1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

FUTURO KAMIKAZE

Las vacaciones en Mallorca, amenazadas por el cambio climático

La subida del nivel del mar, la falta de recursos hídricos, el aumento de las temperaturas y el propio modelo de turismo de masas pone en peligro a las islas Baleares, uno de los destinos favoritos de España

Margalida Fullana Cànaves 2/06/2021

<p>Playa en Peguera (Mallorca).</p>

Playa en Peguera (Mallorca).

kboldi

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Suena La vie en rose, de Édith Piaf, en un restaurante español de tapas y vermuts en el que el plato más solicitado, a las 12.00 de la mañana, es un bagel con salsa holandesa. A escasos metros de las conversaciones sobre buceo que se escuchan en esta terraza de primera línea, se encuentra el puerto de Portocolom, en Mallorca. Si bien esta escena podría suceder en cualquier otra de las zonas costeras más solicitadas de la isla, no todas registraron olas de hasta 14 metros cuando la borrasca Gloria cruzó el archipiélago, en enero del año pasado.

Los vídeos más virales de esos tres días, protagonizados por rachas de viento de hasta 110 kilómetros por hora y lluvias que dejaron unos 334 litros por metro cuadrado, fueron grabados desde los portales y las azoteas de la calle Aladern. Ubicada a la derecha de Cala Barbacana, es un callejón sin salida –con vistas al mar– que conduce a un acantilado. En esta zona de contrastes, donde se juntan apartahoteles antiguos con obras de nueva construcción, llaman la atención varias piscinas con una lujosa panorámica del Mediterráneo.

“Es la naturaleza, poco podemos hacer”, dice un señor que reside en una de las fincas de pisos que más cerca vieron el oleaje de Gloria. En la puerta de enfrente, otra vecina comenta que, aunque las olas llegaron hasta la azotea, a ella le bastó con poner toallas en las ventanas para poder continuar su día con tranquilidad. “Tengo entendido que pasó otra vez, hace muchos años, pero espero que no vuelva a pasar”, añade. El dueño de un local de ese mismo vecindario da gracias a las casas de primera línea porque “pararon mucho”.

Varias organizaciones advierten de que unas 833 hectáreas del archipiélago se inundarán de forma permanente en 2050, debido a la subida del nivel del mar

Aunque para algunos persistirá en el recuerdo como una mera anécdota, para muchos científicos, como el investigador del Instituto Español de Oceanografía (IEO) en Mallorca Gabriel Jordá, la tormenta que estrenó el año de la pandemia es un buen ejemplo para estudiar lo que supondrá el cambio climático a pequeña escala. “Que el nivel del mar suba en mitad del océano no nos afecta, lo que nos repercute es que lo haga en lugares de costa”, señala. “Estamos en un punto en el que si queremos entender mejor las variaciones, tenemos que ir al detalle”, remarca.

A Mallorca, destino favorito de alemanes y británicos, las consecuencias de la emergencia climática le afectarán por un doble motivo: por su condición de archipiélago y por su modelo económico. “El cambio climático está estrechamente relacionado con el binomio energía-clima, lo que supone una redefinición brutal de la producción turística basada en el transporte aéreo”, explica el experto en sostenibilidad y territorio Iván Murray.

Como indica este profesor de la Universidad de las Islas Baleares (UIB), está sobre la mesa la ruptura de las economías basadas en combustibles fósiles. “Es muy fácil de decir, pero trastoca todos los fundamentos de los sistemas económicos existentes”, advierte. Aunque parezca que la actividad turística no tiene una base muy material, es “altamente exigente” en carburantes, sobre todo, en el transporte. “El cambio de modelo energético puede implicar que las industrias adopten nuevas formas de energía, como está pasando con los coches, pero dentro del sector aéreo resulta bastante complicado”, expone.

El problema no es solo cómo desplazarse de un lugar a otro con el menor impacto posible. Además, el cambio climático supone, según Murray, “un replanteamiento absoluto” para los espacios turísticos insulares. Así, por ejemplo, hay que tener en cuenta que las temperaturas subirán a finales de siglo entre dos y cuatro grados, dependiendo del nivel de emisiones que se registren durante los próximos años, tal y como recuerda Damià Gomis, director del Laboratorio Interdisciplinar sobre Cambio Climático de la UIB.

“Si en un futuro tenemos temperaturas más elevadas, los veranos en Baleares serán más incómodos, y si a esto se le añade el hecho de que serán meses más suaves en su países de origen, el flujo de visitantes se podrá ver modificado”, señala Gomis. Es decir que los visitantes podrían elegir quedarse en casa y hacer turismo local. Y a esto habría que añadirle el peligro de incendio que “será más elevado”. Unos riesgos que también ve Murray: “Esto será un horno, habrá unos picos de calor que harán complicado estar en las islas”, advierte.

Para el experto en sostenibilidad y territorio, este posible escenario de turistas que eligen veranear cerca de sus hogares es muy similar a lo que ya ha ocurrido con  el turismo británico en los últimos años. “Se juntaron veranos calurosos con la incertidumbre del brexit, lo que hizo que en lugar de reservar las vacaciones en invierno, los viajeros estuvieran a la espera de lo que iba a suceder”, explica y añade que algunos dicen, incluso, que uno de los muchos motivos de la quiebra de Tomas Cook fueron las vacaciones en casa.

Otro de los frentes abiertos, recuerda Gomis, será la subida del nivel del mar en las costas bajas urbanizadas. “En las playas naturales no se notará tanto porque la propia arena hará su trabajo, pero en zonas donde haya paseos marítimos construidos que limiten el retroceso disminuirá la superficie”, lamenta. El Govern de Baleares acaba de publicar las principales conclusiones de su iniciativa ‘Costas por el cambio’, cuyo objetivo principal es buscar medidas de adaptación y mitigación ante esta realidad.

En el futuro más a corto plazo, se encuentran dos posibles escenarios: perder superficie de playa o hacer retroceder todas las infraestructuras

Esta investigación, que ha sido realizada por el Sistema de Observación Costero y de Predicción de Baleares (ICTS SOCIB), el Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados (IMEDEA) y la UIB, advierte de que unas 833 hectáreas del archipiélago se inundarán de forma permanente en 2050, puesto que el nivel del mar ascenderá entre 18 y 35 centímetros a mediados de siglo. Asimismo, el estudio precisa que, si no se actúa con determinación, unos 87 edificios podrían quedar bajo el mar para siempre, cifra que en 2100 alcanzaría las 772 construcciones.

En el futuro más a corto plazo, se encuentran dos posibles escenarios: perder superficie de playa o hacer retroceder todas las infraestructuras. “Pero claro, la segunda opción es un dineral porque tienes paseos marítimos y viviendas en primera línea, habría que compensar a todos los propietarios”, remarca Gomis. En este sentido, explica que, cuando se trata de playas vírgenes con un sistema de dunas naturales, “el nivel del agua podrá subir, pero aún habrá playa”. Sin embargo, “si tienes un paseo marítimo detrás, esto no puede suceder”.

Gomis subraya también la necesidad de tener en cuenta la falta de recursos hídricos a la que se enfrenta esta autonomía –y que ya han denunciado científicos, activistas y políticos– y que jugará un papel fundamental en el futuro turístico de Baleares. “Estamos en una situación en la que las islas ya no dan a basto para poder mantener la demanda de agua”, indica. De hecho, el archipiélago recibió en 2019 unos 13,6 millones de visitantes internacionales. En este sentido, Murray considera que “transportar 13 millones de personas ‘low cost’ no será viable”.

Al igual que el activista sueco Andreas Malm, Murray detecta paralelismos entre lo que está siendo la pandemia del coronavirus y lo que será el clímax del cambio climático. “Se culpará a los gobiernos por no haber hecho nada para frenarlo”, sugiere este experto, que estima que el problema es que se esté hablando ahora de esos temas cuando ya es tardísimo: “Las organizaciones y los científicos llevan 40 años advirtiendo”.  Pese a ser consciente de la dificultad de hacer futurología, Murray sí se atreve a pronosticar un futuro “kamikaze”, que en el caso de las compañías aéreas podría empezar a notarse a partir de 2030.

“Es kamikaze o suicida, porque toda la dinámica social de las islas está ligada a la ‘salud’ económica del sector turístico, y esto es algo que se ha visto con la pandemia”, clarifica este experto. De la misma forma que este debate ha ido asomando la cabeza entre los residentes del archipiélago desde que el coronavirus comenzó a copar la actualidad informativa, Murray cree que se trata de un mecanismo que “tiene los días contados”. Por esto defiende la necesidad de reaccionar, aun a pesar de que el tiempo de actuación “es cada vez menor”.

A la espera de conocer el porvenir de uno de los destinos vacacionales favoritos de España, los expertos vislumbran un futuro “borroso”. “Hemos entrado en una espiral de contradicciones muy grande, en la que todo tiene una repercusión inmediata sobre el tejido económico y laboral”, destaca Murray, que critica que todo bascule sobre una producción turística en masa. Según datos de la Conselleria de Modelo Económico, Turismo y Trabajo, Baleares sumó alrededor de 22.000 plazas hoteleras nuevas entre 2015 y 2019. “Si incluyes viviendas turísticas, sale una cifra brutal”, añade.

“La producción turística, tal como está articulada, solo puede funcionar si es con volúmenes extraordinarios, porque si no el sistema colapsa”, explica Murray. En este sentido, clarifica que, cuando aumenta la competencia entre los diferentes destinos turísticos, se reducen los márgenes de beneficio y, la forma de ‘solucionarlo’, es aumentando el rendimiento. “Esto vuelve a ser otra contradicción, porque durante los últimos 60 años, las crisis se han resuelto con un incremento de la capacidad de producción”, censura.

Parafraseando otra vez a Malm, este profesor de la UIB lamenta que la sociedad actual habite en el “siglo de las emergencias crónicas”. “Después de la del coronavirus está la del cambio climático, y vendrán otras, como la de la biodiversidad y la del combustible”, describe. “Es un símil de la fábula de los hermanos que metían cada vez más leña a la maquinaria para que el ferrocarril fuera más rápido”, explica Murray. Para evitarlo, científicos y académicos piden soluciones transversales, que tengan en cuenta que se trata de un asunto socioclimático.

Suena La vie en rose, de Édith Piaf, en un restaurante español de tapas y vermuts en el que el plato más solicitado, a las 12.00 de la mañana, es un bagel con salsa holandesa. A escasos metros de las conversaciones sobre buceo que se escuchan en esta terraza de primera línea, se encuentra el puerto de...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autora >

Margalida Fullana Cànaves

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí