1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

  292. Número 292 · Enero 2023

  293. Número 293 · Febrero 2023

  294. Número 294 · Marzo 2023

  295. Número 295 · Abril 2023

  296. Número 296 · Mayo 2023

  297. Número 297 · Junio 2023

  298. Número 298 · Julio 2023

  299. Número 299 · Agosto 2023

  300. Número 300 · Septiembre 2023

  301. Número 301 · Octubre 2023

  302. Número 302 · Noviembre 2023

  303. Número 303 · Diciembre 2023

  304. Número 304 · Enero 2024

  305. Número 305 · Febrero 2024

  306. Número 306 · Marzo 2024

  307. Número 307 · Abril 2024

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

PROCESANDO EL YUYU

El residuo seco

El ciclo 15M está cerrado. La intensificación de la democracia, la ampliación de derechos, ya no es el tema. La reforma del Código Penal es un indicio

Guillem Martínez 26/03/2023

<p>Pleno del Congreso, durante la primera sesión de la moción de censura. </p>

Pleno del Congreso, durante la primera sesión de la moción de censura. 

Congreso de los Diputados

En CTXT podemos mantener nuestra radical independencia gracias a que las suscripciones suponen el 70% de los ingresos. No aceptamos “noticias” patrocinadas y apenas tenemos publicidad. Si puedes apoyarnos desde 3 euros mensuales, suscribete aquí

1- El periodismo es, básicamente, jerarquización. Junto al canon –literario, artístico– es la única jerarquización chachi. Porque, si se fijan, el periodismo no consiste tanto en explicar las cosas, como en ordenarlas, jerarquizarlas. Lo que sigue a continuación es la jerarquización de las noticias europeas y estatales de la semana. Lo que nos describirá un mundo sumamente, glups, jerarquizado, chungo. Tras ello, y por ello, este articulete finalizará con un simpático popurrí, en el que se dibuja, en modo bonus-track, el estado de la cuestión de las izquierdas a la izquierda del PSOE, tras la moción de censura. Que, al parecer, ha sido el Benidorm Fest de las izquierdas a la izquierda del etc. 

2- Las noticias de esta semana son, posiblemente, y como ya habrán sospechado, la a), la b), la c) y la d), siendo a) la presentación del informe del IPCC de la ONU, que considera el calentamiento global como ya irremediable. Para salvar los muebles –nosotros somos, básicamente, los muebles del planeta–, el IPCC llama a “reducir a la mitad, para 2030, las emisiones de gases de efecto invernadero”. Coincidiendo con esa llamada dramática, b) Alemania pide, y la Comisión le ofrece, una excepción a la moratoria de los motores de explosión, prevista para 2035. Lo que indicaría que, en efecto, puede no haber nadie al volante. Por otra parte, c) el Deutsche Bank, en el momento en el que escribo estas líneas, está pocho, y con él, todos sus amiguitos europeos. Es una crisis de reajuste, de centralización de la banca. Para que la banca se centralice, y elimine, en ese trance, a los bancos menos fuertes y rápidos, el BCE ha ido subiendo el precio del dinero, que es con lo que se ganan la vida los bancos, y con lo que nosotros la perdemos. Si, en algún caso concreto, un banco no llegara con ese margen, ahí estaría el Estado, que para estos casos sí que hay alguien al volante, nacionalizando sin nacionalizar. Regalando la pasta a la banca sin pedir nada a cambio. Como mamá, pero en modo psicokiller. La cosa d) son las protestas en Francia contra la insoportable macronización de las pensiones. O punto 3. 

3- Las protestas, que parecían ir de bajuna el jueves de la semana pasada, han aumentado el jueves de esta semana, en modo à gogo. La razón: el macronazo, pero también una entrevista televisada a Macron, en la que decidió que Francia ardiera. Francia lleva nueve jornadas de huelga general –se dice rápido–. Se trata de manifestaciones extrañas, en las que los sindicatos llevan la voz cantante. O, al menos, cantan más que los partidos. Hasta la fecha, la brutalidad policial está dando mucho que hablar. Incluso en el Consejo de Europa, desde donde se ha emitido ya “preocupación por el uso excesivo de la fuerza” contra manifestantes y periodistas. Lo que es muy, muy, muy raro. Es posible que la Comisión se manifieste en breve. O que ya lo haya hecho, por el pinganillo. Tanta violencia no es más, en todo caso, que la cultura democrática de la Comisión, la aplicación en un territorio de un mandato de la Comisión sobre el tema pensiones. Lo normal –la violencia no solo fatiga, sino que es el campo de juego del Estado, lo que fatiga más– es que las protestas se vayan reduciendo. Pero lo normal es que la rueda, o la Revolución Francesa, nunca hubieran ocurrido. La situación permite observar una Comisión no distanciándose de la violencia y de la austeridad en Francia, pero que, a la vez, no tiene reparos en tirar la casa por la ventana en bancos, o en recortar sus medidas estructurales, como lo de los motores de explosión. En Francia se está planteando un conflicto, duro, entre la Comisión y la Democracia. Un conflicto que la Comisión parece, en esta emisión, no querer plantear en otros Estados, menos altos, rubios y fuertes que Francia. No se pierdan el punto 4. 

Tanta violencia no es más que la cultura democrática de la Comisión, la aplicación en un territorio de un mandato de esta sobre el tema pensiones

4- Más para aquí, la jerarquía de las noticias es otra, de una gama más baja. Regional. Sigue presidiendo la realidad local, creando otras noticias, una noticia antigua, o a), la reforma de las pensiones, determinante en esta legislatura, y gracias a la cual podría haber otra legislatura de Gobierno de Coalición. En esta emisión, ha sido una reforma dulce. Tanto que, de hecho, a.1) ya se habla de otra reforma más profunda y gore, en 2025. Tanto que, incluso, a.2) Feijóo ha ido a Bruselas a protestar, más encendido que un mechero, en defensa de su puesto de trabajo. No sin razón, el pobre: ¿por qué la Comisión acepta una reforma light en España, y exige una alejada ya de la cultura democrática en Francia? ¿Por qué la reforma francesa, de una forma u otra, se llevará a Macron por delante, mientras que la española puede posibilitar que Feijóo, tal vez, no gane las elecciones? Hay muchas respuestas. Algunas hablan de un Estado al límite, tutelado por la Comisión, que no puede admitir, por ahora, la violencia política que sufre Francia. O no a la vez. Y otra es que el PP no es, implícitamente, un partido europeísta. No inspira confianza en la Comisión, pues sus conflictos con el Gobierno son con la Comisión, en tanto las políticas del Gobierno son las de la Comisión. Lo que nos lleva a la noticia b): ha dimitido una vocal del CGPJ para presionar por su renovación, imposible, e inquietante ya en Europa. La noticia c), y bajando, es la moción de censura, o punto 5. No habla de la época, sino que es un dibujo de la época.

5- Ya pasada la moción, es posible analizar su residuo seco. Así, la moción fue un desastre para Vox. Es más, solo tuvo un beneficiario, que fue el Gobierno de coalición y, más aún, una porción del partido coaligado con el PSOE, que salió reforzado.

Tamames no es un marciano, no es una época lejana. Su visión de la Guerra Civil es tan reaccionaria, corta y difundida como la de Cercas

6- Es difícil evaluar las relaciones PP-Vox, en tanto ambos partidos comparten una suerte de Jefatura Nacional de Ese Movimiento. La FAES. La sensación es que la Jefatura de la FAES utiliza a Vox para hablar con el PP. En esta emisión, al parecer, la intención de Jefatura era desprestigiar a Vox. O, al menos, tras la moción, el PP más cercano a Jefatura, el de Madrid, ha pasado de Vox varios pueblos, y el PP Feijóo da como finalizada la asociación –pública– con ese partido sin soberanía que, todo apunta a ello, volverá al cajón de Jefatura una temporada. Veremos.

7- Por lo demás, y durante 24 horas, todo el mundo vivió mejor contra Tamames. Tamames permitió a Sánchez arremeter contra el neoliberalismo, al PNV ponerse en modo Juramento-de-los-Horacios, a JxC acercarse a cierta dignidad estadística, a ERC chotearse de un proyecto sin agenda, sin planificación y sustentado en la mentira, como el suyo hasta hace unas semanas. Tamames, en todo caso, no es un marciano, no es una época lejana. Es un objeto próximo, común incluso. Su visión de la Guerra Civil es tan reaccionaria, corta y difundida como la de Cercas. Su visión de la Transición no difiere de la que pueda emitir un obispo, un político, un rey o un libro superventas, más aún si el libro va sobre Felipe. Su tertulianismo se parece mucho a la programación televisiva, pero también a la programación del Congreso. Sus ideas de cuñado no están muy alejadas de las de un artículo promedio, o de un político promedio. Socorro.

Yolanda Díaz hizo un discurso importante. Básicamente, proclamaba el Gobierno de Coalición como una asociación natural y prolongable en el tiempo

8- Aprovechando todo ese silencio, consistente en desmarcarse de Vox y, mucho menos, de Tamames, Yolanda Díaz hizo un discurso importante. Básicamente, proclamaba el Gobierno de Coalición como una asociación natural y prolongable en el tiempo –algo que es imposible de evaluar sin saber si Sánchez estaba en el secreto y, más importante aún, si lo estará después de las generales–. A su vez, parecía tirar un cable a –lo que queda de su aparato– Podemos. Sobre las palabras de amor en una reunión pública: son improbables, y solo informan de que esas palabras no existen en una reunión privada. Lo que nos lleva a la pregunta, dos puntos, ¿qué está pasando en el pack Sumar-Podemos? 

9- Podemos es un partido tan poco relacionado con el 15M como cualquier otro. La diferencia es que se quedó con su electorado. Sobre el papel, una revolución democrática en España, el 15M, hoy muerto, suponía –Jaime Miquel dixit– 11 millones de votantes. Podemos no consiguió acceder a ese volumen de votos, sino que, además, fue perdiendo los que pilló. Los que nos choteábamos del PC y de su pérdida de votos en 3 años de la década de los 70, aquí no nos dio tiempo. Podemos ha sido una máquina de cabrearse, una pugna por el aparato, una foto de la III Internacional, de la que cada año desaparecían más desviacionistas retratados. Todo ello unido a una persecución inaudita por parte del Deep State y del paraperiodismo, que no persiguió a Podemos por ser una amenaza al Estado –solo lo fue durante un año–, sino, como en el chiste del escorpión, por su propio carácter. Paradójicamente, el naufragio coexistió con un fenómeno bello y extraño en la política española. Los que abandonaban el barco, aquellos a los que se les hizo saltar por la borda, los que se quedaron, los que se fueron a otro barco, mantenían –salvo los cuadros– una idea de pertenencia a un espacio, más grande que uno, dos o tres partidos. Un espacio inexistente antes del 15M.

Podemos es un aparato circunscrito a Madrid. Carece de capacidad territorial para crear listas municipales, o autonómicas por sí solo

10- Yolanda accedió al liderazgo del brazo político del espacio por el método digital, a través del dedo del líder supremo. Lo que nos retrotraía a una cultura pre-15M, de PC. Quizás, esa cultura puede ser la que explique Podemos desde entonces. El líder saliente consideró no apropiado al líder entrante, una vez que vio que, en efecto, él ya no era el líder presente. Lo que fue provocando desencuentros. En un primer momento, dos, según quién te los explique. Desencuentro 1. La votación de la Reforma Laboral. En ella, Podemos –su aparato, vamos– no hizo tuits ni mensajitos felicitando a Yolanda, sino que, se dice, cometió algún tipo de traición, al asociarse con ERC y determinar el sentido de su voto de alguna manera. Desencuentro 2. La presentación del proyecto Sumar en València, al que no fue invitado Podemos, y que Podemos consideró un desprecio.

11- Hubo, no obstante, un momento de inflexión, sorprendente, novedoso, muy agresivo, en noviembre, en el que Iglesias –esto es, alguien que ya no era el líder de Podemos– arremetió contra Yolanda y Sumar. Y de un modo peculiar: un conjunto de mecanismos comunicativos que buscaban no la hegemonía, sino la polarización. Esa manera de hacer es muy propia –el procés fue poco más que eso– de populismos, generalmente derechistas. Si bien esto último no era el caso, la apuesta de Iglesias era importante y sorprendente. Podía acabar con un espacio común, en el que por primera vez coexistían contrarios. Sea como sea, esa actitud no se sostuvo en el tiempo. A las semanas, Iglesias abandonó esa beligerancia pública. Por lo que imaginé que estaban negociando. ¿Que se negociaba, si es verdad que se negociaba?

12- Podemos es un aparato circunscrito, básicamente, a Madrid. Carece de capacidad territorial para crear listas municipales, o autonómicas por sí solo. Es poco probable, por lo mismo, que Podemos busque participar en listas municipales o autonómicas, sino entrar en algunas de ellas, por una vía informal y por la puerta de atrás. O, con mayor decisión y seguridad, asegurar la presencia de su staff/aparato en unas generales. Sumar, a su vez, son lo que queda de mareas, de confluencias, lo que queda de Podemos en los territorios, y grupos y partidos con cierta fuerza en algunas autonomías, como Compromís o Más País. No hay mucho conflicto en los territorios, donde Podemos se ha mezclado con Sumar, en todo caso. Asturias cuenta aparte. Asturias es una metáfora. Sus líderes locales, votados por las bases, están desautorizados, incluso penalizados por Madrid. En términos generales, en los territorios, Iglesias recibe una valoración muy positiva. Si bien no Belarra. En términos generales, no ven el aparato salvo cuando se desplaza a sancionarles. En términos generales, son proclives a Yolanda, en tanto recuerdan que fue nombrada por Iglesias, y en tanto Yolanda, a diferencia del aparato, ha ido a visitarles, no a sancionarles.

La reforma del Código Penal, en la que aumentan los delitos en una manifestación, no criticada ni por Sumar ni por Podemos, es un indicio

13- ¿Qué se dirime en este combate entre Podemos y Sumar? Veamos, primero, lo que no se dirime. El ciclo 15M está cerrado. La intensificación de la democracia, la ampliación de derechos, ya no es el tema. La reforma del Código Penal, en la que aumentan los delitos en una manifestación, en la que disminuyen los de malversación, no criticada ni por Sumar ni por Podemos, es un indicio. Parece ser que se dirime la forma del objeto que agruparía a las izquierdas del PSOE. Sería la tercera gran forma/etapa de ese pack, tras el PCE-PSUC, tras IU. Sería una izquierda que apuesta por un espacio común, superior a sí misma, o que no. Ambos modelos apuestan por entrar en el Gobierno. Lo que se dirime es quién entrará en las instituciones y, tal vez, en un Gobierno de coalición. A saber: a) opciones polarizadoras y polarizantes, sustentadas en la comunicación, en discursos de enfrentamiento, en cierta estética peronista pop, u opciones sustentadas en cierto federalismo, cierta toma de decisiones descentralizadas, y con otra comunicación, más próxima a la desarrollada, pongamos, por Colau o Yolanda, en sus cargos. Y este es el peligro. Para el espacio. O punto 14.

14- Podemos es un aparato. Muy pocas personas. Si la voluntad es que esas personas accedan a algún tipo de profesionalidad en la política, a ello se puede acceder pactando con Sumar, claro. Pero también rompiendo la baraja. A través de una lista, que impida un gran número de diputados a Sumar. Una lista que aumente, por eso mismo, las posibilidades de un Gobierno de extrema derecha. Pero que, en todo caso, garantice la supervivencia a Podemos, ese escaso número de cuadros, que necesitan pocos escaños –tal vez solo la parejita– para jugar a la comunicación polarizadora durante un tiempo. Esta última opción supondría el fin del espacio común. 

15- Durante la moción de censura, en el Congreso, hubo la sensación de que era posible el entendimiento. El tono de Yolanda y el tono de Montero –alejado de la fraseología de Patty Hearst– invitaban a ello. La petición de elecciones primarias –esa herramienta del rodillo del aparato de Podemos, cuando Podemos existía– a través de un artículo de Iglesias –recordemos, sin cargo en Podemos–, ya invitó a ver que el acuerdo no sería fácil. Que, tal vez, ni siquiera es un deseo para una de las partes, que tiene suficiente para su pequeño gran futuro con su capacidad de polarización.

16- Como ya saben, España está edificada sobre un cementerio indio.

1- El periodismo es, básicamente, jerarquización. Junto al canon –literario, artístico– es la única jerarquización chachi. Porque, si se fijan, el periodismo no consiste tanto en explicar las cosas, como en ordenarlas, jerarquizarlas. Lo que sigue a continuación es la jerarquización de las...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo) y de 'Caja de brujas', de la misma colección. Su último libro es 'Los Domingos', una selección de sus artículos dominicales (Anagrama).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

6 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. pipe49

    Camarada Martínez, ¿está usted bien?

    Hace 1 año

  2. jquintansgarcia

    Madre mía ¡¡¡ Viendo algunos de los comentarios, mejor que hablar de " lideres", llamémosles CAUDILLOS; si, como el de siempre, ellos y sus tropa de " adhesión inquebrantable " son los que ni viven , ni mueren , ni dejan vivir en este cementerio indio.

    Hace 1 año

  3. cmvjulio

    Qué bien definido, lo de Podemos, digo, como siempre. Ya ocurrió con IU que tenían bastante para el aparato y se negaban a "diluirse" en Podemos. Ahora, quítate tú pa ponerme yo, ese papel es el de Podemos, muchos de ellos los renegaba de Podemos. En la izquierda también tenemos cuñaos, por desgracia.

    Hace 1 año

  4. manuel-avalos

    Empiezo a necesitar de manera necesaria escuchar a Yolanda hablar y opinar sobre la situación SumarPodemos generada en los últimos meses. Necesito escuchar de su boca lo que piensa y por qué permanece callada aunque no quieta.

    Hace 1 año

  5. juan-ab

    No hay nada peor que -en este caso un periodista- el aburrimiento. Desde que estoy suscrito (hace unos meses) apenas he leído tres o cuatro artículos de Guillem. Pero me han bastado para darme cuenta de que "Procesando el yuyu" es el váter seco de CTXT. Después de usar no olvide echar un puñado de ceniza, de lo contrario seguirá oliendo.

    Hace 1 año

  6. marcos23

    Otro artículo que amenaza la unidad de la izquierda con comentarios fuera de tono sobre Podemos desde el novento punto: que si se cabrean mucho, minimizando las cloacas, que si el "líder supremo" designó a dedo a Yolanda Díaz (aunque poco se habla de que también se dijo si ella lo aceptaba y si era refrendado por los inscritos), que Podemos "consideró" un desprecio no ser invitado a la presentación de Sumar donde había representación de otros partidos de izquierda (¿entonces el articulista cree que no fue un desprecio?), que Podemos es básicamente de Madrid (le recomiendo que revise la cantidad de votos que se pierden en pequeñas provincias y que parece que no cuentan)... En fin, es triste que tras un editorial de hace pocos días en el que se se pide unidad a la izquierda, tengamos que ver articulos en los que básicamente como este n los que se fomenta lo contrario. Espero que desde la izquierda, se recapacite lo antes posible.

    Hace 1 año

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí