1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Tribuna

Gobierno, nueva fase

La investidura de Rajoy, con las abstenciones del PSOE, no cierra ninguna crisis, ni siquiera la de gobernabilidad. Apenas la empuja a un otro estadio. La cuestión está en determinar el periodo que se abre

Emmanuel Rodríguez 1/11/2016

<p>Cubo de investidura.</p>

Cubo de investidura.

LA BOCA DEL LOGO

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

---------------------------------
CTXT ha acreditado a cuatro periodistas --Raquel Agüeros, Esteban Ordóñez, Willy Veleta y Rubén Juste-- en los juicios Gürtel y Black. ¿Nos ayudas a financiar este despliegue?

---------------------------------

El sábado 29 de octubre nos ofreció dos estampas. La primera, la más conocida, la archicomentada sesión de investidura: las abstenciones del PSOE, las ocurrencias de Rufián, la sonrisa algo alerdada de Rajoy. A la otra apenas se le ha dado espacio en los medios, pero es seguramente la más interesante, quizás la más inquietante. Hacia las ocho de la tarde, un cortejo variopinto llegaba a la Puerta del Sol de Madrid. La aglomeración fue lo suficientemente espesa y ácida como para colmar la plaza (con una capacidad estimada de 30.000 personas) y desbordarse por algunas calles adyacentes. La imagen recordaba mucho a los tiempos del 15M: varias decenas de miles de personas prácticamente autoconvocadas, ausencia de protagonismos claros, dispersión de grupos y consignas, y una alegría contagiosa. Estas escenas no constituyen hoy dos campos enfrentados, la política-acción frente a la política-Estado, pero casi.  

Vayamos por partes. La investidura de Rajoy, con las abstenciones vergonzantes del PSOE, no cierra ninguna crisis, ni siquiera la de gobernabilidad. Apenas la empuja a un nuevo estadio. La cuestión está en determinar el periodo que se abre. Tenemos algunos datos. Sabemos, por ejemplo, que los dos últimos años de crecimiento económico han sido un paréntesis, que el nuevo gobierno debe aplicar una serie de paquetes de recortes, que el apalancamiento de los grandes bancos europeos continúa emitiendo avisos (la banca italiana, Deutsche Bank), que la expansión cuantitativa del BCE está agotando sus márgenes. También podemos intuir que a nuestra escala, siempre “provinciana”, el sistema de partidos dista de poder estabilizarse. Nuestra clase política es incapaz de llevar a cabo un programa viable (legítimo) de regeneración democrática. Lo impide la continua contraposición entre los intereses de unos partidos en crisis y unas reformas que requerirían un nuevo consenso. No obstante, son pocos los elementos de tendencia con los que podemos dibujar la fase que se abre.

De una parte, asistimos a lo que podríamos llamar un amago de “parlamentarismo”, algo así como un residuo de otro tiempo, cuando la democracia tenía por centro la asamblea legislativa y cuando el gobierno apenas disponía de más competencias que las delegadas por el poder legislativo. Aparentemente la resurrección del parlamentarismo es un resultado de la fragmentación política, de la pluralidad de partidos y de la obligación de lograr coaliciones para formar gobierno. En términos seguramente menos superficiales, se trata de un requisito impuesto a quienes quieren resolver la crisis política. Un requisito que consiste en “saber representar”, esto es, en ser capaces de integrar todo aquello que hasta hace un tiempo carecía de figuras y partidos, y que por eso era “irrepresentable” en términos de la política convencional. 

No obstante, el retorno de la “dimensión representativa” se muestra de una forma tan exagerada que resulta estrambótica. Ni grandes discursos, ni grandes ideas. Ni Salmerón, ni Pi y Margall. Bastan unos tuits para generar noticia, marcar posiciones y “contribuir” al debate público. Es género de ópera chica: hoy andamos redescubriendo lo mismo que muchos críticos y defensores del parlamentarismo apuntaron en las primeras décadas del siglo XX: que el teatro de la representación no es el que hace corresponder actores y partidos con intereses y condiciones sociales previas, sino el que integra todas las posiciones políticas en un juego mercantil de intercambios y equivalencias. 

En efecto, la democracia representativa es menos representativa que integradora. Es un instrumento de anulación de la guerra civil, a la postre verdad proteica de la política. La contradicción está en que la democracia es otra cosa, es la misma guerra civil. Por muy “civilizada” que ésta sea, por muy buenas que sean las reglas y los procedimientos democráticos, la esencia de la política es el conflicto. Por eso la representación despolitiza, mientras que la democracia es política en estado puro.

Sigamos. El sábado asistimos a la primera gran manifestación de una nueva fase. Decíamos también cuánto recordaba al 15M. Y que los grandes medios, después de haberse inflado con términos como “proetarra”, “operación podemita” y “atentado contra la democracia”, decidieron entretenerse con las declaraciones de Rufián y los aplausos de Podemos, antes que intentar entender por qué decenas de miles de personas volvían a ocupar la calle. Realmente han aprendido poco desde el 15M. 

Una hipótesis: la consigna del sábado “ante el avance de la mafia, democracia”, como las movilizaciones contra la LOMCE de la semana pasada, como la manifestación contra el TTIP de unos días antes, parecen indicar que el tiempo de espera ha terminado. Algo ha empezado a moverse. Y Podemos, verticalizado hasta el tuétano, enfangado en su propio pantano, no va a poder “representar” estos procesos, hechos casi siempre de una pluralidad irreductible al toque de silbato. La separación entre lo oficial y lo oficioso se ha actualizado una vez más. Pero no se queden con este sabor a optimismo. 

Seguramente ya conocerán el caso de Melisa, madre, 27 años, habitual de la sudadera, la capucha y la xenofobia. Conocida sobre todo por su condición de portavoz del Hogar Social de Madrid. Un centro social nazi, que (al loro con el cultismo) se ha dado el nombre de “Ramiro Ledesma Ramos”: conocido como el “Lenin de Zamora”, Ledesma fue la mejor cabeza del nacionalsindicalismo español, nada que ver con el falangismo romanticoide de Jose Antonio. En esta okupa nazi, a un tiempo inversión y espejo (en estética, lenguaje, prácticas) de lo mejor de los movimientos sociales radicales en los que se incubó la “nueva política”, hay un comedor para españoles y varios servicios para familias sin recursos. Los nazis, la extrema derecha, también en España, ha aprendido a hacer política de verdad y a decirnos a las claras que la clase política es una mentira, que no soluciona nada y que hay que crear “tejido social”. 

En estos tiempos de crisis, la democracia tiende a escindirse inevitablemente de la representación; o si se prefiere, la política tiende a coincidir con lo “antisistema”. Y esto menos por un gusto de lo radical que por la conciencia cada vez más compartida de que no hay nada ni nadie dentro capaz de resolver la situación.  

No obstante, lo que todo “anti” determina no es más que un espacio negativo. Apunta a un vacío. El problema es que los vacíos en política no permanecen durante mucho tiempo. La fase que se abre será seguramente tan monstruosa como la crisis económica que se avecina. Queda por ver si en ese periodo arraiga lo de Melisa y los suyos, o si somos capaces de recuperar el cuerpo de aquello que surgió tras el 15M y que el sábado intuimos de nuevo. Sea como sea, la ficción parlamentaria no podrá esconder indefinidamente que la partida sigue abierta.  


Autor >

Emmanuel Rodríguez

Emmanuel Rodríguez es historiador, sociólogo y ensayista. Es editor de Traficantes de Sueños y miembro de la Fundación de los Comunes. Su último libro es '¿Por qué fracasó la democracia en España? La Transición y el régimen de 1978'. Es firmante del primer manifiesto de La Bancada.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

3 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Alsion

    Galeno, PSOE tiene una tensión muy fuerte entre la voluntad de las cúpulas y las de sus bases, y entre la decisión de diferenciarse del PP o arriesgarse a desaparecer y ser sorpassados, y los poderes económicos no pueden cambiar eso aunque tengan mucha influencia. En todo caso, para saber si Emmanuel acierta con respecto a la crisis de gobernabilidad, tendremos que esperar.

    Hace 4 años 5 meses

  2. Alsion

    En el mundo real, Galeno. Rodríguez señala con acierto que "Nuestra clase política es incapaz de llevar a cabo un programa viable (legítimo) de regeneración democrática. Lo impide la continua contraposición entre los intereses de unos partidos en crisis y unas reformas que requerirían un nuevo consenso. No obstante, son pocos los elementos de tendencia con los que podemos dibujar la fase que se abre." Por mucho que los grandes poderes económicos y el sector más derechista del PSOE hayan forzado una abstención, la negación de la voluntad de las bases no se podrá esconder eternamente y el partido tendrá que marcar diferencias o asumir su desaparición (y ya están en ese debate). Por otra parte, la idea de un programa viable entre estas dos fuerzas y que al mismo tiempo mejore las cosas es toda una quimera, y de ahí que ninguna crisis se cierre.

    Hace 4 años 5 meses

  3. Galeno

    Parece increíble que después de lo que ha contado Pedro Sánchez en Salvados sobre lo que han conseguido entre otros, Alierta y dos grandes bancos, Emmanuel Rodríguez haga un análisi diciendo que la crisis de gobernabilidad no está resuelta. ¿En que mundo vivirá?

    Hace 4 años 5 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí