1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

  292. Número 292 · Enero 2023

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Rafael R. Villalobos / Director de ópera

“Un teatro de ópera es un centro de creación contemporánea”

Carlos García de la Vega 29/10/2022

<p>Rafael Villalobos, durante un ensayo. </p>

Rafael Villalobos, durante un ensayo. 

Sonia Espigares

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Conocí a Rafael R. Villalobos (Sevilla, 1987) un mediodía abrasador del verano de 2014 en un bar detrás del Teatro de la Maestranza. Ya había ganado el Europäischer Opernregie-Preis (2013) y aquella reunión por compromiso se convirtió en el germen de una amistad que ya dura casi una década y durante la que he podido ser testigo, paso a paso, de su consolidación como director de ópera. Al contrario que a muchos artistas que sufrieron por culpa de la pandemia, estar bajo el radar de ciertos teatros europeos por haber quedado semifinalista en el Ring Award hizo que, en la reapertura tras las restricciones, contaran de urgencia con él para sacar adelante proyectos en tiempo récord debido al necesario rediseño de las programaciones por las medidas sanitarias. Mis únicos viajes del año de la desescalada fueron para ver producciones suyas: Barbiere de Siviglia a Montpellier, More no More de María Moreno al Teatro Falla de Cádiz y Tosca a La Monnaie de Bruselas. Al Cosi Fan Tutte de la Maestranza de Sevilla no pude ir porque no sé qué ola se puso perimetral. En una celebración improvisada por el toque de queda, en torno a una cama –que hizo de mesa– en un Airbnb muy pequeño en el casco histórico de Montpellier, tras el estreno del Barbero, me sorprendió diciendo a los que allí estábamos que yo había sido la primera persona que le había propiciado una oportunidad laboral importante (también lo ha repetido en esta entrevista, que hemos hecho a lo largo de casi doce meses por diferentes motivos que no vienen al caso). Es verdad, y no recordaba, fascinado por sus éxitos recientes, que pensé inmediatamente en él para un Dido y Eneas para el proyecto didáctico del Teatro Real que impulsé y que estrenamos en octubre de 2017, después de lucharlo mano a mano durante un par de años y un cambio de equipo artístico del teatro.

Esta temporada que ahora comienza, Rafael tiene compromisos en el Teatro Real, la Bienal de Flamenco de Sevilla, el Theater an der Wien, el Teatro de la Zarzuela, la Ópera de Montpellier y el Gran Teatre del Liceu. Recientemente se ha visto envuelto en una polémica en la que no ha querido involucrarse: el tenor Roberto Alagna decidió cancelar su participación en Tosca en el Liceo en junio de 2023, a pesar de estar estrenada y ser pública desde junio de 2021, por considerar que “no tiene sentido hacer de Pasolini el personaje principal” (sic.).  

¿Te gusta que te entrevisten? 

Me gustan las preguntas que me hacen reflexionar sobre mi carrera, confrontar cuestiones sobre quién soy como persona y como artista. Pero me horrorizan las entrevistas de promoción de un proyecto en concreto, donde siempre se repiten las mismas preguntas. 

La temporada que ha terminado ha sido un poco un interregno entre la impresionante 20-21 y la que empieza, la 22-23. ¿Ha supuesto este relativo parón una oportunidad para la reflexión?

Creo que sí. Bueno, partamos de que a mí casi siempre me cuesta entender nítidamente los procesos de mis propios proyectos mientras se desarrollan. Cuando los acabo es cuando tomo distancia y reflexiono sobre ellos; entonces, entiendo más claramente el viaje emprendido. En este tiempo de reflexión he podido entender un poco mejor desde qué lugar interno estaba trabajando en las producciones de la 20-21. Y me he dado cuenta de que me interesa especialmente ahondar en esa retórica interna entre el texto musical y el literario; también me interesa mucho conectar el espíritu original de las obras, la voluntad inicial de los compositores con el punto desde que el espectador se sienta a ver una obra. Tomando consciencia de esa temporada con perspectiva diría que esa es la base principal de mi trabajo, una actitud que quizás antes era intuitiva. Con esa premisa he preparado todos los proyectos que van a venir, alguno de los cuales es especialmente interesante, como el de Lucrecia [Teatro de la Zarzuela], en el que vamos a reflexionar sobre qué implica recuperar un título, qué ocurre cuando abordas un título desde la contemporaneidad, y qué ocurre cuando abordas desde esa contemporaneidad un tema recurrente a lo largo de la historia como es la violación de Lucrecia. Al final nos está saliendo una meta-zarzuela que aborda el hecho de la recuperación musical.

Moodboard de L'arbore de Diana, de Martín y Soler, que Villalobos hará en el Theater an der Wien en diciembre.

Hay personas que todavía defienden que el teatro tiene que estar siempre ambientado en la época que marca el libreto. ¿Cómo les explicarías cuál es el valor de la dirección de escena en la de los textos históricos? 

Una representación teatral por definición es un acto esencialmente contemporáneo: acontece hoy y, como tal, siempre se va a ver desde los ojos de hoy. Entonces, los clásicos se resignifican por los traumas colectivos vividos y la experiencia adquirida a lo largo de la historia, más allá de la propia voluntad de los compositores. Lo que hay que hacer es tratar de encontrar la esencia de lo que el autor quiso contar y a la vez tener en cuenta cómo esa obra se ha resignificado, cómo han adquirido una nueva dimensión quizás inimaginable a priori. Del mismo modo que una novela o una película va adquiriendo nuevos significados a lo largo de nuestra vida; ¿cómo vamos a pretender que los títulos clásicos tengan que mantenerse representados de una sola manera a lo largo del tiempo? Eso no hace más que traicionar el espíritu de las obras. Además, es que precisamente un clásico es un clásico porque es universal y admite reinterpretaciones.  

¿Cómo viviste el tema de Roberto Alagna con tu producción de Tosca

Fue una vorágine que viví con cierta tristeza. Hay un punto que me interesa mucho de este tema y que es la responsabilidad de todos los agentes que formamos la ópera estemos cómodos en un proceso. Al final, me quedé con la triste sensación de que Alagna y yo podíamos haber abierto un debate muy importante y muy necesario sobre qué pasa cuando se contrata a intérpretes con años de antelación para producciones de las que apenas saben nada y luego no se sienten cómodos, sobre todo cuando un cantante no tiene una situación económica boyante como la del matrimonio Alagna-Kurzak y no puede renunciar a un proyecto. Poder manifestar tu incomodidad desde el respeto no puede ser un privilegio, sino un derecho. Pero esa cuestión derivó en una crispación global y perdimos una oportunidad de oro. Respeto profundamente la renuncia de Alagna, pero me hubiese gustado poder hablar con él, saber qué cosas le incomodaban, trabajar los puntos calientes, convertirlo en un debate importante. Me entristeció la falta de diálogo. 

Hay que hacer una gran reflexión de políticas de acceso a la ópera, que no solamente tienen que ver con el precio, sino con el propio urbanismo de las ciudades

Aunque fueron ellos los que optaron por cancelar, ¿sentiste en tus carnes el espíritu de la cancelación? 

No creo que ese fuese el fenómeno que me ocurrió. Estaba claro que las personas que despotricaban contra mi producción, ellos incluidos, no la habían visto. Como cuando se hablaba de mí en artículos, pero es que se referían a mí como un director de cine que no tiene ni idea de ópera: es que ese no era yo, por lo tanto, no me estaban cancelando a mí, no me sentía reconocido en ese retrato. Parecía que hablaban de otro. Lo que sí me hizo reflexionar es que recibí muchísimos, pero muchísimos, mensajes de odio a través de mi página web. Y no me afectaron tanto los mensajes de odio como que gente anónima que no te conoce de nada te insulte sin tener ni idea de tu salud mental. Yo me preguntaba: ¿en qué sociedad vivimos en la que alguien se toma el tiempo de escribirme un mensaje de odio tremendo sin saber si yo iba a abrir el balcón y tirarme de cabeza, simplemente por ser yo el “responsable” de que un cantante no fuese a una ciudad? 

Una escena de la producción de Villalobos de Tosca. Foto: Karl Forster.

¿Qué responsabilidad conlleva que la ópera sea una forma de arte tan cara? 

De eso también he reflexionado mucho durante este año, sobre si la ópera es un arte elitista. Para mí, es muy importante ser consciente de los recursos que estás utilizando y ser responsable con el uso de esos recursos. Y sí que me ha cambiado un poco mi percepción y ahora considero que la ópera se convierte en elitista cuando las decisiones artísticas que se toman están enfocadas únicamente a un sector muy pequeño de la población: la que asiste a las representaciones. El abonado paga una parte muy pequeña, el resto de la factura la paga toda una comunidad entera a través de los impuestos que recaudan varias administraciones públicas. Hay que hacer entender a la ciudadanía que un teatro de ópera es un centro de creación contemporánea y que lo que sucede en su interior enriquece colectivamente a toda la sociedad; solo si se hace con esa pretensión se puede justificar la inversión que se hace, como se hace en los museos de arte contemporáneo. Y ahí es donde entran las políticas de mediación de la institución, para que el proyecto llegue a toda la ciudad. Yo soy un activista de la mediación y me pongo a disposición de todas las acciones que la casa de ópera me pida. Al margen de eso, hay que hacer una gran reflexión sobre las políticas de acceso a la ópera, que no solamente tienen que ver con el precio, sino con el propio urbanismo de las ciudades. Hay espectadores que, como la ópera suele acabar tarde, no tienen forma de volver a sus lugares de residencia y tantos otros temas.  

Cada vez hay una vía diferente de explorar una obra, de aproximarse al hecho escénico y su plástica en función de lo que cada título requiera

¿Qué es lo que más ilusión te hace de esta temporada?

Todo me hace ilusión, todo me parece dificilísimo, todo me parece apasionante y no puedo decir que una cosa me haga más ilusión que otra. La obra de Orfeo de Glass/Cocteau es una obra fascinante y cuanto más la trabajo más fascinante me parece. Por supuesto, mi debut en Viena [Theater an de Wien] con L’arbore de Diana. Mi debut en el Teatro de la Zarzuela, que agradezco enormemente a Daniel Bianco. Los revivals de Tosca me hacen mucha ilusión: hacer Tosca en el Liceo de Barcelona y en Sevilla, que es mi casa. Y claro, la Iphigenia de Montpellier. Soy un apasionado de mi profesión. Me hace mucha ilusión confrontar ideas con los cantantes y directores musicales. Te diría que ha sido una desilusión no poder hacerlo con Alagna, como intérprete le he admirado muchísimo. Todo me hace ilusión: miro para adelante y digo, ¡dios mío! Una amiga gestora cultural me decía esta mañana “tienes por delante un año muy complicado”. Pero yo prefiero verlo como complejo. Y chulísimo, como diría Carvento. 

Boceto escenográfico de Iphigenia en Tauride.

¿Vamos a ver nuevas líneas estéticas-conceptuales en los proyectos nuevos?

Creo que se va a ver una concepción un poco menos abstracta en algunos planteamientos. Por ejemplo, Iphigénie en Tauride y L’arbore de Diana van a ser más anecdóticas, con un espacio de representación concreto y figurativo del espacio y del tiempo. Necesito ir explorándome como artista, no puedo ser el mismo que hace diez años. Recuerdo que en la primera entrevista que me hicieron me preguntaron cuál era mi estilo. Mi respuesta fue “ah, si alguien tiene estilo, eso se descubre al final de una carrera”. Es verdad que con Emmanuele [Sinisi, su escenógrafo] estábamos tendiendo a unos espacios muy poéticos, poco concretos. Vamos a volver un poco a lo contrario, como al inicio de nuestra colaboración. Es lo bonito de una carrera con un repertorio amplio, que cada vez hay una vía diferente de explorar una obra, de aproximarse al hecho escénico y su plástica en función de lo que cada título requiera. Vamos a probar cosas y el año que viene reflexionaré sobre ello [ríe]. 

Conocí a Rafael R. Villalobos (Sevilla, 1987) un mediodía abrasador del verano de 2014 en un bar detrás del Teatro de la Maestranza. Ya había ganado el Europäischer Opernregie-Preis (2013) y aquella reunión por compromiso se convirtió en el germen de una amistad que ya dura casi una década y durante la que he...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Carlos García de la Vega

Carlos García de la Vega (Málaga, 1977) es gestor cultural y musicólogo. Desde siempre se ha dedicado a hacer posible que la música suceda y a repensar la forma de contar su historia. En CTXT también le interesan los temas LGTBI+ y de la gestión cultural de lo común.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí