1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

  292. Número 292 · Enero 2023

  293. Número 293 · Febrero 2023

  294. Número 294 · Marzo 2023

  295. Número 295 · Abril 2023

  296. Número 296 · Mayo 2023

  297. Número 297 · Junio 2023

  298. Número 298 · Julio 2023

  299. Número 299 · Agosto 2023

  300. Número 300 · Septiembre 2023

  301. Número 301 · Octubre 2023

  302. Número 302 · Noviembre 2023

  303. Número 303 · Diciembre 2023

  304. Número 304 · Enero 2024

  305. Número 305 · Febrero 2024

  306. Número 306 · Marzo 2024

  307. Número 307 · Abril 2024

  308. Número 308 · Mayo 2024

  309. Número 309 · Junio 2024

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

PRESIDENCIALES

Argentina, una economía en el abismo y un candidato dispuesto a empujarla

El ultra Javier Milei se perfila como el líder más votado el domingo. Algunos le dan ganador en primera vuelta. Otros lo ubican en el balotaje. Nadie habla de sorpresa. Ni de remontada peronista ni milagro socialista

Emiliano Gullo Buenos Aires , 18/10/2023

<p>Los candidatos a la presidencia Sergio Massa (Unión por la Patria), Javier Milei (La Libertad Avanza) y Patricia Bullrich (JxC). <strong>/ Wikimedia Commons</strong></p>

Los candidatos a la presidencia Sergio Massa (Unión por la Patria), Javier Milei (La Libertad Avanza) y Patricia Bullrich (JxC). / Wikimedia Commons

En CTXT podemos mantener nuestra radical independencia gracias a que las suscripciones suponen el 70% de los ingresos. No aceptamos “noticias” patrocinadas y apenas tenemos publicidad. Si puedes apoyarnos desde 3 euros mensuales, suscribete aquí

Esta vez no fueron los votos sino la suerte la que dejó a Javier Milei en el centro del escenario. Literalmente en el centro de este escenario de la Facultad de Derecho, donde se desarrolla el segundo debate presidencial. Un sorteo previo entre los candidatos determinó que su atril ocupara la parte central. Y ahora el libertario está ahí, tieso. Raro en él, dueño de un histrionismo volcánico. Así terminará luego de dos horas en las que discutirá sobre su programa de gobierno y apenas subirá –cada tanto– la ceja izquierda en señal de desagrado ante las críticas de los rivales. Le alcanzará para seguir arriba, lejos, en cualquier encuesta. Algunos le dan ganador en primera vuelta. Otros lo ubican en el balotaje. Lo que nadie dice es la palabra sorpresa. Ni remontada peronista ni milagro socialista. Milei sabe que un aleteo suyo puede generar un terremoto en la economía argentina, frágil en sí misma y en su peor momento desde la crisis de 2001.

Sólo 48 horas después de bajarse del atril, volvió a azotar su garrote dolarizador contra la moneda nacional. “Jamás (invertir) en pesos. El peso no puede valer ni excremento”, dijo Milei en un programa radiofónico cuando le preguntaron qué recomendaría a una persona que le vence el depósito de plazo fijo. Súbitamente, el dólar rompió un nuevo récord en su escalada. A pocos días de las elecciones del 22 de octubre, Milei está un paso más cerca de la presidencia. Y Argentina a un paso menos del abismo.

Los argentinos esperan el asalto de un comando inflacionario para después de las elecciones generales

La situación es sumamente inflamable. Desde el fin de la pandemia, el tren inflacionario no hizo otra cosa que acelerar. En 2022, y en lo que va de año, la tasa de aumento de precios supera el 120 por ciento anual. En abril de 2020, comprar un dólar en Argentina costaba 80 pesos. Antes de que Milei ganara las elecciones primarias –el 14 de agosto– costaba 660 pesos y esta semana, luego de sus dichos, pasó de 900 a 1.035.

Como un destino inexorable o el devenir de una antigua maldición. Los argentinos esperan el asalto de un comando inflacionario para después de las elecciones generales. Mientras tanto, todos tratan de sostenerse de lo que pueden para no ser arrastrados por una eventual hiperinflación. Los pequeños comercios remarcan los precios en el difícil equilibrio entre no perder ganancia y no perder clientes. Los grandes comercios remarcan sin piedad, por los aumentos pasados y por los que vendrán.

Milei sabe que un aleteo suyo puede generar un terremoto en la economía argentina, frágil en sí misma

Los proveedores mayoristas suspendieron las entregas hasta nuevo aviso. Los consumidores intentan comprar los productos que necesitan y los que creen que necesitarán en las próximas dos semanas. Los que pueden ahorrar compran dólares a cualquier precio. Los pobres –más del 40% del país– siguen intentando sobrevivir. Y por las dudas, los grandes empresarios se reúnen con todos los candidatos salvo con Myriam Bregman, del Frente de Izquierda.

La resistencia al libertario logró reunir a sectores completamente disímiles. Desde las Madres de Plaza de Mayo, organizaciones de piqueteros y de trabajadores de la economía popular, hasta los titulares de los bancos privados y los bancos públicos.

En medio de la provocación contra el peso, en un comunicado conjunto, la Asociación de la Banca Especializada, la Asociación de Bancos Argentinos, la Asociación de Bancos Públicos y Privados de la República Argentina y la Asociación de Bancos de la Argentina advirtieron: “Recomendar no renovar los depósitos no hace otra cosa que generar preocupación en un sector de la población. La carrera a la Presidencia debe basarse en las competencias de ideas y capacidad de implementación de las mismas”. Desde el Banco Central de la República Argentina –que Milei promete cerrar– dijeron que “Argentina mantiene un sistema financiero líquido y solvente”.

La respuesta del libertario sacó risas en medio de la desesperación. “Los bancos transpiran socialismo”.

Un tuit del especialista en educación Manuel J. Becerra sintetizó el momento con claridad. “Un día te despertás y estás en una trinchera con el papa, Cristina, Grabois, Pichetto y el Banco Galicia, estas semanas son infartantes”.

Es que el libertario también se la agarró con el papa Francisco y con Juan Grabois –principal referente de la economía popular y hombre del papa–; con la vicepresidenta Cristina Fernández mantiene –como toda la derecha– un odio firme y constante y con el senador Miguel Àngel Pichetto (exjefe de la bancada de Cristina y ahora en el JxC de Bullrich) también tiene un encono personal.

Entonces apareció el presidente Alberto Fernández, que hasta el momento había tenido un mutismo absoluto en la campaña y carga con ser uno de los políticos con peor imagen del momento. O quizá el peor.

Sergio Massa (Unión por la Patria) se las ingenió no solo para salir indemne de dos debates públicos, sino que logró mejorar su imagen

En medio del descalabro por el dólar, Fernández usó su profesión de abogado e impulsó una denuncia penal contra Mile por “intimidación pública”. Desde La Libertad Avanza acusaron la actitud de persecutoria e hicieron trascender que no les molestaba tanto el rol de víctima. De manera contraria, impactó en el comando de campaña de Massa, quien –dicen– no estaba al tanto de la arremetida judicial.

Hasta ahora, el ministro de Economía y principal competidor de Milei para la presidencia, Sergio Massa (Unión por la Patria) se las ingenió no solo para salir indemne de dos debates públicos, sino que logró mejorar en imagen, expectativa de voto y llegada a la población. Logró disminuir su imagen negativa e, incluso, aglutinar a los sectores más disímiles del arco político y social. Así y todo, no parece ser suficiente para dar la vuelta a una elección sellada por el hastío de la clase política tradicional y la desconfianza total en la moneda.

Al menos eso dicen las encuestas, focus group y otros estudios de opinión pública. Aunque muchos descreen de la exactitud de sus números y caricaturizan sus pronósticos como “droga” para paliar la ansiedad hasta el 22 de octubre, los números de los consultores continúan siendo los únicos datos donde agarrarse para prever el escenario más cercano.

Poco sutil fue el intento más reciente de Massa para minar la carrera personal de Milei. En medio de la escalada del dólar, propuso que los candidatos pasen por el psiquiatra, en clara alusión al estado emocional y psíquico del libertario, conocido por sus respuestas violentas, su personalidad irascible, y su grito fácil en cualquier momento.

La candidata de la derecha Patricia Bullrich, tercera en las primarias, pasó de ser un meme en el primer debate a ser un riesgo para Milei y Massa

“Yo voy a pedir que, para el debate de segunda vuelta, si nos toca participar, que tres universidades hagan evaluación psicológica y psiquiátrica de los candidatos. En algún momento el alcoholismo de un general (Leopoldo Galtieri, presidente de facto) nos llevó a la guerra (de Malvinas). Ser presidente requiere una estabilidad emocional que no te puede llevar en campaña a decir cualquier cosa por un voto”.

La candidata de la derecha tradicional Patricia Bullrich, tercera en las primarias, pasó de ser un meme en el primer debate a ser un potencial riesgo para Milei y Massa desde el segundo. Con una buena performance y consciente de que no le darían los votos para entrar en el balotaje, la mujer de JxC dejó planteada una nueva pregunta. Los analistas políticos pasaron del ¿a dónde van los votos de Bullrich? a preguntarse “¿a quién le saca votos Bullrich?”. En el entorno de la candidata no descartan que algún descalabro del libertario les haga dar la sorpresa y la ubique en la segunda vuelta, dispuesta para el 19 de noviembre. Cosa que parece muy difícil mientras su jefe político, el expresidente Mauricio Macri, siga cruzando declaraciones de amor con Javier Milei.

Existen dos posibilidades para que un candidato sea electo presidente de la nación en primera vuelta. Si saca el 40 por ciento de los votos y, al menos, el 10 por ciento de diferencia con el segundo. O si saca el 45 por ciento de los votos; en este caso no importa cuánta diferencia le lleve al segundo.

En una de las pocas encuestas presenciales, el CELAG dijo que Milei ganaría con el 33,2% de los votos 

El Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (CELAG) realizó el estudio que despierta más optimismo en Unión por la Patria. En una de las pocas encuestas presenciales (en general se utiliza el método remoto), sobre 2.500 casos relevados en septiembre, y un margen de error entre el +/- 0,9% y 2,2%, el CELAG dijo que Milei ganaría con el 33,2% de los votos mientras que Massa le seguiría muy pegado, con un 32,2% y Bullrich con un 28,1%. En este escenario, con sólo un punto de diferencia, Massa tendría muchas posibilidades de ganar el balotaje. Muchas más de las que cualquiera se pudo haber imaginado hasta hace unas semanas.

Quizá sea parte de la motivación con la que Massa despierta cada mañana y se las ingenia para aparecer en todos los programas de televisión al mismo tiempo, en todas las radios al mismo tiempo. Sin mostrar actitud de cansancio, de fastidio o de duda. Será la épica del derrotado o el abismo a lo desconocido.

Esta vez no fueron los votos sino la suerte la que dejó a Javier Milei en el centro del escenario. Literalmente en el centro de este escenario de la Facultad de Derecho, donde se desarrolla el segundo debate presidencial. Un sorteo previo entre los candidatos determinó que su atril ocupara la parte central. Y...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí