1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

  292. Número 292 · Enero 2023

  293. Número 293 · Febrero 2023

  294. Número 294 · Marzo 2023

  295. Número 295 · Abril 2023

  296. Número 296 · Mayo 2023

  297. Número 297 · Junio 2023

  298. Número 298 · Julio 2023

  299. Número 299 · Agosto 2023

  300. Número 300 · Septiembre 2023

  301. Número 301 · Octubre 2023

  302. Número 302 · Noviembre 2023

  303. Número 303 · Diciembre 2023

  304. Número 304 · Enero 2024

  305. Número 305 · Febrero 2024

  306. Número 306 · Marzo 2024

  307. Número 307 · Abril 2024

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

desigualdad

Carta a ese 44% (que no va a leer esto)

He visto varias estadísticas donde la clase y la ocupación se cruzan con el sexo y resulta que no sois más que los de siempre: el espectro conservador, una importante parte de los de uniforme, nada nuevo cara al sol

Irene Zugasti 17/01/2024

<p>Así trataba de ridiculizar la propaganda misógina a las sufragistas.</p>

Así trataba de ridiculizar la propaganda misógina a las sufragistas.

twitter.com/femerenas

En CTXT podemos mantener nuestra radical independencia gracias a que las suscripciones suponen el 70% de los ingresos. No aceptamos “noticias” patrocinadas y apenas tenemos publicidad. Si puedes apoyarnos desde 3 euros mensuales, suscribete aquí

“El 44% de los hombres creen que las políticas de igualdad han llegado tan lejos que les discriminan”. Ese ha sido el titular unánime y compartido en casi todos medios de comunicación para informar sobre los resultados del estudio “Percepciones sobre la igualdad entre hombres y mujeres y estereotipos de género” que publicaba el CIS el 15 de enero. Como decían las brillantes Proyecto Una, parecería que, más que un titular, era un anuncio patrocinado del Banco Santander o de Endesa de esos que uniformizan las portadas de todos los periódicos.

Pero cuando Tezanos hace ¡CIS! y aparece a tu lado, lo suyo es coger la estadística con cuidado y calma, tabla a tabla, porque el diablo está en los detalles y ésta no es una ciencia sencilla, y porque en materia de encuestas, como advierte Fallarás, la formulación de la pregunta lo es todo. Pero ese dichoso 44% era un titular demasiado jugoso, y por desgracia, en casi todas las redacciones somos esclavas de la urgencia y el clickbait. Con unas horas más, los matices y las lecturas pausadas nos están revelado datos diferentes y bastante más significativos, como el hecho de que existe una mayoría social de mujeres y hombres que se considera bastante feminista, o que hay un 16% de mujeres que, de hecho, se perciben como “MUY” feministas (lo que de toda la vida llamamos vanguardia, queridas). También hay otros datos objetivamente buenos, sobre todo, si hiciéramos un histórico comparado, como el creciente nivel de concienciación masculina sobre la desigualdad laboral, la corresponsabilidad o la violencia sexual, o el dato menor, pero muy ilusionante, de que las pacifistas generan mucha simpatía a todo el mundo, aunque nadie les haga ni puñetero caso, pero esa es otra encuesta. Por el lado de las sombras, claro, hay un hecho innegable, y es que hay un 44% de hombres que creen que con eso de la igualdad nos hemos pasado de rosca, de frenada, y en nuestra acelerada carrera, les hemos pasado por encima. A ellos, que no van a leerme, quisiera dirigirme aquí:

Hay un 44% de hombres que creen que con eso de la igualdad nos hemos pasado de rosca y en nuestra carrera les hemos pasado por encima

Querido 44%. Has de saber que muchas compañeras creen que debemos seguir haciendo pedagogía con vosotros. Que hay que convenceros, seduciros, explicaros otra vez por qué ser feminista es bueno para ti y para quienes te rodean. Pero sinceramente, te estaría engañando, creo yo. Deshacerse de privilegios no es nada agradable y creo que el argumentario sobre abrazar la igualdad, los cuidados o las vidas más saludables y sostenibles no termina de convencerte. Si lo hubiera hecho, ya no estarías dentro de ese porcentaje. Y si siglos de desigualdad no han despertado en ti la sed de justicia, o las decenas de asesinadas cada año no te han hecho plantearte qué es lo que causa tal violencia, si ni siquiera te emociona un poquito ver cómo el feminismo nos ha hecho más libres e iguales, si nada de esto te ha hecho cambiar de idea, dudo que una semana más de baja parental vaya a hacerlo.

Amigo 44%. Sé que tú y yo no vamos a entendernos, y aunque creo en las misiones pedagógicas con la fuerza de mil mares, hay días en que una no tiene el coño para evangelios. Te huelo, te percibo: puedo sentir tu indiferencia al fondo del aula, el sopor que te causa otra chochocharla a la que acudes obligado, como me sé de memoria el argumentario de Roma Gallardo que traes para machacarme, los datos que compartirás con tus compañeros a la salida para tirar por tierra mi trabajo. Y aun así, fíjate si es generoso el feminismo que sigue permitiéndoos la fortuna de escucharnos, de disfrutar de la enorme producción intelectual, política o cultural de tantas compañeras, a ver si, por el camino, se produce la epifanía. No aspiro a que compartamos valores como iguales, porque sé que los míos son mejores, pero sí aspiro a que los tengas a mano, por si, en algún momento, la vida te obliga a tener que cambiar de idea.

No aspiro a que compartamos valores como iguales, pero sí aspiro a que los tengas a mano, por si la vida te obliga a tener que cambiar de idea

Querido 44%: he visto varias estadísticas basadas en los resultados de esta encuesta donde la clase y la ocupación se cruzan con el sexo y resulta que, al final, no sois más que los de siempre: los del espectro conservador, votantes de la derecha, una importante parte de los de uniforme, nada nuevo cara al sol.  Ni sois la voz de la clase trabajadora, ni del pobre hombre blanco despojado de sí mismo, aunque os digan lo contrario esos tipos que dicen ser de izquierdas pero añoran más la Reconquista que la Guerra Civil española. Ni siquiera creo que seáis un 44%, como dice La Fallarás, sino el relato, la ficción necesaria para de nuevo distinguir entre un turbofeminismo histerizado y sin frenos y un feminismo moderado, cómodo, tranquilo, que logra las cosas despacito y con buena letra, que se va con la reina a hacer obras de caridad, preso de la institución y a gustito en sus límites, temeroso de despertar al 44%.

¿A quién conviene este relato del feminismo asolador y excedido? Obviamente, a los damnificados por el acelerón, los hombres que ven su tesis respaldada por una supuesta mayoría, que insisto, no creo que sea tal. Pero también –y esto me preocupa más– a un inmovilismo que prefiere vivir del escándalo, del relato de terror, de cosechar pesimismo, de recocinarse en sus porcentajes y sus titulares. ¿Que los datos de violencia machista son insoportables?, por supuesto. ¿Que hay un problema con los monetizadores de odio y la violencia digital que cala en cierta masculinidad en crisis?, también. ¿Que la desigualdad material y el capital-patriarcado nos sigue reventando la vida? Qué duda cabe, por eso estamos en la pelea. Pero estar en la pelea implica que a la alarma y a los datos le sigan soluciones, movilización y acción colectiva. Y de nuevo, no está de más recordarlo: el feminismo está siendo el ariete para hacerlo. Que fue el voto femenino y progresista el que frenó a la derecha y le salvó el culo, todo sea dicho, a los amigos de 40 y 50 de Pedro Sánchez. Que son las feministas las que están construyendo alianzas de paz en este mundo en llamas. Que es el  feminismo el que está planteando debates para redistribuir, para reparar, para ajusticiar, para reconocer, para vivir mejor, y para gozar también. Así que quizá debería plantearme qué hago aquí, hablando contigo, explicándote lo evidente, preguntándonos otra vez qué podemos hacer por ese 44%, cuando él jamás se preguntaría qué puede hacer por nosotras. 

Quizá sea hora de que esa pregunta os la hagáis entre vosotros. Yo, me temo, lo mejor que puedo hacer es advertirte de que las feministas seguiremos aspirando a llegar lejos, así que ponte el cinturón y aprieta los dientes, porque cuando se llega muy lejos, al girar la cabeza, lo que se deja atrás se queda, a la vista, cada vez más y más pequeñito. 

“El 44% de los hombres creen que las políticas de igualdad han llegado tan lejos que les discriminan”. Ese ha sido el titular unánime y compartido en casi todos medios de comunicación para informar sobre los resultados del estudio “

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autora >

Irene Zugasti

Iba para corresponsal de guerra pero acabé en las políticas de género, que también son una buena trinchera. Politóloga, periodista y conspiradora, en general

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

3 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. juan-ab

    Sobre nuestras cabezas una borraska de nombre Irene. Nos mueve el pelo, nos da en la cara, nos zarandea. ¿Qué cara se nos pone? ¿Qué sentimos con todo esto? ¿Es la cara el espejo del alma? Lo es cuando el alma es aire puro: https://www.youtube.com/watch?v=0IwbdH9-I5A

    Hace 3 meses 7 días

  2. Fernando

    Todos los movimientos que han señalado las injusticias sobre el acoso -y muerte- de las mujeres, el acoso -y muerte- de activistas sociales, el acoso -y muerte- de activistas medioambientales, el acoso -y muerte- de comunidades indígenas, o el acoso -y muerte- de pacifistas, todos, han sido acosados por los medios de comunicación y las redes sociales porque son quienes han dado la cara por los Derechos Humanos y la Justicia Social. Desmantelada la clase obrera, el feminismo abrió otro camino de lucha. En nada me ofende ninguna reivindicación feminista, lo que me ofende son todas estas violencias que pretenden la completa alienación de la sociedad. Gracias.

    Hace 3 meses 8 días

  3. usarytirar19

    Pues sí, ando leyendo esto en lugar del ABC o la Razón, a lo mejor es pura irracionalidad lo mío..., pero considero que perdimos la presunción de inocencia y se viola el derecho humano de no discriminación por razón de sexo a la hora de aplicar condenas. Encima, para no conseguir disminuir las víctimas y dar munición a la derecha...

    Hace 3 meses 8 días

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí