1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

  292. Número 292 · Enero 2023

  293. Número 293 · Febrero 2023

  294. Número 294 · Marzo 2023

  295. Número 295 · Abril 2023

  296. Número 296 · Mayo 2023

  297. Número 297 · Junio 2023

  298. Número 298 · Julio 2023

  299. Número 299 · Agosto 2023

  300. Número 300 · Septiembre 2023

  301. Número 301 · Octubre 2023

  302. Número 302 · Noviembre 2023

  303. Número 303 · Diciembre 2023

  304. Número 304 · Enero 2024

  305. Número 305 · Febrero 2024

  306. Número 306 · Marzo 2024

  307. Número 307 · Abril 2024

  308. Número 308 · Mayo 2024

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

AMENAZAS ONLINE

Odiar te cuesta

Sobre cómo defenderse del odio en la redes: el caso ‘Avvocathy’

Sara Beltrame 7/03/2020

<p>Cathy La Torre, abogada y activista italiana </p>

Cathy La Torre, abogada y activista italiana 

Foto cedida por la entrevistada

En CTXT podemos mantener nuestra radical independencia gracias a que las suscripciones suponen el 70% de los ingresos. No aceptamos “noticias” patrocinadas y apenas tenemos publicidad. Si puedes apoyarnos desde 3 euros mensuales, suscribete aquí

“Nací en Trapani en 1980. Soy mitad italiana y mitad americana. Abogada y activista LGBTQI, vivo entre Bolonia y Roma. Mi primer Orgullo fue en 1998, desde entonces, incansablemente, lucho por la igualdad formal y sustancial de todos y todas. Apasionada por la privacidad y las nuevas tecnologías, ciclista urbana y fanática del aire limpio. Presidí la asociación Trans más grande de Italia: el MIT [“Movimiento de Identidad Trans” n.d.r.] y en 2013 fundé www.gaylex.it, la red de abogados y activistas contra la homotransfobia. De 2011 a 2016 fui concejal municipal en Bolonia. Dirijo el bufete de abogados Wildside, que se ocupa de la parte “salvaje” de los derechos: los que aún no se han reconocido o son considerados de serie B. Mi lema: “La justicia es la voluntad constante de reconocer los derechos de todos.” - Justiniano.

Esto es lo que cuenta de sí misma Cathy La Torre conocida como Avvocathy, en Instagram y Facebook, un nickname que es la fusión de su nombre con la palabra italiana “avvocato”, abogado. 

No se trata de una biografía actualizada ya que hace poco, en Diciembre 2019, Cathy ha ganado el “The Good Lobby Awards”, gracias a la campaña Odiare ti costa (Odiar te cuesta) que tiene como objetivo brindar apoyo y ayuda a las víctimas de odio en las redes sociales y fue elegida entre los mejores proyectos en Europa, por ciudadanos que expresaron su preferencia en la comunidad social de los “Premios Lobby”. Los premios son reconocimiento a nivel europeo creado por “The Good Lobby”, organización sin ánimo de lucro, comprometida en hacer que la sociedad sea “más democrática, unida y justa.” 

Involucrada durante años en la defensa de los derechos civiles de las personas homosexuales, lesbianas y transgénero, La Torre es conocida por sus batallas legales pro bono, ofreciendo asesoramiento legal gratuito a sectores desfavorecidos de la sociedad pero también, en los últimos años, por su lucha contra el fenómeno del odio en la redes sociales.

“He decidido dedicar parte de mi vida a la lucha contra el odio –explicó Cathy La Torre– justo después de experimentar el crecimiento imparable del lenguaje de odio en mi propia piel, especialmente en las redes sociales.” 

En Junio 2018 un usuario registrado en Facebook bajo el nombre de “Bonifacio Ferrari” publicó un comentario público acompañándolo a la fotografía de un revolver en el que se leía: “(…) pronto, mientras estás pedaleando, te llegará un disparo en la frente. Ningún compromiso con las lesbianas. Ninguno.” 

“Si pensáis que renunciaré a combatir cada una de las batallas que estoy llevando a cabo para una ciudad y un país más igualitario, justo y libre, si pensáis pararme, no habéis entendido NADA.” Este es su comentario al mensaje privado recibido hace algunos días en IG.

“He decidido dedicar parte de mi vida a la lucha contra el odio –explica Cathy La Torre– justo después de experimentar el crecimiento imparable del lenguaje de odio en mi propia piel, especialmente en las redes sociales.” 

En junio de 2018 un usuario registrado en Facebook bajo el nombre de Bonifacio Ferrari publicó un comentario público acompañándolo de la fotografía de un revolver en el que se leía: “Pronto, mientras estás pedaleando, te llegará un disparo en la frente. Ningún compromiso con las lesbianas. Ninguno”. 

Desde la agencia de prensa Ansa, Cathy declaró que no le había pasado nunca algo parecido en la vida. Había recibido insultos pero nunca tan intimidantes. No tardó en presentar una denuncia a la policía postal, acompañada de su abogado, Rita Nanetti.

La Torre reutiliza estos mensajes para remarcar indirectamente la importancia de que las personas objeto de odio online no se queden calladas delante ciertas actitudes que cada día se hacen mas frecuentes.

“Lesbiana infame y chacal, ¿has estado ingresada alguna vez al Hospital Mayor de Bologna? Podrías acabar allí pronto. Muy pronto.” 

“(…) Si pensáis que renunciaré a combatir cada una de las batallas que estoy llevando a cabo para una ciudad y un país más igualitario, justo y libre. Si pensáis pararme. No habéis entendido NADA. (…)”  Este su comentario público al texto recibido hace algunos días en su cuenta de IG.

“Veo que cada día hay una escalada de odio en las redes sociales”, dijo La Torre en una entrevista televisiva, “quizás también porque los más altos cargos institucionales y los que están en las instituciones se permiten utilizar lenguajes que probablemente fomentan el odio. Estaría bien que alguien, aunque sea de otros partidos políticos, se distanciara de estas palabras (…)”.

Desde entonces sigue luchando acompañada de un equipo de profesionales por un lado para frenar estas actitudes y por el otro para que las personas que reciben estos tipos de ataques puedan convertirse de objeto pasivo de odio a sujeto activo capaz de denunciar, defenderse y hacer valer sus derechos legales. Las victorias para Cathy, sus asistidos y asistidas son cada día más y se pueden seguir a diario en sus cuentas de Instagram, Facebook y Twitter. Siguiendo el ejemplo de muchas personas, otras han decidido no dejar pasar por alto comentarios, actitudes o fake news homófobas, hirientes y racistas. 

“(…) Las leyes y el derecho son expresiones de poder que tienen la capacidad de cambiar vidas. [Con el tiempo n.d.r.] me he dado cuenta de que sólo las buenas leyes cambian las vidas para mejor, mientras que la ausencia de derechos y leyes o, lo que es peor, las malas leyes, pueden devastar generaciones enteras (…) El Poder, para legitimar sus peores crimines ha usado a menudo la propia ley. Las “Leyes Raciales” también se llamaban “leyes”. La lapidación de personas homosexuales también sigue una ley. La discriminación también está respaldada por miles de leyes. He entendido que iba a dar mi vida a un principio: los derechos XXL. Amplios y cómodos para todas las personas. (…) Pensémoslo bien: ¿Qué clase de vida es aquella en la que se pasa el tiempo en privar a alguien de un derecho?” 

La campaña es una iniciativa de la asociación “Pensare Sociale” que tiene como objetivos principales la promoción de informaciones, documentaciones y estudios sobre temáticas específicamente dedicadas a las cuestiones de los “Discursos de odio” (Hate Speech) y de la tutela de los derechos de las personas, de las reglas de convivencia, de la educación cívica y digital a través el social network, las páginas web y otras plataformas web en ámbito nacional y transnacional, teniendo en cuenta los ordenamientos de otros países.

Odiar te cuesta sigue donando cada día su suporte a través de la página web odiareticosta.it orientando aquellas personas que han sufrido el odio y en general el “hate speech” incluso en forma de difamación, cyberacoso, amenazas, violencia, bullying, ofensas a su reputación y/o imagen en la web. Promoviendo una cultura de las palabras y del lenguaje sin odio, prejuicios y estereotipos, Odiar te cuesta enseña un uso más cociente de las redes sociales y de la Web comprometiéndose concretamente a la aplicación del “Código de conducta para combatir la incitación ilícita del odio online”, suscrito entre la Comisión Europea y las principales plataformas Sociales. 

Como se puede leer en el comunicado de prensa sobre la evaluación del Código de conducta de la UE del 4 de febrero 2019 emitido por la Comisión Europea, desde su puesta en marcha en el 2016, el Código de conducta ha venido mejorando progresivamente. La reciente evaluación confirma que las empresas informáticas dan una respuesta rápida a los discursos de incitación al odio de naturaleza racista y xenófoba que se le hayan notificado. 

Vĕra Jourová, comisaria de Justicia, Consumidores e Igualdad de Género de la UE, ha declarado: 

“La incitación ilegal al odio en Internet no es solo un delito, sino que representa una amenaza para la libertad de expresión y el diálogo democrático. En mayo 2016 puse en marcha el Código de conducta para combatir el discurso ilegal de odio en línea, porque necesitábamos hacer algo con urgencia contra este fenómeno. Hoy, al cabo de dos años y medio, podemos decir que hemos encontrado el planteamiento correcto y establecido una norma en toda Europa para hacer frente a este grave problema, protegiendo plenamente al mismo tiempo la libertad de expresión.”  

“Nací en Trapani en 1980. Soy mitad italiana y mitad americana. Abogada y activista LGBTQI, vivo entre Bolonia y Roma. Mi primer Orgullo fue en 1998, desde entonces, incansablemente, lucho por la igualdad formal y sustancial de todos y todas. Apasionada por la privacidad y las nuevas tecnologías,...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autora >

Sara Beltrame

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí