saltimbanqui se va a diciembre sin tocar mayo, cuando como responsable de organización de Más País de Andalucía (como para estar contentos, ¿eh?) podría habernos dicho tantas, tantas cosas de la situación en Madrid que han creado.

    Hace 11 meses 20 días

  6. jordi-riera-selas

    Una explicación muy didáctica, pero no puedo evitar opinar lo mismo que antonio-gonzalez-alvarez. Si no tienen la generosidad suficiente como para llegar a un acuerdo, ni el valor como para presentar unas primarias abiertas ¿Que hacemos? ¿Le regalamos el gobierno al PPVOX como ya han hecho en Andalucía o Madrid y posiblemente dentro de poco en Valencia? Basta ya de tanta hipocresía y empiecen a arrimar el hombro.

    Hace 11 meses 20 días

  7. manuel-avalos

    También podéis sentaros a negociar esas primarias. Ponerse a pontificar sobre lo que significan, pueden o no pueden aportar, sin haberse sentado a debatir esta u otras propuestas con los que las proponen pues en fin... está claro el mensaje, a qué tanta retórica. Hay una verdad enorme y manifiesta aquí y es Podemos, su trabajo se respira y se palpa diariamente, con resultados óptimos. Tenemos una fuerza política capaz de sacudir las alfombras de este país después de tantos años de saqueo, excesos y corrupción, a qué viene ponerle obstáculos a eso.

    Hace 11 meses 20 días

  8. antonio-gonzalez-alvarez

    Llevan ustedes dos años "debatiendo" y hablando de a "qué huelen las nubes" en ese proceso de "escucha para sordos" y no se les había ocurrido ni sumar a la mayor fuerza de izquierda del país, ni celebrar primarias, ni elegir cuadros de mando, ni presentarse a las autonómicas, ni presentar un programa político. Qué ofrecen ustedes a parte de sonrisas e ineficacia para parar el golpe a la democracia que estamos viviendo? Son ustedes una rémora. Su lentitud, indecisión y falta de valentía ha dado alas a una derecha antes agonizante. Su mala gestión en Andalucía ha condenado a Doñana y su negativa a la unión en Madrid, clave para el control de las cloacas, otorgará la mayoría absoluta a Ayuso y hundirá definitivamente la sanidad pública. Recapaciten y acepten primarias. Dejen sus egos de "intelectual apoltronado de izquierdas" a un lado y permitan que la gente vote.

    Hace 11 meses 20 días

  9. fpg999

    Otra cosa, no, pero verborrea, mucha.

    Hace 11 meses 20 días

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí