1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

  292. Número 292 · Enero 2023

  293. Número 293 · Febrero 2023

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

José Manuel Sánchez Fornet / Policía. Exjefe del SUP

“El principio de autoridad de la policía sigue hoy por encima de los derechos civiles”

Aníbal Malvar 18/05/2020

<p>José Manuel Sánchez Fornet.</p>

José Manuel Sánchez Fornet.

Youtube

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

En esa amalgama de sabiduría, manipulación, buenas intenciones y desvaríos cognitivos llamada Wikipedia, de José Manuel Sánchez Fornet (Sevilla, 1959) se dice que “es toda una institución en la policía española”. El facilón topicazo se desmiente líneas más abajo, pues no es precisamente propio de una “institución” haber sido expedientado más de una decena de veces por sus mandos. Eso encajaría mejor en un deuteragonista de No habrá paz para los malvados. Secretario general del, más hegemónico antes que ahora, Sindicato Unificado de Policía (1992-2014), a Fornet le llovían expedientes y retiradas de placa y pistola, como a los polis de James Ellroy, por cosas como denunciar el ático de Ignacio González o los millones de los Pujol en paraísos fiscales. También por su repugnancia manifiesta a las torturas policiales, hoy tan de actualidad tras la muerte de Billy el Niño con todos sus honores, sobresueldos y medallas.

Tu primer destino, con apenas 20 años, fue en la entonces temible Dirección General de Seguridad, Puerta del Sol, 1980. La DGS había sido precisamente el laboratorio de Billy el Niño y Roberto Conesa, dos de nuestros más eximios torturadores.

Pero yo no sé si por esas fechas todavía andaban por allí. Yo no llegué a conocerlos.

Has contado algunas veces, y ahora lo estás escribiendo también en tu biografía, que en tu primer servicio te opusiste a una tortura.

Había empezado mi primer servicio aquella mañana. En aquellos tiempos eran servicios de 24 horas, y después descansabas otras 24. Por la tarde me dijeron que subiera a custodiar a un detenido en la Brigada Provincial de Policía Judicial. Fui al grupo que me dijeron. Abrí la puerta y me encontré allí a cuatro o cinco inspectores que tenían a un detenido con un casco puesto, envuelto en mantas, atado con cuerdas sobre las mantas, y tres o cuatro estufas catalíticas alrededor, no sé cuántas eran, todas con las pantallas encendidas hacia él y una música a todo volumen. Y vi que uno de los inspectores llevaba en la mano un mamotreto que pesaba un kilo. Yo me quedé un poco sorprendido. Uno de los inspectores me señaló una silla que estaba allí, al lado de la puerta. Yo le hice con el dedo el gesto de que no, que no iba a quedarme allí sentado mientras hacían aquello. Por culpa de la música, no se enteró muy bien y se acercó. Yo di un paso hacia atrás, porque si no lo hubiera dado me habría partido la cara. Me intenté explicar… Abrí la puerta y él desde dentro pegó un portazo que casi me deja sin cabeza.

Supongo que después sufriste represalias.

No, bajé y se lo dije al cabo, y el cabo me dijo que era gilipollas, que qué cojones me creía, que allí había que ver, oír y callar… Yo me quedé un poco rumiándolo. Ya por la noche, había uno en los calabozos que no hacía más que quejarse. Le pregunté y me dijo que lo habían tenido en Judicial. Y lo que le habían hecho. Yo rellené una minuta, una nota informativa, con el nombre del detenido y lo que me había contado. Yo creo que fue eso lo que me salvó de que me echaran. Porque con eso ya se exponían a que hubiera un recurso, a que nos llamaran a declarar y salir pringaos todos. Al día siguiente, cuando iba a salir, me hizo llamar el teniente. Me amenazó con el Código de Justicia Militar en la mesa. Que me echaba. Que yo no tenía ni puta idea de dónde estaba. Que qué cojones era esto… En fin, un rollo.

¿Era habitual la tortura en la DGS?

Yo custodié a Joseba Arregi, que lo mataron dentro a palos [Arregi, militante de ETA, murió el 13 de febrero de 1981 a causa de las torturas sufridas en las dependencias de la DGS, certificó el Juzgado de instrucción nº 13 de Madrid]. La primera noche en que yo subí a custodiarlo aun no lo habían tocado. Llegaron tres de Información de Pamplona, me dijeron que lo bajara y que ellos se encargaban. Por la mañana me fui a mis 24 horas libres. Y al mediodía del día siguiente me dijeron que subiera y allí estaba [Arregi] que no se movía, en un colchón, engrilletado a la pata de un armario archivador. Ya no era el tío que yo había custodiado 30 horas antes. Estaba negro, morado.

¿Qué pasaba por la cabeza del novato cuando veía esas cosas?

Flipabas, pero qué le vas a hacer.

¿Te llegaste a arrepentir entonces de haberte metido a policía?

Pensé que yo no tenía allí ningún futuro. Me habían amenazado varias veces con echarme. Yo me seguía oponiendo a que algunos compañeros pegaran a los detenidos, y eso me hizo ganar enemistades. Hacía todos los cursos que convocaban para intentar salir de allí, pero el teniente se negaba a tramitar la instancia. No me dejaba irme. A raíz de la minuta que escribí sobre lo de Arregi, entonces sí me llamó y me dijo que pidiera lo primero que saliera. Le vieron las orejas al lobo. Querían verme lejos de allí echando hostias.

Acaba de morir Billy el Niño con todos sus honores y medallas. Yo creo que esto ha hecho más daño a la imagen de la policía que a la de los distintos gobiernos que durante décadas se han lavado las manos con la impunidad de este personaje.

El tratamiento que da la seguridad ciudadana a los españoles es el mismo que se daba con Franco. Lo he dicho muchas veces. El principio de autoridad de la Policía sigue hoy por encima de los derechos civiles de los ciudadanos. Si esto es así, de lo de Billy el Niño no te digo más. Yo creo que un torturador es un miserable, como un terrorista, como un pederasta, como un violador. También está por ahí Manuel Sánchez Corbí [coronel de la Guardia Civil condenado por torturas en 1997] y nadie le respira. Billy el Niño puede ser beneficiario de la amnistía de 1977. Como quedaron en libertad 30 asesinos de ETA con las manos manchadas de sangre. Pero los hechos por los que fue condenado Corbí son muy posteriores. Yo con Billy el Niño acepto el borrón y cuenta nueva. Pero de Corbí no dice nadie nada. Hay demasiada hipocresía.

 Con la pandemia, se está hablando otra vez mucho del abuso de la ley mordaza. Mucha promesa electoral, pero no se deroga.

Los sindicatos policiales se han callado con la ley mordaza. En ningún país puede entrar en un bar un policía, apagar la música, encender las luces e identificar a cincuenta personas. Eso vulnera los derechos civiles. Según el Tribunal Supremo, para identificar tiene que ser sospechoso de algún delito. Aquí, sin embargo, eso pasa todos los días.

Me ha hecho mucha gracia leer en algún medio que eres afín a Podemos. Yo no sé ni me interesa a quién votas. Pero, ¿influye la ideología del policía en su forma de cumplir un servicio o en una declaración ante el juez?

Yo fui afín al 15-M. Fui amigo de Pablo Iglesias, y fui varias veces a su programa. No era afín a Podemos. Era afín al 15-M.

Me interesa la otra pregunta: ¿puede la ideología de un policía influir en el destino de una persona? Pienso, por ejemplo, en los detenidos por la pelea del bar de Altsasu.

Llamar a lo de Altsasu atentado es una barbaridad. Pero tampoco se puede justificar que un ciudadano no pueda ir a un bar, porque si no qué mierda de democracia estamos defendiendo. El problema no es de ideología. El problema es que el policía se sabe por encima de los derechos civiles.

Los ciudadanos son rebaños muy dóciles. Dicen a todo que está bien, que para eso somos policías

¿Y qué puede hacer un ciudadano ante un abuso policial?

Los ciudadanos son rebaños muy dóciles. Yo tengo casi más broncas con los ciudadanos que con los policías. Dicen a todo que está bien, que para eso somos policías. Es que hemos sido educados muy mal. Aquí se ponen dos coches identificando a gente para hacer palotes para el jefe, y hay una llamada al 091 que se queda sin atender. Porque es más importante el palote, y el palote es vulnerar derechos civiles de la gente. No puede ser que en una democracia un policía pueda pararte y pedirte identificación sin darte un recibo que explique la razón. Le identifico porque hemos tenido un aviso de robo aquí al lado con un sospechoso con camiseta roja. Usted lleva camiseta roja y por eso le identifico. Así tendría que funcionar. Porque eso es lo que exige el Tribunal Supremo.

Todos hemos visto en redes evidentes casos de abuso policial durante este confinamiento. Tú mismo los has denunciado. No quiero justificar nada. Estoy haciendo de abogado del diablo. ¿Puede influir el estrés, la exposición al virus, para desatar estas idas de olla de alguno agentes?

No. Porque si les pasa eso es que no son buenos profesionales. El uso de la fuerza, todo el mundo lo sabe, solo debe ser para reducir a alguien. Esas bofetadas que yo he visto por ahí, esos policías que cogen al mendigo y le pisan la cabeza, eso son barbaridades. Es verdad que son los menos, pero cada día están más crecidos, cada día se dan más casos de abusos y cada día hay menos respuesta.

Dan ganas de hacer una pregunta fácil. Qué pasa, ¿que está emergiendo también Vox en la policía?

No te quepa ninguna duda. El problema es que pasan estas cosas y desde Interior no se reacciona. ¿Alguien sabe qué ha pasado con esos policías que pisaron la cabeza de un mendigo en Málaga? ¿Se ha enterado alguien? No hay nunca un expediente. No hay nunca una reacción. Los malos siempre ganan. Yo he conocido casos de policías que han sido pillados en el narcotráfico y los han jubilado para protegerlos y no dejarlos sin pensión.

Nuestro actual ministro, Fernando Grande-Marlaska, fue juez instructor en varios casos en los que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos condenó a España por no investigar denuncias de torturas. ¿Existe hoy la tortura policial en España?

Yo pienso que no. Y sigo teniendo muchos amigos policías es todas las escalas, así que me enteraría. Puede haber un caso esporádico de tortura, pero aquello que yo vi cuando empezaba te aseguro que no. Hasta el 1983, año en que murió El Nani, la tortura sí era sistemática. ¿Hay abusos? ¿Hay veces que llega uno a comisaría y le sueltan tres hostias? Pues si eso es tortura, sí la hay. Pero esto es fácilmente eliminable. Ahora cada policía podría llevar una cámara en el uniforme, con una grabación autónoma que él no pueda borrar, y así proteges al buen policía si hay un malo que lo denuncia falsamente, mientras proteges también al ciudadano del policía gilipollas. Y lo mismo en las comisarías: desde que entras por la puerta hasta el último minuto, que el detenido esté siempre controlado por cámaras. Esto es muy sencillo.

¿En Euskadi tampoco hay torturas?

Cuando ETA… Pero yo creo que ahora ya no.

Había mucha gente que justificaba la tortura contra el terrorismo. ¿Valió la pena? ¿La tortura sirve de algo policialmente?

Nunca vale la pena. Jamás se puede torturar.

Llegaste a conocer a Villarejo…

Sí, sí. Y lo he defendido públicamente. He tomado café y he comido con él.

Yo siempre he dicho que a Villarejo le tenía que poner sillón en la Academia de la Historia. Gracias a él hemos documentado muchas cosas que la gente no quería ver.

Sí, muchas cosas. A mí me lo mandaron hace ya veinte años para que me sonsacara. Entonces no había WhatsApp y estaba el SMS. Y se equivocó y me mandó a mí un SMS sobre mí. Le llamé y le dije que se estaba equivocando, y después ya fuimos quedando y bueno, me ha contado muchas batallitas. Ha estado en las cloacas, ha hecho temas delicados, ha colaborado con el CNI, y a raíz del asunto del Rey emérito con Corinna el CNI ha ido por él.

Sí, a Villarejo se le pinta como al Doctor No. Pero yo creo que por encima de Villarejo hay varios Doctores No que no conocemos.

Sí, claro, por supuesto. Yo soy de los que cree que no va a salir vivo de la cárcel. No sé si va a ser por covid o por lo que sea.

¿Esas cosas pasan?

Tú sabes que pasan. Miguel Blesa y cosas de esas…

O sea que no son solo chorradas de escritores, que los policías también pensáis esas cosas.

Sí, también. Algunos piensan más y otros menos, pero todos pensamos esas cosas.

En esa amalgama de sabiduría, manipulación, buenas intenciones y desvaríos cognitivos llamada Wikipedia, de José Manuel Sánchez Fornet (Sevilla, 1959) se dice que “es toda una institución en la policía española”. El facilón topicazo se desmiente líneas más abajo, pues no es precisamente propio de una...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí