1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

  292. Número 292 · Enero 2023

  293. Número 293 · Febrero 2023

  294. Número 294 · Marzo 2023

  295. Número 295 · Abril 2023

  296. Número 296 · Mayo 2023

  297. Número 297 · Junio 2023

  298. Número 298 · Julio 2023

  299. Número 299 · Agosto 2023

  300. Número 300 · Septiembre 2023

  301. Número 301 · Octubre 2023

  302. Número 302 · Noviembre 2023

  303. Número 303 · Diciembre 2023

  304. Número 304 · Enero 2024

  305. Número 305 · Febrero 2024

  306. Número 306 · Marzo 2024

  307. Número 307 · Abril 2024

  308. Número 308 · Mayo 2024

  309. Número 309 · Junio 2024

  310. Número 310 · Julio 2024

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

SI BREVE...

Alta traición y bajo X aniversario de Felipe

La amnistía, parece, será solo para los minions, porque la justicia sigue instalada en la misión que el rey encargó en aquel memorable discurso del 3-O

Guillem Martínez 21/06/2024

<p>Foto oficial difundida por la Casa Real por el X aniversario del reinado de Felipe VI. / <strong>Casa Real</strong></p>

Foto oficial difundida por la Casa Real por el X aniversario del reinado de Felipe VI. / Casa Real

En CTXT podemos mantener nuestra radical independencia gracias a que las suscripciones suponen el 70% de los ingresos. No aceptamos “noticias” patrocinadas y apenas tenemos publicidad. Si puedes apoyarnos desde 3 euros mensuales, suscribete aquí

1- Iba a escribir un breve análisis sobre los fastos del X aniversario del reinado de Felipe. Pero, en eso, un juez, zas, ha imputado a Puigdemont –y a otros nombres propios; no se pierdan el punto 5– por el delito de traición, codificado en el Código Penal y, más y mejor, si cabe, en La venganza de Don Mendo. Por lo que en vez de un pequeño análisis esto serán dos pequeños análisis. Quién sabe, tal vez, es el mismo análisis. Borges, en fin, creía que había una sola palabra que unificaba y explicaba todo aquello que una vida podía vivir y observar. Y que esa palabra era “fabuloso”. No creo que sea el caso para los dos temas que nos conciernen. Pero ya no puedo parar.

2- Lo de la traición, sinopsis. El juez de instrucción del Juzgado 1 de BCN –investigaba las conexiones rusas de Puigdemont; la Audiencia de BCN, a principios de este mes, le dijo que bajara de la parra y acabara con la investigación– imputa a Puigdemont –entre otros nombres; no se pierdan el punto 5– por a) traición, y –ojo, que esto es muy importante, como verán en el punto 7– por b) malversación.

3- ¿Es verosímil? No. Los contactos con –algo parecido a–  el entorno de Putin, todo apunta a ello, fueron llevados a cabo por dos caballeros un tanto colgados. Víctor Tarradellas –responsable de Relacions InternacionalsZzzz cuando CDC– y Josep Lluís Alay –amiguísimo de Puigdemont y un personaje singular, poseedor de una gran obra: la traducción de la DUI fake del 27-O al tibetano; para hacerse el importante, y en un momento en el que el procesismo no tenía nada que decir, se colgó galones en una entrevista en TV3, hablando de contactos con altos funcionarios rusos, en modo peli de espías; ocurrencia que hoy debe de estar maldiciendo–. La transcripción de algunas conversaciones telefónicas entre ellos, que fueron posteriormente filtradas por la poli, hacían intuir que, en efecto, algún funcionario ruso se lo había pasado teta con este colectivo de amateurs, que acudió a sus citas rusas como Ed Wood y su elenco acudían a una reunión con posibles productores: con más hambre que posibilidades y capacidad. La vía rusa fue otra fantasía procesista. En el tiempo hubo varias, y todas aparecieron en la prensa, compitiendo con la tira cómica. Se trataba siempre de contactos internacionales de alto nivel, del más alto secreto, que lo iban a cambiar todo ahora sí que sí. Hubo una vía eslovena, una vía israelí, una vía alemana. Hubo, incluso, una vía norteamericana, un contacto en el que el contactador entendió algo que no fue dicho nunca jamás. En general, en esos contactos se juntaba el hambre con las ganas de comer. Y soluciones mágicas, falsas, que algunos de los que se las inventaron se llegaron a creer, cuando les llegaron por otro lado. No puede haber traición, rebelión, sedición, malversación, terrorismo, en algo que no transcurre en lo real. Y el procés, ese engaño, esa huida de los recortes y de sus consecuencias, nunca transcurrió por esa vía.

4- El siguiente paso será que el juez instructor lleve la causa al TS. Como sucedió con el cargo de terrorismo, la fiscalía del TS se negará a proseguir con la fiesta. Pero la Sala Segunda –como sucedió con el cargo de terrorismo– puede tener ideas propias. Como, lo dicho, ir desguazando la amnistía –no se pierdan el punto 6–.

Es importante el elenco de personas afectadas por los cargos de traición y malversación

5- Es importante el elenco de personas afectadas por los cargos de traición y malversación. Se trata, además de Puigdemont, de Artur Mas, y los ya citados Víctor Tarradellas y Josep Lluís Alay. Pero también Gonzalo Boye –abogado de Puigdemont–, Elsa Artadi –gran promesa de Junts, que abandonó la política en cuanto apareció su nombre ligado a la trama rusa; que esté encausada significa que no va a haber piedad con nadie, incluso con quienes hayan procedido como ella, huyendo por el foro, con bandera blanca–, Francesc de Dalmases, Natalia Baronat, Jordi Sardà, Miquel Casals, Zeus Borrell, Aleksander Dimitrenko y Carles Porta, gran periodista de sucesos y autor de Crims, un buen programa de true crime, en TV3, y que ahora acaba de estrenar otro menos resolutorio y claro, sobre una serie de crímenes en un pueblo del Pirineo –ni siquiera eso vale el cargo de traición–. Los aforados, se supone, pueden acabar en el TS. Los no aforados, se supone, podrían seguir con la juerga en otro juzgado. Con esta causa se vuelve a marcar la sospecha de que la amnistía puede llegar a ser efectiva para los minions, pero que será más costosa, difícil o, incluso, imposible, para aquellos a quienes los jueces consideren de más alto nivel.

6- La decisión del juez es útil para recordar que la amnistía no la aplican los fiscales, sino los jueces. Por eso mismo, la amnistía es una solución difícil, cuando muchos jueces, a partir de suboficial, se han pronunciado en contra de la amnistía. Hubiera sido una solución más efectiva y sencilla, para zanjar este problema político, recurrir a indultos. Los indultos aluden a personas, mientras que las amnistías aluden a delitos. Delitos que, en algunos casos, aún están en una causa abierta, de manera que si un juez, como es el caso, quiere invalidar la amnistía, solo tiene que ir cambiando los delitos observados, de manera que no se correspondan con los que aparecen en la Ley de Amnistía. Y eso es lo que está sucediendo. Como ven, por todo lo alto. A lo loco ya, tal vez, incluso, sin evaluar las consecuencias. No se trata tanto de ingeniería judicial –un ejercicio de inteligencia, al cabo– como de arbitrariedad y abuso. Algo con consecuencias. Una de ellas, la erosión, el desprestigio, la inoperancia.

7– Importante. Analizando la riqueza creativa de nuestros jueces, hace unos días les comunicaba que podía no tardar en aparecer el delito de traición, como ha sido el caso, ya que, poco a poco, se iba prefigurando. Por ello mismo, me veo en la tesitura de informarles de que tanta aparición del delito de malversación está apuntando a otro delito, que puede aparecer en breve en la chistera de algún juez. Se trata del primo guarri de la malversación, su consecuencia: el blanqueo de capitales. Tampoco entra en la amnistía. Veremos.

8- Lo que nos lleva, aunque no lo parezca, al X aniversario de la coronación de FVI.

9- Recordemos que toda esta pérdida de decoro, de inhibición –no será irrecuperable, pero sí que resultará costoso; puede tardar una generación de jueces; lo que es mucho; literalmente, una vida–, empezó a existir como posibilidad tras el discurso de FVI, el 3-O. En aquel discurso se animó al estado de Derecho a ejercer no su función, sino una suerte de misión –el ejercicio de esa misión, y no de ninguna función, es una buena descripción de lo que está pasando aún en la Justicia, me temo–. Sí, cuando se pronunció aquel discurso eran momentos nebulosos. Entonces, tanto la prensa cat como la esp alucinaban literalmente, y no se circunscribían a la realidad. Pero el Estado estaba informado de lo que había. Y, más aún, de lo que no había. El Instituto Elcano, por ejemplo, emitió un informe frío, pausado y claro, en el que evaluaba el procesismo como un fenómeno propagandístico, sin consecuencias probables. El discurso del rey, que tras la violencia del 1-O carecía de empatía, que no buscaba soluciones, que expresaba un crimen, y, tras él, la necesidad furiosa de un castigo –al que animaba–, no se ubicaba, por tanto, entre las regiones del Estado que estaban bien informadas. Ni siquiera en aquellas que, sin estarlo, habían leído el informe de Elcano. Lo que es peligroso: no hay nada más desestabilizador –y, por ello, lo dicho, peligroso– que una institución mal informada.

El discurso del rey no se ubicaba entre las regiones del Estado que estaban bien informadas

9- Esa sensación de desinformación –y, por lo tanto, de peligro– se ha evidenciado otra vez estos días, en los faustos del X aniversario. Como la mismísima coronación –la corresponsal de Le Monde la describió, hace diez años, como una suerte de funeral–, este X aniversario estaba inspirado en el otro mundo. Un mundo inexistente, paralelo al real. Muy parecido al mundo real, pero desinformado.

10–  La desinformación, en una institución, es mal asesoramiento. Y eso brilló con luz propia en el reportaje fotográfico en el que el rey aparecía posando en un día de trabajo. Carecía de función positiva, de meditación sobre lo que se pretendía. El resultado fue anecdótico, ridículo incluso. Un meme. Los discursos en el acto oficial carecieron de una función. Solo respondían, al parecer, a una actitud. Regia, supongo. Lo que invita a sospechar que lo regio carece de función. Los discursos no sabían a qué receptor se encaminaban, por lo que el emisor quedaba desdibujado, y el mensaje, vacío, emitido, además, en un castellano raro, poco frecuente, poco operativo. La infantilización de las hijas del rey, en un acto público, es, por otra parte, algo sumamente inquietante.

11- Las monarquías –y esto fue una idea suya– son su pasado. La monarquía española carece, en ese sentido, de un pasado digno. Sobre la ausencia de ese pasado, fundamental: a diferencia del resto de monarquías europeas, ningún rey español tiene, ni tendrá, ocasión de poner una corona de flores para celebrar el fin de la IIGM. Lo que pudiera dar igual, si la monarquía española fuera creando su propio pasado razonable. No ha sido el caso de estos diez últimos años. La monarquía no se ha enfrentado a su corrupción. Simplemente, el rey afirmó que rechazaba la herencia de su padre. Algo imposible hasta que llegue el momento de hacerlo. Y, cuando llegue, se trataría de algo oscuro, difícil de demostrar, sin una transparencia absoluta que, hoy por hoy, no existe. La ocasión de oro de tener un pasado útil, incluso noble fue, precisamente, el 3-O, cuando el jefe del Estado podría haber sentado un precedente, haber pedido protección para la sociedad en un momento de altas pasiones. Hizo lo contrario. Su comportamiento fue extraño, desinformado otra vez, durante la pandemia. Y nuevamente extraño, modulando caras extrañas, en la recepción a Pedro Sanchez, tras ser proclamado presi en el Congreso. Volvía a estar desinformado, o a utilizar una información muy sesgada, concreta y partidista.

12- En casa somos muy de Jaime Miquel, en su libro La perestroika de Felipe –RBA, BCN, 2015– planteaba la crisis del sistema institucional español, y la reforma integral que cambiaría la naturaleza del Estado como solución, a través de una mayoría social democrática. Facilitar eso –la plurinacionalidad, y la ampliación de la democracia más allá de la CE78– hubiera sido, señala Miquel, la función de FVI. No lo ha sido. Y, tras diez años, carece de función, a falta de otra. Su reinado, además, parece ordenarse en la dirección de una Casa Real mal asesorada. Esto es, mal informada. Esto es, un peligro absoluto. Paliado precariamente en los Gobiernos Sánchez, poco dados a ceder la palabra a FVI. Se la cedió en su X aniversario. Y mira.

13- Fabuloso.

1- Iba a escribir un breve análisis sobre los fastos del X aniversario del reinado de Felipe. Pero, en eso, un juez, zas, ha imputado a Puigdemont –y a otros nombres propios; no se pierdan el punto 5– por el delito de traición, codificado en el Código Penal y, más y mejor, si cabe, en La...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo), de 'Caja de brujas', de la misma colección y de 'Los Domingos', una selección de sus artículos dominicales (Anagrama). Su último libro es 'Como los griegos' (Escritos contextatarios).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

1 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. traductora-mvh

    Nunca me sentí ni monárquica ni republicana. Nací en 1960, de familia protestante, y claro: republicana. Pero entre un monarca sinvergüenza y un presidente corrupto o sinvergüenza elegido por una población políticamente ignorante no acababa de ver gran diferencia. Lo que importa es que tengamos democracia. Mi referente es el país de mi madre. Y esto se le parece poco. Lo del "procés" me parecía marciano y demencial. Pero cuando escuché el 3 de octubre al "rey" ya vi confirmadas mis sospechar: tenemos un rey facha, desprovisto de cualquier sentimiento de empatía con toda esa gente que acudió engañada por unos irresponsables a "votar" y se vio perseguida por la policía como si fueran terroristas.

    Hace 28 días

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí