1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

¡SEÑORÍAS, PAR FAVAR!

Carmen, hay más imágenes para ti

La vicepresidenta primera se ha ido al finalizar su intervención, dejando a Pablo Iglesias solo en el hemiciclo, momento que el vicepresidente ha aprovechado para explayarse

Marina Lobo 17/02/2021

<p>Carmen Calvo en la sesión de control al gobierno de este 17 de febrero.</p>

Carmen Calvo en la sesión de control al gobierno de este 17 de febrero.

Congreso

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Para ser honesta, hoy he llegado un poco tarde a la sesión. Algún día tenía que pasar. No mucho, solo me he perdido un ratito de Pablo Casado, pero he ido en el metro contemplando desde el móvil su intervención en el Congreso de los Diputados. Un usuario ha comentado el vídeo en directo mientras hablaba el presidente del PP: “Viva el rey viva España y viva franco”. A mí no me miren, los signos de puntuación se los ha comido él. Una intervención de Pablo Casado a primera hora de la mañana es un café demasiado cargado que te tienes que tomar de un trago sin dudar, arriesgándote a quemarte la lengua y a dejarte por el camino las papilas gustativas, para no llegar tarde al trabajo. Yo soy más de café con leche de soja y canela –y de llegar tarde–. 

A Arrimadas no me la he perdido. He de admitir que he dado un respingo en la silla cuando la candidata de Ciudadanos –ese partido que, como bien ha recordado hoy un diputado en el hemiciclo, “cabe en una furgoneta”– le ha preguntado a Pedro Sánchez si cree que en España hay “normalidad democrática”. Hay biografías de señores en Tinder más concretas que esa pregunta. Digo que he dado un respingo en la silla porque, por un momento, he pensado que Inés Arrimadas se refería a la entrada en prisión del rapero Pablo Hasél, a que era una condena injusta y a que es difícil que exista normalidad democrática en una sociedad si no se garantiza la libertad de expresión. Ese es el concepto que yo tengo de normalidad, pero Ciudadanos siempre sabe cómo dar la vuelta a una situación en tiempo récord e Inés Arrimadas ha dicho que “no es normal que miembros del Gobierno defiendan a alguien que va a ir a prisión”. La normalidad es muy subjetiva.  

Siempre ha habido dos almas en el gobierno de coalición, y es bien sabido que una de las personas que más trabas puso a la formación de ese gobierno fue Carmen Calvo

El debate de la “normalidad democrática” ha ocupado buena parte de la sesión. Y precisamente normalidad hoy no ha habido mucha. El diputado de Bildu Jon Iñarritu le ha preguntado a Carmen Calvo si considera que hay democracia sin libertad de expresión, a lo que la vicepresidenta, a la que sus gestos desafiantes y su tono altivo le juegan muy malas pasadas, ha respondido: “Pues evidentemente. Pregunta bien fácil”. La pregunta no sé si era tan fácil como la respuesta que ha dado ella, aunque luego para arreglarlo ha añadido que “este Gobierno hará un trabajo de modificación a la mayor brevedad posible y de ninguna manera se defiende con violencia ningún derecho fundamental de ninguna democracia”. En esto también se puede discrepar, porque, aunque la frase parece sacada de una taza de Mr. Wonderful, casi todos los derechos se han conquistado históricamente en las calles, con más o menos violencia. Pero lo llamativo no ha sido la falta de reflexión por parte de Calvo sobre un tema tan importante como es la calidad democrática del país de cuyo gobierno forma parte, sino que, al terminar su réplica, como es habitual, han aplaudido compañer@s del PSOE y del Gobierno, pero no le ha aplaudido su compañero de pupitre Pablo Iglesias. El líder de UP ha intervenido después de Calvo para contestar a Teodoro García Egea sobre el mismo tema y ha dicho que “ojalá hubiera plena normalidad democrática”. Carmen tampoco ha aplaudido a su compañero. 

Desde sus primeros días de vida, siempre ha habido dos almas en el gobierno de coalición, y es bien sabido que una de las personas que más trabas puso a la formación de ese gobierno con Unidas Podemos fue Carmen Calvo –esto, por cierto, se cuenta maravillosamente en el libro La coalición frente a la pandemia, en el que se narran episodios tragicómicos de las negociaciones para la formación del Gobierno, algunos con la vicepresidenta Calvo como protagonista de unas escenas que ni en el mejor sketch de Polònia–.

Alguien que ve la sesión desde su casa podría pensar: bueno, pues se han enfadado un poco por las diferencias que ha habido últimamente entre PSOE y Unidas Podemos respecto a la ley trans, no se han aplaudido mutuamente, ya se arreglarán. Pues lo siento, pero como diría Sandra Barneda en “La isla de las tentaciones”: – programa en el que se aprende mucho de relaciones tóxicas y de nuevas canciones de reguetón– Carmen, hay más imágenes para ti. Para l@s que no sois fans de perder las noches frente a la televisión, os diré que esa frase nunca trae consigo nada bueno. Después del “hay más imágenes para ti”, le dan a la o el concursante en cuestión una tablet y le ponen imágenes de su pareja hablando mal de su relación o, directamente, liándose con un profesor de spinning en el jacuzzi de la casa mientras suena de fondo “ahora todo cambió, le toca a ella”. Hay concursantes que, directamente, eligen no ver las imágenes. Eso es lo que ha hecho hoy Carmen Calvo. Se ha ido al finalizar su intervención, dejando a Pablo Iglesias solo en el hemiciclo, momento que el vicepresidente ha aprovechado para explayarse. Durante una interpelación de Ciudadanos propiciada por el diputado naranja Díaz Gómez –muy buen parlamentario que siempre trae debates interesantes, todo hay que decirlo– sobre “garantizar el ejercicio del periodismo en libertad y sin injerencias políticas”,  Iglesias ha aprovechado para hacer un repaso por los amigos del poder que dirigen medios de comunicación importantes en nuestro país. “¿Qué opina usted de que Francisco Marhuenda, que fue diputado del PP, sea el director de La Razón, o que una directora general del PSOE y asesora de Zapatero sea la directora de elplural.com?”, espetaba Iglesias en un hemiciclo en el que no había en ese momento nadie del Gobierno por la parte socialista. Y siguió dando nombres: Juan Tapia, Cristina Garmendia, Felipe González, PRISA, Atresmedia, Mediaset. El líder de Podemos hizo una radiografía bastante exhaustiva del panorama actual de los medios de comunicación y sus intereses, aunque algun@ se le olvida o no lo tiene bien ubicado –o no quiere ubicarle, eso ya no lo sé–.

Calvo no vio eso, o puede que lo viera desde otro sitio en una tablet como en la isla, pero hay más. Porque, después de sacar a la luz los trapos sucios –también del PSOE– con los medios de comunicación, desde Unidas Podemos han hablado con un grupo de periodistas entre l@s que yo me encontraba para seguir azuzando esa disputa. Se ha hablado de “deslealtad”, de que los del PSOE “han atravesado líneas rojas” y se ha dejado entrever que desde el sector Carmen Calvo se está intentando ningunear al Ministerio de Igualdad que tanto costó dejar en manos de Irene Montero. 

Igual nos iría mejor si, como en “La Isla de las tentaciones”, las dos partes en conflicto de la coalición hicieran una hoguera de confrontación y dejaran de tirarse dardos envenenados

Teo ha aprendido a hacer rótulos. En una intervención jaleada por sus compañeros del PP, Teodoro García Egea ha dicho que “RTVE se dedica a poner rótulos contra la Casa Real” y se ha lanzado a proponer rótulos para definir a los diferentes miembros del Gobierno: “Pablo Iglesias, dirigente de un partido imputado; Yolanda Díaz, la de los 4 millones de parados o Pablo Echenique, gran cruz a la seguridad social”, decía mientras se escuchaban las risas de los populares. Tamaño ejercicio periodístico-satírico –o quién sabe si la nostalgia al recordar aquellos tiempos en los que desde el PP manipulaban descaradamente a su antojo la información en la televisión pública– ha suscitado tal excitación que la bancada del PP se ha levantado a aplaudirle. Al César lo que es del César, las dos primeras personas en levantarse para jalear a Teo han sido la diputada Ana María Beltrán –vicesecretaria nacional de Organización y presidenta del PP de Navarra, defensora de Cayetana Álvarez de Toledo y autoras de tweets como “Illa esconde algo seguro. No se entiende que se niegue a hacerse un test. O se ha vacunado y lo esconde o tiene síntomas de covid y no se arriesga a ser descubierto para no abandonar la campaña. ¿Cuál será?”– y el también vicesecretario Antonio González Terol, diputado por Madrid con una larga trayectoria en el partido de la mano de Esperanza Aguirre. Por cierto, a los rótulos de Teo Iglesias ha respondido diciendo que “a mí no me parece normal que Cifuentes se vaya de rositas y Pablo Hasél esté en la cárcel”. En medio de todo eso, alguien ha gritado “¡Venezuela!”, palabra que ha aparecido varias veces en la sesión de hoy. 

Las palabras escogidas, y más en política, siempre tienen un objetivo. Que Pedro Sánchez hable hoy de “democracia plena” e Iglesias diga que “ojalá hubiera normalidad democrática” no es al azar, ni son posiciones opuestas, pero hay un abismo entre el significado de unas y otras. Es evidente que los poderes mediáticos –especialmente los grandes– tienen una capacidad enorme para ejercer presión sobre los poderes políticos, tal y como ha recordado Iglesias. Pero también es cierto que l@s polític@s lo saben y lo utilizan también para ejercer sus presiones. La ausencia de aplausos hoy entre Calvo e Iglesias se ha hecho para hacer ver el desacuerdo en el núcleo del Gobierno, la elección de palabras busca que se hable en los informativos y en los periódicos de las diferencias entre las dos partes presentes en el gobierno de coalición. Que al salir del hemiciclo se pronuncien frases que no dicen nada y lo dicen todo –como “nos estamos tragando cosas…”– desde una de las partes del gobierno en un corrillo de periodistas tampoco es aleatorio, es el uso que hacen los políticos de ese mismo poder mediático para que este ejerza la presión por ellos sin mancharse demasiado las manos. Igual nos iría mejor si, como en “La Isla de las tentaciones”, cuando una pareja llega a un punto importante de desacuerdo sobre su relación, las dos partes en conflicto hicieran una hoguera de confrontación y dejaran de tirarse dardos envenenados a través de esos medios que alimentan.

Autor >

Marina Lobo

Periodista, aunque en mi casa siempre me han dicho que soy un poco payasina. Soy de León, escucho trap y dicen que soy guapa para no ser votante de Ciudadanos.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí