1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

  292. Número 292 · Enero 2023

  293. Número 293 · Febrero 2023

  294. Número 294 · Marzo 2023

  295. Número 295 · Abril 2023

  296. Número 296 · Mayo 2023

  297. Número 297 · Junio 2023

  298. Número 298 · Julio 2023

  299. Número 299 · Agosto 2023

  300. Número 300 · Septiembre 2023

  301. Número 301 · Octubre 2023

  302. Número 302 · Noviembre 2023

  303. Número 303 · Diciembre 2023

  304. Número 304 · Enero 2024

  305. Número 305 · Febrero 2024

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Ultraderecha y género

Por qué en Argentina es clave el voto de las mujeres

Para evitar el balotaje se calcula que Milei tendrá que conseguir tres millones de nuevos votos. La duda es si lo puede hacer sin incorporar el apoyo femenino

Paula Sabatés Buenos Aires , 19/10/2023

<p>Manifestación de apoyo al Proyecto de Ley de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal en Argentina. 6 de marzo de 2018, Paraná.</p>

Manifestación de apoyo al Proyecto de Ley de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal en Argentina. 6 de marzo de 2018, Paraná.

Paula Kindsvater

En CTXT podemos mantener nuestra radical independencia gracias a que las suscripciones suponen el 70% de los ingresos. No aceptamos “noticias” patrocinadas y apenas tenemos publicidad. Si puedes apoyarnos desde 3 euros mensuales, suscribete aquí

Aunque el favorito claro en las encuestas para ganar las elecciones generales de Argentina del próximo domingo 22 es el ultraderechista Javier Milei, hay un factor clave que podría impedir que lo hiciera en primera vuelta como vaticinan su espacio político y algunos sondeos de opinión. Se trata del voto de las mujeres –que representan más de la mitad de los electores del padrón total nacional (el 51,44%) y que son mayoría entre quienes no fueron a votar en agosto–, hoy blanco principal de escaños a conquistar. Por eso, en el último tramo de la campaña, hubo más intentos del oficialista (peronista) Sergio Massa por hablarle a este sector, así como movilizaciones de los feminismos para impedir que triunfe el candidato “libertario”, que ya prometió cerrar el Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad y terminar con la Educación Sexual Integral.

El electorado de Milei está conformado fundamentalmente por varones jóvenes

La importancia de este voto tiene más de una explicación. Además de ser mayoría entre quienes no votaron en las primarias, las mujeres y disidencias sexuales también lo son entre quienes rechazan a Milei. En efecto, el electorado que lo vota está conformado fundamentalmente por varones jóvenes, a tal punto que la proporción llegó a ser de un voto de mujeres cada dos de hombres. Aunque, según los sondeos de algunas consultoras, en las últimas semanas esa distancia tendió a achicarse, rondando una relación de 40 y 60 por ciento, respectivamente.

Si bien Milei fue el más votado, las primarias dejaron un escenario que podría leerse como de triple empate (o cuádruple, contando el ausentismo), teniendo en cuenta que los tres principales candidatos no sacaron entre sí una diferencia mayor a dos puntos porcentuales. Qué opción elijan las indecisas será clave. Se calcula que si el candidato de La Libertad Avanza (LLA) quiere evitar el balotaje, deberá sumar cerca de tres millones de nuevos votos, si se toma como referencia el nivel de participación de anteriores elecciones presidenciales. ¿Podrá hacerlo sin incorporar la adhesión de un gran porcentaje de mujeres? ¿Cómo las atraerá si en su plataforma excluye a la agenda de género?

Los datos

“Javier Milei tiene un discurso expulsivo de las mujeres y eso explica sus magros resultados en este segmento. Ahora bien, no es algo improvisado: él apoya su estrategia en ese encuadre antigénero, es algo sobre lo cual elige abiertamente apostar”. Quien habla es Daniela Barbieri, socióloga, consultora, magíster en Comunicación Política y directora del Observatorio Pulsar.UBA de la Universidad de Buenos Aires. En ese centro de investigación, en mayo, coordinó un estudio sobre creencias sociales que analizó, en base a una encuesta nacional de mil casos, distintas agendas de derechos. El mismo reveló importantes niveles de rechazo a las demandas que el movimiento de mujeres realizó durante los últimos años, como la interrupción voluntaria del embarazo, sobre la cual el 43 por ciento de los consultados manifestó estar “nada de acuerdo”. Según cuenta, ese desacuerdo fue mucho más significativo en votantes de LLA que de otras fuerzas políticas.

La eliminación del Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad es la propuesta de Milei que cuenta con más apoyo

Otro estudio del mismo mes también da cuenta del rechazo manifiesto de parte de este sector en materia de derechos. Se trata de un análisis de focus group que buscó precisar cuáles eran las propuestas con mayor aceptación de la plataforma de Milei. La eliminación del Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad –creado en 2019 al inicio del gobierno del saliente Alberto Fernández– se posicionó primera, con un 61 por ciento que dijo estar “muy de acuerdo” o “algo de acuerdo” con esa idea. Aunque según Shila Vilker, analista de opinión pública y directora de la consultora Trespuntozero, una de las que estuvo a cargo de ese estudio, más que “un rechazo al nuevo estatus y rol de la mujer en la sociedad, lo hay en torno a la idea de ministerio”. Es decir, que “el rechazo coexiste con la crítica al gobierno nacional, con lo cual es muy difícil evaluarlo en abstracto”.

Otros datos son más auspiciosos: el 86,5 por ciento está muy en desacuerdo con la compra y venta de bebés, el 77,3 por ciento con la eliminación de la obligatoriedad de la educación primaria, el 69,7 por ciento con la venta de órganos y el 50,1 por ciento con la libre portación de armas. Todas propuestas de LLA que, según encuestadores y especialistas, generan especial temor entre las aproximadamente 1.600.000 jefas de hogar que hay en Argentina. En ellas ven un peligro para sus hijos e hijas, que suman tres millones en todo el país.

Para Vilker, si bien “finalmente las mujeres van llegando a las huestes de Milei”, éstas todavía tienen distintas reacciones y expresan sensaciones variadas en los focus group. “Se ve mucho esta idea de ‘me gusta, pero me asusta’, una especie de atracción y temor simultáneos, como si Milei propusiera algo tanto del orden de la aventura como de lo peligroso. Esa sensación es muy femenina. En los hombres no se ve”, cuenta a CTXT.

La campaña

Milei no es el único que habló de eliminar el Ministerio, que destina la enorme mayoría de su (escaso) presupuesto a programas para erradicar la violencia machista y que en los últimos dos años logró rebajar en un 13% el número de femicidios, por primera vez en la historia argentina. También lo hizo Patricia Bullrich, candidata de Juntos por el Cambio, la otra gran fuerza de derecha dentro de la oposición. Si bien presentó como parte de su virtual equipo de gobierno a una “vocera de género”, dejó bien en claro que el área no tendrá rango ministerial.

Para Elizabeth Gómez Alcorta, abogada y primera ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad en el país (renunció al cargo en 2022 tras la detención ilegal de un grupo de mujeres mapuches), la eliminación de la cartera “sería un retroceso, pero no tanto como negar las violencias por motivos de género”, algo que viene haciendo Milei. “Sin ministerio nos podríamos preguntar cuáles van a ser sus herramientas, su institucionalidad para trabajar en contra de los femicidios, de los travesticidios, para generar inclusión laboral, para generar autonomía en la vida de las mujeres. Pero el problema es que directamente niega esas desigualdades y esas violencias, entonces a esta altura el problema más grande es la lectura que hace de la realidad”, sostiene en diálogo con este medio.

Una candidata a diputada por LLA anunció que enviaría un proyecto de ley para que los varones puedan “renunciar a la paternidad”. Recibió cientos de repudios

Esta semana, la última antes de la elección, una candidata a diputada por LLA anunció que enviará un proyecto de ley para que los varones puedan “renunciar a la paternidad”. “La mujer, cuando se entera que está embarazada, tiene 15 días para notificar al padre y éste puede decidir si va a hacerse cargo del hijo o no”, explicó la hoy asesora de Milei, que habló del aborto como “el privilegio que tienen las mujeres de matar”. Recibió cientos de repudios, en un país en el que, pese a la legislación vigente, una de cada dos mujeres madres separadas no percibe cuota alimentaria por parte del progenitor.

La propuesta se suma a otras que ya adelantó Milei, como plebiscitar el derecho al aborto conquistado en el Congreso de la Nación en 2020, tras años de lucha de los feminismos, o eliminar la Educación sexual integral, que es ley desde hace 16 años y el libertario denomina “ideología de género”, como otros líderes de ultraderecha del mundo. También a otras expresiones repudiables, como su negación de la brecha de género o las sucesivas metáforas que utiliza para explicar temas económicos comparándolos con una violación.

Más allá de Milei, para Gómez Alcorta, “tanto la participación de mujeres y LGBTQ como la agenda de géneros en sí estuvieron anuladas durante la campaña en general”. Efectivamente, hasta los comicios primarios casi no hubo menciones a las violencias ni a los cuidados, una de las demandas más activas de los feminismos en el último tiempo. Massa las recogió en el último tramo, sobre todo en el debate presidencial, donde se trató ese eje en particular. “Ha intentado con distintos recursos conseguir ese voto frente a la necesidad de generar la diferencia que lo meta en el balotaje”, analiza Barbieri. Y suma Vilker: “Hizo un esfuerzo importante para hablar de las mujeres, por momentos desde una perspectiva un poco errada, con las limitaciones propias que tiene un hombre para deconstruirse”.

La excepción de la campaña fue Myriam Bregman, candidata presidencial por el Frente de Izquierda. Feminista reconocida, lanzó propuestas e interpeló a mujeres y disidencias desde el principio. Pero su fuerza política no tiene posibilidad de llegar a la Casa Rosada: en las elecciones primarias obtuvo menos del 3 por ciento de los votos.

La organización

Claro que las mujeres no se quedaron quietas frente a la amenaza inminente. Sobre todo en los últimos dos meses, se agruparon “contra las derechas y el ajuste” y en defensa de los derechos conquistados y por conquistar. La primera gran demostración de fuerzas del período entre las primarias y las generales fue el 28 de septiembre, fecha en la que hubo movilizaciones en todo el país. La segunda, el pasado fin de semana, cuando 70.000 mujeres, lesbianas, travestis, transexuales y personas no binarias se encontraron en el sur del país para celebrar su tradicional Encuentro Plurinacional.

“En ambas ocasiones hubo compañeras y compañeres de distintas extracciones políticas, desde el peronismo hasta el trotskismo, pero también del sindicalismo, de los movimientos populares y sociales. Eso es porque, más allá de las diferencias, llegamos a un punto común que fue que el movimiento feminista esté en la calle, defendiendo los derechos frente al avance de estos discursos antidemocráticos y ante la posibilidad de que venga un gobierno de ultraderecha”, cuenta Luci Cavallero, referente de Ni Una Menos, una de las más relevantes organizaciones feministas de Argentina.

En el Encuentro Plurinacional de Mujeres y disidencias –que se hace todos los años desde hace casi cuatro décadas en una provincia distinta del país– se resolvió crear una Coordinadora Antifascista Transfeminista de carácter federal, que ya está en marcha. Buscará “generar conexiones entre todos los sectores que se vean atacados por los candidatos de derecha o ultraderecha, no solamente con discursos sino con prácticas” y “dejar en claro cuál es el modelo de sociedad que se está proponiendo”, explica Cavallero.

En las últimas semanas, además de las movilizaciones callejeras, también fueron fuertes las acciones digitales. En la cuenta de Instagram @dependedenosotras, por ejemplo, mujeres de distintos sectores vienen subiendo videos en los que explican por qué, el domingo, la elección depende de este colectivo. Mujeres que pudieron graduarse gracias a la gratuidad universitaria, otras con enfermedades que pueden tratarse gracias al sistema de salud público y muchas con hijos e hijas que mandan a la escuela de gestión estatal explican por qué sería un abismo que ganaran opciones como las de Bullrich o Milei.

“La ultraderecha es una amenaza para las mujeres, lesbianas, gays, bisexuales, travestis, transexuales porque postula como receta el achicamiento del Estado y menos Estado implica más desigualdad. Hoy siete de cada diez personas pobres en la Argentina son mujeres, lo que quiere decir que profundizar la pobreza nos afectaría principalmente a nosotras y nosotres, que es lo que hay que evitar”, cierra Gómez Alcorta.

El voto de las mujeres ya fue fundamental en varios países como Brasil, donde hicieron posible el triunfo de Luiz Inácio Lula da Silva frente al ultraderechista Jair Bolsonaro o España misma, donde hubo diferencias apreciables –en comparación a los varones– entre las que votaron al bloque de la izquierda frente a las que votaron al del PP y Vox. Si ocurrirá lo mismo en Argentina todavía es una incógnita. Habrá que esperar al domingo para ver la definición.

Aunque el favorito claro en las encuestas para ganar las elecciones generales de Argentina del próximo domingo 22 es el ultraderechista Javier Milei, hay un factor clave que podría impedir que lo hiciera en primera vuelta como vaticinan su espacio político y algunos sondeos de opinión. Se trata del voto de las...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autora >

Paula Sabatés

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí