1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

  292. Número 292 · Enero 2023

  293. Número 293 · Febrero 2023

  294. Número 294 · Marzo 2023

  295. Número 295 · Abril 2023

  296. Número 296 · Mayo 2023

  297. Número 297 · Junio 2023

  298. Número 298 · Julio 2023

  299. Número 299 · Agosto 2023

  300. Número 300 · Septiembre 2023

  301. Número 301 · Octubre 2023

  302. Número 302 · Noviembre 2023

  303. Número 303 · Diciembre 2023

  304. Número 304 · Enero 2024

  305. Número 305 · Febrero 2024

  306. Número 306 · Marzo 2024

  307. Número 307 · Abril 2024

  308. Número 308 · Mayo 2024

  309. Número 309 · Junio 2024

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

EL DECAMERON (XXV)

Jornada vigesimoquinta. Covid-Chicken game

El ‘Chicken Game’ es la dinámica anterior. Es la confianza en discursos identificadores, pero poco contrastados. En marcos, vamos. Está pasando en Holanda, y así estamos

Guillem Martínez Madrid , 9/04/2020

<p>Hasta la capilla, en capilla.</p>

Hasta la capilla, en capilla.

G.M.

En CTXT podemos mantener nuestra radical independencia gracias a que las suscripciones suponen el 70% de los ingresos. No aceptamos “noticias” patrocinadas y apenas tenemos publicidad. Si puedes apoyarnos desde 3 euros mensuales, suscribete aquí

1- Lo bueno de convivir con keynesianos puros –los Cuatro Jinetes–, es que se pulen la pasta como si no hubiera un mañana. “Para incentivar el ciclo de la economía”, dice El Hambre. De manera que, momentáneamente, este micro-piso es jauja. Fumamos lanceros Cohiba como cosacos –La Muerte se los saca encendidos del bolsillo superior de la americana–y, cuando La Guerra descorcha otra botella de Macallan in Lalique –La Muerte lo utiliza hasta para lavarse los dientes–, siempre dice, como para disculparse por el estipendio: “A largo plazo todos estaremos muertos”. A lo que agrega: “Bueno, yo no2. Momento en el que el resto de Jinetes se parte el pecho de la risa. Hoy La Muerte ha ido al súper, y hemos comido por todo lo alto, en modo millonetis. Oso panda y pájaro bobo. “Yo, sin pan, es que no como. Y sin animales en extinción”, dice. En los postres, La Guerra ha observado la mesa, ese cadáver que se forma tras cada comida, y ha sacado la calculadora y ha calculado el monto. Cuando ha dicho el total, me he ruborizado hasta yo. Luego ha agregado: “No entiendo por qué los alemanes no se apuntan a esta juerga”. Y todos han reído. De pronto, se ha producido un silencio. “Germanica…”, ha dicho en latín La Guerra con melancolía, momento en el que el resto de Jinetes, como recordando el pasado, han empezado a emitir frases, mirando al vacío. El Hambre: “Acerba semper et inmatura mors eorum qui inmortale aliquid parant…”. La Muerte: “Crudelius est quam mori semper timere mortem…”. “Germanica molat mazum”. Eso último lo ha dicho el Jinete de los Leotardos de Polifibra, un cenizo. Deportes del día en el micro-piso. Para incentivar el gasto hemos jugado a golf con palos de fibra de carbono desechables, que luego hemos tirado por el WC. Por lo que hemos tenido que comprar otro WC. Y otra instalación de evacuación de aguas sucias. Puestos a provocar gasto, han comprado hasta otra depuradora para el Manzanares. Las apuestas han ido subiendo con cada hoyo, hasta sobrepasar los límites, de por sí muy amplios, de la Ley del Juego esp, no te digo más.

2- Hoy, sesión en el Congreso. La sesión ha sido una foto finish del Antiguo Régimen. Es decir, de la política abandonada a sus dinámicas anteriores a la epidemia. Esta epidemia lo ha cambiado todo. Salvo, por ahora, las dinámicas anteriores. Lo que tiene guasa. Es posible que cuando salgamos del confinamiento no encontremos nada. No encontremos, por ejemplo, un mercado laboral que, zas, ha desaparecido como un ninja. No encontremos nada salvo, lo dicho, las dinámicas anteriores. Posiblemente eso es lo que está pasando en la UE, de hecho, un tren a toda velocidad. Hacia dinámicas anteriores. Hasta que la UE no se retrate, no abandone ese tren –lo empezarán a hacer, o a, glups, aplazar hoy, esta semana–, estos plenos quizás solo pueden ser eso. Política local. Tal y como ha quedado. Es decir, gesticulaciones locales. Anteriores.

3- Una lectora me explica el discurso holandés en esta crisis. Al parecer, al menos por ahora –decir eso me hace ser candidato de los Optimismos Awards–, la cosa está así. Mal rollo –al punto de que alguien propuso que la reunión del Eurogrupo de ayer no se celebrara; igual el de Malta, que nunca dice nada–, solventado en la reunión de ayer por un acercamiento entre Francia y Alemania. Esto es, por un alejamiento de Francia respecto del Sur. La propuesta franco-alemana es la cosa MEDE y un compromiso para un plan europeo de recuperación económica, que no se sabe cómo será financiado, ni de dónde saldrán las ganas. A lo largo de la reuni, se fueron acercando posturas hacia ese estilismo –menos integrista que el holandés–. Se rindieron a él, en primer lugar, los países bálticos y, luego, hasta Austria. De todo ello informa en su twitter el periodista de la tele portuguesa Pedro Moreira, un crack. Sólo quedaba, fundamentalmente, la negación holandesa. Inamovible. O algo parecido. Y la lectora me informa sobre ella, sobre su motivación, sobre lo que modula su posicionamiento. Se trata de un conflicto electoral. El PM Rutte y el ministro de finanzas Hoekstra, líder del Partido Demócrata-Cristiano, serán rivales en las próximas elecciones. En esas elecciones será básica la construcción Norte-trabajador-Sur-dilapidador. Por lo que no pueden cambiar de punto de vista, o lo pagarán caro. El primero que se tire del coche pringará. No pueden enfrentarse a su propia propaganda. Se trata, por tanto, de un Chicken Game. Como siempre, como siempre que el ideal impide la realidad, con víctimas. Mientras envío esto, miro el tuit de Moreira. La reuni del Eurogrupo ha terminado con acuerdo y aplausos, sobre las 22.15 horas del 9 de abril. Habrá medio billón de euros para responder al golpe económico. Veremos si llega algo. 

4- El Chicken Game es la dinámica anterior. Es la confianza en discursos identificadores, pero poco contrastados. En marcos, vamos. Sucede en Holanda. Y, más importante aún, a pesar de que ya no ocupa los posicionamientos más radicales, sucede en Alemania. A otra escala, sucede en Esp. Se diría que sólo se han comido los marcos con patatas, sólo han cambiado de punto de vista ante esta crisis, algunos partidos, no todos, en los países más afectados por la crisis. Italia y Esp.

5- Bueno, lo dicho, pleno en el Congreso. Presencial –con tele-voto; se ha desperdiciado la posibilidad de hacer plenos telemáticos, abandonar los límites de un parlamento del siglo XVIII–. El pleno era para tres cosas. Presentar el pack Pactos de la Moncloa 2.0, la ya tradicional y entrañable renovación del estado de alarma, y convalidar tres decretos –la cosa del endurecimiento del confinamiento del 28M, la cosa de la retribución a los trabajadores afectados por ese endurecimiento, y un paquete de ayudas sociales–. Se ha podido observar quién y qué son las dinámicas anteriores. Y los cambios.

6- Sobre los P de la M. No sabemos oficialmente nada de ellos. Se comunica, desde dentro, que es un intento de pactar asumir el cambio de época. Es decir, asumir el gasto –asumir que llegue al de una economía de guerra, o literalmente habrá heridos de hambre–, y buscar una solución pactada a la orgía de contratos temporales –el 40% de los contratos; el carácter dadá de la economía esp; muchos de ellos son hostelería, un sector que tal vez no vuelva a existir en varios ciclos geológicos–. Tal vez, asumir como asumibles algunos tramos de la CE78 que murieron, de la risa, en el mismísimo 78. Tal vez, se supone –los P de la M 1.0 supusieron un tramo económico y otro político–, algún acuerdo progresivo en la cosa territorial. Y, fijo, en la cosa Sanidad. Se trata de fundar un nuevo ciclo, en el que pecar contra el anterior no pueda ser denunciable políticamente. En ese sentido, se han observado dos posicionamientos. Posicionamiento a), o yo-sigo-con-la-dinámica-anterior. PP, Vox y partidos regionalistas. La idea es seguir con la dinámica del Gobierno de Unidad Nacional. La idea es, por tanto, seguir con el fake, el bot y la propaganda anterior, potenciada con la utilización de los nuevos cadáveres que pueda ofrecer la actualidad. La idea es neolib, nacionalismo y constitucionalismo, esa lectura no constitucional, sino mítica, del Estado. Como las derechas no asuman, desde sus discrepancias, el cambio de época, la crisis, estamos perdidos. Es decir, estamos condenados a un combate propagandístico a muerte. Tal vez, literalmente, incluso. En los anteriores P de la M, la derecha, de hecho, se negó al cambio de época. Hasta el último momento –luego vio que los P de la M eran un filón–. Si bien, en aquel momento, la derecha no era una industria propagandística, esa cosa que no puede parar. Aquí, en Holanda, o en Lima. El discurso de PP y Vox fue netamente propagandístico, fundamentado en mitos. Como que el Gobierno miente con el número de fallecidos. Lo que puede ser, si bien por ahora solo sabemos que mienten al respecto las CC. AA., algunas del PP.

7- Posicionamiento b): partidos de la mayoría gubernamental y, novedad, C’s. Salvo C’s, cierto y lógico temor a que PSOE aún tenga dinámicas anteriores a la crisis. Por lo mismo, temor a que los P de la M tengan un rol parecido a los anteriores P de la M. Para las izquierdas y los nacionalismos, en fin, P de la M no es un nombre artístico positivo. Ni neutro. Supongo que la propuesta de utilizar ese nombre parte del PSOE como un intento –por ahora fallido– de encandilar al constitucionalismo, esa cosa que solo se encandila con el léxico cuando lo emite él. ERC ha propuesto, incluso, llamar a la cosa Pacto integral por la vida. Largo, pero alejado de P. de la M. ERC, por cierto –no se pierdan el punto 8–, un partido importante en la mayoría gubernamental, tiene un serio riesgo de volver a dinámicas anteriores/Chicken Game. Es importante, e interesante, la negativa inicial y matizada de PNV y Bildu a la cosa P. de la M. Constructiva y emitiendo control. Bildu, de hecho, se está confirmando en esta crisis como un partido de izquierda sexy. Diría que PNV y Bildu, solventes en sus dos solvencias diferenciadas, serán importantes para discernir si los P. de la M. son un camelo propagandístico, o algo efectivo para modular un cambio de época en la política. Bildu, por cierto, confirma las posibilidades de la izquierda no homologada cuando se desprende de dinámicas anteriores. No es el caso de CUP, que combina la izquierda fundamentada en léxico, la ausencia de ganas de modular la realidad sino antes la de satisfacer léxicamente a su electorado, y dinámicas anteriores, consistentes en satisfacer mitos propagandísticos gubernamentales Cat.

8- Sobre el marrón ERC. La gestión de la epidemia en Cat es sumamente parecida a la de MAD. Una catástrofe, solventada por la entrega, más allá del deber, y de lo humano, de los sanitarios. Sin EPIs. Hay, no obstante, dos diferencias. El abuso de la propaganda y de la omisión de información en medios afines, y el hecho de que las Conselleries implicadas no sean neolib –PP o JxC–, sino que sean de ERC. ERC, de hecho, supone el 70% del presupuesto en el Govern. Y la gestión de la crisis social, que habrá que asumir con dureza tras la crisis sanitaria. Hoy, por ejemplo, se han pelado Benestar Social –gestionaba las residencias; en MAD también hubo cambios en ese ramo durante el tsunami–. Cabe suponer que ese fracaso en la gestión conduzca a ERC a dinámicas anteriores/Chicken Game, a una recuperación de un discurso propagandístico que imposibilite la libertad de criterio que ahora gasta en MAD. Ya veremos.

9-Bueno. Votaciones en el Congreso. El Gobierno lo gana todo. Pero por muchos menos votos que en ediciones anteriores. Atribuibles a dinámicas anteriores en los partidos. Y a dinámicas anteriores en el Gobierno. De hecho, ha sido muy criticado el rol del Ejército en esta crisis. Un rol que, si se sigue manteniendo, ya no será un error comunicativo, sino una apuesta de futuro errónea en una crisis sanitaria. Es decir, también cívica. Los militares deberían desaparecer de las ruedas de prensa, en el único Estado europeo en el que aparecen. Suponen un ruido que, como se ha visto hoy en el Congreso, impide hablar de lo nuevo. Importante, glups. En esta emisión de Congreso, ya nadie habló de los derechos que conculca el confinamiento. Ni de rasqui. Lo que puede ser un indicativo de que los derechos individuales no serán algo importante, para el grueso de partidos, en el siglo XXI. 

10-Casandra, piticlín-piticlín. Me habla de máscaras. “Cada vez gana más fuerza científica que el virus es atmosférico. Y se va imponiendo el uso de mascarillas”. “Para mí, su uso es una evidencia científica, lo que me invita a creer que la comunidad científica debería ponerse las pilas. No puede haber en ella dobleces, ni pluralidad de opiniones. Tiene que homologar criterios. Se está abusando de la alocución no-hay-suficiente-evidencia-científica. Del tabaco hay evidencias científicas desde los años 50, y mira los muertos que costó que sus consecuencias fueran evidentes”. Casandra, el tabaco, no, plis. “Sí, el tabaco sí. Por cierto, te he comprado una mascarilla, dime dónde te la mando”. Casandra, ¿qué ocultas? ¿en qué fallas? ¿Eres satánica? ¿Vegana?

11- Esta noche, Pijama-Party con los Cuatro Jinetes. Para potenciar el gasto, todos con deshabillé de La Perla. 

1- Lo bueno de convivir con keynesianos puros –los Cuatro Jinetes–, es que se pulen la pasta como si no hubiera un mañana. “Para incentivar el ciclo de la economía”, dice El Hambre. De manera que, momentáneamente, este micro-piso es jauja. Fumamos lanceros Cohiba como cosacos –La...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo), de 'Caja de brujas', de la misma colección y de 'Los Domingos', una selección de sus artículos dominicales (Anagrama). Su último libro es 'Como los griegos' (Escritos contextatarios).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

3 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Homeeeeee

    Yo le propongo una cosa guai a Guillermo. Que escriba un artículo sobre la flora y fauna de la isla de Borneo, a ver si es capaz de concluirlo sin mencionar en ningún momento a JxC, ERC, CUP, Omnium i ANC. Y sin que aparezcan las palabras Cat, procesismo y propaganda. :-)

    Hace 4 años 2 meses

  2. Salva

    La CUP se ha construido desde el municipalismo. Si en algo tiene credibilidad la CUP, es en modular la realidad desde donde es más modulable, que es desde la cercanía. Y a la vista de su implantación territorial en cuanto a alcaldes y concejales, y en ausencia del aparato de propaganda de los grandes partidos, se diría que no lo ha hecho tan mal. Pero bueno. GM sigue con su sectarismo necesitado de tratamiento psicológico. GM sigue mintiendo. Intuyo que ctxt asume el coste porque en ctxt son buena gente y no son sectarios, al contrario que GM, y porque la aportación de GM al conjunto del ctxt es periférica, residual y de poca enjundia.

    Hace 4 años 2 meses

  3. jajimgme

    Esta crónica es sensacional Guillem, la estoy disfrutando mucho. ¡Gracias! La única duda que me queda es como usted puede conciliar el sueño después de haber pasado el día mirando al abismo. ¿Interviene de alguna forma el Macallan (si sus invitados le han dejado alguna gota)?

    Hace 4 años 2 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí