1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

  292. Número 292 · Enero 2023

  293. Número 293 · Febrero 2023

  294. Número 294 · Marzo 2023

  295. Número 295 · Abril 2023

  296. Número 296 · Mayo 2023

  297. Número 297 · Junio 2023

  298. Número 298 · Julio 2023

  299. Número 299 · Agosto 2023

  300. Número 300 · Septiembre 2023

  301. Número 301 · Octubre 2023

  302. Número 302 · Noviembre 2023

  303. Número 303 · Diciembre 2023

  304. Número 304 · Enero 2024

  305. Número 305 · Febrero 2024

  306. Número 306 · Marzo 2024

  307. Número 307 · Abril 2024

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

LIBERTAD DE DECISIÓN

Acudir a las selecciones: ¿obligación o elección?

El Congreso ha tomado en consideración la proposición de ley presentada por ERC para que se elimine la imposición a los deportistas de tener que aceptar las convocatorias de los equipos nacionales

Ricardo Uribarri 29/12/2023

<p>Las jugadoras de la selección española de fútbol celebran un gol. / <strong>Twitter (@SEFutbolFem)</strong></p>

Las jugadoras de la selección española de fútbol celebran un gol. / Twitter (@SEFutbolFem)

En CTXT podemos mantener nuestra radical independencia gracias a que las suscripciones suponen el 70% de los ingresos. No aceptamos “noticias” patrocinadas y apenas tenemos publicidad. Si puedes apoyarnos desde 3 euros mensuales, suscribete aquí

Acudir a la llamada de las selecciones nacionales puede dejar de ser en el futuro una obligación que lleve aparejada duras sanciones en caso de negativa, para convertirse en una libre elección de los deportistas españoles. El Congreso dio el primer paso para que ese escenario se haga realidad al aprobar la proposición de ley del Grupo Republicano con 177 votos favorables y 169 en contra, los de PP y Vox. El cambio de postura del grupo parlamentario socialista, que parecía estar en contra de la iniciativa presentada, como manifestó hace unos días la portavoz del Gobierno y ministra de Educación, Pilar Alegría, ha abierto un camino al que aún le quedan varios trámites para su aprobación definitiva.

La propuesta es una antigua reivindicación de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), que retomó el pasado mes de septiembre cuando 20 jugadoras se vieron obligadas a acudir a la convocatoria de la selección femenina de fútbol, a pesar de manifestar públicamente su deseo de no ser convocadas si no se producían cambios en la estructura de la Federación Española, tras el caso del beso del expresidente Luis Rubiales a Jenni Hermoso. Pocos días después, Aitana Bonmatí, ganadora del último Balón de Oro, manifestaba en el programa Salvados: “No entiendo que haya una ley que te obligue a ir con la selección si una o uno en un momento determinado no se siente bien para ir”. Cuando la tensión entre las jugadoras y la Federación subió al máximo, el expresidente del Consejo Superior de Deportes, Víctor Francos, afirmó en la SER que no cerraba la puerta totalmente a una posible sanción a las futbolistas: “Desde luego, no nos gustaría tener que sancionar a las jugadoras. Para nosotros sería el peor escenario. Pero si no se presentan, el Gobierno tendrá que aplicar la ley”.

Las sanciones en caso de incumplimiento de estas obligaciones son considerables

La actual Ley del Deporte, aprobada en diciembre de 2022, recoge en su artículo 23.2c que “es un deber de los deportistas acudir a las convocatorias de las selecciones deportivas cuando sean debidamente citadas, en los términos y condiciones que se establezcan reglamentariamente”. Y en el artículo 104.1c define como una infracción muy grave “la falta de asistencia no justificada a las convocatorias de las selecciones deportivas nacionales, así como la no puesta a disposición de las selecciones nacionales de las personas deportistas que hayan sido designadas para formar parte de las mismas”. Las sanciones en caso de incumplimiento de estas obligaciones son considerables. Están recogidas en el artículo 108, que estipula multas económicas que van desde los 3.000 a los 30.000 euros y la suspensión de la licencia federativa o habilitación equivalente de carácter temporal por un periodo comprendido entre los dos y los quince años.

ERC considera esta ley “un mecanismo de coerción contra las y los deportistas, que, al decidir practicar un deporte, pierden cualquier capacidad de elección respecto a su participación en los equipos de las federaciones, con las implicaciones simbólicas y políticas que esto conlleva”. También afirma en el redactado de su proposición que “la convocatoria en las respectivas selecciones debe ser considerada por las y los profesionales como un premio a su trayectoria, y por tanto su participación en las respectivas federaciones debería motivarle suficientemente para que la ley no le impusiera la obligación de su asistencia”. Asimismo señala en el texto que “la responsabilidad del poder legislativo de cualquier Estado es conquistar y blindar los derechos fundamentales de nuestra ciudadanía, esto incluye el absoluto respeto a la autonomía de la voluntad de las y los deportistas”.

Por eso propone modificar el apartado 2 del artículo 22 para que quede de la siguiente manera: “Es un derecho de las personas deportistas acudir o renunciar a las convocatorias de las selecciones a su libre elección, en los términos que se establezcan reglamentariamente”, solicitando que se suprima el artículo 23.2c, citado anteriormente. También reclama cambiar el artículo 51i, dentro del apartado de funciones propias de las federaciones, para que en lugar de poner “elegir las personas deportistas que han de integrar las selecciones españolas”, como ocurre actualmente, diga lo siguiente: “Elegir las personas deportistas que podrán integrar las selecciones españolas”. Y requiere adecuar el reglamento sancionador en relación al artículo 104, para que solo se considere falta muy grave la no asistencia final a una convocatoria cuando la persona deportista sí hubiera optado por acudir a la misma.

España es uno de los dos países europeos, junto a Chipre, que obliga por ley a los deportistas a acudir a las convocatorias de las selecciones con amenaza de castigo en caso de no asistencia. Esta imposición se estableció originalmente en la antigua Ley del Deporte, la de 1990, y su motivación tenía más relación con temas económicos que políticos, aunque muchos consideren lo contrario. Se eliminaba así la posibilidad de que hubiera deportistas que chantajearan a las federaciones solicitando una cantidad de dinero determinada, una prima elevada, por ir convocado con una selección. De esa forma, la posición dominante la seguían manteniendo las federaciones.

Es cierto que ha habido algunos futbolistas (pocos) que no han querido ir con la selección española por motivos ideológicos. En esos casos, se prefirió respetar el deseo de los implicados, y evitar ponerles entre la espada y la pared. Así ocurrió, por ejemplo, con el lateral gallego Nacho Fernández, que estaba entre los futuribles para disputar la Eurocopa de Inglaterra de 1996, pero en una entrevista en TVG afirmó que “ni me interesa ni me apetece. Pienso que no valgo para ese tipo de cosas. Creo que hay gente en este Estado español que lo puede hacer muy bien y que se identifica con la selección española, lo que me parece fenomenal. Desde luego, mi ambición no es esa. Prefiero estar así, me encuentro más a gusto”. El entonces seleccionador, Javier Clemente, habló con él y, tras conocer su postura, no le llegó a convocar. Algo parecido ocurrió con el catalán Oleguer Presas. El defensa del Barcelona participó en alguna concentración de la selección. Sin embargo, habló con Luis Aragonés para manifestarle que no quería volver, una voluntad que el seleccionador respetó. En la revista Panenka explicó años después que no se sentía “con este compromiso para una selección nacional que no me representa de ninguna manera. Al contrario, que me genera rechazo y aversión por lo que representa”.

Hemos visto numerosos casos de deportistas que han renunciado a ser convocados con la selección

En los últimos años hemos visto numerosos casos de deportistas, como tenistas o baloncestistas, que han renunciado a ser convocados con la selección en momentos determinados de la temporada por no encontrarse en plenitud física o mental, o por no venirles bien de cara a la preparación de otros objetivos deportivos, y los responsables federativos han optado por no llamarles, evitando situaciones conflictivas. ERC entiende que existe un doble rasero en la aplicación de la norma: “Nos encontramos en una situación en que, si un deportista de renombre internacional y con la simpatía de su federación deportiva decide renunciar a participar en la selección, no se plantea ningún tipo de problema. Sin embargo, si un deportista o grupo de deportistas arguyen motivos políticos, sociales o sindicales para tomar la misma decisión (no acudir a la selección), resultan amenazados con la aplicación del desproporcionado e inasumible régimen sancionador de la Ley del Deporte estatal”.

Por norma general, no se llega a sancionar a un deportista que manifieste en un momento determinado su voluntad de no atender una convocatoria de la selección. Pero sí ha habido algún caso. La jugadora de voleibol Sara González rechazó ir con el equipo nacional en 2010, después de haber jugado 177 partidos con la selección, por una oferta de trabajo laboral y por tener que hacer unas prácticas de enfermera en un hospital. Una justificación que no le impidió ser sancionada por la Federación Española con tres meses sin poder jugar con su equipo, el Universidad de Burgos. González presentó un recurso al Comité Español de Disciplina Deportiva, que dio la razón a la Federación. La jugadora llevó el caso a la justicia, pero su lentitud a la hora de emitir una sentencia propició que llegara antes su retirada.

Ha habido algunas voces que señalan que sería injusto que un deportista que se haya beneficiado durante su carrera de ayudas públicas en forma de becas o de poder entrenar en centros de alto rendimiento, pueda oponerse a ir a una selección nacional. ERC contestaba a esta cuestión, en el medio digital Relevo, que “esa situación no puede suponer un chantaje al deportista. Tanto si ha participado en programas públicos de apoyo al deporte como si no, debe ser libre de decidir si quiere formar parte de las selecciones deportivas del Estado al que pertenezca”.

Puede parecer una medida más simbólica que práctica en la actualidad, pero ERC y el resto de las fuerzas políticas que han apoyado la proposición de ley no esconden que tiene un trasfondo: blindar la libertad de elección de los deportistas ante la posibilidad de que en el futuro las selecciones deportivas de Catalunya, País Vasco o Galicia puedan participar a nivel internacional y haya personas que prefieran competir con ellas antes que con la selección española.

A la proposición de ley le queda un camino que recorrer antes de ser aprobada. Ahora se remitirá a la comisión competente, donde se abrirá el plazo para enmiendas. Si se presentaran enmiendas a la totalidad del texto alternativo, se celebrará el debate de totalidad. En el caso de que estas fueran rechazadas, la iniciativa continuaría su tramitación en ponencia y comisión. Posteriormente, el texto aprobado por el Congreso se remitiría al Senado para continuar su tramitación parlamentaria.

Acudir a la llamada de las selecciones nacionales puede dejar de ser en el futuro una obligación que lleve aparejada duras sanciones en caso de negativa, para convertirse en una libre elección de los deportistas españoles. El Congreso dio el primer paso para que ese escenario se haga realidad al aprobar la...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Ricardo Uribarri

Periodista. Empezó a cubrir la información del Atleti hace más de 20 años y ha pasado por medios como Claro, Radio 16, Época, Vía Digital, Marca y Bez. Actualmente colabora con XL Semanal y se quita el mono de micrófono en Onda Madrid.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí