1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

La clandestinidad del deporte femenino

Sólo el 2% de las retransmisiones deportivas en televisión en los últimos 27 años han sido de competiciones de mujeres. De ellas, apenas el 16% se pudo ver en máxima audiencia

Ricardo Uribarri 4/12/2019

<p>La selección española de fútbol celebrando la victoria del campeonato europeo, 17 de febrero de 2019.</p>

La selección española de fútbol celebrando la victoria del campeonato europeo, 17 de febrero de 2019.

Eidan Rubio

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Sin visibilidad no hay repercusión. Sin repercusión es muy difícil que crezca el interés por una actividad. Sin audiencia es imposible que aparezcan los patrocinadores que ayuden a impulsar una disciplina deportiva. Este círculo vicioso que lastra el deporte femenino, y que fomenta la desigualdad de género, tiene su origen en una dolorosa realidad que un informe ha puesto sobre la mesa. Desde 1992 y hasta el mes de agosto del presente año, tan sólo el 2% de todas las retransmisiones deportivas en televisión en nuestro país han sido de competiciones femeninas. Un dato que resulta más doloroso si pensamos que muchos de estos años coinciden con la época donde más éxitos han conseguido nuestras deportistas.

El estudio, elaborado por Barlovento Comunicación a partir de datos de Kantar Media, especifica que de las 606.499 emisiones deportivas vistas por televisión en España en los últimos 27 años, tanto en cadenas abiertas como de pago, apenas 10.086 tenían como protagonistas a mujeres. Pero ya no es sólo que la diferencia en la difusión sea abismal. A nadie se le escapa que a nivel de seguimiento no es lo mismo ofrecer un contenido en televisión en horario de máxima audiencia que en otro momento del día. Pues resulta que de ese 2% total de retransmisiones femeninas, apenas un 16% (1.663 emisiones) tuvieron lugar en la mejor franja, es decir entre las 20:30 y las 24:00. El 34% se emitieron por la mañana (entre las 7 y las 14 horas), el 14% en la sobremesa, el 18% por la tarde (de 17 a 20:30 horas), y hasta un 18% en horario de madrugada. Con este tratamiento resulta casi imposible que el deporte femenino sea rentable a nivel publicitario, que es el argumento que muchos emplean para justificar su escasa presencia en las programaciones. 

la realidad es que las televisiones y radio públicas siguen muy lejos del 50% de cuota de información deportiva que reclaman para esos entes organizaciones como la (AMDP), que cifra actualmente ese seguimiento a nivel femenino en un 6%

La desproporción en la atención se hace más flagrante en los canales de pago, que sólo han cubierto el 15% de las retransmisiones por el 85% de las realizadas por las televisiones en abierto. A pesar del aumento en la cobertura del deporte femenino que ha experimentado en los últimos años un canal público como Teledeporte, el que más emisiones ha realizado con 7.078, la realidad es que las televisiones y radio públicas siguen muy lejos del 50% de cuota de información deportiva que reclaman para esos entes organizaciones como la Asociación para Mujeres en el Deporte Profesional (AMDP), que cifra actualmente ese seguimiento a nivel femenino en un 6%. Es cierto que sumando las emisiones de todas las cadenas se ha registrado en cinco de los últimos ocho años el mayor número de retransmisiones de deporte femenino en la historia. Pero eso sólo ha servido para alcanzar ese paupérrimo 2%. Imagínense cómo sería la situación anterior. 

Un ejemplo sangrante se produjo el pasado mes de febrero, cuando la selección española femenina de fútbol sala se proclamó campeona de Europa en Portugal sin que ninguna cadena ofreciera en directo ni la semifinal disputada por el equipo ni la final, que sólo se pudo presenciar en nuestro país a través de internet. La seleccionadora nacional, Claudia Pons, reconoció en aquel momento a CTXT que ese hecho “es algo que siempre duele. Supongo que se habrán dado cuenta de lo que se han perdido y esperemos que eso nos ayude de cara al futuro, aunque tenemos asumido que se presta menos atención y cobertura al deporte femenino que al masculino”.

La opinión de que el deporte femenino no interesa y no vende, contrasta con el análisis realizado por la empresa Nielsen sobre los mercados mundiales más activos en el sector, que señala que el 66% de la población en España está interesada, al menos, en un deporte femenino y que el 84% de los aficionados en general están interesados en el deporte femenino. De ellos el 51% son hombres y el 49% son mujeres. El 46% de los encuestados en países como Alemania, Australia, Estados Unidos, Francia, Italia, Nueva Zelanda y Reino Unido, además de España, vería una competición femenina por televisión si la televisaran. El problema es que ese deseo choca en numerosas ocasiones con la dificultad a la hora de poder acceder a ese contenido. 

Para poder escapar de la clandestinidad en la que se mueven muchas competiciones femeninas, las federaciones han tenido que renunciar a cobrar por los derechos de retransmisión para tener un mínimo de visibilidad y poder captar algo de publicidad

Con el fin de escapar de la clandestinidad en la que parecen moverse muchas competiciones femeninas, las federaciones no han tenido más remedio que renunciar a cobrar por los derechos de retransmisión para tener un mínimo de visibilidad y poder captar de esa manera algo de publicidad. Los partidos de fútbol, a partir de este año, y los torneos profesionales de tenis son la excepción. El resto encima tiene que poner dinero de la parte que les toca del programa Mujer y Deporte para sufragar la producción y “regalarle” la emisión a las televisiones. Una situación que los responsables de disciplinas como el baloncesto, la que más emisiones de deporte femenino ha tenido en la pequeña pantalla en estos últimos 27 años, seguida por el fútbol, el balonmano, el voleibol y el atletismo, esperan que pueda cambiar en el futuro para obtener más ingresos que repercutan en unas mejores condiciones para las deportistas. 

Hay deportes que han encontrado la ayuda de la Liga de Fútbol Profesional, que ofrece televisar sus competiciones a través de su plataforma OTT a cambio de tener la exclusiva de esos derechos. Ocurre que la audiencia por esa vía es aún muy reducida, lo que puede dificultar su promoción y la búsqueda de patrocinio. Pero a algunos responsables federativos no les queda otra salida para poder ofrecer a las empresas una rentabilidad. Y es que existen algunos deportes y deportistas que sólo parecen existir cada cuatro años, con la disputa de los Juegos Olímpicos. El resto del tiempo desaparecen, dejan de existir para el gran público porque nadie se hace eco de su actividad, un problema que se agudiza, como vemos, en el caso de las mujeres. Y los recursos económicos que necesitan son muy escasos.

Esta situación de desigualdad que sufren las deportistas femeninas es el argumento del documental Hijas de Cynisca, llamado así en honor a la princesa espartana que fue la primera mujer en ganar en los Juegos Olímpicos, hace más de 2.000 años, y que con la dirección y producción de Beatriz Carretero ha conseguido estar nominado a ocho galardones en la próxima edición de los Premios Goya.  En la cinta, que se puede ver estos días en el cine Artistic Metropol de Madrid, doce deportistas españolas junto a la periodista Paloma del Río, cuentan las dificultades añadidas que, por el hecho de ser mujer, han tenido que sufrir en sus respectivas disciplinas para poder desarrollar su profesión y llegar a la élite. Una de ellas es Ona Carbonell, la nadadora de sincronizada, que hace hincapié en ese laberinto diabólico en el que se ven inmersas muchas de ellas: “Si no tienes recursos no pueden entrenar al mil por mil; si no entrenas al mil por mil no puedes ganar; y si no ganas no tienes recursos”. Del Río pone el dedo en la llaga con una frase irrebatible: “Si no tienen visibilidad, es imposible que les lleguen los patrocinadores. Lo que no se ve no existe”.

Ya está abierto El Taller de CTXT, el local para nuestra comunidad lectora, en el barrio de Chamberí (C/ Juan de Austria, 30). Pásate y disfruta de debates, presentaciones de libros, talleres, agitación y eventos...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Ricardo Uribarri

Periodista. Empezó a cubrir la información del Atleti hace más de 20 años y ha pasado por medios como Claro, Radio 16, Época, Vía Digital, Marca y Bez. Actualmente colabora con XL Semanal y se quita el mono de micrófono en Onda Madrid.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí