1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

ELECCIONES FRANCIA

El ‘frente republicano’ sigue vivo en Francia

Macron se impone a la extrema derecha al alza pese a la decepción del electorado progresista y a una abstención histórica

Enric Bonet 22/04/2022

<p>Marine Le Pen y Emmanuel Macron.</p>

Marine Le Pen y Emmanuel Macron.

Luis Grañena

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Fue una de las movilizaciones más multitudinarias de la historia reciente de Francia. El 1 de mayo de 2002, más de un millón de personas se manifestaron en el conjunto del territorio francés en un Día del Trabajador teñido con un mensaje nítido contra la extrema derecha. Unas 400.000 personas desbordaron las calles de París tras el trauma que supuso el pase inesperado del ultra Jean-Marie Le Pen a la segunda vuelta de las presidenciales de ese año. Una semana después, el conservador Jacques Chirac ganaría esos comicios con el 82% de los sufragios. El aspirante de la extrema derecha fue derrotado de manera inapelable. Solo consiguió el 18%.

Veinte años después, en Francia, se respira un ambiente totalmente distinto. Apenas 25.000 personas desfilaron el 16 de abril contra la ultraderechista Marine Le Pen, a pesar de que su victoria en la segunda vuelta del 24 de abril resulta una posibilidad poco probable, pero real. Tras haber engullido con su “gran coalición” a los viejos partidos del bipartidismo, el presidente Emmanuel Macron dispone de una reserva natural de votos inferior a la de 2017. Su futuro dependerá del apoyo del electorado de izquierdas –un total del 32%–, al que ignoró y decepcionó a lo largo de su mandato.

“En 2017 apoyé a Macron en la segunda vuelta, pero esta vez no pienso votar por él”. Era muy habitual escuchar este tipo de explicaciones en boca de votantes progresistas, desde clases medias hasta categorías modestas, antes de la primera vuelta del 10 de abril. “¿Qué mosca les ha picado a los franceses de izquierdas?”, podría preguntarse un lector bienintencionado que se cree al pie de la letra esas crónicas de la prensa mainstream en que todavía se presenta al presidente francés como un “pragmático”, un “socioliberal”, un “dirigente camaleónico” y cuya reputación de “presidente de los ricos” se debe solo a una caricatura de la izquierda radical.

“El desprecio hacia Macron en la izquierda”

“Seguramente fuera de Francia cuesta percibir los niveles de rechazo que provoca Macron en sectores de la izquierda”, explica el sociólogo Ugo Palheta, profesor en la Universidad de Lille y autor del libro La possibilité du fascisme. France: trajectoire du desastre. “Durante su mandato hubo la represión más severa contra un movimiento social en las últimas décadas, con personas que perdieron un ojo y les arrancaron una mano”, añade sobre la brutalidad con que las fuerzas de seguridad reprimieron el movimiento de los chalecos amarillos.

“Además de una destrucción de conquistas sociales, se ha producido esta represión contra los chalecos amarillos y me resulta muy difícil votar por alguien tras este grave error”, reconocía en una emisión del digital francés Mediapart Priscillia Ludosky, una de las impulsoras de la heterogénea revuelta de finales de 2018, despues de haber apoyado en la primera vuelta al insumiso Jean-Luc Mélenchon, cuyo 22% de votantes se convirtió en un codiciado trofeo de guerra.

Esta alergia a votar al presidente no resulta exclusiva de los chalecos amarillos. “Obviamente, no quiero que gane Marine Le Pen, pero no os puedo decir, el día después de la primera vuelta, que votaré a Macron”, reconocía la escritora feminista Annie Ernaux en una entrevista en el rotativo progresista Libération, publicada el 12 de abril. El presidente “ha favorecido él mismo esta trampa a lo largo de su mandato. Quería este duelo (con Le Pen). Es el gran responsable del auge de la extrema derecha”, añadía.

De hecho, estas reticencias quedaron reflejadas en la consulta de la Francia Insumisa. Dos tercios de sus simpatizantes aseguraron que se abstendrían o votarían en blanco en la segunda vuelta. “Ningún voto para la señora Le Pen”, dijo hasta cuatro veces la noche electoral del 10 de abril el líder de la Francia Insumisa (socioecologista), quien defendió una posición menos ambigua que en 2017. “No solicitó explícitamente el voto para Macron, ya que no quiere fragmentar a su heterogéneo bloque electoral ni tampoco regalarle el monopolio de la protesta a Le Pen”, sostiene el politólogo Manuel Cervera-Marzal, experto en la izquierda insumisa.

Creo que debemos coger con pinzas todos aquellos sondeos que dicen que un 20% de los votantes de Mélenchon podría apoyar a la candidata de la extrema derecha en la segunda vuelta. Hace cinco años también se hablaba de esa misma posibilidad y al final solo el 7% de ellos respaldaron a Le Pen”, añade este profesor de la Universidad de Lieja. “Esta idea de que hay una porosidad entre la extrema izquierda y la extrema derecha tiene una parte de construcción mediática”, recuerda. Más que el voto a Le Pen, el escenario más arriesgado sería una abstención masiva del electorado insumiso.

Quizás con la nariz tapada y arrastrando los pies, cada vez más votantes de izquierdas parecen dispuestos a depositar una papeleta del dirigente centrista

En la banlieue lo tienen claro: el mal menor es Macron

Sin embargo, esta posibilidad se ha desvanecido, en parte, a causa del miedo de un triunfo lepenista. Lo que explica la tendencia al alza del dirigente centrista en los sondeos. Según los últimos estudios de opinión, Macron se impondría finalmente con el 57-53% ante el 43-47% de la líder de la Reagrupación Nacional (RN, extrema derecha). Quizás con la nariz tapada y arrastrando los pies, cada vez más votantes de izquierdas parecen dispuestos a depositar una papeleta del dirigente centrista. Mucho más desgastado que hace veinte años, pero el “frente republicano” –expresión utilizada para designar el cordón democrático contra la extrema derecha– sigue vivo en Francia.

“Estoy decepcionada de verme obligada a tomar esta decisión, pero no tengo ninguna duda del peligro que representaría la RN”, afirma Delphine Juzeau, 46 años, una música que vive en Saint-Denis, localidad emblemática de la periferia norte de París conocida por su carácter multicultural. Aunque critica “las políticas a favor de los ricos de Macron, como la supresión parcial del Impuesto sobre la Fortuna”, no entiende a aquellos votantes de izquierdas que no harán todo lo posible para evitar la llegada al poder de Le Pen. “Se trata de niños mimados de la democracia, yo no me olvido de aquellos años en que la extrema derecha estaba liderada por Jean-Marie Le Pen”, afirmaba mientras tomaba un café en una terraza delante del Ayuntamiento de Saint-Denis, dirigido por el socialista Mathieu Hanotin.

Era el penúltimo día de la campaña y decenas de curiosos se concentraron en la soleada explanada delante del clásico edificio decimonónico francés, donde se encuentra el gobierno municipal. Esperaban la llegada de Macron, que hizo uno de sus últimos desplazamientos a esta ciudad históricamente comunista, donde apenas obtuvo el 16% de los votos en la primera vuelta (por el 27% en el conjunto del país). Allí Mélenchon literalmente arrasó, con el 61% de los sufragios en la primera vuelta. Pero buena parte de sus votantes podría apoyar al presidente en la segunda por el miedo generado por el lepenismo.

“Debemos evitar como sea que el diablo llegue al Elíseo”, asegura Chami, 68 años, francés de origen argelino que no se muerde la lengua a la hora de calificar a la candidata ultranacionalista y xenófoba. “El hecho de que quiera prohibir el velo islámico en la calle y multar a todas las mujeres que lo lleven me parece delirante”, añade Myriam Khafiane, 21 años, que estaba sentada en un banco en la misma explanada, cercana a la basílica gótica de Saint-Denis, donde se encuentra una de las principales necrópolis de los reyes de Francia.

¿La “tercera vuelta” de Mélenchon?

Como muchos otros jóvenes, Khafiane reprocha al presidente “su gestión de la pandemia, que ignoró totalmente a los jóvenes”, así como sus reformas neoliberales, como el hecho de alargar la edad mínima de jubilación hasta los 65 años (tras haber cotizado entre 42 y 43 años), una de sus propuestas estrella en esta campaña. “De los últimos presidentes, Macron fue el que menos invirtió en becas universitarias”, recuerda Imane Ouelhadj, presidenta de la UNEF, uno de los principales sindicatos universitarios. “Muchos jóvenes se dicen que ni con el uno ni con el otro su futuro está garantizado”, afirma sobre aquellos estudiantes que intentaron ocupar la Sorbona u otras universidades.

“Tras haberlo hecho en 2002 y 2017, la gente está cansada de votar al mal menor”, afirma la activista feminista Caroline De Haas, sobre aquellos electores de izquierdas que se decantan por la abstención o el voto en blanco. Para seducirlos, el dirigente centrista defendió en su principal mitin en París el 2 de abril que “la principal causa de su (hipotético) segundo mandato sería la igualdad entre mujeres y hombres”, una fórmula que ya había utilizado en noviembre de 2017. “Ha habido mucha palabrería, pero no se han aplicado políticas ambiciosas para combatir la violencia machista”, declara De Haas, quien recuerda “la disminución del 25% del presupuesto del Ministerio de Igualdad en 2017”.

Mélenchon dijo el 19 de abril que quiere convertir los comicios de junio en “una tercera vuelta”

“A pesar de las palabras bonitas, luego los hechos se quedan en nada”, ratifica la militante ecologista Claire Lejeune, que en 2019 fue una de las impulsoras de la oleada ecologista en Francia cuando era la secretaria general de las juventudes de los verdes. “Tengo muchas dudas de que Macron vaya a impulsar una verdadera planificación ecológica –un Green New Deal con una mayor intervención estatal–. Si crea un ministerio dedicado a ello, me temo que será anecdótico”, explica Lejeune, uno de los fichajes de la izquierda insumisa en la campaña presidencial, y que será probablemente candidata en las próximas elecciones legislativas.

Tras haberse quedado a apenas 400.000 sufragios de superar a Le Pen, Mélenchon dijo el 19 de abril que quiere convertir los comicios de junio en “una tercera vuelta”. Aspira a obtener una mayoría de diputados de izquierdas en la Asamblea Nacional y que estos lo elijan como primer ministro. Una apuesta tan ambiciosa como improbable. Sin embargo, las negociaciones entre las distintas formaciones progresistas apuntan a una posible unión de la gauche en estos comicios bajo el paraguas mélenchonista de la “Unión Popular”.

Con esta iniciativa, no resulta descabellado imaginar una mayor presencia de representantes de izquierdas en el futuro Parlamento francés. En el caso de una probable reelección de Macron, sería el primer paso para derrocar a la extrema derecha del liderazgo de la oposición. Y abrir un nuevo capítulo en el que la alternativa al neoliberalismo ya no sean la xenofobia y el ultranacionalismo.

Fue una de las movilizaciones más multitudinarias de la historia reciente de Francia. El 1 de mayo de 2002, más de un millón de personas se manifestaron en el conjunto del territorio francés en un Día del Trabajador teñido con un mensaje nítido contra la extrema derecha. Unas 400.000 personas desbordaron las...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí