1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

  292. Número 292 · Enero 2023

  293. Número 293 · Febrero 2023

  294. Número 294 · Marzo 2023

  295. Número 295 · Abril 2023

  296. Número 296 · Mayo 2023

  297. Número 297 · Junio 2023

  298. Número 298 · Julio 2023

  299. Número 299 · Agosto 2023

  300. Número 300 · Septiembre 2023

  301. Número 301 · Octubre 2023

  302. Número 302 · Noviembre 2023

  303. Número 303 · Diciembre 2023

  304. Número 304 · Enero 2024

  305. Número 305 · Febrero 2024

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Unión Europea

Von der Leyen sin control

La presidenta de la Comisión decidió visitar Israel y apoyar a Netanyahu con declaraciones contrarias a la postura oficial de la UE, lo que ha encendido las alarmas en Bruselas

Idafe Martín Pérez Bruselas , 15/10/2023

<p>Rueda de prensa de Von der Leyen y Netanyahu tras su encuentro del 13 de octubre. / <strong>Comisión Europea (Youtube)</strong></p>

Rueda de prensa de Von der Leyen y Netanyahu tras su encuentro del 13 de octubre. / Comisión Europea (Youtube)

En CTXT podemos mantener nuestra radical independencia gracias a que las suscripciones suponen el 70% de los ingresos. No aceptamos “noticias” patrocinadas y apenas tenemos publicidad. Si puedes apoyarnos desde 3 euros mensuales, suscribete aquí

Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, vuela sin control. El ataque terrorista de Hamás en el sur de Israel y la respuesta israelí en forma de bombardeos indiscriminados y una posible invasión terrestre pusieron a las instituciones europeas en tensión. La conocida como ‘posición común’ europea no es exactamente equidistante de las partes, pero intenta mostrar cierta imparcialidad.

Los ministros de Exteriores la recordaron la semana pasada: Europa condena el terrorismo y defiende el derecho de Israel a la legítima defensa, pero advierte siempre a Tel Aviv del debido respeto al Derecho Internacional Humanitario y a las resoluciones de Naciones Unidas que exigen la creación de un Estado palestino en las fronteras de 1967. Israel hace oídos sordos y la Unión Europea no va más allá, por ejemplo con la imposición de sanciones, pero el mensaje oficial es claro y no ha cambiado en años.

No es ningún secreto que los europeos mantienen mejores relaciones con Israel y la culpa histórica del Holocausto es la principal razón, pero saben que si quieren conservar cierta influencia en la región deben parecer lo menos parciales posibles. Además, los países europeos tienen intereses estratégicos en la región que pasan por mantener buenas relaciones con los vecinos de Israel: principalmente lucha contra el terrorismo, lucha contra la inmigración irregular y seguridad de suministros energéticos.

El estallido violento del sábado 7 de octubre hizo que se recordaran esos intereses y que, con matices, los mensajes de unos y otros gobiernos, desde los socialistas del sur (España, Portugal o Malta) y del norte (Dinamarca y Alemania) hasta conservadores democristianos (Finlandia o Suecia) pasando por la extrema derecha italiana o húngara, fueran relativamente similares. Todos se basaban en decisiones oficiales de consejos de ministros de Exteriores europeos de 2014 y 2016. Hasta que llegó Von der Leyen.

La presidenta de la Comisión Europea viajó el viernes a Israel sin mandato de los ministros de Exteriores. Primer error. En Israel se reunió con el presidente Herzog y con el primer ministro Netanyahu. Esa segunda reunión, en la que recordó sólo una parte de la ‘posición común’ europea (lucha contra el terrorismo de Hamás) y obvió recordar que Israel, si quiere ser tratado como una democracia, no puede actuar como un grupo terrorista bombardeando sin control a civiles y arrasando infraestructuras vitales porque eso viola la normativa internacional, encendió las alarmas en Bruselas. Segundo error. Para agravarlo dijo que Israel es “la línea de frente entre la civilización y la barbarie”, sin distinguir explícitamente entre Hamás y el pueblo palestino. Esa postura chocaba de frente con la de los ministros de Exteriores, que a su reunión del pasado lunes invitaron tanto a su homólogo israelí como al palestino.

Von der Leyen se otorgó a sí misma competencias en la dirección de la política exterior de la Unión que los tratados no le conceden

Von der Leyen, al no repetir la postura oficial de la Unión Europea, violó esa ‘posición común’. Además, se otorgó a sí misma competencias en la dirección de la política exterior de la Unión que los tratados no le conceden. Este tercer error, tal vez el menos llamativo de cara al exterior, fue el que más estupefacción provocó en Bruselas. Sin que nadie saliera a cerrarle la boca porque las cosas en las instituciones comunitarias no se hacen así, sí hubo claras señales de malestar, incluso en su familia política.

El Partido Popular Europeo, del que forma parte la CDU alemana, partido de Von der Leyen, emitió un comunicado de prensa recordando esa postura europea. El PPE parecía ahí más cercano a Borrell que a la presidenta de la Comisión. Algunos gobiernos se vieron en la necesidad de emitir la noche del viernes comunicados que replicaban esa postura europea. Cada mensaje nuevo era una desautorización del movimiento de Von der Leyen.

Un diplomático escandinavo me contaba el sábado que la postura de la presidenta de la Comisión “no representa ni a la propia Comisión ni a los Estados miembro porque no diferencia entre Hamás y el pueblo palestino y porque apoya sin condiciones a Netanyahu”. Ese diplomático contaba también que la postura de Von der Leyen dañaba la credibilidad europea en Ucrania, donde los 27 siempre han condenado como crímenes de guerra los ataques rusos contra población civil e infraestructuras esenciales.

La enviada de Naciones Unidas para los derechos humanos en Palestina, la diplomática Francesca Albanese, recuperó un tuit de Von der Leyen de octubre de 2022 contra Rusia que podría aplicarse a Israel sin mover una coma. Una forma de señalar a la alemana que la exigencia de respeto al derecho internacional debe ser igual para todos.

Mientras, la ministra de Exteriores belga, Hadja Lahbib, publicaba un tuit a primera hora de la mañana del sábado en el que se ponía del lado de Borrell y del secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, que habían dicho que era imposible evacuar a un millón de personas del norte de Gaza en 24 horas como había exigido Israel.

Otro diplomático contaba que Von der Leyen se había mostrado incluso más parcial que Estados Unidos. El secretario de Exteriores estadounidense, Antony Blinken, había viajado el viernes a Tel Aviv, pero dentro de una gira por varios países árabes en la que había incluido una reunión con el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas.

La presidenta de la Comisión empezó a rectificar el sábado por la tarde cuando el ruido de las críticas era ensordecedor

Había además consecuencias prácticas. La postura de Von der Leyen podía poner en peligro a diplomáticos europeos en la región, a personal humanitario europeo y, sobre todo, a los europeos residentes en Gaza y a los secuestrados por Hamás.

Von der Leyen empezó a rectificar el sábado por la tarde cuando el ruido de las críticas era ensordecedor. Primero anunció que triplicaba la ayuda de la Comisión Europea a los civiles de Gaza hasta 75 millones de euros este año. Lo hizo en Twitter. Poco después, en el comunicado de prensa, dijo por primera vez que Israel tenía derecho a defenderse “con pleno respeto al derecho humanitario internacional”.

La postura de Von der Leyen se explica por varios factores. Primero, por esa culpabilidad histórica alemana, que hace que, gobierne quien gobierne en Berlín, Alemania siempre sea uno de los países europeos más alineados con Israel. Pero en Bruselas hay voces que van más allá y piensan en las elecciones alemanas de otoño de 2025. Según ese razonamiento, Von der Leyen no busca un segundo mandato como presidenta de la Comisión sino liderar a la derecha alemana en las urnas. Una mala copia de Angela Merkel.

Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, vuela sin control. El ataque terrorista de Hamás en el sur de Israel y la respuesta israelí en forma de bombardeos indiscriminados y una posible invasión terrestre pusieron a las instituciones europeas en tensión. La conocida como ‘posición común’ europea...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Idafe Martín Pérez

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

5 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. antonio-perez-herrera

    Los yanquis son los mayores terroristas del planeta y Europa, España son otros terroristas contra el pueblo palestino. Cómo Europa siga lamiendo el culo a los yanquis, nos haremos como ellos, capitalistas despiadados.

    Hace 4 meses 8 días

  2. pedrobox

    Mientras hayan organizaciones, partidos y particulares que igualen a victimas y asesinos no puede haber ni paz ni justicia. Israel es un estado terrorista y lleva 75 años practicando su política de apartheid, crímenes y terrorismo sin que la llamada "comunidad internacional" se haya dado por enterada. Yo no creo que, moralmente, deba condenar el grito de dolor, angustia y desesperación que significaron los ataques de Hamas.

    Hace 4 meses 8 días

  3. jose-miguel-llopis-narbona

    Gran acierto de CTXT el contar con Idafe Martín. Como suscriptor, espero leerlo muy a menudo.

    Hace 4 meses 8 días

  4. juan-ab

    Llamamiento a la UAM: Con Palestina, NO al genocidio de Gaza. Miembros de la comunidad universitaria de la UAM: Desde el colectivo de solidaridad UAM por Palestina, consternados por las imágenes y la información que llegan desde Gaza, hacemos un llamamiento a estudiantes, personal docente e investigador y administrativo para expresar, suscribiendo este texto, el rechazo al castigo colectivo que Israel está infligiendo, ante la mirada impasible del resto de la comunidad internacional, a 2,3 millones de personas inermes e inocentes. Pedimos a la comunidad universitaria de la UAM que se una a nuestro contundente rechazo del argumento de que los asesinatos y secuestros de civiles cometidos por Hamas —que condenamos sin ambigüedad alguna— puedan justificar el bloqueo, los ataques indiscriminados de Israel contra la población y la invasión de Gaza, actuaciones que el derecho internacional considera flagrantes crímenes de guerra y contra la humanidad. El balance es ya aterrador: en siete días Israel ha lanzado sobre Gaza más munición que la que EEUU lanzó contra Afganistán en un año; han fallecido 2.215 personas en Gaza, de ellas 724 menores; los hospitales han dejado de estar operativos ante la falta de agua y electricidad, servicios cortados por Israel; siete escuelas de la UNRWA que servían de refugio han sido bombardeadas, y un quinto de la población ha tenido que abandonar sus hogares por los bombardeos. Entre las instituciones atacadas y destruidas está la Universidad Islámica de Gaza, contraparte de la UAM en la Red Euromediterránea de Universidades Tethys y con la que colaboramos en proyectos docentes y de investigación. Nuestros colegas de Gaza nos hacen un llamamiento a que denunciemos estos crímenes y exijamos a nuestras autoridades que presionen a Israel para que cumpla con la legalidad. Pedimos asimismo a la comunidad universitaria de la UAM que reflexione sobre el hecho de que la violación de los derechos nacionales y humanos de la población palestina en su conjunto y la insoportable cotidianidad y la falta de futuro que padecen los palestinos y las palestinas alimenta la violencia y el extremismo. Cada nueva generación de niños y niñas nacida en Gaza —que es, como se afirma, con acierto, la mayor cárcel a cielo a abierto del planeta— crece sometida al terror insoportable que genera cada agresión israelí y las carencias básicas esenciales, también la del derecho a la educación. El pueblo palestino es víctima de décadas de sufrimiento, de una política sistemática de expulsión, desposesión, apartheid y aniquilación por parte de Israel cuya causa original se sitúa en la negación su existencia desde hace 75 años. Ante la dimensión del genocidio en marcha, solicitamos de las autoridades de la UAM una declaración pública de apoyo al pueblo palestino en consonancia con la larga historia de posicionamiento de nuestra universidad con la paz, la justicia y la dignidad de todos los pueblos. Estos son asimismo principios rectores de los Estatutos de la UAM y de nuestra vida universitaria.

    Hace 4 meses 10 días

  5. Pedro

    Esta señora es un desastre para la UE, y junto a Josep Borrel y los/as especialistas en provocar desastres de todo tipo como Christine Lagarde y las políticas económicas del BE. Todos estos conducirán a Europa a una permanente dependencia de la OTAN y los Estados Unidos. Sería una buena noticia que en las próximas elecciones europeas pudiéramos enviar a todos estos siniestros personajes al rincón de los cachivaches.

    Hace 4 meses 10 días

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí