1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

ELECCIONES FRANCIA

Jaque de la izquierda a Macron

La coalición unitaria de la izquierda francesa se impone como la más votada en la primera vuelta de las legislativas y dificulta que el partido del presidente logre la mayoría absoluta en la Asamblea Nacional. El 70% de los jóvenes no fue a votar

Enric Bonet 13/06/2022

<p>Jean-Luc Mélenchon, durante un acto de campaña el pasado 10 de junio. </p>

Jean-Luc Mélenchon, durante un acto de campaña el pasado 10 de junio. 

Union populaire

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Es la jugada más conocida del ajedrez: el mate pastor. Con unos pocos movimientos, se puede hacer un jaque mate y dar la partida por concluida. La situación política en Francia tiene similitudes con esta famosa jugada. Con un par de hábiles maniobras, la izquierda francesa ha logrado darle la vuelta al tablero en Francia y erigirse en la principal oposición al macronismo, apenas dos meses después de haber quedado eliminada desde la primera vuelta en las presidenciales. El insumiso Jean-Luc Mélenchon, líder de la Nueva Unión Popular Ecológica y Social (NUPES), difícilmente culminará un jaque mate al presidente francés Emmanuel Macron, pero sí que lo ha dejado al borde de quedarse sin mayoría absoluta en la Asamblea Nacional.

Los candidatos de la NUPES –formada por la Francia Insumisa, el Partido Socialista, los verdes y los comunistas– fueron los más votados el domingo en la primera vuelta de las legislativas con el 26,11% de las papeletas, por delante de la alianza de partidos afines a Macron (25,88%), según los resultados definitivos anunciados este lunes de madrugada.

Por primera vez en las dos últimas décadas, una coalición de la oposición logró adelantar en porcentaje de votos a la mayoría presidencial en la primera vuelta de las legislativas. Con su alianza unitaria, rompiendo con el lastre que supuso la división de la gauche en la última década, el buen resultado de la NUPES ha dado una mayor incertidumbre a la segunda vuelta del 19 de junio. Los candidatos macronistas parten como favoritos para componer el grupo parlamentario más numeroso, pero no lo tendrán nada fácil para alcanzar el mínimo de 289 escaños de la mayoría absoluta.

Éxito de la estrategia unitaria de la izquierda

“La verdad es que el partido presidencial (...) ha sufrido una derrota. Por primera vez en la historia de la Quinta República, un presidente recientemente elegido no logró una mayoría en las elecciones legislativas que se celebran a continuación”, destacó Mélenchon en su discurso de la noche electoral, en un local hipster del distrito X de París, al lado del canal de Saint-Martin. Desde la reforma constitucional del año 2000, con la que se alineó el calendario de las legislativas con el de las presidenciales, el partido del presidente, elegido un par de meses antes, lograba de manera casi automática la mayoría absoluta. Los comicios parlamentarios eran un puro trámite.

La izquierda aspira a multiplicar por tres o por cuatro su número actual de diputados (57). Lo que la convertiría en la principal fuerza de oposición a Macron

Esa lógica imperante en las últimas dos décadas se ha quebrado con la hábil maniobra de Mélenchon y sus nuevos aliados. A pesar de haber quedado tercero en las presidenciales –con el 22% de los votos y a unos 400.000 de superar a Marine Le Pen–, el veterano dirigente ecosocialista le dio la vuelta a la tortilla con la composición de la NUPES y al presentar las legislativas como una “tercera vuelta” de las presidenciales, con la que se puede imponer un gobierno de cohabitación de izquierdas. 

Tras los resultados de la esta primera vuelta, la hipótesis de que Mélenchon acabe siendo primer ministro resulta improbable. Pero esta estrategia sí que ha servido a la izquierda para resistir a la elevada abstención –el 52% de los franceses no fueron a votar– y clasificarse para la segunda vuelta en más de 400 circunscripciones, terminando primera en 194 de ellas. La izquierda aspira a multiplicar por tres o por cuatro su número actual de diputados (57). Eso la convertiría en la principal fuerza de oposición a Macron, una posición inimaginable hasta hace unos meses cuando se especulaba con la derechización de Francia y con que a la gauche le esperaba un destino parecido al de los partidos progresistas en Italia.

Para resultar elegidos, los diputados deben ser el candidato más votado en cada una de las 577 circunscripciones (número equivalente al de los escaños). Según las predicciones de los institutos de sondeos a partir de la correlación de fuerzas en la primera vuelta, los partidos afines a Macron obtendrían entre 255 y 295 diputados, mientras que la izquierda entre 150 y 190 diputados (probablemente con más de 100 escaños para la Francia Insumisa y el resto para socialistas, verdes y comunistas). Pero estos pronósticos deben cogerse con pinzas al tratarse de un escenario nuevo: el duelo entre el centro-derecha macronista y la izquierda.

Retroceso electoral de Macron

Pese a su reelección como presidente a finales de abril, con más del 58% de los votos en la segunda vuelta ante Le Pen, la victoria macronista en las presidenciales no catapultó a sus diputados afines. La coalición presidencial obtuvo un resultado bastante inferior al de la primera vuelta de las legislativas de 2017, cuando se impuso con un contundente 32%. Este retroceso no solo refleja la ausencia de periodo de gracia para Macron en su segundo mandato, sino también unas primeras semanas letárgicas –tardó casi un mes en  nombrar a su nuevo gobierno– y salpicadas por numerosas polémicas, como el fiasco organizativo en la final de la Champions y las acusaciones de violación al nuevo ministro de Dependencia, Damien Abad.

Además, tuvo un escaso impacto político el nombramiento de la nueva primera ministra, Élisabeth Borne, una tecnócrata vinculada en el pasado al Partido Socialista, pero que en el último quinquenio fue la responsable de reformas duras, como un recorte de 2.000 millones de euros de los fondos destinados al sistema de desempleo, limitando el acceso a estas ayudas a los trabajadores más precarios.

La NUPES ha puesto en el primer plano un programa radical, que incluye medidas como rebajar la edad de jubilación a los 60 o aumentar el SMI a 1.500 euros

“Ante la extrema derecha, siempre apoyaremos a los candidatos que respeten los valores republicanos. (…) Nuestra línea es que no debemos darle ni un voto a la extrema derecha”, afirmó este lunes Borne en Twitter, intentando aclarar la posición ambigua durante la noche electoral del partido del presidente. Ante los duelos entre un candidato de extrema derecha y uno de la izquierda, había indicado que daría una consigna de voto “en función de cada caso”. Una muestra más de cómo el cordón sanitario a la ultraderecha se agrieta entre las altas esferas, aunque los ciudadanos suelen mostrarse más responsables que los dirigentes y frenen las victorias de los candidatos ultras.

En manos de los abstencionistas y del electorado lepenista

La Reagrupación Nacional pagó los platos rotos de la abstención y consiguió el 18,6% de los sufragios, cinco puntos menos que en la primera vuelta de las presidenciales. Aunque el partido de Le Pen mejoró sus resultados respecto a las legislativas de 2017 (13% de votos en la primera y 8 diputados), las estimaciones le otorgan entre 5 y 40 escaños. Por tanto, podría quedar por debajo del número mínimo de diputados necesario para lograr un grupo propio (15), como superar el récord de representantes de la extrema derecha en la Asamblea Nacional. Es decir, los 35 escaños en 1985 de la formación entonces liderada por Jean-Marie Le Pen. El partido Reconquista del polemista islamófobo Éric Zemmour quedó eliminado en todas las circunscripciones y condenado al ostracismo.

Una vez el partido de Le Pen ha quedado eliminado en la mayoría de circunscripciones (en más de 300), ¿cuál será la posición de sus votantes? ¿Se abstendrán? ¿Apoyarán a un candidato macronista para frenar al “islamoizquierdista” Mélenchon? ¿O respaldarán al aspirante de izquierdas para evitar una mayoría absoluta de Macron y frenar sus reformas de corte neoliberal, como la prolongación de la edad de jubilación hasta los 65 años? Es uno de los grandes interrogantes de cara a la segunda vuelta.

“La coalición presidencial se encuentra en una posición más ventajosa por su condición centrista. Los candidatos de la NUPES tendrán más dificultades para disponer de reservas de votantes procedentes de otras formaciones”, explica el ensayista político Thomas Guénole. Después de que en los últimos años se especulara con que la política francesa estaba dominada por el enfrentamiento entre el ultranacionalismo de Le Pen y el globalismo neoliberal de Macron, el politólogo Christophe Bouillaud destaca que “en esta campaña hemos constatado un retorno del clásico eje derecha-izquierda, del partido del orden (Macron) contra el partido del movimiento (Mélenchon)”.

La esperanza de la izquierda para la segunda vuelta es su gran reserva de votantes entre los jóvenes, la mayoría de ellos afines a los valores progresistas

Según este profesor en Sciences Po Grenoble, esta semana va a agudizarse la campaña del miedo contra la NUPES, equiparada por el macronismo a la extrema derecha: “Se intensificarán los mensajes de tipo que viene el ogro rojo y que hay que parar los pies a Stalin”. El ministro de Economía, Bruno Le Maire, tachó al líder de la Nueva Unión Popular “de Chávez de la Galia”. Gabriel Attal, ministro de Finanzas, predijo que si gana la izquierda supondría una “guillotina fiscal”. Incluso dirigentes macronistas recurrieron a las fake news al decir que la gauche prohibiría a los franceses que “corten los árboles de sus casas” o los obligaría a utilizar “carnets de racionamiento”.

Este discurso, según Bouillaud, “resulta caricaturesco, pero tiene cierta eficacia entre el electorado mayor”, sobrerrepresentado en unos comicios en los que el 70% de los jóvenes no fueron a votar. La esperanza de la izquierda para la segunda vuelta es su gran reserva de votantes en esa franja de edad. Muchos jóvenes se muestran afines a los valores progresistas y a un programa de transformación social y ecológica. Aunque una mayoría absoluta de la izquierda resulta poco probable, “esta campaña ha servido para rehabilitar la palabra izquierda”, destaca el candidato insumiso Thomas Portes, favorito para lograr una de las circunscripciones en la “banlieue” parisina, donde ha resurgido el histórico cinturón rojo. 

La NUPES no solo ha sido competitiva electoralmente en la primera vuelta, sino que también ha puesto en primer plano un programa radical, que incluye medidas como rebajar la edad de jubilación a 60 años, aumentar el salario mínimo a 1.500 euros netos o invertir más de 200.000 millones para hacer frente a la urgencia climática. Eso ha servido, según Bouillaud, “para que el Partido Socialista rompiera con el lastre del legado de François Hollande y de sus inclinaciones neoliberales”. La gauche está de vuelta. 

Es la jugada más conocida del ajedrez: el mate pastor. Con unos pocos movimientos, se puede hacer un jaque mate y dar la partida por concluida. La situación política en Francia tiene similitudes con esta famosa jugada. Con un par de hábiles maniobras, la izquierda francesa ha logrado darle la vuelta al tablero en...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí