1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

  292. Número 292 · Enero 2023

  293. Número 293 · Febrero 2023

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Vox y el prolapso rectal del 78

Sólo la conservación de los ayuntamientos de Barcelona y Madrid podría frenar realmente el ascenso ultraderechista. A Podemos habría que pedirle que, si no se le ocurre cómo ayudar, al menos deje de poner obstáculos

Santiago Alba Rico 3/12/2018

<p>Placa conmemorativa del 15M en la Puerta del Sol de Madrid. </p>

Placa conmemorativa del 15M en la Puerta del Sol de Madrid. 

AHORA MADRID

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT es un medio pequeño pero sus luchas son grandes. Necesitamos tu ayuda para seguir avanzando. Puedes suscribirte en agora.ctxt.es o hacer una donación aquí:

Me ha parecido inquietante que El Mundo, reflejando anoche en portada los resultados de las elecciones, añadiera a la distribución por partidos el reparto por “coaliciones electorales”, dando por supuesto que son dos las que naturalmente se enfrentaban en estos comicios y las que naturalmente deben luchar por el gobierno: por un lado la compuesta por PSOE y Adelante Andalucía, con 50 escaños, y por otro la formada por el PP, C's y Vox, con una mayoría de escaños a su favor (59). ¿Es una apuesta del periódico? ¿Una tentativa de señalar el camino? ¿O una declaración ideológica que recupera una visión de España “muy de derechas”, casi guerracivilista, que en realidad no se corresponde –o no se corresponde todavía– con la realidad? Sea como fuere, asusta pensar que un sector de la derecha y del electorado tiene ya en la cabeza esta distribución “ideológica” de las fuerzas políticas.

La verdad, de momento, es otra. La irrupción de Vox es lo que se llama en medicina un “prolapso”; es decir, la salida parcial de un órgano fuera del cuerpo que lo contenía. Se habla así de prolapso uterino o de prolapso rectal. La ultraderecha “se le ha salido” de dentro al PP y, en general, al régimen del 78, que en Andalucía se va a recomponer –en el exterior y hacia la derecha– contra Podemos. Pese a la “visión” de El Mundo, pese a las circunstancias excepcionales que llevaron a Sánchez al Gobierno, la coalición “natural” de la situación presente es la que sigue vinculando al PP, el PSOE y C's. Podemos y Vox son “los extremos”. Susana Díaz, en su primera declaración tras la debacle, invocaba esa “naturaleza” al anunciar que se reuniría con “las fuerzas constitucionales” para frenar el paso a la ultraderecha.  Cualesquiera que sean los resultados de esas conversaciones, en Andalucía se gobernará con Vox o contra Vox, pero sin Podemos. Las elecciones andaluzas “liberan” Andalucía de Adelante Andalucía y restan suelo también al “radicalismo” de Sánchez a nivel nacional.

España ya no es una excepción; se ha europeizado, como nos temíamos, a toda prisa. De momento la ultraderecha servirá, como en otros sitios, para derechizar el neoliberalismo gobernante –so pretexto de contener el extremismo– y suprimir cualquier sombra de alternativa por la izquierda. Luego, por la inercia misma de las fricciones y las componendas, la ultraderecha se robustecerá y se conformará como la única oposición política real al régimen del 78. Esa oposición, que hasta ahora estaba más o menos dentro y que ahora “se le está saliendo” al PP en forma de prolapso rectal, en España se llama franquismo. El franquismo –menuda paradoja– será muy pronto la única alternativa al régimen del 78 surgido del franquismo. No habrá ruptura sino “prolapso”. Se le saldrán los órganos ocultos a la transición por todos los orificios y tomarán desde fuera el cuerpo entero.

Podemos está muerto. Andalucía era el “muro de carga” del régimen del 78, que se viene abajo por fin, pero no del modo en que soñamos en 2014. Habrá que echar la culpa al neoliberalismo, que sin duda la tiene; y a la socialdemocracia, que también la tiene; y a los partidos y medios de comunicación que prefieren volver al siglo XIX antes que buscar una salida democrática a la descomposición. Pero a nadie se le escapa que Podemos ha facilitado mucho las cosas –como las ha facilitado el fraudulento independentismo oficialista en Catalunya– dejando en el camino jirones de ilusión. No es que Podemos haya empujado a sus propios votantes a Vox, es verdad, pero no sólo no ha sabido protegerlos –a sus votantes– sino que no ha sabido tampoco recoger ningún voto de la abstención, donde siguen enquistados los más despolitizados y socialmente castigados y a donde han vuelto los más politizados y culturalmente preparados. No creo que se pueda reprochar nada a la campaña de Teresa Rodríguez, como lo demostrarán los próximos comicios en los que no estará ella. Pero ni su carisma personal ni sus forcejeos descentralizadores han bastado para que Adelante Andalucía se librara de la sombra de Podemos, una marca que hoy sólo llama –y a gritos– a la abstención. En otros sitios, mucho me temo, será bastante peor.

Lo más difícil es medir ahora el impacto que estos resultados pueden tener en las próximas elecciones municipales. Sólo la conservación de los ayuntamientos de Barcelona y Madrid podría frenar realmente el prolapso ultraderechista. A Podemos habría que pedirle que, si no se le ocurre cómo ayudar, al menos deje de poner obstáculos.

CTXT es un medio pequeño pero sus luchas son grandes. Necesitamos tu ayuda para seguir avanzando. Puedes suscribirte en agora.ctxt.es o hacer una donación...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Santiago Alba Rico

Es filósofo y escritor. Nacido en 1960 en Madrid, vive desde hace cerca de dos décadas en Túnez, donde ha desarrollado gran parte de su obra. Sus últimos dos libros son "Ser o no ser (un cuerpo)" y "España".

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

25 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Mark

    ¿Y el futuro es el modelo Carmena, donde se ha reído del programa , regalado la ciudad a los bancos y constructoras , purgado a los que han hecho bien el trabajo ? Claro que Podemos lo ha hecho mal. No hay mas que ver que los pelotilleros de Carmena (¿los mejores?) son de Podemos . Claro que Podemos lo ha hecho mal. Pactos por la cúpula, participación de mentira, abandono del programa y de las voluntades rupturistas, palabros idiotas de moda cada temporada (patria, los que madrugan, casta, ni de izquierdas ni de derechas) reversibles por las fachas y virajes ideológicos caprichosos y delirantes sin preguntar mas que al cuello de su camisa. Pero en Madrid lo ha hecho hasta PEOR y no precisamente por poner palos a Carmena sino por haber dado el poder a ese submarino del extremo centro con escasos valores democrático ¿En Madrid? Madrid se va a perder porque la extrema derecha (que no es sólo Vox, es el PP y Cs) es definitiva y en cuanto a los que sí quieren una ciudad limpia y democrática se va a mandar a la abstención a muchos. Y Podemos hace y dice payasadas pero las de algunos críticos están a la altura. ¿Ahora resulta que a Vox lo ha creado "el fraudelento independentismo "? Vox ya estaba en la derecha. En todo caso el voto a Vox lo habrá creado el papanatismo rojigualda omniscente , incluído el de los pollaviejas "de izquierda" .

    Hace 4 años 1 mes

  2. Lucas

    No entiendo bien eso de "poner obstáculos". ¿A qué? ¿a quién? ¿A formaciones políticas que quieren alejarse de Podemos para no ser relacionadas con ellos? Creo que Podemos cede bastante en su relación con Adelante Andalucía o con Ada Colau. Pero lo que yo no llego a entender es qué se pretendería conseguir solo a nivel autonómico. Si no se aspira al Gobierno del Estado, no sé qué se quiere conseguir. Marinaleda lleva ni se sabe como municipio socialista y ahí siguen a su rollo. No hay cambio posible sin llegar al Gobierno español y sin establecer relaciones con otros países o alianzas coyunturales que hagan de contrapeso al neoliberalismo y a la ultraderecha. A ninguna formación se le ha golpeado tanto como a Podemos (y no es por casualidad) pero querer alejarse para centrarse solo en las autonomías es rendirse totalmente. No hay nada que hacer en las autonomías si no pasa por controlar el Estado. A menos que consigan independizarse, que no parece probable, pero en tal caso sí que sería algo.

    Hace 4 años 1 mes

  3. zyxwvut

    Al margen del "hallazgo lingüístico", que es bastante confuso, el artículo no aporta nada. Una rabieta de intelectual de altos vuelos, que bajó de su torre de marfil y apoyó un proyecto político desde la superioridad y la distancia, y que ahora se arrepiente. Ejercicio de retórica vacía.

    Hace 4 años 1 mes

  4. braulio

    Da exactamente igual lo que diga este iluminado del articulo como lo que haga Podemos. El juego de verdad, ese que de vez en cuando a los capitalistas se les escapa en titular con el, de nuevo, anglosajonizado nombre de "realpolitiks" va por otros lares. Podéis seguir jugando a juegos de nenes en una esquina del escenario del teatro que los criminales del Capital os han reservado para que aparentéis hacer algo siempre y perdáis vuestro tiempo, vida y lucha contra el Capital(ista) o podéis empezar a comprender la realidad del Capital desde sus fundamentos. La realidad solo se transforma a voluntad desde la descripción correcta de esta, ergo; desde la verdad. La que no depende de vuestras opiniones, aunque seáis trescientos trillones de mongolos diciendo que los arboles son de color purpura.

    Hace 4 años 2 meses

  5. braulio

    Da exactamente igual lo que diga este iluminado del articulo como lo que haga Podemos. El juego de verdad, ese que de vez en cuando a los capitalistas se les escapa en titular con el, de nuevo, anglosajonizado nombre de "realpolitiks" va por otros lares. Podéis seguir jugando a juegos de nenes en una esquina del escenario del teatro que los criminales del Capital os han reservado para que aparentéis hacer algo siempre y perdáis vuestro tiempo, vida y lucha contra el Capital(ista) o podéis empezar a comprender la realidad del Capital desde sus fundamentos. La realidad solo se transforma a voluntad desde la descripción correcta de esta, ergo; desde la verdad. La que no depende de vuestras opiniones, aunque seáis trescientos trillones de mongolos diciendo que los arboles son de color purpura.

    Hace 4 años 2 meses

  6. braulio

    Da exactamente igual lo que diga este iluminado del articulo como lo que haga Podemos. El juego de verdad, ese que de vez en cuando a los capitalistas se les escapa en titular con el, de nuevo, anglosajonizado nombre de "realpolitiks" va por otros lares. Podéis seguir jugando a juegos de nenes en una esquina del escenario del teatro que los criminales del Capital os han reservado para que aparentéis hacer algo siempre y perdáis vuestro tiempo, vida y lucha contra el Capital(ista) o podéis empezar a comprender la realidad del Capital desde sus fundamentos. La realidad solo se transforma a voluntad desde la descripción correcta de esta, ergo; desde la verdad. La que no depende de vuestras opiniones, aunque seáis trescientos trillones de mongolos diciendo que los arboles son de color purpura.

    Hace 4 años 2 meses

  7. braulio

    Da exactamente igual lo que diga este iluminado del articulo como lo que haga Podemos. El juego de verdad, ese que de vez en cuando a los capitalistas se les escapa en titular con el, de nuevo, anglosajonizado nombre de "realpolitiks" va por otros lares. Podéis seguir jugando a juegos de nenes en una esquina del escenario del teatro que los criminales del Capital os han reservado para que aparentéis hacer algo siempre y perdáis vuestro tiempo, vida y lucha contra el Capital(ista) o podéis empezar a comprender la realidad del Capital desde sus fundamentos. La realidad solo se transforma a voluntad desde la descripción correcta de esta, ergo; desde la verdad. La que no depende de vuestras opiniones, aunque seáis trescientos trillones de mongolos diciendo que los arboles son de color purpura.

    Hace 4 años 2 meses

  8. Aramis

    Vox no son ellos. Vox somos nosotros. Pero el símil del prolapso es poco afortunado. Responde a la mirada del distante. En mi opinión quien siembra impostura recoge tempestades, y la izquierda española apenas tiene sustancia, todo es apariencia. Idearios que se quedaron agotados con las fiestas de los años 90, y que Podemos ha reavivado con palabras e intenciones en una realidad tan castigada que apenas ya nadie tiene oídos. Andalucía muestra la decepción; la depresión social de un pueblo sin ilusiones porque carece de realidades. Vox es la otra cara de Julio Anguita; el enemigo deseado con el que militarizar las masas asustadas y recuperar el mando revolucionario. Abascal a caballo y Pablo Iglesias con el perro se buscan y se encuentran. Saben que crecerán juntos en una confrontación efervescente. Falta inteligencia, falta perspectiva. En España nunca tuvimos centro. Ciudadanos es ficción y PSOE; impostura.

    Hace 4 años 2 meses

  9. Jose

    Si el señor Alba Rico está enrabietado con Podemos y si no quiere ayudar, al menos que deje de poner obstáculos, y se guarde su mala sangre para si. Intelectuales resentidos no, gracias.

    Hace 4 años 2 meses

  10. Acascarla

    El Carmenismo es un error, el destrozo de la base fue un error, Vista Alegre I fue un error, pero la II fue la catástrofe, el populismo televisivo errejonista fue una cagada monumental. Reforzar la idea de que solo votar a 4 iluminados cada 4 años es suficiente es simplemente ignorancia profunda. Es que a caso hubo algo que no fuese un error?

    Hace 4 años 2 meses

  11. Aramis

    Vox no son ellos. Vox somos nosotros. Pero el símil del prolapso es poco afortunado. Responde a la mirada del distante. En mi opinión quien siembra impostura recoge tempestades, y la izquierda española apenas tiene sustancia, todo es apariencia. Idearios que se quedaron agotados con las fiestas de los años 90, y que Podemos ha reavivado con palabras e intenciones en una realidad tan castigada que apenas ya nadie tiene oídos. Andalucía muestra la decepción; la depresión social de un pueblo sin ilusiones porque carece de realidades. Vox es la otra cara de Julio Anguita; el enemigo deseado con el que militarizar las masas asustadas y recuperar el mando revolucionario. Abascal a caballo y Pablo Iglesias con el perro se buscan y se encuentran. Saben que crecerán juntos en una confrontación efervescente. Falta inteligencia, falta perspectiva. En España nunca tuvimos centro. Ciudadanos es ficción y PSOE; impostura.

    Hace 4 años 2 meses

  12. Casio

    Otra cuestión que sigue sin plantearse desde Podemos es la cuestíon de la inmigración. Solo con plantearlo te llaman xenófobo si no directamente fascista. Una cosa son los refugiados politicos o quienes huyen de conflictos y otra es la inmigración economica descontrolada. Los primeros tienen todo el derecho del mundo de ser admitidos. Pero la inmigración por motivos economicos tiene que ser regulada y controlada, sobre todo en un pais con una tasa de paro de dos digitos y muchisimo paro en sectores de población poco cualificados, que son los que compiten con la inmigración economica descontrolada. Ahora podeis llamarme facha.

    Hace 4 años 2 meses

  13. Pasturo

    Para el autor, así como para ctxt (un medio tiene una línea editorial que suele cristalizar en las tribunas que publica, ergo....), lo que Podemos debería hacer/haber hecho es agachar la cabeza y decir "sí, bwana" a todo lo que se le diga desde el stablishment madrileño. El problema es que Podemos hace lo que estima según cada momento político, no le que le manda.

    Hace 4 años 2 meses

  14. Álvaro

    Curiosa la analogía con el prolapso, el resto, la diarrea mental, no tanto. En lo que respecta a la capacidad decepcionante de Podemos, no son los únicos (bien, a ellos no se les pasa ni una ni les cuentan las buenas), pero no por ello dejan de parecerme la única opción a votar. Porque el sistema va así ¿no? se votan partidos políticos cada cuatro años y ya, con eso tenemos una tendencia en las cosas, nada de cambios. Ah, habrá quien piense que se puede cambiar el sistema desde él mismo, es otro tema. La abstención, compañero, ya sabemos a qué conduce y no se me ocurriría promoverla, menos a gritos. Realmente no parece tener un buen día. Algo útil por ejemplo, sería exigirnos a nosotros al menos tanto como al prójimo.

    Hace 4 años 2 meses

  15. cayetano

    Lo que ha ocurrido en Andalucía puede tener perfiles propios, pero fundamentalmente son estatales y no respecto a una formación política sino a un cambio de comportamiento electo-social. Un breve repaso de los datos electorales en las autonómicas andaluza desde 2008 arrojan una verdad extensiva al conjunto del Estado: la derecha que se había desmovilizado por efecto de los recortes de la Crisis, se ha reconstituido ante la lucha cultural sobre sus valores conservadores, y descargando la responsabilidad de lo que ocurre sobre los inmigrantes y los bolivarianos, judios y masones de hoy... responsabilizándolos de su pérdida de nivel y seguridad vital. Los datos desde 2008 nos muestran que en votos netos, la derecha no ha crecido en Andalucia, pero si ha conseguido recuperar la desmovilización que los recortes del PP en el gobierno desde 2012, provocaron en 2015. Han sacado practicamente los mismos votos que en 2008 y 2012 cuando todavía no había efecto del gobierno PP de Rajoy. Por tanto, el discurso de que la ultraderecha andaluza se mueve sobre trabajadores puede ser cierto, pero sobre los mismos trabajadores que ya eran de derechas y votarón en 2008 y 2012, desmovilizándose en 2015. Ese movimiento no responde sólo a Andalucia, Vox probablemente conseguirá movilizar al electorado de derechas en toda España. La cuestión es sí en España, se conseguirá contrarrestar la desmovilizacion andaluza de la izquierda, y también desincentivar a parte del electorado de derechas gracias a que mejore el diálogo sobre Cataluña, siendo grande la responsabilidad de abandonar el carro de la confrontación por los independentistas y dejar de retroalimentarse. Al mismo tiempo, habrá de dejar de contestar con el silencio sobre la inmigración y las generalidad abstractas y éticas, habrá de responderse con la realidad de lo que se hace, y sobre el impacto real de la inmigración en España. Además de ello, tanto Podemos como IU y el PSOE, habrán de reflexionar y hacer autocríticas internas, sin cainismo pero sin límites y demostrando altura de miras. No se trata de cambiar de figuras, a no ser que sea necesario transmitir otro mensaje al conjunto de la sociedad. Pero sin confrontaciones sino con debate sereno y ganando todos colectivamente. Pero seamos conscientes, el movimiento ha venido determinado por la reactivación del electorado de derechas en 2015 por Vox, y la desmovilización de las izquierdas que en esta ocasión se han manifestado más remilgadas a votar. El fenómeno de no recogida por parte de UP o AA de la perdida del PSOE, además de perdida propia, debe hacer reflexionar a ambas formaciones sobre que elementos han calado en sus cuerpos electorales que no les han permitido votar a uno u otro. Por qué probablemente sean cuestiones compartidas en la percepción de esos electores tanto del UP-AA como del PSOE, los que le ha llevado a la horfandad; y probablemente esas razones no se encuentren en Andalucía, sino en el Estado. El cuerpo electoral andaluz ha mandado una señal, y si fuera no se interpreta correctamente se abrirán las puertas en España a lo mismo. Entreternos con mezquindades y narcicismos es un lujo que no nos podemos permitir. Un cordial saludo.

    Hace 4 años 2 meses

  16. Samuel

    Caramba, según el articulista Rodríguez, después de 3 años capitaneando el proyecto en Andalucia ha salvado los muebles perdiendo votos. Y es que pobre, la sombra del aniquilador de Podemos es tan alargada que incluso, como el autor deja entrever, de fracasar Errejón y Carmena será por Iglesias. Sin estar de acuerdo con Iglesias al que considero un buen número 2 de partido hay que ser más ecuánime en la crítica. Oiga, después de 3 años no se ha llegado a los ciudadanos que son votantes potenciales de Podemos. Se ha fracasado y ha fracasado Rodríguez. A partir de ahí, critique lo qie quiera a Iglesias pero un poco de ecuanimidad, por favor.

    Hace 4 años 2 meses

  17. Vicent

    Estaría bien que Alba Rico desarrollara su crítica a Podemos. Entiendo que, en la formación morada, dedican horas a analizar, a valorar posibles estrategias. Convendremos en que es muy difícil penetrar en la masa social si tu discurso pretende mejorar la vida de la mayoría social (recordemos el techo de IU hasta hace unos pocos años). ¿Qué hace mal Podemos, señor Alba Rico? ¿Qué debería hacer, según su opinión? Porque si no desarrolla esta crítica, el artículo es poco más que un desahogo de barra de bar (en versión más intelectual, sí). Y ese tipo de desahogos producen un efecto desmotivador en los simpatizantes de Podemos. ¿Podría explicarse un poco?

    Hace 4 años 2 meses

  18. Carlos A.

    O sea que la debacle del PSOE no se debe a que ese partido, si alguna vez fue de izquierdas, dejo de serlo hace mucho. Ni el desencanto del abstencionista tiene nada que ver con que en el Parlamento día sí y día no haya partidos que aplauden a los corruptos a rabiar mientras destruyen pruebas para tapar sus desmanes. Y tampoco el hecho de que la justicia se ha politizado de tal manera que el corrupto queda impune mientras que el rapero es condenado por decir verdades como puños. Y la campaña que todos los medios han montado contra Podemos no ha servido para dejar por los suelos la imagen de un partido que nació de los movimientos populares y al que el pueblo hoy cree que se trata de ultras que van a arruinar el país (cuando lo que se puede esperar de ellos no puede ser peor que lo que hay ahora). SI ya me había decepcionado antes de eldiario.es, ahora veo que infolibre es más de lo mismo: un medio que permite artículos como el de Santiago Alba que cuela ideas malintencionadas con el único propósito de destruir a Podemos no es un medio serio, y el articulista que se presta a ello tampoco.

    Hace 4 años 2 meses

  19. R

    vox es la última bala del r78 más votos = más legitimidad para el sistema en 2 o 3 años, esto no se sostiene ya, para entonces, el diluvio

    Hace 4 años 2 meses

  20. Carlos

    Con sabios como el Sr. Alba no se como todo va tan mal, seguro que no le escuchan, pobrecillo, lástima que teniéndolo tan claro no consiga iluminarnos con su sapiencia, la culpa es de Podemos, si señor, de Venezuela y de Cataluña también, bárbaro el análisis, me quito el sombrero o mejor le quito el suyo para ver esa cabeza tan preclara, y de paso me mondo de risa, que ridículo mas patético.

    Hace 4 años 2 meses

  21. Mambrú

    Al igual que en Europa, muchos votantes de izquierda (castigados por su situación económica) han votado a la ultraderecha. Desgraciadamente en Andalucía Vox ha rentabilizado el descontento de gran parte de las clases más humildes. Podemos hace tiempo que ya no habla de Renta Básica Incondicional, medida material necesaria y urgente que bien podría haber neutralizado a la derecha y extrema derecha, y así le ha ido. Del PSOE borbónico mejor olvidarse. Frente a la urgencia de garantizar las condiciones materiales de todas las personas, la izquierda institucional, es decir, Podemos, tendría que ir cuestionándose esa exclusividad que otorga a sus luchas simbólicas postmodernas fagocitadas hace tiempo por el neoliberalismo. Mientras esto no sea así, la ultraderecha seguirá creciendo. Por cierto, Santiago Alba Rico no parece el más indicado para criticar a Podemos cuando sus tesis errejonistas se basan principalmente en cuestiones simbólico-culturales postmodernas y en ser monaguillos del PSOE haciéndonos creer que con 900 euros de salario mínimo ya está todo solucionado. Hace falta una Renta Básica Incondicional, poner fin a la monarquía y reivindicar sin complejos una República. Eso es lo urgente. Respecto a Cataluña, Podemos debería hacer causa común con todos los partidos independentistas, exigiendo un referéndum y la libertad inmediata y sin condiciones de los presos políticos. Nos guste o no, los partidos independentistas catalanes han hecho más por democratizar España que la “izquierda española” en 40 años. Y así nos va. Despierten!!

    Hace 4 años 2 meses

  22. Triste lector

    Aticulo con puntos interesantes, aun que estoy de acuerdo con el comentario de ¨disiento¨. Me parece que te ensañas con Podemos ('Podemos y Vox son “los extremos”), por favor, que propaguen eso ABCs y OkDiarios, entendible, pero CTXT?

    Hace 4 años 2 meses

  23. Asturiano

    Totalmente de acuerdo con el articulista. El mismo argumento es válido también para el PSOE. El desplome de ambos se produce debido a la crisis catalana: una parte importante de votantes de izquierda rechazan la contemporización con el separatismo filofascista catalán. Por desgracia, la alternativa al sistema es el fascismo en toda España, en línea con el resto de la UE.

    Hace 4 años 2 meses

  24. disiento

    Cabría pedirle al autor lo mismo que pide a Podemos, al que le tiene ganas en esta columna y otras anteriores; parece que se alegra de que no siga creciendo y da a entender poco menos que es el responsable de que crezca la derecha y la ultra derecha (tiene los huevos de decir que 'Podemos y Vox son “los extremos”', como si fueran comparables): si no se le ocurre cómo ayudar, al menos deje de poner obstáculos con sus comentarios.

    Hace 4 años 2 meses

  25. Casio

    Vale, aceptemos el diagnóstico, Santiago, pero ¿ Y cuáles han sido los terribles errores de Podemos? es muy fácil criticar sin proponer. "lo han hecho mal" ¿Y qué habria que haber hecho? Por eso yo propongo: para mí el gran error de Podemos fué ofrecer el referendum a los independentistas catalanes como posición de partida en el tema catalán, en vez de plantearlo como una posibilidad a largo plazo, un producto posible de una negociación a largo plazo. Asi frente a la opinión publica del resto del Estado Podemos ha aparecido como un traidor, aparecieron como complices de Puigdemont y compañia, como muy bien criticó en su momento la defenestrada Bescansa. Y es que el Iglesias se ha equivocado en temas estratégicos decisivos.

    Hace 4 años 2 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí