1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

  292. Número 292 · Enero 2023

  293. Número 293 · Febrero 2023

  294. Número 294 · Marzo 2023

  295. Número 295 · Abril 2023

  296. Número 296 · Mayo 2023

  297. Número 297 · Junio 2023

  298. Número 298 · Julio 2023

  299. Número 299 · Agosto 2023

  300. Número 300 · Septiembre 2023

  301. Número 301 · Octubre 2023

  302. Número 302 · Noviembre 2023

  303. Número 303 · Diciembre 2023

  304. Número 304 · Enero 2024

  305. Número 305 · Febrero 2024

  306. Número 306 · Marzo 2024

  307. Número 307 · Abril 2024

  308. Número 308 · Mayo 2024

  309. Número 309 · Junio 2024

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

TEBEOS

Sobre el didactismo

Por un cómic que no nos lo ponga fácil

Gerardo Vilches 19/05/2024

<p>Ilustración perteneciente al cómic 'Todo bajo el sol' (2021), de Ana Penyas. / <strong>anapenyas.es</strong></p>

Ilustración perteneciente al cómic 'Todo bajo el sol' (2021), de Ana Penyas. / anapenyas.es

En CTXT podemos mantener nuestra radical independencia gracias a que las suscripciones suponen el 70% de los ingresos. No aceptamos “noticias” patrocinadas y apenas tenemos publicidad. Si puedes apoyarnos desde 3 euros mensuales, suscribete aquí

Vivimos una época en la que el cómic parece ya normalizado como medio artístico y en la que, salvo cuatro arcaicos formidables que tocan a rebato de vez en cuando, todo hijo de vecino en la cosa cultural parece enterado de que el cómic es un lenguaje más, que permite contar cualquier cosa, desde cualquier enfoque. Se puede dirigir a cualquier público, utilizar cualquier tono, cualquier estilo de dibujo, cualquier formato. Puede albergar obras blancas y familiares, radicales, escatológicas, progresistas o reaccionarias. Vaya revelación a estas alturas, diréis; y diréis bien. Tendría su miga que ahora viniera yo, que no hago otra cosa que escribir sobre cómics, a decir lo contrario en esta tribuna. Obviamente no voy a hacerlo, pero sí voy a darle un par de vueltas a ciertas cuestiones relacionadas con ello.

Se insiste mucho en la capacidad comunicativa del cómic, en su potencial para expresar de un modo muy eficaz y directo la información, con vocación divulgativa. Por ejemplo, la corriente de títulos relacionados con el ámbito sanitario y las enfermedades, denominada “medicina gráfica”, lo asume como su premisa de partida. Pero no hay que irse tan lejos: muchos autores explican sus obras desde la voluntad de difundir determinados hechos, valores o conocimientos, de hacer más accesible el tema de sus cómics, de llegar a un público diferente aprovechando que puede ser un medio más atractivo y amigable. Y, así, el mercado está lleno de títulos con un claro objetivo didáctico, que se plasma de muchas formas: cómics que proponen un programa ideológico y unos valores de forma directa, literal e inequívoca, o que exponen hechos históricos, o que adaptan novelas, o que trazan biografías de personajes célebres.

Llegado a este punto, tengo que decir que el didactismo no me parece mal. Soy docente, estoy convencido del potencial del cómic en este ámbito, lo explico en mis clases y he dado cursos de formación a mis colegas –que me conocen como “el de los cómics”–. Creo que es totalmente cierto que el lenguaje de este medio lo hace especialmente adecuado para la exposición y el enfoque pedagógico. El dibujo no solo es llamativo, sino que también permite comunicar de una forma universal, emocional e intuitiva, mientras que el texto permite concretar, precisar y ampliar la información. Es una combinación ganadora. Hay muchos y buenos cómics que recomendaría a alguien que quisiera tener un primer contacto o una visión general de un tema. Pero también creo que esa gran baza puede acabar siendo su mayor limitación, porque se corre el riesgo de interiorizar que el cómic es solo una lectura fácil, una forma de simplificar. Quizás tiene que ver con su pasado como medio casi exclusivamente infantil y juvenil, o con la necesidad de reivindicarlo desde la utilidad, de justificar su lectura, en los tiempos en los que se veía con malos ojos, únicamente por aquello que se puede aprender a través de ella. Hoy ya no parece necesario recurrir a este argumento, pero algo debe de quedar cuando vemos tantísimos cómics que toman esta vía. Cuando escucho a un autor o a un crítico explicar la necesidad de una obra porque será leída por gente que nunca se acercaría a un tocho de quinientas páginas de texto sobre el mismo tema, no puedo evitar pensar que esto es peliagudo. Porque, aunque no se tenga intención de ello, lo que se está diciendo, en el fondo, es que, como el cómic tiene dibujos y menos texto, es una lectura más ligera y sencilla. Insisto: no está mal que estos cómics existan. Hay gente que tiene una intención claramente didáctica en su trabajo y lo hace maravillosamente bien. Pero, cuando eso sucede, casi siempre tiene que ver con un aporte adicional, con una conciencia de que lo visual es el factor diferencial. Por eso reconozco que no encuentro mucho interés a determinados cómics con afán expositivo, que toman un tema y lo desarrollan superficialmente, de una manera plana, con dibujos puramente ilustrativos, y que no suponen sino una simplificación que puede acabar enviando el mensaje de que el cómic es un medio auxiliar. Lo mismo puede decirse de muchas biografías, o de las adaptaciones literarias que son el equivalente de los resúmenes del Reader’s Digest, sin más intención que la de prolongar la explotación comercial de la novela que toque. Me parece un enfoque francamente pobre, tengo que confesarlo.

No se trata de comprimir la información, sino de contarla de otra forma, de añadir capas de significado

Huelga decir que la biografía y la adaptación son lícitas y pueden dar interesantes frutos. Aunque creo que casi todas las que me gustan lo hacen porque son proyectos personales, en los que los autores asumen que están haciendo un cómic, y no simplemente resumiendo un texto en prosa. Y, por tanto, no se trata de comprimir la información, sino de contarla de otra forma, de añadir capas de significado en lugar de quitarlas, de hacer que el dibujo cuente lo que no puede contar el texto, que es lo mismo que dotar de sentido a la decisión de hacer un cómic y no cualquier otra cosa. En el campo de las adaptaciones, pienso en la personalísima interpretación que hizo Nicolas Mahler de Maestros antiguos (2013) de Thomas Bernhard, o en Nela (2015), de Rayco Pulido, en la que el dibujante saca oro de una novela menor de un joven Benito Pérez Galdós, haciendo una obra propia, que cuenta lo mismo pero, al mismo tiempo, cuenta otra cosa. Incluso la vía de la literalidad puede ser interesante, como demuestran Marcos Prior y Gustavo Rico en su adaptación del shakespeariano Tito Andrónico (2021), que es al mismo tiempo fiel al texto teatral y una desviación total de su significado. La clave, creo, está en abordar la obra desde el cómic, desde su lenguaje, sin complejos y con sus debilidades y fortalezas: es evidente que en un cómic no cabe la misma información textual que podemos encontrar en una biografía o en un ensayo de cierta envergadura. Pero más interesante que resumir –también mucho más difícil– es dotar a las imágenes de sentido y significado.

Otra cuestión distinta, aunque relacionada, es la tendencia expositiva de muchos cómics de temática histórica. No hablo del enfoque o la documentación, hay de todo, pero me interesa aquí comprobar que incluso autores que teóricamente se dirigen a un público adulto, y están contando la historia de forma matizada y compleja, ceden al impulso explicativo. Pienso en Regreso al Edén (2020) de Paco Roca, un cómic excelente, que aborda como ningún otro el valor de la imagen fotográfica, en el que el dibujante sintió la necesidad de incluir exposiciones de corte didáctico acerca de aspectos del franquismo como el estraperlo. Sí, lo hace con maestría, empleando recursos visuales, esquemas y metáforas, pero me resulta llamativo.

Siguiendo mi ejemplo, alguien podría decirme: “Pero hay gente que no sabe qué fue el estraperlo y en algún sitio tiene que leerlo por primera vez”. Y tendrá razón. La cuestión entonces estaría, en el “cómo”, en las maneras en las que parece estar asumido por muchos que hay que transmitir la información. Y es verdad que, en este punto, el cómic no es un caso aislado: la literalidad parece haberse convertido en la vacuna contra la mala interpretación del público. Dejemos todo claro, expongamos las tesis bien nítidas, que nadie se líe. Puede que haya algo de esto en muchos de los cómics que tratan temáticas sociales o identitarias, por ejemplo, en los que se tiende a subrayar el mensaje de la obra –este concepto, el de mensaje, también daría para otro artículo–, no tanto por decirle al lector lo que debe pensar, sino por dejar claro qué es lo que piensa el autor. Si la obra no es narrativa puede recurrir a un avatar dibujado que vaya poniendo los puntos sobre las íes, un recurso que, casi siempre, solo se redime mediante el humor.

Quiero reivindicar la necesidad de que haya cómics que en lugar de acercar los temas, los alejen

Yo quiero reivindicar la necesidad de que haya también obras de otro tipo. Cómics que en lugar de acercar los temas, los alejen. Que, lejos de simplificar, vuelvan las cosas más complejas. Que no pongan las cosas fáciles, sino que reten a los lectores. Que no solo tengan en cuenta el potencial expositivo de los cómics y su accesibilidad, sino que también asuman que las imágenes pueden ser oscuras y esconder múltiples significados. Y que a un público adulto no es bueno dárselo todo hecho siempre. Me gustan los cómics que primero son una experiencia estética y luego otras cosas. Hay un ejemplo reciente, un cómic del que ya se ha escrito en CTXT: El nido. El último banquete de Hitler (2024) de Marco Galli, quien no se ve en la obligación de decirle a sus lectores que Hitler fue muy malo, ni tampoco quiere contarnos qué fue el nazismo, o qué acontecimientos se sucedieron en la época final del III Reich. Hay, en definitiva, una intención artística, que se despreocupa de que se entienda todo, y que no podría estar más alejada de la intención de que el lector aprenda. En otra órbita, siempre me ha parecido muy destacable el enfoque de Fummettibrutti en P. Mi adolescencia trans (2020), una obra agresiva, ya desde su poco complaciente estilo de dibujo, que contrasta con el tono positive que suelen tener los cómics sobre transexualidad. Fummettibrutti está contando experiencias propias, sin voz narradora que contextualice, sin decir qué estuvo bien y qué estuvo mal, con una sinceridad hiriente y un espíritu punk.

Pero no todo pasa por incomodar, por supuesto. En el campo del ensayo gráfico, me parece necesario asumir como punto de partida la renuncia al tipo de densidad del texto en prosa y plantear la obra desde otras estrategias, intentando que sean las imágenes las que problematicen los asuntos con sus propias herramientas. En este sentido, me parecen modélicos los libros de Ana Penyas, especialmente Todo bajo el sol (2021), un cómic sobre la gentrificación, la turistificación y la transformación urbanística de la costa levantina que no contiene textos explicativos, pero que a través de los diálogos y, sobre todo, los dibujos y fotografías transferidas, resulta tremendamente elocuente, y es capaz de transmitir la magnitud del asunto sin necesidad de énfasis obvios, y sin caer en la tentación de ofrecer datos y explicaciones que se pueden encontrar en otras fuentes. Es decir: sabiendo dónde está el potencial del cómic y por dónde no se llega a un callejón sin salida. En este mismo campo del ensayo gráfico, también me ha parecido muy interesante un descubrimiento reciente: Lux Meteora, nombre de guerra de una fanzinera que en títulos como Chasquido y siseo (2022) y Agua y arena (2023) también tiene muy en cuenta la capacidad de la imagen y, más concretamente, el color, para transmitir información de todo tipo, en este caso en el campo de los estudios medioambientales.

Para terminar, volvamos al principio: lo grande del cómic es que caben obras de todo tipo, enfoques variados y voces infinitas. Pero es necesario que las inercias del mercado no nos hagan olvidarlo, que no se margine esa variedad en pro de lo comercial, que lo expositivo y didáctico no sea la única forma en la que se aborden las cosas. En lugar de cansarnos de decir que el cómic es un medio adulto como cualquier otro, que se demuestre por la vía de los hechos.

Vivimos una época en la que el cómic parece ya normalizado como medio artístico y en la que, salvo cuatro arcaicos formidables que tocan a rebato de vez en cuando, todo hijo de vecino en la cosa cultural parece enterado de que el cómic es un lenguaje más, que permite contar cualquier cosa, desde...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Gerardo Vilches

Es crítico de cómic e historiador. Autor de 'La satírica Transición'.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí