1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Cuando llega el sábado

El (anti) guardiolismo inglés

Vaya donde vaya, genera tanta simpatía como antipatía. Los halagos en los medios y la comprensión de sus colegas pasan casi desapercibidos pero la hinchada 'citizen', de momento, no cesa su canción: "Tenemos a Guardiola, tenemos a Guardiola"

Luis Martín Londres , 7/01/2017

<p>Pep Guardiola</p>

Pep Guardiola

Luis Grañena

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

---------------------------------
En enero CTXT deja el saloncito. Necesitamos tu ayuda para convertir el local en una redacción. Si nos echas una mano grabamos tu nombre en la primera piedra. Del vídeo se encarga Esperanza.

Donación libre:

---------------------------------

“¿Por qué a los periodistas españoles os cae tan mal Guardiola?”. La pregunta es de John, un seguidor del City, que vive en Chester y la lanzó hace tres meses, cuando el City iba como un tiro.  “Pues espérate a que empiecen a escribir en Inglaterra y verás”, fue la respuesta de un colega. Tres meses después, los medios de comunicación ingleses han machacado a Guardiola porque éste respondió destempladamente a un periodista de la BBC tras haber perdido contra el Liverpool.  “¡Vamos Pep! Últimamente estás bajo tensión y las cosas no marchan como querrías pero te queremos!!! Tómate una cerveza inglesa fría y relájate...”, le escribió Boris Becker al ver las imágenes. “Es normal, a mí también me cuesta controlar las emociones, incluso cuando gano”, le disculpó el técnico del West Ham, Slaven Bilic.

Razonarle a un inglés por qué gran parte de los medios de comunicación españoles no soporta a Guardiola es imposible si se atiende a reacciones como las de un grupo de colegas que tras una rueda de prensa, cuando Pep dirigía al Bayern Múnich, le despellejaron por haber dado respuesta a preguntas en alemán, inglés, italiano y castellano hablando en alemán, inglés italiano y en castellano. “Es así de chulo, no lo puede remediar, ¿se cree más guapo porque habla cuatro idiomas?” se escuchó aquella tarde en la sala de prensa, el lugar donde empezaron los problemas de Guardiola siendo futbolista del Barcelona, aumentaron cuando se hizo entrenador y donde se redoblaron en Alemania, en especial con el diario sensacionalista Bild, por negarse a concederles una entrevista en exclusiva. De ahí a la calle hay un paso. En Múnich los aficionados le paraban para darle las gracias por su esfuerzo por expresarse en alemán desde el primer día, pero entre los profesionales de los medios de comunicación se lamentaba “su falta de vocabulario y su rigidez en las preguntas”. Y eso, que a los periodistas empiece a caerles mal el personaje, ha vuelto a pasar. “No lo podemos controlar. Ni perdemos un minuto”, dicen en el entorno de Pep. Pero hay quien cree en el club que el aparato le deja desprotegido y que el debate entre partidarios de Guardiola y de sus ideas futbolísticas genera corrientes de opinión que nacen en los medios y se trasladan a la calle, siempre. No hay peor sordo que el que no quiere escuchar, así que en Inglaterra no podía ser una excepción. Y aunque dijo que venía a aprender, no todos le creyeron.   

Si de Guardiola no gustó nunca que tuviera inquietudes próximas a la cultura, amigos músicos, escritores, directores de cine y periodistas deportivos, tampoco gusta su manera de vestir ni su manera de hablar, en el idioma que sea y diga lo que diga, donde en otros se adivina personalidad, en él suele advertirse arrogancia. “Y para los ingleses lo es de manera exagerada quien crea que puede cambiar su manera de jugar al futbol”, sostiene un veterano periodista español, muy famoso en Inglaterra.

La comprensión que Guardiola ha encontrado en el club y entre los aficionados contrasta con su propia exigencia y con las críticas de los medios de comunicación

“No vine aquí para cambiar absolutamente todo. Quizás vosotros estáis equivocados. La primera vez que llegué aquí dije: ‘estoy aquí sólo para aprender, para mejorar y para ayudar a mi equipo’. Es lo que voy a pensar hasta el final. Vine de otro país aquí para intentar que mi equipo juegue de la mejor manera posible. Olvidaos. Soy yo el que me tengo que adaptar. ¿Tengo más problemas para hacer mi estilo de juego aquí? Es normal, es parte del proceso. Lo he dicho muchas veces. No estoy aquí para cambiar absolutamente nada. Lo he dicho muchas veces: estoy aquí para adaptarme”, aseguró el pasado jueves. Otra vez. Pep recordó su primer mensaje a la afición: “Dije que vine a aprender y entender la Premier y estoy en ello”.

Así que es fácil que las opiniones se dividan y del guardiolismo nazca por sí solo el antiguardiolismo. O viceversa. “Nosotros le estaremos eternamente agradecidos de que aceptara ser entrenador del City porque sabemos que no somos el mejor equipo del mundo”, suele aclarar John, que estaba en las gradas del Stoke City el día que en Inglaterra se escuchó por vez primera la canción que los fans 'azules' le cantan a Pep, esa que dice algo así como “Nosotros tenemos a Guardiola”.

Pero la comprensión que Guardiola ha encontrado en el club y entre los aficionados contrasta con su propia exigencia y con las críticas de los medios de comunicación. “No necesito tiempo, lo que necesito es hacerlo bien”, se le ha escuchado decir. Y también con los comentario de ex futbolistas en los medios que, puestos a ser honestos, no se cortan y no dan tregua. “No soy entrenador de tackles”, dijo tras caer goleado en el campo del Leicester, el actual campeón (4-2). Y se armó la marimorena, porque lejos de valorar que sus prioridades futbolísticas son otras, hubo quien lo interpretó como un desprecio a la más pura esencia del fútbol inglés. Stan Collymore, ex jugador del Liverpool, Nottingham y del Oviedo, entre otros, y comentarista de varios medios, se tiró a degüello: “Guardiola volverá a España con el rabo entre las piernas”. Por un momento, tras la humillación en Leicester, hasta John dudó. “Necesitamos más contundencia” decía. Fue solo un momento. “Pero Pep tiene razón, no le puedes enseñar a Stones o a Kolarov a ganarle el uno contra uno a un delantero”, le defendió de inmediato.

El ruido mediático le hace a Pep mucho daño. Y siembra dudas. La frase del que fuera un goleador con una carrera truncada prematuramente, llegó a España. Las de Jimmie Carragher no, aunque  en sus comentarios semanales incluyen frases como “es una suerte tener a Guardiola entre nosotros” o insista en que le quiten “el pie de la espalda” y le dejen trabajar por el bien del fútbol inglés. Sin ir más lejos, las palabras en el Daily Mail del mítico Tommy Doherty, exentrenador del United, en las que asegura que vale la pena ver al City: “Me gustan sus pases y sus movimientos. Me gusta Pep Guardiola y también Brendan Rodgers del Celtic. Sus equipos no patean la pelota, la acarician”. Los elogios han pasado desapercibidos.

Siendo cierto que Guardiola se esfuerza en entender la Premier, la pregunta es: ¿alguien trata de entenderle a él?

Más comprensivos que los medios, a los que no les gusta el tono agrio que Pep emplea en la sala de prensa después de perder un partido en Liverpool jugando mal, son sus colegas de profesión. “Para el fútbol inglés será excelente su llegada. Para él, un reto. Esto no es fácil”, dijeron, casi con las mismas palabras, Pochettino, entrenador del Tottenham, y Aitor Karanka, del Midlesborough, a modo de bienvenida. Fue en agosto, cuando se vieron en la Premier y Pochettino le ganó la mano (2-0) y Karanka le empató el partido a última hora (1-1) en el Etihad, estadio del City.

El entrenador Pep Guardiola da indicaciones durante un partido del Manchester City.

El entrenador Pep Guardiola da indicaciones durante un partido del Manchester City.

“Es normal que necesite tiempo. Hasta que no sufres la Premier no te das cuenta de lo que es”, ha dicho esta semana el argentino de los Spurs. “Pep está demostrando lo bueno que es en muchas cosas”, aseguró en noviembre el entrenador vasco, que admite que entender la Premier “no es fácil, lleva su  tiempo”.

Martin Samuel, elegido varios años seguidos como el periodista deportivo más influyente de Inglaterra, le llama “el perfeccionista”. No está muy claro si es un elogio o un irónico desdén. Pero algo hay de cierto. Pep sabe que debe ser mejor entrenador si quiere que el proyecto del City salga adelante, porque este fútbol ingobernable se lo exige.

Siendo cierto que Guardiola se esfuerza en entender la Premier, la pregunta es: ¿alguien trata de entenderle a él? Pep ha vivido una nueva polémica esta semana por decir que su final en los banquillos se acerca. Hubo quien pensó que iba a dejar el City de inmediato. “Dije en la entrevista que no iba a entrenar cuando tuviera 60-65 años. Pero tengo 45 años. No voy a retirarme en dos o tres años. Me encanta mi trabajo y estoy en un lugar perfecto para desarrollar mi trabajo, especialmente en Inglaterra. No voy a entrenar cuando tenga 60 años porque quiero hacer algo más en mi vida”. La segunda, que zarandeó al club y dio munición a algunos periodistas, tuvo que ver con la sensación de Guardiola de que el City no es un equipo grande : “Para los aficionados del Manchester City, el City es lo más importante y eso es lo que importa. Respecto a los títulos y la historia del Liverpool, del Manchester United, del FC Barcelona, del Real Madrid y de este tipo de clubes, todavía estamos por detrás de ellos. Si la gente no entiende eso, lo siento. En el momento que llego a un club como el Manchester City, como antes sucedió en el FC Barcelona o en el Bayern de Múnich, para mi el Manchester City se convierte en lo más importante de mi vida”.

De momento, el City es tercero, empatado a puntos con el Tottenham, y está clasificado para la siguiente fase de la Copa de Inglaterra tras golear al West Ham en el Olímpico de Londres. Sabe Pep que necesita tiempo y que no lo tiene. El día de su presentación dijo que venía a aprender. En eso está. Y sabe que no tiene mucho tiempo. Pero John y sus colegas siguen cantando en las gradas de los campos ingleses, con la camiseta del City puesta: “Tenemos a Guardiola, tenemos a Guardiola”. El viernes, en Londres, no pararon. Será que en Inglaterra, ellos son más guardiolistas que nadie.

---------------------------------
En enero CTXT deja el saloncito. Necesitamos tu ayuda para convertir el local en una redacción. Si nos echas una mano grabamos tu nombre en la primera piedra. Del vídeo se encarga Esperanza.

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Luis Martín

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí