1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Tribuna

Política No-De-Ley

La DUI “aprobada” en el Parlament, en forma de Propuesta de Resolución, en realidad no tenía ningún efecto jurídico. No sólo por ser una PNL, sino porque, además, la declaración se contenía en la parte de la “exposición de motivos”

Francisco Jurado 29/10/2017

<p>El J.R. Mora de hoy: Espectáculo </p>

El J.R. Mora de hoy: Espectáculo 

J.R. Mora

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT está produciendo el documental 'La izquierda en la era Trump'. Hemos recaudado ya 4100 euros. Haz tu donación y conviértete en coproductor. Tendrás acceso gratuito a El Saloncito durante un mes. Puedes ver el tráiler en este enlace y donar aquí.

La declaración de independencia no es una declaración ni supone la independencia legal Cat. Es un Resolución que insta al Govern. Una mera Proposición No de Ley.

1. Hola, aquí un andaluz que lleva dos meses intentando comprender qué pasa con esto de Catalunya y que, a base de leer a diario a Guillem Martínez, he terminado por copiar su manera de estructurar y exponer los hechos.

2. ¿Qué hechos? Buena pregunta. El “Processisme” es esa way of life consistente en parecer que se hacen cosas sin que, al final, se termine por hacer nada. Del otro lado, la “estrategia del percebe” de Rajoy, que se agarra a una roca y no se mueve, esperando a que el temporal haga su trabajo sin llevárselo a él por delante. Del choque entre estas dos actitudes vitales, no podía haber salido algo diferente a lo que estamos (vi)viendo. 

3. Una Proposición No de Ley (PNL) es un invento parlamentario que consiste en que el Legislador haga No-Leyes. Esto es, que los dipus de un parlamento se la pasen discutiendo y proponiendo cosas, que las voten, las aprueben y no tengan que hacerse. Puro processisme. Además, las PNL suponen un chollo, y es que el parlamento de turno no tiene por qué tener competencias sobre las cosas que pretende hacer con las No-Leyes. Basta con “instar” (palabra clave) al órgano competente para que las lleve a cabo… Si quiere. Un posicionamiento político del parlamento, lo llaman. ¿Qué pintan las PNL aquí? Todo, pero empecemos por lo último.

Por sí mismas, las PNL no producen más que --con suerte-- titulares de prensa. Lo curioso es que en este caso, y a través de los titulares, hayan producido una “independencia mágica”

4. El viernes, los medios de comunicación proclamaron la independencia catalana. Para hacerlo, se basaron en la aprobación de dos Propuestas de Resolución que se votaron en el Parlament. Una Propuesta de Resolución (PR) es el equivalente parlamentario catalán a las PNL del resto de parlamentos, es decir, un posicionamiento político que pretende orientar la acción del Gobierno (Govern en este caso)… si éste se deja. En los dos años y medio que llevo trabajando en el Parlamento de Andalucía, he visto cómo se aprobaban infinidad de PNL que instaban a la Junta (incluso que instaban a la Junta a que instase al Gobierno de España) a hacer cosas y que, del Parlamento, han ido directamente al cementerio de las PNL, que debe tener ya la extensión del desierto del Gobi. Quizás sea el propio desierto del Gobi. Por sí mismas, las PNL no producen más que --con suerte-- titulares de prensa. Lo curioso es que en este caso, y a través de los titulares, hayan producido una “independencia mágica”.

5. El mismo viernes, mientras España se rompía, un puñado de locos, de los que nos paramos a leer y a pensar las cosas con cierta calma y ojo crítico, nos dimos cuenta de que la DUI “aprobada” en el Parlament, en forma de PR, en realidad no tenía ningún efecto jurídico. No sólo por ser una PNL, sino porque, además, la declaración se contenía en la parte de la “exposición de motivos”. Los “preámbulos” o “exposiciones de motivos” son las entradillas que se hacen a las leyes, decretos, PNL y otros instrumentos parlamentarios para motivarlos, explicar su encaje jurídico o las competencias que se tienen para presentarlos. Suelen estar llenas de palabras bonitas, ideas maravillosas y argumentos irrebatibles que justifican la necesidad de la iniciativa que acompañan. Básicamente, como una carta a los Reyes Magos. Básicamente, con el mismo valor jurídico que las cartas a los Reyes Magos. 

6. Tras la exposición de motivos, donde se contenía la DUI, venía la parte dispositiva, la que tiene algún valor, aunque sólo sea instar al Govern a realizar una serie de cosas. Esas cosas, a las que se instaba al Govern, sí que suponían una DUI de verdad, su materialización jurídica e institucional. La votación posterior se realizó, como bien recalcó Forcadell, sobre esta segunda parte. Es decir, que lo que se aprobó en el Parlamento era un requerimiento (este parece el mes de los requerimientos) al Govern para que pusiera en marcha lo contenido en la Ley de Transitoriedad. En la segunda PR, se hablaba del inicio del “proceso constituyente”. Supongo que sería otro proceso constituyente diferente al que se inició, también con la aprobación de otra PR, en 2015, o quizás es el mismo, que necesita muchas PR para iniciarse. 

7. ¿Cómo es posible que una Resolución que habla del inicio de la ruptura de Catalunya con España siga estando publicada en el Boletín Oficial del Parlamento de Catalunya? ¿Por qué no se activó ningún 155 en ese momento? Pues porque era una PNL, una declaración de intenciones (o de deseos) sin mayor trascendencia ni valor jurídico por sí misma. Entonces, ¿por qué los partidos independentistas optaron por el formato PR/PNL para proclamar la DUI? Esto ya es una interpretación personal, pero estoy casi seguro de que el motivo es no cometer, con su aprobación, ninguna delito. Que, cuando los miembros de la Mesa declaren ante un juez, puedan decir que simplemente estaban votando una PNL en el ejercicio de su cargo, y que una PNL puede versar sobre la DUI perfectamente (como ya pasó en 2015).

ningún acto de los que han compuesto “la escalada de confrontación” de los últimos meses tiene prácticamente algún efecto jurídico

8. ¿Por qué, entonces, todo este “follón”? Porque, desde el principio, nadie, o casi nadie, se ha parado a pensar con calma en que ningún acto, de los que han compuesto “la escalada de confrontación” de los últimos meses, tiene prácticamente algún efecto jurídico. Desde el momento en que las leyes de Transitoriedad y Referéndum se suspenden por el TC, no producen legalidad por sí mismas. Si no se hubiera intervenido tan salvajemente en el Referéndum, hubiéramos asistido a una manifestación con urnas y papeletas. El resultado hubiera sido igual de vinculante (nada), pero nos hubiéramos ahorrado las hostias y la penosa imagen internacional. Cuestión de estrategias:

9. La estrategia del pack processista es jugar al “chicken game” des-pa-ci-to, pasito a pasito, con gestos que espoleen al pueblo, para que éste los defienda con su cuerpo, esperando la desmesura del Gobierno para poder conseguir reconocimiento internacional. Los generales, desde la colina. 

10. La estrategia del pack PP-Cs --guest starring PSOE-- se basaba en el meme “restaurar la legalidad”. Una legalidad que en ningún momento fue alterada. De haber sido alterada, significaría que el TC no emite autos ni sentencias sino, glups, PNLs. Así, restaurar una legalidad --que no fue alterada-- ha justificado liberar al Kraken 155. Y como no se puede restaurar algo que no ha sido modificado, se sumaron otros requerimientos (en la fiesta de los requerimientos) como pedir perdón por haberla liado parda, algo que, os lo juro, no venía en ninguna sentencia/auto del TC. Esa mañana del jueves, las negociaciones entre Gobierno/Govern no iban de legalidad, iban de gestos. “Convoco elecciones y no liberas al Kraken”. “No libero al Kraken sólo si te humillas un poquito, te corto la cabeza y la pongo en una pica en Moncloa”. Y como cada frente debe mostrar sus trofeos de batalla ante la multitud que los jalea, al final era difícil ponerse de acuerdo en los trofeos, sobre todo cuando uno de ellos es la cabeza en una pica de una de las partes. ¿O no?

10. Después de escribir este texto quizás empiece a escribir sobre “reptilianos” o sobre el “mineralismo”, pero ahora mismo estoy cerca de pensar que la solución DUI-No-de-Ley+155soft+Elecciones21D ha sido una salida pactada, al menos tácitamente. Una salida de gestos, de actos que no van a tener una trascendencia jurídica real o, al menos, duradera --la UE se podría empezar a mosquear-- más allá de unas nuevas elecciones (constituyentes vs unidad de España), donde no se hable más que de esto y no de pensiones, corrupción, blablabla. Cada bloque puede construir su relato sobre esos gestos y aparecer como héroe ante sus fieles. Nadie --en el bando Cat-- condenado a penas de prisión o a multas gordas. Sociedad polarizada para muchos años, vacuna para 15Ms futuros y recurso para unas cuantas campañas electorales más. 

11. Una jugada perfecta sustentada en la retórica, en el “Processisme”, en la “estrategia del percebe”, en la política que performa a través del discurso, apelando a las tripas vía identidad+deseo. Política de titulares y de banderas. Política No-de-Ley. PNL.

Autor >

Francisco Jurado

Es jurista y secretario de la Vicepresidencia III del Parlamento de Andalucía.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

5 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Toni Yagüe

    Por tanto, si la "declaración de independencia" no tiene efectos jurídicos, y resulta muy poco creíble que esto no lo sepa todo un Gobierno del Estado con un ejército de asesores jurídicos y órganos consultivos, la aplicación del art.155 no supondría un delito de prevaricación?

    Hace 3 años 5 meses

  2. sebastián nowenstein

    A ver, Paco, y esto, esta performance, artísticamente, ¿qué viene a ser? Surrealismo: Una realidad que se supera. o barroco: El arte barroco buscaba la creación de una realidad alternativa a través de la ficción y la ilusión. Yo, de historia del arte, mucho no sé, así que me he fijado en wikipedia. Mira, es que yo soy docente en Francia y les intento explicar todo esto a mis alumnos. Y como me parece que si doy una clase más explicando los arcanos jurídicos de toda la historia, pues me van a tirar por la ventana, yo me pregunto si lo suyo no sería entrarle al tema con un enfoque artístico, tipo historia del arte, ¿no? Paco, tú que de esto debes de saber, ¿puede ser una performance barroca? ¿Surrealista? ¿Las dos cosas a la vez? Otra posibilidad que veo, es la de leerles a mis alumnos aquella fábula de Esopo, la del pastor mentiroso que anuncia la llegada del lobo, así, por divertirse, por reírse, y al final, cuando llega el lobo, ya nadie se lo cree. Yo me pregunto si los independentistas, en el supuesto de que les llegase la independencia, se la creerían, después de tantos amagos como los que tú cuentas. Quizás, tras haber efectuado este decurso por el arte y la sabiduría tradicional que recogiera Esopo, podría dirigirme hacia un enfoque más filosófico o lingüístico, recurriendo a Austin y a lo de los enunciados performativos. A mí se me da que esto que estamos viendo es algo único en la historia: un acto performativo cuyo fracaso es su victoria. Proclamar la independencia al tiempo que se las arregla uno para anular los efectos de la proclamación votando solo los requerimientos por los que se insta al Govern a proclamar la independencia, que uno podía proclamar, pero que no ha proclamado, es algo que hay que someter con toda urgencia a los herederos intelectuales de Austin. El problema aquí es el del españolísimo barroco, lo de rizar el rizo: hay un momento en que se pierde pie, un momento en que las palabras ya no significan nada, ¿no? Lo que la fineza y sutileza de estos tan habilidosos independentistas han conseguido es no solo complicarse la lucha por la independencia, sino también debilitar el poder performativo del derecho en Cataluña. O sea, la idea de que los parlamentos hablan en serio y de que sus pronunciamientos producen efectos: “En política ‘espot fer tot, menys el ridícul’ (“En política se puede hacer todo, menos el ridículo”), según la frase tan citada de Tarradellas estos días. Mi hermana me dice que el estilo del Honorable es el grotesco ¿Tú crees que eso existe, Paco?

    Hace 3 años 5 meses

  3. susi

    SI esto es así... no entiendo nada. ¿Cómo es posible entonces que se aplique el 155, que ningún grupo político lo saque a la luz? Incluso si el gobierno destapase esta farsa, podría sacar un rédito político bestial, ya que los independentistas verían que han sido "usados" para nada. o el constitucional, o el PSOE, o... cualquiera; ¿ni siquiera los medios (a sabemos quienes son) obsesionados en desactivar el independentismo se percatan?. Lo dicho, no lo entiendo!

    Hace 3 años 5 meses

  4. pepa

    A saber cual será la próxima ocurrencia de los genios de bolita.

    Hace 3 años 5 meses

  5. Benigno Lario

    Muy bien intencionado artículo, que relata cómo hacen las cosas los más listos entre los indepes. Caminan sobre PNLs y "resoluciones sin efecto jurídico", con las que se sienten legitimados, a la espera de que si les frenan en seco, salga el bueno de turno a decir que el estado opresor persigue "lo que no es". Son buenos con los anzuelos, y el autor de ste artículo los pica; y se deleita con ellos. Son buenos.

    Hace 3 años 5 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí