1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Impre(ci)siones

Ciudadanos, partido porno

Esteban Ordóñez 12/12/2017

<p>Albert Rivera.</p>

Albert Rivera.

LUIS GRAÑENA

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT está produciendo el documental 'La izquierda en la era Trump'. Haz tu donación y conviértete en coproductor. Tendrás acceso gratuito a El Saloncito durante un mes. Puedes ver el tráiler en este enlace y donar aquí.

Ciudadanos ha atracado en el muelle de sus sueños: está, por fin, recogiendo ese voto de tipo fantasma del que se nutría el PP. Ese voto que no se reconoce a viva voz; el de la gente que evita hablar de política, o que habla mucho pero nunca confesaría que acabará votando a los naranjas. Se empieza a votar a Rivera de la misma manera que la gente casada ve porno (los cuarentones y eso, porque los millennials hasta presumen de consumirlo). Esto es: acuden a él primero a lo loco, con las gónadas atoradas y extraviados en toda clase de delirios que hasta les parecen razonables y posibles; pero cuando pase el tiempo lo harán, básicamente, porque no sabrán hacer otra cosa. En ambos estadios, la afición se mantiene en secreto.

El partido butano estimula ahora la primera fase del proceso pornopolítico. Los votantes a los que aludimos escuchan y sienten los discursos como una liberación íntima; les parece que el argumentario es incuestionable, que desviste la realidad y rompe el frenillo de lo políticamente correcto y señala lo que otros no se atreven a señalar. Es un momento bonito de fantasía, sueños y papel higiénico de doble cara (entiéndase, por dios, como metáfora: nos trae sin cuidado el onanismo de esta buena gente, si es que lo hay). 

El caso es que en esa etapa no se han percatado del trampantojo. Tanto en el porno como en el discurso de Ciudadanos, la desnudez es una falacia. Desnudar, en términos de erotismo de la vida real, implica un cambio de estado, en cierto grado, imprevisto y, por lo tanto, revelador. En el caso del porno, el cuerpo ha sido preparado para el foco y, en consecuencia, adulterado. Como sugiere Slavoj Žižek, los planos de cámara distorsionan la naturaleza del cuerpo, desproporcionan partes, descomponen a la persona en apéndices autónomos, en instrumentos de consumo, es decir, niegan la verdad de lo humano. La pornopolítica ciudadana aplica esto a la descripción de la situación política: pensemos en el discurso sobre la manipulación y el adoctrinamiento independentista en las escuelas catalanas y valencianas y baleares y, por qué no, de Campo de Criptana y de Soria…

Este desmembramiento de la realidad es fundamental en el ejercicio del oportunismo político, que  obliga a que las ideas carezcan de un fuerte arraigo filosófico y moral. Es una lógica económica, de consumo. Sólo existe un objetivo: sacar beneficio. Después ya se realiza un ejercicio de marketing para generar el mensaje más efectivo y, una vez encontrado, se le inyectan gramos y gramos de emotividad, misterio, épica... A poco que uno aguce el ojo, se da cuenta de la falsedad. Pero el porno y la política no engañan a nadie que no quiera o necesite ser engañado. 

Y los naranjas, como buenos espadachines del rollito entrepreneurship, saben que no hay que crear remedios para subsanar una necesidad, sino al revés. Por eso cogen el problema territorial y lo exacerban para herir orgullos, para cabrear y que, al final, la gente vaya a las urnas con las gónadas atoradas. Porque hay que hacer lo que hay que hacer aunque suene mal, porque es cuestión de supervivencia, porque son ellos o nosotros. Mucha gente saldrá del colegio electoral como quien sale del baño y le preguntan qué hacía ahí tanto tiempo y responde que nada, que sólo estaba lavándose las manos. 

 

CTXT está produciendo el documental 'La izquierda en la era Trump'. Haz tu donación y conviértete en coproductor. Tendrás acceso gratuito a El Saloncito durante un mes.

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Esteban Ordóñez

Es periodista. Creador del blog Manjar de hormiga. Colabora en El estado mental y Negratinta, entre otros.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

16 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. pasturo

    Si hay alguien que no tenga claro que Ciudadanos ha sido creado para apuntalar los privilegios de una minoría -10% de españoles tienen el 60% de la riqueza nacional (1)- a costa de macharnos todos los demás, es que es muy muy ciego. (1): http://wir2018.wid.world/files/download/wir2018-full-report-english.pdf (pag.232)

    Hace 3 años 11 meses

  2. guillotine

    Desconozco si C's es un partido porno (Cool) ó el Porno Partido (Gore), que parece igual pero no es lo mismo se que han venido para joder (y eso no es ni bueno ni malo ni todo lo contrario, qué lo sepas!)... Así que estamos to@os avisad@s, Cuñadamos !

    Hace 3 años 11 meses

  3. Vicent

    Quizás el articulista debiese explicar cuando no ha sido una reclamación social que las regiones más ricas ayuden al desarrollo de las más pobres o en que país del mundo no se pueden optar al estudio de la lengua común de todos sus ciudadanos (lengua que cada día tiene más hablantes y es por tanto, más universal). Tachar a Ciudadanos de fascista por defender la igualdad de derechos o por no tener vergüenza de lucir la enseña constitucional (o la europea) es cuando menos desconcertante. Que estas propuestas puedan no sonar bien a parte del mal llamado progresismo, no les quita legitimidad. Recordemos pues, cuantas veces se ha entonado el "Espanya ens roba" (radicalmente falso, desde los aranceles tan comentados por Stendhal hasta el FLA), que ha permitido y permite el empobrecimiento del resto de España (limites a la producción del cava extreme o valenciano). Nunca ha sido una verdadera región comercial (su principal socio comercial Aragón, y exporta más a Ciudad Real que al Reino Unido). El catalanismo, desde Prat de la Riba ha defendido tesis racistas y supremacistas (el emprendedor catalán contra el casposo castellano). Dicen que Espanta es opresora (recuerden la película que hemos mandado este año a los Oscars). Gran parte de nosotros, yo por un tiempo, hemos creído en la constante mistificación del catalán y en las España siempre franquista. Hay mucho falso intelectual que continua asimilando al catalanismo con la modernidad, no es cierto: es un movimiento paleto, provinciano y que incluye inercias imperialistas que se enorgullece de un pasado que nunca fue. El auténtico fetichista, que le pone lo duro, que disfruta con el el sexo a distancia es ese votante frustrado que se cree superior a otro y se enorgullece (siendo de Madrid, Cádiz , Pontevedra o la Alcarria) de entender la realidad catalana (mejor que Albert Boadella o el propia Rivera) y de leer artículos cómo este dónde se insulta inteligencia. Menos porno y más leer a Sabater.

    Hace 3 años 11 meses

  4. Ricardo

    Cuando he llegado a la mención de Slavoj Žižek, he dejado de leer. Alguien que se crea las tonterías de esta versión contemporánea del Rey Desnudo (por desgracia y cuestiones de trabajo, he tenido que tragarme dos de sus documentales y dos de sus libros) no debe tener mucha agudeza mental...

    Hace 3 años 11 meses

  5. Fermi

    Pregunta tonta: ¿la diferencia entre "derecha" y "centro-derecha" es que unos besan los anillos a los obispos y los otros sólo privatizan? ¿es que unos siguen siendo tan homófobos como una sociedad medieval y los otros aceptan la realidad social moderna? Supongo que eso es lo que llaman "ni de izquierdas ni de derechas", o "de izquierdas en lo social, de derechas en lo económico". - - - . . . - - - No nos engañemos. Llamemos a las cosas por su nombre: si lo que buscan es menos estado, que "cada perro se lama su rabo", el "sálvese quien pueda, pero no con mis impuestos", y "el que quiera servicios básicos que se los pague y si no puede que se joda"... eso se llama DERECHA. Y su contrario: IZQUIERDA. No hay medias tintas, salvo en las etiquetas. Si, por ejemplo, ERC, desde el gobierno, decide subvencionar la educación privada (y del Opus), mientras mantiene en barracones los colegios públicos, es una política de DERECHAS. La "E" es de etiqueta, no de esquerra. (de hecho, Cifuentes hace lo mismo en Madrid) Si encima dice que los barracones son porque el pueblo invasor y dominante no le deja gestionar los recursos propios, entonces ya es cinismo, pero esto es otro tema. Las siglas, los colores, las banderas: etiquetas y márquetin. Miremos sus decisiones.

    Hace 3 años 11 meses

  6. Glez

    Artículo ridículo, sectario. Centro derecha malo , izquierda, nacionalistas, separatistas, buenos. Artículo de embobaos de primero de carrera, luego llega la madurez y todo cambia aunque en algunos se ve que no.

    Hace 3 años 11 meses

  7. FFF

    Me encanta el artículo. No podía ser más acertado; prueba de ello es el prurito de algunos algunos naranjitos indignados en sus comentarios... No estoy de acuerdo con JGG en un detalle: no creo que el artículo trate al eventual votante C's como "analbetizado", entre otras cosas porque todo el mundo sabe que ese perfil está atrapado en la cueva del PP. El votante de C's es en muchas ocasiones culto e inteligente. El rasgo que lo define por antonomasia es el cinismo mayúsculo.

    Hace 3 años 11 meses

  8. Carnuz

    Josep: estáis enfermos de supremacismo a más no poder. Todos los que no son independentistas son o incultos (desprecio intelectual y clasista) o "colonos" (xenofobia) o simplemente anticatalanes (xenofobia ¿qué es ser anticatalán? ¿no votar un partido independentista?). Sois una panda de catetos inaguantables. Sí, he dicho bien, catetos, que sois unos catetos, porque sólo el que es cateto y tiene complejo de inferioridad se comporta como vosotros, siempre midiéndose con el de al lado de manera enfermiza. Y además dais pena con vuestras butifarradas, tractoradas, desfiles con garrotes y demás payasadas de pueblerinos.

    Hace 3 años 11 meses

  9. mentalmente

    Me gusta el artícuIo. Creo que afina bastante. Asociar el p0rno con el voto a C's me parece muy ingenioso y acertado. Solo me gustaría decir que este artícuIo que tiene algo canallesco tiene su gracia porque parece que el autor reconoce entrelíneas, la propia impotencia del artícuIo y su revelación o comparación, de generar algún cambio. Esta opinión es más bien entre el desahogo y el chiste. Te ríes, asumes que es verdad, pero sabes que no sirve para nada más. Eso me gusta. Implica empezar a reconocer la libertad del p0rno-adicto, que es imposible de arrebatársela. Le pertenece. Y lo máximo que podemos hacer esta especie de onanismo mentaI sin ningún propósito ulterior más que la guasa. Es que además pienso que al votante de C's medio le gustaría esta comparación con el porno.

    Hace 3 años 11 meses

  10. Lacónico Alternativo 0.0

    No me extraña que el peñazo de Žižek sea vuestro referente. Sois igual de ambiguos, de repetitivos y más pesados que el iridio. "el rollito entrepreneurship" es precisamente lo que nos sacaría de la mediocridad que tanto vidicaís sin querer reconocerlo desde esa mentalidad rancia, de buenos y malos que es la "izquierda" y que debería volver a llamarse la "siniestra". Votaré a Rivera, porque el porno me parece mucho más saludable que la trasnochada homilía que predicas.

    Hace 3 años 11 meses

  11. mudo

    C,s nació y creció con el único objetivo de destruir a los fascistas nacionalistas. Hay que ser muy tonto para atacar a C,s y defender a los que nos han robado día si y día también. Esto huele a sintrome de estocolmo

    Hace 3 años 11 meses

  12. JGG

    A la arrogancia clasista que destila el artículo le va a pasar como a los trescientos mil análisis y comentarios jocosos acerca de la improbable elección de Donald Trump como presidente usamericano: basura espectacularizada que, con su permanente desprecio al eventual votante (según el texto, funcional y políticamente analfabetizado), tendrá que tragarse el estiércol (el propio, y el de los efectivamente neoliberales que subirán como la espuma el 21-D; pero como la espuma) y asumir lo que ya decían tanto Sanders como (oh, god) Michael Moore: que el pobre no vota, y que el obrero que vota más neoliberalismo es el mismo obrero ninguneado, en el caso catalán, incluso por eso que yo llamaría el "soberanismo ilustrado" de los comunes; el mismo que ni entra ni entrará en los barrios. Pero sigamos dándole sensación tanto al procesismo patrio como al nacionalismo hispano de las pelotas. Mare meva...

    Hace 3 años 11 meses

  13. Fermi

    josep: la viga, la paja y el ojo. Ciudadanos era y hubiese seguido siendo minoritario si algunos no se hubiesen empeñado en luchar contra la realidad catalana. En una sociedad bilingüe, algunos se han estado empeñando en decir que hablar castellano es cosa "del servicio, de gente vulgar". Otros legislan para que mi "quesería" se tenga que llamar "fromatgeria". (¡Legislan!). Y son sólo anécdotas, pero tacita a tacita... crean odio donde no lo había. Y tampoco había necesidad, pero los nacionalismos (esp, cat... ¡todos!) viven de agitar la identidad hasta que te sientas atacado, o por unos o por otros. Y así estamos, con los balcones llenos de banderas, con la mitad culpando de todos sus males a la otra mitad, y con el agente naranja a punto de gobernar. Estamos jodidos.

    Hace 3 años 11 meses

  14. Carlos.

    Me gustan más tus artículos de flamenco.

    Hace 3 años 11 meses

  15. Rafa

    La cara que se les va a quedar a los nacis catalanes cuando Cs sea el partido más votado el 21D...

    Hace 3 años 11 meses

  16. josep

    C's nació en Barcelona con la única intención de ejercer al anticatalanismo feroz; contra la lengua y cultura catalanas, el autogobierno, etc. Su electorado se compone, por un lado, de funcionarios y profesianles liberales y, sobre todo, de obreros con algo en común: son españoles residentes en Cataluña y profundamente anticatalanes. La mayoría son gente con estudios secundarios, como mucho. Quieren acabar con todo lo que parezca mínimamente catalán. En el mundo soberanista al partido se le conoce como "Colonos"; y ejercen como tales. Basta ver a Inés Arrimadas.

    Hace 3 años 11 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí