1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

  292. Número 292 · Enero 2023

  293. Número 293 · Febrero 2023

  294. Número 294 · Marzo 2023

  295. Número 295 · Abril 2023

  296. Número 296 · Mayo 2023

  297. Número 297 · Junio 2023

  298. Número 298 · Julio 2023

  299. Número 299 · Agosto 2023

  300. Número 300 · Septiembre 2023

  301. Número 301 · Octubre 2023

  302. Número 302 · Noviembre 2023

  303. Número 303 · Diciembre 2023

  304. Número 304 · Enero 2024

  305. Número 305 · Febrero 2024

  306. Número 306 · Marzo 2024

  307. Número 307 · Abril 2024

  308. Número 308 · Mayo 2024

  309. Número 309 · Junio 2024

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

EL DECAMERON (XXI)

Jornada vigésimoprimera. Covid-Pactos de La Moncloa

Algo se tendrá que hacer. Algo no previsto. En los años cuarenta, no estaba previsto que las derechas crearan el Estado del Bienestar ni que EEUU emitiera socialdemocracia. Las soluciones grandes no las escriben genios, sino diablos

Guillem Martínez Madrid , 3/04/2020

<p>Madrid, chapado.</p>

Madrid, chapado.

G.M.

En CTXT podemos mantener nuestra radical independencia gracias a que las suscripciones suponen el 70% de los ingresos. No aceptamos “noticias” patrocinadas y apenas tenemos publicidad. Si puedes apoyarnos desde 3 euros mensuales, suscribete aquí

1- “¿El señor tomará su baño?”. No, Jeeves, hoy estoy que lo mismo me da que me da lo mismo. Si le parece, aséeme usted con las toallitas dodot que encontrará en el chiffonier. “Excelente idea, señor”. Frote bien detrás de las orejas, Jeeves, sin miedo. “Claro, señor. ¿Y su estado general alicaído? ¿No fue de su agrado la cena con lady Lulú?”. Oh, fue muy enriquecedora. Para ella. Al final de la velada me levantó 500 euros para un taxi. Y eso que la carrera era corta. Tan corta como que Lulú vive en esta misma casa. “Espero que esos pequeños detalles no le fastidiaran la soirée, señor”. En absoluto. La fastidiaron los grandes detalles. A la que me giraba, Lulú se ponía a polinizar con cualquiera. “Es, al cabo, un geranio, señor”. Un geranio y además, me temo, ferviente antiabolicionista. “Anímese, señor. Le he dispuesto en el vestidor sus prendas de cricket, para sus prácticas deportivas diarias en el micro-piso”. He cambiado de opinión. Hoy practicaré parapente. “¿Qué parapente desea?”. ¿Príncipe de Gales le parece adecuado? “Se lo iba a proponer. Por cierto, Mildred me pregunta que qué desea para su almuerzo”. ¿Sabe si Mildred tiene ancas de rana? “Creo que sí, señor”. Pues que pegue un salto y me traiga un bocata de bacon de La Coupole. “Sabia elección, señor”. Creo que me estoy volviendo majara. Creo que van a prolongar el confinamiento. Y lo peor es que me lo ha dicho mi geranio.

2- Esp ya supera los 10.000 perecidos oficiales. Es decir, Esp ofrece el 20% del total de los muertos mundiales. En el caso, claro, poco probable de que las estadísticas Esp y mundiales sean correctas. 10.000/20% es un efecto psicológico. Como los juegos de manos, que son efectos psicológicos de los que nace una paloma. Ha nacido, por tanto, una paloma. O, al menos, un bicho, que nos comunica que esto es más bestia de lo que parecía. ¿Qué ha fallado? Me temo que lo que explica el punto 9. Por lo demás, el bicho sigue volando. Son 6,6 millones de parados en los USA en un plis-plas. Es decir, el doble o el triple, o cuádruple de personas se han quedado sin cobertura sanitaria. En Guayaquil  –otro orientativo de un país sin cobertura, pero aún más de lo que puede ser el virus en algunas regiones del mundo–, las personas desfallecen, plaf, en las calles, y los familiares queman los cadáveres sobre la marcha.

3- El mundo asiste a algo que no puede formular. Una epidemia. Y una crisis económica extraña y de difícil formulación. Consiste en a) no ir a trabajar, por lo que b) no se produce, y c) las empresas se enfrentan a impagos insolucionables. No hay, por tanto, sueldos. Ni, en breve, puntos de trabajo. Cuando se acabe esta punta de crisis sanitaria, no habrá gasto. Los gobiernos lo solventan con medidas de choque. Diversas. Variadas. En Esp se ha protegido a los que primero sufrirán el impacto, y se ha optado por el ERTE, una congelación laboral de la epidemia. Un lo-retomamos-donde-lo-dejamos cuando esto acabe. Hay más de 3 millones de parados. De ellos, un millón despedido, al menos, no lo retomará donde lo dejó. IFO, un observatorio económico alemán, valora los efectos de la paralización en unos 20.000 millones de euros semanales. Unos 170.000 de euros en tres meses. El 10% del PIB. Por primera vez en años, en contrapartida, se producen políticas de gasto. Imaginativas. Pues nadie recuerda en qué consistía eso. Y nadie sabe a lo que se enfrenta y durante cuánto tiempo. En Canadá se ha establecido una Renta Básica. Unos 2.000 dólares al mes durante dos meses. Lo que es otra forma de retomarlo-donde-lo-dejamos en un par de meses. ¿Cuánto durará esto? Nadie lo sabe. El final del confinamiento, que no será el final de todo esto, está previsto en Italia para mayo. En Esp se habla del 25 de abril, o II Revolución de los Claveles, pues todos saldremos de casa hechos un clavel. ¿A dónde saldremos? ¿Cómo será ese mundo? No se pierdan el punto 8. Pero, mientras, léanse el 4, que es mono.

4- Será un mundo con mayor presencia del Estado, esa instancia que no ha funcionado en esta epidemia. En ningún sitio y en algún grado. Será una mayor presencia positiva y negativa. Lo negativo: más autoritarismo, más control –esta mañana a primera hora, el Gobierno controlaba la movilidad en 40 millones de telefoninos; la UE, en más; de hecho, el Gobierno, la poli y el Ejército nos controlan, en este preciso momento, a todos; no sé si se han fijado, pero no podemos salir de casa; en bikini, por ejemplo–. Lo positivo –siempre y cuando lo negativo no se lo coma todo; siempre y cuando todo esto no quede controlado por lo descrito en el punto 8–, es una economía con mayor regularización y menor despelote, con cierto coto a lo financiero, con mayor presencia pública –incluso Alemania se está planteando nacionalizaciones–, con mayor coordinación y mayor gasto público. Es decir, orientada al bien común, Y, si esto es así –no hay otra; es decir, la hay: la selva, el abandono, Mad-Max, la epidemia–, una mayor protección sanitaria. Es decir, mayores derechos. Cuando salgamos, nos encontraremos un mundo luchando entre dos modelos. Uno es el que hemos disfrutado hasta la pandemia. El otro –me temo– fue planteado, en mayor o menor grado, por el 15M. Ampliación de la democracia, de los derechos. Una economía regulada, y que atienda a criterios humanos. El fin del neolib. Incluso la derecha parece hablar de ello.

5- Ábalos –un ministro importante en esta crisis; un ministro pro-gasto– ha hablado de unos nuevos Pactos de la Moncloa. Es decir, de una reformulación pactada de la democracia esp. ¿Qué ha querido decir? Algo no necesariamente positivo. Los P. de la M. fueron el primer pacto franquismo-oposición. Trajeron la democracia a Esp. Es decir, la moduló, la limitó. Los sindicatos abandonaron el sindicalismo y se metieron en política. Firmaron algo que nunca ha firmado un sindicato: paro frente inflación. Algo que ha modulado nuestra cultura política, fundamentada en el fatalismo y la resignación. Esas regiones del miedo. En aquel momento, el ciclo de huelgas de los 70 –salariales y políticas; y victoriosas–, se detuvo. Zas. Se produjo la desmovilización social, y empezaron a hacer política los políticos. Hicieron una Constitución homologable a Europa. Es decir, después de una guerra y una dictadura, y a pesar de ese costoso peaje, se consiguió el mismo trayecto que el resto. Sin ningún premio, sin ningún joyo democrático. Tal vez el premio fueron los artículos de la CE78 que hablan de intervención del Estado en lo económico y lo social. Un premio de consolación. Nunca se desprecintaron. Fue, tal vez, un símbolo, una concesión nominal. Ahora sería el momento de desempolvarlos. ¿De qué habla un político esp cuando habla de P de los M? Posiblemente, de reconducir. De dejarlo todo en manos de profesionales –esa es la tradición democrática esp–. De pactar con los protagonistas y gestores de una dictadura, o de una epidemia, el fin de una dictadura o una epidemia. Es decir, prolongaciones biológicas. A cambio de símbolos.

6-En todo caso, el pacto, el importante, en esta ocasión es en otra instancia. Europa. Dos bandos, que no pueden pactar un intermedio. Mutualización de la deuda y Plan Marshall, o préstamos “en condiciones ventajosas”, sin intervención a la griega en esta ocasión, a pagar en un posterior periodo de austeridad. Es decir, poco, nada. La buena noticia, en este caso, es la mala. Todo va a cambiar. El desastre, humano y económico, es imposible de describir. Los Estados se reforzarán, pero no podrán vivir solos. Incluso Alemania y Holanda necesitarán mercados. Es decir, que sobrevivamos. Algo se tendrá que hacer. Algo ambicioso. Algo nuevo. Algo no previsto. En el 45, no estuvo previsto que las derechas crearan el Estado del Bienestar. En los 40 no estaba previsto que los USA emitirían socialdemocracia. Las soluciones grandes no las escriben genios, sino diablos.

7- Sobre cambios inauditos y difíciles de verbalizar. Hablo –piticlín-piticlín– con Casandra, aquella amiga especializada en sanidad. Como el personaje homérico, bella y frágil como un junco, pero también vidente de un futuro que nadie cree. “Todo ha cambiado. Berlín está estudiando ampliar sus medidas sanitarias –aislamiento, no confinamiento, recordemos– a todo 2020. Nos tenemos que acostumbrar a llevar máscaras. Es posible que, tras el confinamiento, la llevemos durante un año. O más. Hoy Simón ha alertado sobre el uso de máscaras. Y Pedro Luque ha dicho algo muy importante. Puede haber nuevos invasores, nuevos virus. En una reciente entrevista, Chomsky advierte de tres enemigos inmediatos para el mundo. El Covid, una guerra nuclear, que ya puestos paso de comentarte, que ya tenemos suficiente con lo nuestro, y el calentamiento, que se traduce en la fortaleza de los virus conocidos, y en la irrupción de nuevos. Hemos cruzado una puerta”.

8- Más puertas cruzadas. Me he leído tres documentos sanitarios esp, elaborados para dar pautas ante la crisis, esa puerta cruzada. La idea era compararlos con el célebre documento cat. Se trata de documentos similares, en efecto. Con leves variantes. Uno, así, propone como criterio de selección de enfermos candidatos a tratamiento, el factor “relevancia social”. Ambiguo, pero que puede aludir también al hecho de seleccionar una madre de 3 hijos menores, antes que a una mujer sin hijos. Ninguno, no obstante, se hace la XXXXX un lío con la morfina, o habla de mentir ante los familiares. En efecto, el documento cat tiene cosas únicas. Hablo con un médico firmante de uno de esos textos no cat. Piticlín-piticlín. “Esto es una crisis. Un desastre. Pero no es un desastre natural. Esta crisis son dos. Un virus. Y unos recortes. No existe, no obstante, peligro de extinción para la especie. Existe peligro de extinción para el sistema económico, que ha sido el responsable de los recortes. Los recortes afectan a muertes en un número mayor. Pero también a la mismísima previsión de la pandemia. La capacidad de prever la pandemia murió con la austeridad”. Si esta crisis ha servido de algo es para ver, vamos, el carácter violento, mortal e inhumano del neolib. De alguna manera, se tendría que formular y detallar el neolib –no es tan fácil; no pertenece a una sola familia política, y posee muchas y diversas características–, y prohibirlo, como se prohibieron otras opciones políticas tóxicas tras el 45. Eso sería un buen P de la M. Acotar el neolib en la democracia. Que sea responsabilidad penal recortar y privatizar derechos.

9- Casandra –piticlín-piticlín– me habla de ello. Y me lo relaciona con lo que pasa en Cat. No pasa nada que no pase en MAD. Tal vez pasa lo mismo en Castilla y Andalucía, esas zonas sin datos o poco fiables. Quizás la originalidad Cat es un mayor protagonismo de la mentira de Estado a través de los medios. Los medios públicos y concertados están mintiendo de forma dramática, en tanto mienten sobre muertes y sobre incompetencia política ante la muerte por austeridad. “La OMS ha sacado las garras. Ha emitido un comunicado en el que pide respeto y dignidad hacia las personas mayores, por parte de los gobiernos europeos. No se está produciendo. El 95% de los fallecidos por virus son mayores de 60. Los recortes y las mentiras, además han ocultado cifras, algo grave en una epidemia. Condenar a muerte, a su no tratamiento, a un grupo de edad, es propio de una dictadura. No creo que pueda hacerlo un médico, y menos un Estado. Esto, que no es solo cat o esp, es europeo, puede acabar en La Haya, no te digo más. Ya hay una denuncia de un particular a la CAM, y otra, de otro, a la Gene”. Casandra me ofrece otro dato terrible, en el que no había pensado. “Desde la anterior crisis, los pensionistas son los que mantienen la unidad familiar con su pensión. Y los están matando. Están matando esa unidad”.

10- Sobre Cat. Me llaman –piticlín-piticlín– unas enfermeras públicas. No hay tests. Valen 4 euros. La privada –que en principio está intervenida y bajo mando autonómico– los tiene. Eso está prohibido Van a 160 euros. En MAD iban a 280-500. Más enfermeras. Piticlín-piticlín. “Las personas lloran por los pasillos. Es una guerra para la que nadie estaba preparado. Deben de elegir, constantemente, y digan lo que digan en la tele. No hay orden ni planificación alguna. Hay muchas bajas y poco material. Será costoso psicológicamente para una generación de sanitarios”. La generación de la austeridad, supongo. Una médico. Piticlín-piticlín: “Dieron tanto la brasa con el aislamiento de Cat que ahora ningún médico o enfermera jubilada quiere abandonar su aislamiento. Lo que me parece muy bien. Haber informado y no haber hecho propaganda”. Me llama un educador que trabaja con discapacitados intelectuales, en talleres. Piticlín-piticlín. “No hay personal en geriátricos o hospitales. He recibido una carta de la Gene en la que se ofrece trabajo a mis chicos para limpiar hospitales. Es un trabajo peligroso. Algunos son grupo de riesgo. Mal pagado. Se tienen que llevar ellos la protección. Les he dicho que no. Van desesperados buscando discapacitados e inmigrantes”. No se sabe nada de los geriátricos. Los familiares escriben cartas a los periódicos, informando de abandono y descoordinación. Empezó hace semanas, cuando el Govern decía que esto era planificación I+D, aria, superior a la esp. La tele lo demostraba y los trolls saltaban al cuello de quien opinaba lo contrario. Gobierno, medios, sociedad. Es una bancarrota ética de la forma de austeridad en Cat. Con preciosismos ultraderechistas y racistas, lo que pasa en Cat pasa en MAD. Pasará o está pasando en Andalucía.

11- Rayos, suerte que los chistes los hago en el punto 1. Esto no hay quién lo levante.

1- “¿El señor tomará su baño?”. No, Jeeves, hoy estoy que lo mismo me da que me da lo mismo. Si le parece, aséeme usted con las toallitas dodot que encontrará en el chiffonier. “Excelente idea, señor”. Frote bien detrás de las orejas, Jeeves, sin miedo. “Claro, señor. ¿Y su...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo), de 'Caja de brujas', de la misma colección y de 'Los Domingos', una selección de sus artículos dominicales (Anagrama). Su último libro es 'Como los griegos' (Escritos contextatarios).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

8 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Daniel

    Resulta que el estado del bienestar lo creó un señor tan de "izquierdas" como Bismarck en Alemania....

    Hace 4 años 2 meses

  2. Santi

    Demasiado optimista. La derecha ya se mueve. Bajadas de impuestos le llaman, Casado no dice otra cosa: a las fortunas, al sector multinacional y a todo quisque. Básicamente, el PP va a movilizar el argumento de que, a causa de la pandemia, la única solución es aplicar el programa económico del PP. Lo veremos. Ya se articulan con la CEOE y el IBEX.

    Hace 4 años 2 meses

  3. KTXO

    Muchísimas gracias por tus artículos. Soy seguidor a tope......

    Hace 4 años 2 meses

  4. TJJ

    Frédèric Lordon, un filóso y economista francés al que se puede leer aquí: https://blog.mondediplo.net/-La-pompe-a-phynance-, y escuchar aquí:https://www.youtube.com/watch?v=CML76Y4CENU. Vale la pena.

    Hace 4 años 2 meses

  5. alfonos

    bona tarda...opino cómo el anterior, nmo me peirdo uno dee sus artículos. Cuando habla de Castilla.. a cúal se refiere? a la unida a León con su ejército de población de tercera y cuarta edad o bien a la "tan lejos de Dios y tan cerca de Madrid" como Castilla- La Mancha? Un leonés viendo un maravilloso anochecer

    Hace 4 años 2 meses

  6. Víctor

    Gracias por su saber estar y saber observar, Don Guillem.

    Hace 4 años 2 meses

  7. PVB

    Quería comunicarle al señor Martínez (si en algún momento de su vida mirará los comentarios, éste es el presente) mi agradecimiento por su Decamerón. Estos días se está convirtiendo en una cita casi infalible (a pesar de sus usuales defectos, los cuales le perdonamos porque, si hemos de prescindir de él, el escenario del periodismo de este país se quedaría ya casi vacío...). Siga así, a poder ser, caballero. Pronto saldremos y podrá usted volver a deleitarse de la compañía de su vecina divine.

    Hace 4 años 2 meses

  8. jai

    Gracias

    Hace 4 años 2 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí