1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Elena Lara / bióloga marina e investigadora

“Las macrogranjas de pulpos son insostenibles medioambientalmente”

Ana I. Aldarias Martos / Mónica Correa López / Cecilia del Castillo Moro / Marquesa Herrera D’ascoli 11/02/2022

<p>La bióloga marina Elena Lara impartiendo una charla TEDx en 2019.</p>

La bióloga marina Elena Lara impartiendo una charla TEDx en 2019.

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

El 11 de febrero es el día elegido por la Asamblea General de las Naciones Unidas para reconocer la labor de todas aquellas mujeres que han contribuido al avance de la ciencia y la tecnología. Hasta que el acceso y la participación sean equitativos, las mujeres se sientan empoderadas, se rompan los techos de cristal, haya igualdad de género, y las niñas tengan referentes en el ámbito de la ciencia y la tecnología, hasta que ese momento llegue, necesitamos el Día de la mujer y la niña en la ciencia. La perspectiva de las mujeres es necesaria, y no solo eso, se precisa de un enfoque más ecofeminista que priorice una investigación y un desarrollo de la tecnología orientados a entender nuestro papel en el mundo. Una ciencia más cooperativa que competitiva, menos cortoplacista, alineada con el objetivo de supervivencia y proliferación de las especies, más consciente de los límites. 

Para poner voz a este mensaje, entrevistamos a Elena Lara, bióloga marina que actualmente trabaja como Research Manager-Fish en la organización Compassion In World Farming (CIWF).

¿Qué le llevó a trabajar en una ONG dedicada a la defensa del bienestar animal y medioambiental?

Siempre he sido una amante de la naturaleza, la biología y el mar. Empecé la carrera de Biología y me enamoré de la biología marina, lo que me llevó a hacer la tesis doctoral, en el Instituto de Ciencias del Mar de Barcelona, en ecología microbiana. Hice un primer posdoctorado con los datos de la campaña Malaspina y un segundo en Italia. Entonces me interesaba el océano profundo y empecé a trabajar con organismos muy pequeños como los virus y las bacterias.

Fui evolucionando, en aquel momento mi labor era como bioinformática y a mí siempre me había gustado más el trabajo de campo y la defensa de los animales. Hubo un punto de inflexión en mi carrera, cansada de la precariedad, y decidí hacer un máster de derecho animal. A raíz de ello, me surgió la oportunidad de irme a Inglaterra para trabajar en Compassion, donde me incorporé como manager de investigación. 

¿En qué consiste su labor en Compassion?

Trabajamos con organismos acuáticos y, en concreto, analizamos el impacto ambiental de la acuicultura. La parte técnica de la organización se basa en conclusiones científicas y mi papel aquí es el de diseminar y divulgar la información científica, en un lenguaje comprensible tanto para los políticos como para el público en general. Que la sociedad sea consciente de lo que sucede y de los efectos que tiene la acuicultura a nivel de bienestar animal y medioambiental.

La sociedad española no está tan concienciada como la británica en lo que se refiere al bienestar animal

Incidimos en tres vías para hacer cambios. Una vía nos lleva al público en general, a través de campañas de concienciación. Otra vía trabaja en el ámbito político con el objeto de cambiar la legislación en consonancia con una política más verde y comprometida con el medio ambiente, los animales y la transición derivada del cambio climático. Y la otra vía es la de empresas, supermercados, productores en general, intentando que desarrollen procesos sostenibles y que tengan en consideración el bienestar animal.

¿Qué diferencias ve entre la predisposición de la sociedad a vuestra labor en un país como el Reino Unido frente a otro como España?

Respecto al Reino Unido, en España todavía estamos muy atrás, sobre todo en la sensibilización de la sociedad en lo que se refiere a los animales, su bienestar y derechos. Los británicos están mucho más concienciados, lo notas, por ejemplo, en el tema del veganismo y el vegetarianismo. En mi organización no abogamos por el veganismo o el vegetarianismo, no obstante, sí decimos que hay que comer menos carne, de mejor calidad, de animales criados de mejor manera. Igualmente, tú vas a un supermercado y las ofertas de vegano y vegetariano son amplias. La sociedad británica tiene todo esto bastante asimilado. De hecho, nuestra labor se considera importante, la mayoría de la financiación que recibimos son donaciones privadas, en gran parte herencias, y luego también hay una parte relevante de filantropía.

Como investigadora marina, ha dedicado parte de su carrera a la investigación en ecología marina y recientemente ha comenzado a trabajar con los pulpos. ¿Qué despertó su interés en el estudio de estos cefalópodos? 

El pulpo siempre me ha llamado mucho la atención por sus características biológicas y por sus habilidades. Estamos hablando de un animal salvaje de gran inteligencia. Cuando me enteré de que lo querían producir a nivel intensivo y ponerlo en tanques me pareció una aberración. Las condiciones que el animal necesita por su biología no coinciden con una cría intensiva en granja. 

España está a las puertas de abrir la primera macrogranja de cría de pulpos a nivel mundial, en Canarias. Su organización ha  publicado un informe en el que se resumen las ocho razones por las que detener esta práctica antes de su comienzo. ¿Podría resumir por qué se debería parar la cría de pulpo en cautiverio?

El pulpo se quiere criar porque hay un interés económico muy grande, el problema es que, en el contexto de la cría masiva en cautividad, se ha elegido a una especie que va en contra de este entorno. Los pulpos son animales inteligentes, solitarios, frágiles a la manipulación (no tienen esqueleto interno ni externo). Pero, simplemente, prima el interés comercial, y no tenemos en consideración un punto clave: el pulpo es carnívoro. Se tiene que alimentar de peces, es decir, hay que pescar peces para criar pulpos o utilizar presas vivas como cangrejos. La eficiencia es muy baja, y este es un factor fundamental: se van a esquilmar otras especies salvajes para alimentar al pulpo de granja. Es insostenible medioambientalmente. Me sorprende que la Unión Europea diga que hay que alejarse del modelo productivo basado en el engorde de especies con harinas provenientes de pescado, y permita que se inicie esta actividad.

Y finalmente, es que no hay un método de sacrificio humanitario. Normalmente los animales de producción se aturden antes de sacrificarlos. Con los pulpos no sabemos cómo hacerlo y yo no sé cómo pretenden producir a esa escala y sacrificar tantos animales. No sé qué métodos van a usar, pero desde luego no va a ser humanitario porque no es posible. Van a padecer una muerte dolorosa.

Llegado este punto, ¿cuál es el posicionamiento de las instituciones y gobiernos?¿Y la reacción de la empresa a la publicación del informe?

No hay impedimento para la apertura de las macrogranjas de pulpo. Y nos olvidamos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y de las especies que se usan para fabricar las harinas de pescado, un 90% de ellas aptas para el consumo humano. Desde un punto de vista legislativo, otro aspecto que choca mucho es que el pulpo no tiene ley de protección a nivel europeo por lo que, cuando se convierta en un animal de granja, estará totalmente desprotegido, pues las leyes de granjas solo incumben a vertebrados. Sí ha estado protegido mientras se experimentaba con él con fines científicos. Cada vez que pides un proyecto en el que hay experimentación animal, lo evalúa un comité ético. 

Si las poblaciones de pulpos están en un estado de sobrepesca, hay que dejar de pescar y de consumir tanto pulpo

La patente para la cría del pulpo fue desarrollada por el personal del Instituto Oceanográfico de Vigo y luego la compró Nueva Pescanova. Yo puedo entender el interés del personal científico en conocer el ciclo biológico del pulpo, pero una cosa es eso y otra cosa es qué hacer con el conocimiento. Este es un ejemplo de mal uso de la ciencia. Imagino que la empresa adopta la narrativa de que se van a crear puestos de trabajo y de que se va a reducir la presión sobre el pulpo salvaje. No obstante, un pescador que se ha dedicado toda su vida a pescar pulpo no va a dejar de hacerlo, pues es poco probable que lo contraten en la granja al no tener la formación de técnico acuícola, por ejemplo. Por cierto, hemos intentado contactar con Nueva Pescanova y parecen haber decretado secreto de sumario, ya no contestan a nadie.

Creo que la clave de todo esto es que si las poblaciones de pulpos están en un estado de sobrepesca, hay que dejar de pescar y de consumir tanto pulpo. Adaptarnos al nivel de las poblaciones salvajes. Tenemos que evolucionar para consumir de una manera sostenible. Los efectos económicos a nivel local van a ser pequeños comparados con el daño que vamos causar al medio en el largo plazo. Como alternativa para la economía local, se podrían criar peces que no sean carnívoros y cultivar más alga, que también hace un gran servicio ecológico. Hay que habituarse a cambiar las dietas en base a lo que vivimos y a la situación en la que estamos.

Como mujer y científica, ¿qué considera que aportan las mujeres en la ciencia? ¿Tienen un enfoque diferente al de los hombres? ¿Tienden las mujeres a ejercer el rol de “cuidadoras” también con el planeta, o a preocuparse más por las consecuencias a largo plazo a diferencia de los hombres?

Más que nada aportamos diversidad, no me puedo imaginar una ciencia que la lleven solo hombres porque simplemente no iría bien. Me gusta pensar que las mujeres ya no son solo estudiantes de doctorado y posdoctorado, sino que hay cada vez más investigadoras y profesoras. Y tenemos enfoques diferentes.

Cuando hice el máster de derecho animal éramos casi todas mujeres. No sé si es por el instinto maternal o una sensibilidad extra. Por ejemplo, en el tema medioambiental hay más hombres, pero creo que en ambos casos son temas que nos incumben a todos, que es el futuro de todos, y que por lo tanto las mujeres no debemos ser las únicas que tenemos que ejercer “los cuidados”.

Por otro lado, a lo mejor sí que tenemos una visión menos cortoplacista, más consciente de los límites, y digamos más alineada con el objetivo de supervivencia y de proliferación de la especie. 

Como despedida, ¿qué le diría a una niña que está planteándose estudiar ciencias marinas?

Que lo haga no porque le guste, sino porque le encante. Y que no se deje llevar por los marcos sociales, si a ella le apetece ser bióloga marina, que lo sea y que no se deje encuadrar por nada. Tienes que estar muy segura de que es lo que quieres hacer porque es una carrera dura que reclama mucho tiempo. Porque si realmente quieres dedicarte a viajar, estudiar, moverte, que te digan que deberías estar casándote, comprándote un piso o centrándote en otras cosas, es duro. Que se olvide de todo. Que se olvide de lo que debería estar haciendo y se centre en lo que quiere hacer.

El 11 de febrero es el día elegido por la Asamblea General de las Naciones Unidas para reconocer la labor de todas aquellas mujeres que han contribuido al avance de la ciencia y la tecnología. Hasta que el acceso y la...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autora >

Ana I. Aldarias Martos / Mónica Correa López / Cecilia del Castillo Moro / Marquesa Herrera D’ascoli

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí