1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

  292. Número 292 · Enero 2023

  293. Número 293 · Febrero 2023

  294. Número 294 · Marzo 2023

  295. Número 295 · Abril 2023

  296. Número 296 · Mayo 2023

  297. Número 297 · Junio 2023

  298. Número 298 · Julio 2023

  299. Número 299 · Agosto 2023

  300. Número 300 · Septiembre 2023

  301. Número 301 · Octubre 2023

  302. Número 302 · Noviembre 2023

  303. Número 303 · Diciembre 2023

  304. Número 304 · Enero 2024

  305. Número 305 · Febrero 2024

  306. Número 306 · Marzo 2024

  307. Número 307 · Abril 2024

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

díaz-canel

Cuba: ¿socialismo neoliberal?

El Gobierno caribeño trata de implementar un nuevo paquete de medidas que han generado un gran descontento por el importante aumento de precios de todos los bienes y servicios básicos. El ministro de Economía ha sido destituido

Frank García Hernández La Habana , 3/02/2024

<p>Miguel Díaz-Canel, primer secretario del Partido Comunista de y presidente de Cuba. / <strong>Irene Pérez</strong></p>

Miguel Díaz-Canel, primer secretario del Partido Comunista de y presidente de Cuba. / Irene Pérez

En CTXT podemos mantener nuestra radical independencia gracias a que las suscripciones suponen el 70% de los ingresos. No aceptamos “noticias” patrocinadas y apenas tenemos publicidad. Si puedes apoyarnos desde 3 euros mensuales, suscribete aquí

Desde diciembre pasado, el Gobierno cubano repite que sus más recientes medidas económicas –que entrarían en vigor entre febrero y marzo– no son un paquetazo neoliberal. Esta aclaración, viniendo de un gobierno dirigido por un partido comunista, resulta entre inquietante y contradictoria.

Las medidas anunciadas por el Gobierno cubano consisten básicamente en un recorte de subsidios que abarca ocho sectores de los servicios: aumento de la tarifa del transporte público, alza de los precios del combustible, la bombona de gas para cocinar –modalidad más usada en los sectores populares–, el agua y la electricidad. A ello se le debe agregar que también sufrirá un alza de precios la fundamental “libreta de abastecimiento” –canasta de alimentos y aseo subsidiada con la que se abastecen las mayorías populares cubanas–, así como los pocos productos que vende el Gobierno en el mercado minorista. Las nuevas medidas también alcanzaron un rubro que pareciera menor, pero en el escenario cubano no lo es: aumento del precio de la medicina naturista. Ante la escasez y desabastecimiento de fármacos, se ha generalizado el uso de este tipo de medicinas.

En consonancia con las medidas, tanto el ministro de Economía, Alejandro Gil, como el primer ministro, Manuel Marrero, han insistido en que la política será ahora “subvencionar personas y no productos”. Para reforzar esta idea, el primer ministro anunció en su discurso del pasado 20 de diciembre que quienes comprarían los productos de la libreta con precios subvencionados serían solamente las personas económicamente vulnerables. Sucede que en Cuba las personas “económicamente vulnerables” no solo son, como se tiene establecido, los sectores de bajos ingresos, sino que con un salario promedio de 20 euros al mes la gran mayoría de la clase trabajadora cubana también vive una situación de vulnerabilidad económica.

Pero si bien el rechazo a las nuevas medidas es un tema común que se puede oír en las calles cubanas, la reacción ante el paquete económico tuvo tintes políticos más complejos que las típicas catarsis en las aletargadas paradas de ómnibus. El economista cubano Miguel Hayes, coordinador del medio de prensa no oficial La Trinchera, desde su cuenta en la red social X insiste en que las nuevas medidas son un “paquetazo neoliberal”. Por su parte, el especialista en economía cubana, Pedro Monreal alertó también desde el antiguo Twitter que “no necesariamente un paquete económico tiene que ser de corte neoliberal para producir efectos parecidos al de un paquete neoliberal”. La reconocida historiadora cubana Alina López, declaró para CTXT que “el apellido no importa tanto como que es un tremendo paquetazo [entiéndase ajuste económico]”. A ello, Alina López agregó que en la economía cubana existen “rasgos neoliberales”.

La organización argentina Izquierda Socialista llegó a publicar un artículo comparando este paquete de medidas con los ajustes del ultraderechista presidente Javier Milei

Al tanto de estas y similares declaraciones, el ministro de Economía refutó los ataques al nuevo plan económico. “Todas las semejanzas que se quieran hacer con paquetes neoliberales es pura mala intención”, declaró el citado ministro en una charla televisiva especial realizada el pasado 27 de diciembre. Gil puntualizó además algo fundamental: “El neoliberalismo apunta a reducir al mínimo la intervención del Estado (...). Nosotros estamos hablando de aumentar el papel del Estado como ente regulador en la economía (...). No estamos hablando de más privatización”.

Pero las polémicas medidas trascendieron las costas cubanas llegando a Argentina, donde la organización trotskista Izquierda Socialista llegó a publicar un artículo comparando este paquete de medidas con el ajuste que lleva adelante el ultraderechista presidente Javier Milei. El polémico artículo, firmado por el dirigente trotskista argentino José Castillo, fue reproducido en la prensa digital opositora cubana, la cual –VPN mediante–, es ampliamente leída en la isla caribeña, generando mayores preguntas entre no pocos trabajadores.

Un ajuste económico para una Cuba en crisis (y la burguesía creciendo)

Este paquete de medidas tiene lugar en una Cuba que no acaba de salir de la crisis económica. El turismo, principal rubro económico de Cuba, está muy lejos de alcanzar las cifras anteriores a la pandemia del coronavirus. Si en 2019 Cuba registró la llegada de más de cuatro millones de turistas, según fuentes oficiales, en 2023 la isla caribeña sólo alcanzó 2,4 millones de visitantes extranjeros y “cubanos radicados en el exterior”. Para complejizar la situación, la mayoría de estos turistas se hospedan en instalaciones del sector privado. Esto ha provocado que, según la Oficina Nacional de Estadísticas e Información, en 2023 la ocupación habitacional de los hoteles estatales solo fuera de un 25,8%. Este es uno de los principales factores por los cuales el Producto Interno Bruto cubano en 2023 fue de -2%.

El sector de la economía privada controla en Cuba la venta de alimentos, ofertándolos a precios casi imposibles para el trabajador promedio

A ello se le agrega que el sector de la economía privada –que desde 2023 está autorizado a importar– controla en Cuba la venta de alimentos, ofertándolos a precios casi imposibles para el trabajador promedio. El precio de los productos ofertados en la “libreta de abastecimiento” no aumenta desde la modificación hecha por el Gobierno en enero de 2021; sin embargo, los alimentos vendidos en el sector privado se encarecen desproporcionadamente por mes: la Oficina Nacional de Estadísticas e Información anunció que en diciembre pasado el precio de los alimentos aumentó en un 79,11%. A ello se le debe agregar que a lo largo de 2023, cada mes el precio de los alimentos creció por encima del 50%.

Como siempre ha sucedido en Cuba –y ahora no hay motivo para la excepción–, cuando el Estado sube los precios, el sector privado también los aumenta. Ahora el impacto será más fuerte: el número de las empresas privadas supera al de las empresas estatales. Según el Ministerio de Economía, en enero ya existían 9122 empresas privadas, las cuales contrataban a la mitad de la clase trabajadora cubana.  

Propaganda política vs. realidad económica

Ante la recepción negativa del nuevo paquete económico –oficialmente llamado “proyecciones para corregir distorsiones y reimpulsar la economía”– el Gobierno cubano se ha dedicado profusamente a aclarar la necesidad de las medidas. Para ello, los voceros oficiales explican que las “distorsiones” son las pérdidas provocadas por los subsidios y en consecuencia los precios debían ser “actualizados”.

Para ayudar a la comprensión del porqué es necesario aplicar las controversiales nuevas medidas, el ministro de Economía, Alejandro Gil, a fines de diciembre impartió varias charlas televisadas. Paradójicamente, Gil aumentó la expectación al decir que en el alza de precios “lo que está detrás es eliminar el subsidio”.

Un alto funcionario declaró que el alza de precios originalmente planificado iba a ser mucho mayor y alcanzaría más sectores, pero el descontento popular hizo reacomodar el programa

Un alto funcionario cubano, quien solicitó guardar su anonimato, declaró para CTXT que el alza de precios originalmente planificado iba a ser mucho mayor y alcanzaría más sectores, pero el descontento popular hizo reacomodar el nuevo programa económico. “Las actas de las reuniones de los núcleos del Partido [Comunista] (células base de la organización partidista) arrojaron un grado de insatisfacción que no previmos y decidimos retirar parte de las disposiciones”, declaró el citado funcionario.

Ante ello, el Gobierno cubano prepara toda una artillería de propaganda política: no solo intenta convencer al posible trabajador descontento, sino también a los militantes del Partido. El pasado 29 de enero, en la primera reunión del Consejo de Ministro en 2024, el presidente cubano anunció que se crearían comisiones de “cuadros del Partido” que visitarán las bases del PCC para “explicarles” la necesidad de implementar el nuevo paquete económico. “Podemos encontrarnos con colectivos de trabajo, núcleos del Partido que no entiendan [las nuevas medidas económicas] y hay que explicarles bien”, puntualizó Díaz-Canel. Básicamente, la explicación oficial se resume a que el Gobierno no puede seguir subvencionando estos sectores, y que el alza de precios y recortes de subvenciones ayudaría a “relanzar” la economía nacional. Sin embargo, las explicaciones que den los funcionarios del Partido Comunista no cambiarán el impacto que el aumento de precios tendrá en la realidad de los trabajadores.

¿A cuánto suben los precios?

A inicios de enero, el Gobierno cubano hizo público el porcentaje del alza de precios en el transporte que entraría en vigor este 1 de febrero. Las tarifas de parte del transporte en La Habana y Santiago de Cuba (segunda ciudad de importancia) aumentaron en un 100%, mientras que las de los ómnibus de transporte interprovincial subió en un promedio de 280%. El precio del pasaje en tren, empleado mayormente por sectores carenciados, creció aproximadamente en 710%.

El precio del combustible subiría en un 570%. Esto debe entenderse en el contexto cubano, donde el salario promedio es de 20 euros mensuales

El precio del combustible subiría en un 570%, argumentándose que el litro de gasolina cuesta entre 0,95 centavos de dólar y 1,25. Sin embargo, esto debe entenderse en el contexto cubano, donde el salario promedio es de 20 euros mensuales. El alza del combustible también impactará en los taxis, y por tanto en las miles de personas que usan este servicio.

Al mismo tiempo, aumentará el precio de las bombonas de gas en un 80%, empleadas principalmente por los sectores de menos ingresos económicos. La tarifa de la electricidad solo aumentará para los llamados “altos consumidores”, que son una considerable minoría, pues según el ministro de Finanzas y Precios, Vladimir Regueiro Ale, ascienden a 1.700.000 habitantes. La nueva tarifa para estos casi dos millones de consumidores crecerá un promedio de 19,5%. El nuevo paquete de medidas afecta también la tarifa del agua, que crecerá en un 300%.

Una ama de casa, quien pidió no dar su identidad, declaró a CTXT que “ahora, además de ser caros los alimentos, también será caro encender la cocina: prácticamente casi no podremos comer”. Una estudiante universitaria agregó a la conversación que “desde que subieron los precios del transporte en enero de 2021 tengo que ir caminando a la universidad al menos dos veces a la semana. Ahora seré maratonista”.

Al parecer el “imprevisto descontento” puede ser la razón por la cual no se ha detallado cuánto aumentarán los precios de los alimentos ofertados en la libreta de abastecimiento. Coincidentemente, el 31 de enero el Gobierno anunció un hecho insólito: la venta de combustible con los nuevos precios se aplazó debido a “un incidente de ciberseguridad en los sistemas informáticos para la comercialización” provocado por “un virus desde el exterior”, informó en rueda de prensa la viceministra de Economía y Planificación, Mildrey Granadillo.

Al parecer, el Gobierno prefiere esperar el resultado del trabajo político de sus cuadros partidistas. El nuevo paquete de medidas, en medio de una crisis económica agravada, puede provocar el estallido de protestas similares a las manifestaciones populares que tuvieron lugar el 11 de julio de 2021; algo imposible de prever por los vulnerables sistemas informáticos que actualizarían la venta del combustible, pero sí temido por quienes ordenaron el alza de precios.

Pocas horas después de escribirse esta nota, el Buró Político del Partido Comunista de Cuba anunciaba el viernes 2 de febrero la destitución del ministro de Economía, Alejandro Gil. Le relevará en el cargo Joaquín Alonso Vázquez, actual ministro presidente del Banco Central de Cuba.

Desde diciembre pasado, el Gobierno cubano repite que sus más recientes medidas económicas –que entrarían en vigor entre febrero y marzo– no son un paquetazo neoliberal. Esta aclaración, viniendo de un gobierno dirigido por un partido comunista, resulta entre inquietante y contradictoria.

Las medidas...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Frank García Hernández

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí