1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

  292. Número 292 · Enero 2023

  293. Número 293 · Febrero 2023

  294. Número 294 · Marzo 2023

  295. Número 295 · Abril 2023

  296. Número 296 · Mayo 2023

  297. Número 297 · Junio 2023

  298. Número 298 · Julio 2023

  299. Número 299 · Agosto 2023

  300. Número 300 · Septiembre 2023

  301. Número 301 · Octubre 2023

  302. Número 302 · Noviembre 2023

  303. Número 303 · Diciembre 2023

  304. Número 304 · Enero 2024

  305. Número 305 · Febrero 2024

  306. Número 306 · Marzo 2024

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

vivos de milagro

Sumar, Podemos, y el suicidio de la izquierda

Las negociaciones para la alianza electoral encallan. La mediación de Zapatero no surte efecto. El desencallador que las desencalle…

Miguel Mora 31/03/2023

<p>Yolanda Díaz, durante el juramento de cargo de vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, el pasado 12 de julio de 2021.<strong> / Francisco Gomez (Moncloa)</strong></p>

Yolanda Díaz, durante el juramento de cargo de vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, el pasado 12 de julio de 2021. / Francisco Gomez (Moncloa)

En CTXT podemos mantener nuestra radical independencia gracias a que las suscripciones suponen el 70% de los ingresos. No aceptamos “noticias” patrocinadas y apenas tenemos publicidad. Si puedes apoyarnos desde 3 euros mensuales, suscribete aquí

¿Qué ha pasado en las negociaciones entre Sumar y Podemos? ¿Quién ha llevado la voz cantante? ¿Por qué se ha parado el diálogo a solo unos días del Día D de Yolanda Díaz? ¿Se resolverá el desacuerdo a tiempo para la foto de familia en el Magariños? ¿Habrá acuerdo después? Para tratar de responder a estas cuestiones, conversamos con dos dirigentes de Podemos: parecen dolidos, desconfían de las intenciones de Sumar, y no muestran mucha esperanza de que vaya a ser posible un acuerdo a corto plazo. Hablamos también con dos personas del equipo de Yolanda Díaz. Frustrados es la palabra que más usan. Pero no nos rendimos, añaden. Ambas partes se declaran todavía dispuestas a alcanzar un acuerdo para las generales de diciembre. Los dos saben que, si no van juntos, será imposible que gobierne la izquierda otra vez. Irónicamente, las partes siguen manifestando su deseo de acudir juntos al acto del 2 de abril en el Magariños de Madrid, un momento clave de la historia, según lo definió el jueves 30 de marzo Yolanda Díaz, aumentando así la presión emocional contra Podemos, pues Unidas Podemos se ha roto ya en dos e IU ha anunciado que irá. Pero, a 48 horas de la coronación, no hay síntomas de que rosas y morados vayan a ponerse de acuerdo para firmar la minúscula declaración conjunta que abriría la fiesta a Ione Belarra e Irene Montero. 

En lo que sigue más abajo no reproduciremos ninguna opinión expresada por los cuatro dirigentes entrevistados, sino el relato aséptico de los hechos que ambas partes afirman que ocurrieron durante las negociaciones. Cuando los dos bandos dan versiones distintas sobre algún detalle, se ofrecen ambas para que cada cual saque sus propias conclusiones. Spoiler: como decía Ennio Flaiano, la situación es grave pero no es seria. Esta mañana y desde hace seis días, la única diferencia insalvable entre los negociadores es el adjetivo elegido por Sumar para definir, organizar y convocar las primarias: multilaterales (concepto: la decisión del tipo de votación, de las listas previas y del sistema de voto no se tomaría solo entre Sumar y Podemos sino entre todas las fuerzas implicadas). 

Pero, como diría Martínez, usted se encuentra aquí:

1. En los dos últimos meses, Sumar y Podemos se han reunido cinco veces (una por semana desde hace 45 días) para empezar a negociar la fusión que, bajo el nombre y paraguas de Sumar, debería agrupar en una plataforma electoral para las generales de diciembre a una heterogénea quincena de fuerzas políticas: partidos estatales como Podemos e IU, otros de rango autonómico como Más País, los Comunes y Compromís, movimientos ecologistas como Equo y Alianza Verde, partidos regionales como la Chunta Aragonesista y alguno casi unipersonal como el canario Drago. 

2. Las reuniones comenzaron a petición de Yolanda Díaz, coordinadora de UP, que llamó a Ione Belarra y a Irene Montero para invitar a Podemos a definir con Sumar las líneas maestras de la futura alianza electoral. En las negociaciones han participado Pablo Echenique y Lilith Verstrynge (secretaria de Estado para la Agenda 2030 y secretaria de organización de UP, por parte de Podemos); al otro lado se han sentado dos asesores de plena confianza de Díaz, Rodrigo Amírola (su jefe de discurso, exPodemos sector errejonista), y Josep Vendrell (jefe de Gabinete y veterano dirigente de la izquierda catalana). 

Podemos sostiene que la fecha se eligió porque Sumar, Más Madrid y Compromís pactaron dejar solos a Podemos en las autonómicas y municipales

3. El primer día, Sumar puso sobre la mesa un índice de varios puntos, con todos los asuntos que haría falta pactar en los siguientes meses. Primarias, listas, campañas, recursos, grupo parlamentario, etcétera. Durante las tres primeras reuniones no hubo avances concretos en ninguno de esos puntos, aunque nada trascendió porque ambas fuerzas habían pactado que las negociaciones fueran secretas. Según Podemos, los embajadores de Sumar querían conversar de esto y de aquello, pero no tenían prisa por empezar a negociar los puntos del índice. El calendario propuesto por Vendrell proponía junio para la terminación del acuerdo. Y aquí empiezan a diferir las versiones. En Sumar explican que eligieron junio para poder integrar en el acuerdo a fuerzas políticas que debían competir entre ellas en las elecciones de mayo y para no alargar hasta el infinito las negociaciones. Podemos sostiene que la fecha se eligió porque Sumar, Más Madrid y Compromís pactaron dejar solos a Podemos en las autonómicas y municipales, esperando que un previsible batacazo restara potencia de presión y de negociación a los morados después del 28 de mayo.

4. Podemos pidió cerrar el acuerdo antes de mayo explicando lo que ya se sabe: que sería bueno para todos que Yolanda Díaz hiciera campaña por las distintas confluencias, alcanzadas ya en gran parte de los territorios con casi todas las fuerzas del espacio salvo con Compromís y Más Madrid. Podemos lleva tiempo diciendo que un mal resultado en las elecciones de mayo podría arrastrar al espacio a uno parecido o peor en diciembre. Sumar asegura que no tienen el menor interés en que a Podemos les vaya mal. Podemos replica que los únicos posibles afectados por presentar el acuerdo antes de las autonómicas habrían sido Más País y Compromís. 

Sumar replica que Díaz fue elegida contra su voluntad como coordinadora y que ha sufrido un coste personal “muy alto” para asumir esa responsabilidad

5. En plena discusión sobre las fechas, Díaz anunció que presentaría su candidatura el 2 de abril, y empezó una nueva fase del diálogo. Antes de la cuarta sesión, Irene Montero declaró a la prensa que las negociaciones no habían empezado y que era urgente ponerse a ello. Sumar argumenta que esa frase, que según Podemos no era nueva y cumplía la consigna pactada del secreto, motivó la respuesta de Yolanda Díaz, que contó a los periodistas en un canutazo que Sumar y Podemos llevaban semanas negociando. Al decaer el secreto, Podemos sospechó que Sumar estaba mareando la perdiz para poder vender en público que ya estaban negociando mientras en la mesa frenaban todo lo posible el acuerdo. Sumar replica que Yolanda Díaz fue elegida contra su voluntad como coordinadora del espacio y cabeza de cartel electoral y que ha sufrido un coste personal “muy alto” para asumir esa responsabilidad. Podemos responde que Pablo Iglesias añadió al designar a dedo a su sucesora, la coletilla (con perdón) “si Yolanda y la militancia así lo deciden”. Un bucle, dos bucles, tres bucles. 

Los morados ofrecían sellar el documento sobre las futuras primarias con una foto simbólica. No hubo forma porque no hubo firma

6. Echenique y Verstrynge llevaron a la quinta reunión (vía Zoom) una propuesta de mínimos para intentar presentar a los suyos un documento conjunto que les permitiera poder acudir al Magariños con garantías de un acuerdo posterior más detallado. Aunque unos y otros expresan la voluntad mutua de volver a sentarse más adelante y evitar así “meses de bronca interna”, las negociaciones iban ya camino del fracaso. El compromiso pedido por Podemos era, en efecto, mínimo: dos puntos. a) no volver a repetir el debate que sucedió en 2019 sobre si es mejor pactar un gobierno con el PSOE o dar apoyo externo (punto en el que ya había acuerdo). Y b) acordar el tipo de primarias entre Sumar y Podemos, y que fueran abiertas a toda la ciudadanía, y con un censo nuevo. En público, Verstrynge aceptó que las primarias fueran provinciales y proporcionales como pidió IU. Los morados ofrecían sellar el documento con una foto simbólica. No hubo forma porque no hubo firma.

7. En esa última reunión de embajadores, se acordó que Vendrell redactaría el borrador de propuesta de declaración final. Lo envió esa misma noche. El papel afirmaba que los detalles de las primarias debían concretarse en un marco multilateral, y no bilateral entre Sumar y Podemos, para no dejar fuera de esa decisión a las terceras fuerzas. Podemos pidió incluir la frase “primarias abiertas”. Sumar no aceptó si la fórmula no se decidía entre todos los actores. Según los morados, el equipo de Yolanda exigió además que el documento fuera una declaración unilateral de la plataforma rosa, no un papel conjunto firmado por las dos partes. Sumar lo niega.  

Desde el lunes pasado, los teléfonos rojos no han vuelto a sonar. De momento, la mediación discreta de José Luis Rodríguez Zapatero no ha surtido efecto, mientras el PSOE y la inmensa mayoría de los medios y analistas –e incluso el CIS– toman evidente partido por Yolanda Díaz, lo que realimenta la sensación de soledad y acoso entre los dirigentes y militantes morados. 

A 48 horas del evento que coronará a Yolanda Díaz como candidata presidencial (ya autodesignada) por Sumar, parece imposible que Ione Belarra e Irene Montero vayan a salir en la foto de la mal avenida familia de la izquierda. Veremos si después impera la sensatez, la generosidad, la responsabilidad, la democracia participativa y el respeto a un electorado que a estas alturas ya sabe demasiado bien que las izquierdas pueden tardar meses en cerrar cualquier negociación que las derechas serían capaces de despachar en medio fin de semana. 

¿Qué ha pasado en las negociaciones entre Sumar y Podemos? ¿Quién ha llevado la voz cantante? ¿Por qué se ha parado el diálogo a solo unos días del Día D de Yolanda Díaz? ¿Se resolverá el desacuerdo a tiempo para la foto de familia en el Magariños? ¿Habrá acuerdo después? Para tratar de responder a estas...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Miguel Mora

es director de CTXT. Fue corresponsal de El País en Lisboa, Roma y París. En 2011 fue galardonado con el premio Francisco Cerecedo y con el Livio Zanetti al mejor corresponsal extranjero en Italia. En 2010, obtuvo el premio del Parlamento Europeo al mejor reportaje sobre la integración de las minorías. Es autor de los libros 'La voz de los flamencos' (Siruela 2008) y 'El mejor año de nuestras vidas' (Ediciones B).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

13 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. jmfoncueva

    Vistas las imágenes del evento, la presencia estelar de Mónica García me parece un "bono social de votos para la derecha". Le reconozco que ha hecho una oposición firme y bien llevada en la Comunidad de Madrid, pero fuera de ese foro, entre vírgenes y bonos... Aparte de esa persona en concreto, si nuestra muy capacitada princesa no besa pronto al sapo, me temo lo peor. Seguimos a la espera. Salud y paz, buena gente.

    Hace 11 meses 8 horas 32 minutos

  2. NUBEROJA

    Sumar es una creación de Pablo Iglesias. Sumar existe porque Pablo Iglesias denuncia un régimen corrompido hasta la médula. Sumar es el instrumento del poder ( el capital) para eliminar a Podemos. Pero Pablo es incorregible y nos quiere convencer que para impulsar un país más decente, para transformarlo, hay que denunciar primero y erradicar después LA CORRUPCION. de la monarquía, de los militares y sus ruines amenazas, de jueces delincuentes, de la cúpula policial, de la iglesia robando inmuebles públicos, de periodistas miserables........................................ El poder quiere deshacerse de él, de momento sólo políticamente, y para se objetivo cuenta con un montón de despreciables sicarios de la progresía. Y en esas estamos entretenidos con si UNIDAD sí ó no, cundo lo que realmente se persigue es la desaparición de un discurso que señala que este país sigue siendo un cortijo del franquismo sociológico. Pero que quede claro yo entro al trapillo de ese rollo de la GRAN UNIDAD de la izquierda y sin pensar mucho me apunto. Luego pensándolo un poquillo me digo y yo que tengo en común con Rita Maestre dando la binvenida aa Madrid a la OTAN y sus millones de asesinatos, o con Mónica García con un código ético más cercano a Vox que a la timorata socialdemocracia, ó que tiene que ver mi idea de la lealtad con un señor muy listo, muy listo, que según confiesa su compinche maniobraba pra robarle el partido su amigo. Y me contesto que la política es demasiado importante y exige cuidar mucho los compañeros de viaje.

    Hace 11 meses 21 horas 48 minutos

  3. Fernando

    Artículo muy instuctivo de Monedero en Público. "Y no repitamos errores. Porque lo que no ha sido capaz de hacer la derecha, es la tarea típica que las élites le encargan a la izquierda. La foto de Magariños, creyeron algunos, tenía que robarle el alma a los que quieren ir más lejos. Pero esa gente que no quiere medir su libertad por la longitud de su cadena es, precisamente, la gente desobediente que se echó a las calles el 15M. La que inauguró una nueva etapa en España". https://blogs.publico.es/juan-carlos-monedero/2023/04/02/el-que-se-mueva-no-sale-en-la-foto-un-mal-diagnostico-de-la-izquierda/#md=modulo-portada-fila-de-modulos:4x15-t1;mm=mobile-big

    Hace 11 meses 1 día

  4. nortzu5

    Gracias Jas por el artículo que menciona en su comentario, artículo muy reciente de Aina Díaz  “ A Yolanda Díaz: una visión retrospectiva y un planteamiento futuro” publicado en Público .

    Hace 11 meses 1 día

  5. nortzu5

    El de Valencia ha dicho “estamos todos menos ellos ( por Podemos)”, pues  ya está ….como ya están todos que les aproveche a las Yolandas, al valenciano, a la  de Madrid con el bono social eléctrico por tener tres hijos, a la Ada, ya está es que ya están los que son. Y ya irán así “ todos,y todas” a las elecciones y el PSOE muy triste de que Podemos por otro lado pero bueno con lo simpática, dulce y empática  que es Yolanda..lo podrán superar y dormirán mucho mejor su presi Sánchez y todas las ministras del PSOE. Si al final las cosas son como son por algo.

    Hace 11 meses 1 día

  6. josefina-alix-trueba

    Tengo 73 años y desde que tenía 19 militaba en uno de aquellos minúsculos grupos "marxistas-leninistas-pensamiento Mao Tse Tung". Todos estábamos peleados con todos, contra los revisionistas, los trotskistas, los ácratas y demás maoístas que no tenían nuestras siglas. También teníamos tiempo para luchar contra el podrido franquismo, pero las luchas entre grupos y partidos llegaban a ser casi navajeras. ¡Diosas! han pasado 54 años y es terrorífico que sigamos igual. Pero ahora es casi peor porque en aquella época no teníamos ninguna posibilidad de llegar al poder ni de hacer la revolución, pero ahora sí ¡demonios! ¡ya está bien! Me voy a morir y todo va a seguir igual. ¡YA ESTÁ BIEN!

    Hace 11 meses 1 día

  7. juan-ab

    “Mora de mi corazón /en tu ‘artículo’ me perdí / el infinito sentí / y una espinita quedó”. Ay que ver qué mal te sienta la “asepsia”. Con diferencia el peor artículo que te he leído (y mira que suelen gustarme). Serán estos tiempos de operaciones aritméticas, que ni por básicas cuadran, como hasta hace nada le pasaban a vuestras cuentas. Paciencia que “está más clara la tarde / cuando pasa la tormenta, / me gusta reñir contigo / porque a luego hago las paces”. ¡Ahí te esperamos, director! /-/ Slavoj Žižek: Me encanta una anécdota, seguramente apócrifa, de la Primera Guerra Mundial. Un puesto militar alemán escribe un telegrama a sus aliados austriacos: "Aquí la situación es seria, pero no catastrófica". La respuesta dice : "Aquí la situación es catastrófica, pero no seria". Y si no que se lo digan a los que mañana van de fiesta. Cordiales saludos.

    Hace 11 meses 2 días

  8. pipe49

    En las grandes palabras y/o conceptos todo el mundo parece estar de acuerdo, pero los problemas aparecen en el momento en que se intenta concretar su significado. Es evidente que la palabra Libertad no significa lo mismo en boca de IDA que, por ejemplo, en la de Miguel Mora. Con el concepto-mantra "unidad de la izquierda" pasa tres cuartos de lo mismo. Podemos poner múltiples ejemplos, pero, por desgracia, tenemos muy próximo el del Frente Popular en España y cómo sus desencuentros y enfrentamientos internos: anarquistas, diferentes familias dentro de Psoe (Largo Caballero, Prieto, Negrín), comunistas, republicanos de izquierda y de derecha, etc. contribuyeron a dar al traste una respuesta exitosa al golpe militar de 1936. Quizá la denominación del acto que hace Mora, "coronación", de YD, explique bastante este incómodo, va camino de feo, asunto. También, la muy humanamente justificada espantá de Pablo Iglesias, queriendo dejar cubierto el vacío que, sin duda, dejaba, sin haber pactado clara y sólidamente su relevo con YD esté en el origen de este "tú-no-mandas-en-mí" y si yo voy a ser la coronada, exijo vasallaje. El problema, el gran problema, ahora es cómo no caer en si son galgos o podencos y poder trascender a los personalismos, intereses de grupo, etc. y elevarse para estar a la altura del interés general. ¡Ufff, qué difícil! Pero como decía Tecé que al menos lo parezca. Ah, el artículo de Guillém Martínez sobre el tema ha sido una auténtica decepción.

    Hace 11 meses 2 días

  9. manucruz-com

    Conclusión: Sumar tiene ya su propia hoja de ruta y no quiere saber nada de las “locas” de Igualdad.

    Hace 11 meses 2 días

  10. jas

    Creo que nadie de los que estan cocinando SUMAR, nadie quiere esa union de la izquierda que tanto cacarean, solo es teatro, solo quieren su parcela de votos que les da unos escaños que necesitan para estar ahí, reventaran cualquier intento de acuerdo, simplemente sacando los pìes del tiesto, y lo peor de todo es que hay gente como Gerardo TC que nos pide que nos la "envainemos", como Quique Peinado que nos pide que nos "callemos de una p**a vez", como Carlos Bardem que le hace de palmero. Que mal todo, como dice Aina Diaz en un articulo de Publico Yo no voy el 2 de abril porque no sé de qué va el 2 de abril, y eso que he puesto ganas por saber. Tengo claro que aunque me guste el sumar también me gusta ser de Podemos y que si me obligan a elegir me quedo en mi casa morada, aunque tenga goteras. https://blogs.publico.es/otrasmiradas/70559/a-yolanda-diaz-una-vision-retrospectiva-y-un-planteamiento-a-futuro/?utm_source=twitter&utm_medium=social&utm_campaign=web?utm_campaign=twitter

    Hace 11 meses 2 días

  11. Avila20

    Lo de que "la inmensa mayoría de los medios y analistas" toman partido por Díaz es cuanto menos discutible y un poco tramposo porque en esa inmensa mayoría se incluyen los de la derecha. ¿Ha analizado ya qué hacen los medios de la izquierda? ¿Pasa lo mismo? Puede que la declaración que planteaban fuese "minúscula", pero por qué no quieren tener en cuenta lo que dicen otros componentes de la plataforma (por cierto, que no partido como insiste siempre, por ejemplo, Irene Montero). Creo que solo la izquierda es capaz de tirar a la basura la posibilidad de evitar que gobierne la derecha extrema y la extrema derecha. Esperemos que aunque sea muy al final se termine imponiendo la cordura y que piensen en los ciudadanos más que en sus intereses personales y de partido.

    Hace 11 meses 2 días

  12. Fernando

    Todo ello parece poner de manifiesto que desde el 13 de noviembre de 2021, día en el que Yolanda Díaz escenificó su primer acto de encuentro con Mónica García, Ada Colau, Mónica Oltra y Fátima Hamed, sin invitar a las dirigenes de Podemos, hay una estrategia clara de arrinconamiento a dicha formación, que con sus errores y aciertos, sigue soportando los ataques de los grandes medios de comunicación. ¿Qué hacemos?.

    Hace 11 meses 2 días

  13. carlos3

    Con todo esto, da la sensación de que también en Podemos creen que los resultados de mayo van a ser pobres. Me da la sensación de que confían poco en sus fuerzas, lo cual significa confiar poco en su futuro. También creo que la izquierda, o la política en general, siguen sin ofrecer una propuesta en la que podamos confiar desde la ciudadanía: parece que el asunto se reduce a posturas, alianzas y transacciones entre la clase dirigente, sin que desde abajo tengamos la menor posibilidad de opinar u ofrecer alternativas.

    Hace 11 meses 2 días

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí