1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

El día de la bandera y el botellazo

La asamblea de 400 cargos públicos convocada por Podemos se vio recluida durante horas en Zaragoza por una concentración ultra ilegal. La policía busca al agresor de Violeta Barba, presidenta de las Cortes de Aragón

Eduardo Bayona Zaragoza , 24/09/2017

Podemos (Flickr)

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Estamos produciendo una serie de entrevistas en vídeo sobre la era Trump en EE.UU. Si quieres ayudarnos a financiarla, puedes ver el tráiler en este enlace y donar aquí.

 

La Policía busca al autor del botellazo que este domingo 24 de septiembre recibió la presidenta de las Cortes de Aragón, Violeta Barba, mientras pedía ayuda a las fuerzas del orden para garantizar la seguridad de cientos de cargos electos municipales, autonómicos y estatales, que vieron limitados sus movimientos durante horas por el acoso de medio millar de participantes en una concentración no autorizada. Los manifestantes apenas pudieron ser identificados (solo 15 de unos 600) por falta de efectivos policiales, pese a que los había disponibles de sobra. Estas cosas ocurren en el Siglo XXI. Concretamente, a las puertas del pabellón polideportivo bautizado con ese nombre en Zaragoza, capital oficiosa del surrealismo.

Podemos, las Mareas, las confluencias municipales (con llamativas ausencias como las de Manuela Carmena, Joan Ribó y José María González Kichi) y partidos como PNV, Geroa Bai, PDCat y ERC celebraban la Asamblea de Cargos Públicos por la Fraternidad, la Libertad y la Convivencia, una sesión de trabajo abierta a los medios de la que salió un comunicado que asegura que “la situación de conflicto en Catalunya requiere diálogo y soluciones políticas democráticas” y, también, que la actuación del Gobierno central lleva al conjunto de España “a una situación de excepcionalidad preocupante” y de “involución democrática”.

Los firmantes, que representan a más de la cuarta parte del Congreso y a más de seis millones de votantes, emplazan al Gobierno central “a dialogar con la Generalitat y con el conjunto de actores políticos” para buscar soluciones “que permitan a la ciudanía catalana decidir su futuro en un referéndum acordado con el Estado”, aunque, en el párrafo siguiente mantienen que el Ejecutivo “no debe impedir que el 1 de octubre los ciudadanos catalanes se expresen como consideren”.

Los firmantes, que representan a más de la cuarta parte del Congreso y a más de seis millones de votantes, emplazan al Gobierno central “a dialogar con la Generalitat”

Es decir, una consulta el próximo domingo y otra más adelante, propuesta a la que no se adhiere ERC, que considera que “llega tarde”, pero a la que sí se suma el PDCat. “Cualquier espacio que esté por una salida negociada va a tener nuestro apoyo”, aseguraba Carles Campuzano, en lo que puede interpretarse como una invocación por pasiva al acuerdo ‘in extremis’. Al PNV tampoco le va mal el texto, que tampoco le supone tensar las políticamente rentables relaciones que desde hace unos meses mantiene con el PP de Mariano Rajoy.

Las banderas

Mientras en el Siglo XXI se desarrollaba un carrusel de intervenciones de cinco horas, en el que medio centenar de cargos públicos hablaba para otros tres centenares largos, fuera iba creciendo la tensión que acabaría estallando, por delegación, en el pecho de los aragoneses en forma de botellazo en el de la presidenta de sus Cortes. La cosa iba de banderas.

La víspera, alguien filtró que las cuatro banderas que habitualmente cuelgan del pabellón del polideportivo (la de Zaragoza, la de Aragón, la europea y la española) habían sido descolgadas, aunque seguían allí cuando se abrieron sus puertas. Y eso, junto al hecho de que el local fuera a acoger una cumbre sobre el 1O, enardeció (“excitar o avivar una pasión del ánimo, una pugna, una disputa”) a un grupo de vecinos. ¿Ultras? Puede. Semánticamente significa “en política, extremista” (“ultraderechista” es la segunda acepción), por lo que quizás no sea descabellado utilizar ese término cuando la cosa va de rodear un local con 400 cargos públicos electos y un centenar de periodistas dentro, de limitar sus movimientos y de arrearle un botellazo a la presidenta de las Cortes autonómicas cuando esta dialoga con un mando policial para, precisamente, pedirle un aumento de los efectivos para garantizar la seguridad de la asamblea.

La agresión lleva camino de quedar impune, ya que los participantes en la concentración ilegal, esa tradicional manifestación del folclore español que la llamada ‘ley mordaza’ castiga con un mínimo de 600 euros, no fueron identificados. Eso, aparte de favorecer la impunidad, supone un ahorro para los participantes en la algarada (“tumulto causado por un tropel de gente”), ya que, de entrada, evita la posibilidad de otra sanción por negarse a ser identificado. Alguien se ahorró el jornal de un mes este domingo en Zaragoza. Y alguien hizo algo que, así, a primera vista, tiene la pinta de ser un delito de atentado a la autoridad como la copa de un pino.

¿Escasez de efectivos?

La versión oficial que los responsables del operativo policial dieron a los de UP, según estos, es que carecían de efectivos para garantizar la seguridad ciudadana en la capital aragonesa. Sin embargo, fuentes policiales aseguraron a CTXT que en Zaragoza estaba disponible para ser movilizada una unidad de antidisturbios de la UIP (Unidad de Intervención Policial) y también los había de la UPR (Unidad de Prevención y Reacción), que todavía no han sido destinados a Catalunya.

Fuentes policiales aseguraron a CTXT que en Zaragoza estaba disponible para ser movilizada una unidad de antidisturbios de la UIP y también los había de la UPR 

Fuentes oficiales confirmaron, por otra parte, que nadie había pedido autorización para esa concentración, aunque durante todo el fin de semana circularon por las redes sociales llamamientos a protestar contra “un acto contrario a nuestra Constitución”, por lo que la agresión tampoco tiene, de entrada, un responsable subsidiario que vaya a sentirla en su bolsillo. En cualquier caso, el Juzgado de Instrucción número 9 de Zaragoza coordinará una investigación para tratar de identificar y detener al autor de la agresión.

La Delegación del Gobierno, que añadió un policía con lesiones leves a la lista de damnificados, elevó a 600 la cifra de manifestantes, calificó el dispositivo de “actuación policial correcta y proporcionada” y narró en estos términos la agresión: “A lo largo de la concentración ha habido instantes de tensión y algunos incidentes aislados. En un momento dado, Violeta Barba, presidenta de las Cortes de Aragón, ha salido al exterior del recinto y se ha producido el lanzamiento de un botellín de plástico de agua que ha golpeado a la presidenta de las Cortes”.

Pasadas las tres de la tarde, y mientras un equipo de reporteros de TV3 discutía con sus jefes sobre cómo regresar con el parabrisas roto a golpes mientras escuchaban alusiones a conflictos como el de las obras de arte del monasterio de Sijena, la Policía escoltaba a un grupo de participantes en la asamblea y retenía a los últimos concentrados ilegalmente.

Los colores de la bandera

¿La asamblea? La asamblea bien, salió indemne, con llamamientos al PSOE para que abandone su apoyo al PP y se una a un heterogéneo grupo de partidos que ponga en marcha un proceso constituyente que incluya el derecho a decidir de todos los ciudadanos sobre todos los aspectos de la arquitectura estatal y sobre su gestión.

“La convocatoria del 1 de octubre es un cuestionamiento del régimen del 78. Este marco ya no nos sirve. Lleva años dando muestras de degradación, y ya es insostenible”, señaló la alcaldesa de Badalona, Dolors Sabater. La de Barcelona, Ada Colau, que dio por agotado el marco de relaciones territoriales del Estado y abogó por crear “una nueva institucionalidad desde abajo” en este “momento crítico y preocupante”, sostuvo que “siempre es tiempo para el diálogo” y que “es responsabilidad de los que estamos en las instituciones, si el actual gobierno y su presidente no están a la altura, construir alternativas”.

Las dos intervenciones sintetizan en parte el cuadro de síntomas: el Gobierno del PP, apoyado por C’s, conduce un tren que circula por la misma vía, pero en dirección contraria, al que pilotan la Generalitat de Junts Pel Sí y la CUP, mientras UP y las confluencias intentan poner en marcha otro por otra vía. Sin embargo, la mirada está en el arcén, por el que deambulan pensativos algunos eventuales viajeros como el PSOE o el PNV, ese tercio escaso del Congreso que inclina la balanza hacia un lado u otro.

“El PP cree que la bandera española es suya, que para ser español hay que ser de los suyos”, aseguró la portavoz de Ahora Madrid, Rita Maestre. Le pasó, un poco, como a los manifestantes que enarbolan banderas españolas como contraposición a las catalanas. No recuerdan que la primera es, en realidad, la versión constitucional de la enseña marina de la Corona de Aragón, esa federación que en el medievo englobaba a reinos como el que le daba nombre (y cuya vigencia como tal en el siglo XVIII tiene declarada el Supremo), el valenciano o los de Nápoles o de Sicilia y, también, a los condados de lo que hoy viene a ser Catalunya. Que las dos banderas son la misma, vaya, por mucho empeño en confrontarlas que puedan tener algunos.

El artículo solo se encuentra publicado para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

6 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. soliman

    Lo que hay que ver... los separatas y los podemitas, pidiendo ayuda a la policía "represora" para que les libren de un escrache. JUAS Quien siembra vientos, recoge tempestades. Por cierto, en todas las fotos que yo he visto, todas la banderas eran constitucionales, otra cosa es que la prensa comunista, vea fachas por todos lados 42 años después de Franco. :)

    Hace 4 años

  2. Jose

    Para Miguel: Lo que me parece realmente peligroso es que el dato es cierto e indicado por las autoridades aragonesas. Efectivamente, el resto del Estado estamos a día de hoy "vendidos" frente a cualquier amenaza, por el empeño del PP en "resolver" el tema catalán por la fuerza bruta. Cualquier cosa que pueda pasar, que esperemos que no ocurra, es total y absoluta responsabilidad del gobierno de Rajoy.

    Hace 4 años

  3. Jónico

    Maduro está mirando con tristeza la deriva autoritaria del Gobierno del PP en Cataluña, en toda Iberia y sus naciones oprimidas, y por el capitalismo franquista, desde que en Asturias emprendió el camino de la dictadura contra el Islam en Al-Andalus hasta nuestros días. En el reino de Aragón, en la nación aragonesa, nación oprimida por el PP y el capitalismo de Franco, se ha podido comprobar cómo los demócratas son atacados por el fascismo como en Barcelona, donde la gente está aterrorizada por el ejército de Franco. LO dijo con gran precisión e inteligencia Rita Maestre: en Cataluña, las fuerzas del capitalismo franquista están encarcelando a miles de demócratas que lo único que quieren es votar, porque jamás se lo permitió el PP y Franco. Ahí está resumida, en esa frase. a terrible realidad de un pueblo aplastado por el ejército franquista del PP. Pero la verdad, como también dijo Maestre, brillará al final y los pueblos se liberarán del ejército franquista y volverá la democracia en una sociedad igualitaria con un partido que nos guiará al comunismo bolivariano o coreano.

    Hace 4 años

  4. Miguel

    Me parece extremadamente peligroso que un diario publique que la policia no cuenta con efectivos suficientes fuera de Cataluña, es como poner una diana en el resto del territorio español

    Hace 4 años

  5. Inés

    “El día que le hicieron a Pablo un escrache“. Como los que le hacía él a Rosa Díez. Si lo hace él, o lo hace Rita... es libertad de expresión. Si se lo hacen a él... son los nazis.

    Hace 4 años

  6. Julio Caesar

    Esta gente de PPodemos ha perdido totalmente los papeles...

    Hace 4 años

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí