1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

  292. Número 292 · Enero 2023

  293. Número 293 · Febrero 2023

  294. Número 294 · Marzo 2023

  295. Número 295 · Abril 2023

  296. Número 296 · Mayo 2023

  297. Número 297 · Junio 2023

  298. Número 298 · Julio 2023

  299. Número 299 · Agosto 2023

  300. Número 300 · Septiembre 2023

  301. Número 301 · Octubre 2023

  302. Número 302 · Noviembre 2023

  303. Número 303 · Diciembre 2023

  304. Número 304 · Enero 2024

  305. Número 305 · Febrero 2024

  306. Número 306 · Marzo 2024

  307. Número 307 · Abril 2024

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

EXTREMA DERECHA

Una trama de asociaciones fantasma disimula la implicación de Vox en la ola de violencia política

El partido de Abascal azuza el odio golpista en las calles a través de organizaciones creadas con el objetivo de desviar de la formación las consecuencias políticas, morales y penales

Diego Delgado 20/01/2024

<p>Los saludos nazis se han convertido en una constante en las manifestaciones convocadas por organizaciones de la órbita Vox. / <strong>YouTube (RTVE)</strong></p>

Los saludos nazis se han convertido en una constante en las manifestaciones convocadas por organizaciones de la órbita Vox. / YouTube (RTVE)

En CTXT podemos mantener nuestra radical independencia gracias a que las suscripciones suponen el 70% de los ingresos. No aceptamos “noticias” patrocinadas y apenas tenemos publicidad. Si puedes apoyarnos desde 3 euros mensuales, suscribete aquí

La extrema derecha está detrás de la escalada de violencia política que sufre España. Una afirmación que parece caer por su propio peso si se tiene en cuenta que los líderes de Vox han fantaseado con ver al presidente del Gobierno “colgado por los pies”, han tildado de “golpe de Estado” la formación de un gobierno  perfectamente legítimo  y se dedican a agredir verbal, y ahora también físicamente, a otros representantes políticos. La campaña de agitación voxista parece caminar hacia una estrategia de desestabilización de la convivencia democrática que da la sensación de no tener límites.

Si la formación de extrema derecha quiere mantener su aparente adhesión a las reglas del juego de la democracia debería atenerse a ciertas restricciones, que fueron las que obligaron a Abascal a rectificar sus confabulaciones sobre la muerte de Pedro Sánchez y a matizar las acusaciones de golpe de Estado. Sin embargo, el partido cuenta con una estrategia de agitación ultra en las calles que va camino de superar las pocas líneas rojas que aún le quedan por rebasar. Ante la posibilidad de que la bestia a la que están alimentando se desboque, en Vox han diseñado una maraña de organizaciones fantasma con el objetivo de que actúen a modo pantalla protectora cuando llegue el momento de rendir cuentas políticas, morales y quizá también penales por las consecuencias de azuzar el fervor golpista.

La estrategia de agitación ultra en las calles va camino de superar las pocas líneas rojas que aún le quedan por rebasar a Vox

La órbita de Vox es extensa, y la instrumentalización de organizaciones diseñadas ad hoc para funcionar como herramientas de partido alcanza su máximo esplendor en el caso de la Fundación Disenso. Fundada en julio de 2020 –en pleno auge de la extrema derecha– por Santiago Abascal, Jorge Martín Frías y Eduardo Fernández Luiña, y presidida de forma vitalicia por el líder de Vox, la entidad ha recibido “en cuatro años siete millones de euros” procedentes de la financiación pública de la formación ultra, según ha denunciado Macarena Olona, ex secretaria general del partido.

Una parte importante de ese dinero desviado va a parar al pseudomedio de comunicación La Gaceta de la Iberosfera, con el objetivo de crear opinión favorable a sus discursos de odio. Cuenta también con instituciones de carácter formativo que moldean a los futuros líderes políticos, como el ISSEP; e incluso están trabajando para introducir sus ideas en el ámbito laboral con el sindicato Solidaridad. Aprovechando la coyuntura que les ofrece la ley de amnistía y el apoyo de los partidos independentistas catalanes y vascos en el Gobierno de coalición, los esfuerzos de Vox se centran ahora en inocular su odio ultranacionalista español en las personas jóvenes –aunque no solo– y animarlas a salir a la calle para propagarlo.

Todos los hilos apuntan a Vox

“Feliz 1936 para los putos rojos de mierda”. Así dio la bienvenida al 2024 una de las caras visibles del evento “Nochevieja nacional”, en el que unos exaltados colgaron un muñeco de Pedro Sánchez de un semáforo y lo apalearon hasta destrozarlo, rodeados de simbología fascista, mientras se escuchaba que eso es lo que deberían hacerle al Pedro Sánchez real. La estructura organizativa de dicha concentración en Ferraz muestra una parte del despliegue de asociaciones pantalla que pretenden disolver la implicación directa de Vox en unos hechos que ya han sido denunciados por el PSOE.

La iniciativa tiene su origen en un particular, Antonio Martínez Vázquez, que decidió poner en marcha un crowdfunding para sufragar los gastos de organización de la fiesta de Nochevieja en Ferraz. “Los de Revuelta me pidieron el favor y lo hice”, aseguró Martínez, afiliado de Vox en Villaverde Alto (Madrid). La campaña superó los 20.000€ en donaciones, algunas procedentes de nombres reconocibles del partido ultra como Hermann Tertsch, diputado en el Parlamento Europeo, y el dinero acabó en las arcas de la Asociación Social de Mayores (Asoma), que aparecía como beneficiaria de la recaudación. Con estos tres elementos –Antonio Martínez, Revuelta y Asoma– basta para ir desentrañando la red de asociaciones fantasma de Vox.

Con apenas un mes de vida –se dio a conocer el 28 de septiembre de 2023, con una publicación en X anunciando el nacimiento de la plataforma–, Revuelta asumió el control de las convocatorias que llenaron los alrededores de la sede del PSOE durante semanas en los pasados meses de noviembre y diciembre. Un salto al primer plano inexplicable de no ser porque la plataforma juvenil nació dopada por otros apéndices de Vox. La Fundación DENAES, creada y presidida hasta 2014 por Santiago Abascal –hoy vocal de la misma junto a otros dos diputados del partido–, dio la bienvenida a Revuelta en redes y subió a su propio canal de YouTube el vídeo del discurso de presentación de su portavoz, César Pintado.

Revuelta nació dopada por otros apéndices de Vox como DENAES

Desde su primera publicación en X (antes Twitter), Revuelta ha dejado claros sus objetivos como herramienta de Vox: organizar e invitar a los jóvenes a unirse a concentraciones ciudadanas de extrema derecha y conseguir financiación de sus simpatizantes. En aquel primer caso, organizaba el viaje desde Madrid para acudir a una manifestación ultra en Barcelona a la que se invitaba a llevar una camiseta que podía comprarse en su web. La página en cuestión ya no está disponible, pero fue sustituida por otra en la que puede encontrarse la camiseta, a un precio de 20€, junto con más productos de merchandising y varias posibilidades de aportación económica, como las membresías –de 3€ a 20€ mensuales– y las donaciones –de 20€ a 200€–. La mayoría de estas opciones tenían su acceso en la sección “Tienda” de la web, que desapareció durante el proceso de elaboración de este artículo.

Revuelta eliminó la sección “Tienda” de su web.

En realidad, Revuelta no existe como asociación, puesto que no consta registro alguno en el listado que ofrece el Ministerio del Interior. Quizá por ello, y para evitar problemas legales, los pagos en su sitio web van dirigidos –de nuevo– a Asoma, lo que termina de evidenciar la innegable relación entre ambas organizaciones. De igual forma, es Vox quien se encarga de la gestión de las donaciones de hasta 200€, cuyas facturas resultantes son remitidas desde compras@voxespana.es, un mail corporativo del partido al que se pueden enviar también las dudas sobre las compras. Desde Revuelta trataron de desmarcarse de esta vinculación con un tuit en el que negaban tener relación alguna con Vox, además de mentir descaradamente al afirmar que “todo el dinero ingresado en donaciones en la página web ha ido a parar a la cuenta bancaria de la asociación, registrada a tales efectos y para financiar todas nuestras actividades”. De nuevo: legalmente, Revuelta no existe.

Asoma y Revuelta son Vox. Pero no solo. Los “Términos y condiciones” del sitio web de Revuelta explican que la responsabilidad del mismo recae sobre la Plataforma 711, una asociación de agitación universitaria ya extinta y perteneciente también a la órbita del partido. Además, el domicilio de la organización que se hace cargo de la página de Revuelta se encuentra en paseo de la Castellana, nº 194 (Madrid), un coworking que actúa también como domicilio social de la Asociación Nacional de Víctimas de Violencia Doméstica (ANAVID), entidad negacionista de la violencia machista presidida por María Legaz, afiliada a Vox desde 2018. La desaparición de Plataforma 711 dejó a Revuelta huérfana de domicilio, un vacío que se llenó revelando otra pieza del entramado que rodea a la formación ultra. Al ser cuestionado acerca de la presencia de Asoma en el crowdfunding que puso en marcha él mismo, Antonio Martínez dijo no saber nada de dicha asociación, y posteriormente reconoció apoyar a ANAVID y Los Tercios Cívicos.

Es Vox quien se encarga de la gestión de las donaciones de hasta 200€ que recibe Revuelta

ANAVID comparte con Revuelta la excepcionalidad de ser algo más que organizaciones fantasma, con cierta actividad demostrable que justifique mínimamente su existencia más allá de ser un instrumento político de Vox. Algo que no se puede decir de Asoma, que a pesar de estar gestionando cantidades importantes de dinero –solo con lo recaudado para la “Nochevieja nacional” ya son más de 20.000€, a lo que habría que sumar todas las compras, suscripciones y donaciones en la web de Revuelta– no tiene siquiera una página web y su presencia en redes es poco más que inexistente.

El de Los Tercios Cívicos es un caso similar. Sin página web ni actividad asociacional conocida, se registró oficialmente en diciembre de 2023, aunque un año antes ya había aparecido en un documento de Vox en el que se notificaba a las personas que se inscribían en el evento Viva 22 de que, con la inscripción, aceptaban ceder sus datos a ocho entidades. En el listado se podía encontrar a Los Tercios Cívicos acompañada de Asoma, DENAES, Plataforma 711 y ANAVID. Su presidente es Javier Tejedor García, un habitual de medios de extrema derecha controlados por Vox, como El Toro TV, acompañado por Sasha Sidney Cuadra López en el cargo de vicepresidente, número siete de Vox a la alcaldía de Las Rozas (Madrid) en las elecciones municipales de mayo de 2023.

La cuenta de X de Los Tercios Cívicos confirma que se trata de una organización fantasma, mantenida en estado latente hasta que el partido la necesita. De enero a noviembre de 2023 colgó solo doce publicaciones, la mayoría de ellas apoyando iniciativas de otros instrumentos de Vox como DENAES, Disenso o la Asociación César Velasco; pero en noviembre fue reactivada para actuar como altavoz de las manifestaciones en Ferraz. Hasta 28 posts en un mes, compartiendo vídeos de enfrentamientos con la policía o imágenes de Sánchez caracterizado como Hitler.

Mientras la Audiencia Nacional estudia los hechos ocurridos en Ferraz la noche de fin de año, Revuelta sigue alentando a sus seguidores a insultar y acosar a Pedro Sánchez. La plataforma llegó a asegurar en la red social X que siguen “muy de cerca” los pasos del presidente y le advirtieron de que le perseguirán “allá donde vaya”. Santiago Abascal y los suyos parecen decididos a llevar la violencia de extrema derecha hasta las últimas consecuencias, pero el parapeto que se han construido está lleno de grietas.

La extrema derecha está detrás de la escalada de violencia política que sufre España. Una afirmación que parece caer por su propio peso si se tiene en cuenta que los líderes de Vox han fantaseado con ver al presidente del Gobierno “colgado por los pies”, han tildado de “golpe de Estado” la formación de un...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Diego Delgado

Entre Guadalajara y un pueblito de la Cuenca vaciada. Estudió Periodismo y Antropología, forma parte de la redacción de CTXT y lee fantasía y ciencia ficción para entender mejor la realidad.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí