1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

FAUNA IBÉRICA

Carlos Herrera, temperamento falangista

Esteban Ordóñez 18/05/2016

<p>Carlos Herrera.</p>

Carlos Herrera.

Luis Grañena

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Hace periodismo con el pañuelo de la americana. De hecho, lleva esa lengua de seda, real o sucedánea, como garantía de algo que ya no le apetece demostrar por sí mismo. Su aspecto general codicia un estilo de baladista italiano o espectador de ópera, pero se acerca más al de un encargado de funeraria con prejuicios y muchas ganas de trabajar. Es cierto que su escote transmite una ansiedad por vivir en abril, y eso fundamenta su rollo galante, pero hay apariencias irreconciliables, y Carlos Herrera ambiciona algo en los personajes vaqueros de Clint Eastwood que no sabemos muy bien qué es.

Este periodista famélico, nadie lo niega, gusta mucho a los viejos que pasan la mañana masticando regaliz y gritando a las palomas. Hace años habría sido difícil retratarle con acierto, su bigote ocultaba muchas cosas. Ahora posee el segundo sobrelabio más inhóspito del panorama ibérico, después del de Aznar. 

Ahora vemos que tiene una boca sin labios o que, en todo caso, el labio superior se ha comido al inferior. Su sonrisa es caricaturesca, forzada, recrea una mueca picuda y efímera como un pato impaciente. Esto es producto de su ironía. Existen ironías solidarias e ironías egoístas y despreciativas. Él optó por el segundo tipo, que exige apretar mucho la barbilla y combinar el gesto con una elevación de cejas no muy severa, lo suficiente para que quede claro que está mofándose por dentro de lo que se le dice.

Es de esos periodistas que una mañana se levantó, miró el reloj y decidió que podía empezar a insultar tranquilamente, que ya estaba bien, cojones. Como otros tantos, Herrera se cuece en su propio prestigio y ha acabado pensando que el oficio es él. Cree que la zafiedad es un dechado de ingenio periodístico sólo porque viene pronunciada con su voz. La gente que se atribuye cierto grado de genialidad cree que usar un lenguaje burdo es un ejemplo de humildad. “Golfos”, “Teresa Rodríguez, un animal de bellota importante”, “Andrés Bódalo, el sacamantecas, el macarra ese con boina de tonto de pueblo”, “le conviene hacer huelga de hambre porque es más fácil saltarle que darle la vuelta”. Los profiere su artillería siempre con reposo, añadiendo pausas en las que uno, afinando el oído, puede oír cómo se recoloca el paquete. En sus mejores corridas insulta con el mismo talento literario que un cronista taurino del No-Do, tirando sólo de léxico y sinónimos. Hay arzobispos que lo escuchan y suspiran con ojos enamorados.

Todo en él resulta muy esteticista, dispone de su galantería con la libertad de quien la ha diseñado al detalle, se paladea a sí mismo como si probara una receta propia, imaginamos que poniendo los ojos en blanco. Debe mirarse mucho al espejo y por eso entorna tanto los ojos en los selfies. De alguna forma, entre tanto revisarse la guapura, ha llegado a concluir que le favorece comprimir los párpados. La persona que se mira mucho al espejo acaba viendo una reconstrucción mental de sí misma, y no la imagen real: en este caso más cercana a un garbanzo crudo que a una varonía seductora y virilísima.

Posee una voz totalizadora. Una voz que siempre está en la nota correcta, pero no en el tono. Es imposible no reconocerle cierta simpatía y gracia. Sabe provocar la carcajada. Esa voz pesa media tonelada: arrastra vinos, puros, tarareos de copla y hojarasca. Es, además, una voz muy paladeada, gustada en boca propia, aficionada a la vibración del murmullo o la onomatopeya. Una voz con plena consciencia de sí misma.

Hay varias formas de ser de derechas y una es peinándose hacia atrás y pareciendo siempre recién duchado. El repeinado-cavernario describe a una especie de conservador ácido en la que Herrera encuentra hermandad, por ejemplo, con Antonio Jiménez de 13TV. Son lo que se conoce como falangistas temperamentales: no es que griten Presente cada vez que oigan el nombre de José Antonio, es una cosa más estética y de carácter. Un cruce entre solemnidad, desfachatez y achaques ocasionales de pedantería melancólica. Importa, sobre todo, hablar con autoridad y escoger clichés ideológicos muy rígidos que le permitan a uno despacharse a gusto y con arbitrariedad. 

Por lo demás, le importa poco lo que le digan, es cierto, y responde a las críticas con una risa pelícana, que sucede más al fondo de la garganta que en los dientes. Aun cuando se pone serio, unas arrugas finas de sus párpados desvelan que está a punto de reírse. Sin duda, pasa más tiempo al borde de la risa que riéndose. 

Hace periodismo con el pañuelo de la americana. De hecho, lleva esa lengua de seda, real o sucedánea, como garantía de algo que ya no le apetece demostrar por sí mismo. Su aspecto general codicia un estilo de baladista italiano o espectador de ópera, pero se acerca más al de un encargado de funeraria...

El artículo solo se encuentra publicado para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Esteban Ordóñez

Es periodista. Creador del blog Manjar de hormiga. Colabora en El estado mental y Negratinta, entre otros.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

51 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Pablo

    Una crítica que se basa totalmente en su aspecto físico y su personalidad. Dónde está la crítica a su trabajo, a los premios que ha recibido? Una crítica sin ser objetiva no es una crítica, es una opinión. Mal fundamentada, por cierto.

    Hace 3 años 7 meses

  2. Beatriz Basenji

    Pues sí, Remedios !! Al menos dos que coincidimos en nuestras apreciaciones acerca de Esteban Ordoñez ! Herrera es tal cual . De haber nacido tabaco para pipa, infumable. Es un trozo de manteca rancia de las que se debe botar al sitio que corresponde.

    Hace 5 años 2 meses

  3. Tulio Riomesta

    ¿Porqué dice usted..""Es de esos periodistas.."? ¿Periodista Carlos Herrera..?

    Hace 5 años 2 meses

  4. Fernando

    Este ser que se autodenomina periodista no es más que un resentido de izquierdas con pocas luces y mucho palabrerío sin chicha.

    Hace 5 años 2 meses

  5. JULIO BLANCO ESCOBAR

    ESTOY DE ACUERDO CON EL ARTICULISTA, MENOS EN LO REFERENTE A LA TERE Y AL BÓDALO. SON COMOLOS RETRATA EL NEFASTO HERRERA, AL MENOS MORALMENTE.

    Hace 5 años 2 meses

  6. LosDenesises

    Herrera es famoso por sus descalificaciones hacia sus invitados en su cara o por la espalda y en Twitter cuando alguien dice algo que a él le ofende; entonces ya directamente menta a la profesión más antigua y a la madre del que le ha "ofendido". No debería sorprendernos que los demás le hagan lo mismo. En parte, nos da legitimidad. Si le molesta que le descalifiquen debería empezar por no hacerlo él a los demás.

    Hace 5 años 2 meses

  7. Ciudadano y periodista

    Me quedo con 2.

    Hace 5 años 2 meses

  8. Carmen

    No sólo amo a Carlos sino que lo escucho cada día con sumo placer. Por cierto, ¿quién es el autor del artículo? Jamás había oído hablar de él.

    Hace 5 años 2 meses

  9. Bolo

    Sin ánimo de enredar más, etiquetar como fascista o camisa negra a todo el que no piense como uno es para mí la versión sin gracia del ¡disidentes! de La Vida de Brian. No sé si Jauregui, Leguina, Redondo Terreros o Fidalgo también lo serían por colaboracionistas en este caso, pero este hombre que habla bien de Zapatero y reconocer haber votado muchas veces a IU en las autonómicas de Andalucía será lo que sea y caerá a cada uno mejor o peor, pero por favor no caigamos en pozos tan hondos. Yo le escucho a él igual que voto a unos o a otros, sin casarme con nadie y yendo por la vida con mi propio criterio, no echándome en brazos de una ideología u otra que luego le obliga a uno a tener que echarse el monte para no bajarse del burro. Y el artículo, bastante pobre e irrelevante. En 2 semanas ni nos acordaremos de él

    Hace 5 años 2 meses

  10. Vicente

    No se si publicarán este comentario. En público parece ser que no tengo cabida, y no se porqué A lo que voy. despues de leer el artículo del Sr. Ordoñez, me parece demasiedo "piadoso" para este "enegúmeno" del periodismo, que como todos sus "afines" premia la "pasta" por encima de todo. Este C. Herrera es en sustancia, el prototipo de "NEOFACISTA " a la última. Convencer solo convence a los suyos. Espereremos que con el tiempo, poco a poco, vayan desapareciendo estos especímenes y sus palmeros.

    Hace 5 años 2 meses

  11. Plinio

    Ladran, luego cabalgas, No te preocupes Herrera genio y figura, solo es envidia

    Hace 5 años 2 meses

  12. Fernando

    No oigo la COPE.

    Hace 5 años 2 meses

  13. Pepote Rojo

    Genial, ,simplemente genial el retrato de ese periodistucho egocéntrico, mal educado y franquista que vuelve aún más tontos a sus oyentes. Gracias por estos retratos en blanco y negro de lo más negro de la negra España heredera del franquismo.

    Hace 5 años 2 meses

  14. p. arzalluz

    Carlos del monte, llevas razón, Herrera es mussoliniano, más que falangista. Primo de Rivera era más educado apesar de todo. La agresividad y los insultos de Herrera lo han convertido en el retrato de Mussolini. Herrera es una camisa negra por sus formas soezes de los pies a la cabeza. No me extraña que esté en la COPE, el Vaticano le debe su existencia como Estado a Mussolini.

    Hace 5 años 2 meses

  15. robin

    muy buen articulo, plama realmente lo que pienso sobre este tipo de comunicadores que bajo la falsa apariencia de empatia social (que han usado para ampliar audiencias) esconden todo un caracter prepotente y elitista, el tipico señorito que ahora en la cope ya no necesita mascara

    Hace 5 años 2 meses

  16. Federico

    No se puede pedir demasiado del Herrera éste siendo el portavoz de los 7 millones de robots que votan el candidato del PP aunque pongan al Pato Donald.

    Hace 5 años 2 meses

  17. Yastamos

    Felicidades, Ordóñez. Un retrato muy ajustado. Me gusta su estilo, en la línea del mejor Marsé de "Señoras y señores" En 17 de los 19 comentarios (5 comentarios más, no son tales) se ladra, un claro indicio de que la verdad escuece

    Hace 5 años 2 meses

  18. antonio

    "Cree que la zafiedad es un dechado de ingenio periodístico sólo porque viene pronunciada con su voz. La gente que se atribuye cierto grado de genialidad cree que usar un lenguaje burdo es un ejemplo de humildad. " cierto pero ten en cuenta que eso mismo lo hace gente que se dice de izquierdas o votante de Podemos. Si toda la derecha estuviera en el Pp en este país la Izquierda hubiera ganado las elecciones por mayoria absoluta También los hay zafios y mucho entre lo que se creen de izquierda y progresista (no hablo de periodista de primer nivel) POr otro lado me gustaria que algún periodista sacara en Youtube un telediario de hace ya muchos años, que lo presentaba este svg, en el que hizo el ridículo más espantoso, al descojonarse de la risa al dar una nocticia, en pleno telediario sonrrojando a quien le acompaña que tuvo que cojerle el relevo en las noticias pues el señorito Herrera no dejaba de partirse la caja alli en medio. Lo digo más que nada para que se le bajen los humos y deje su presuntusismo ya que la gran mayoria no recuerda ese hecho, yo sí, y eso lo dejaría a la altura del betún, de hecho jamás lo ha querido recordad ni curiosamente en las entrevistas en las que hablaba de sus diferentes etapas por los medios se le ha querido hacer mención, y eso fijo qeu es adrede, es decir, que si alguien lo recordó debió decirle que no dijera nada. Telediario de TVE

    Hace 5 años 2 meses

  19. Zarba Zarbazain

    eres un maleducado además de mala persona...... A mi, me asesinaron a dos tíos abuelos, por sólo hecho de ser republicanos, buena gente. Esto para el que firma EL HH .... y yo...... no perdono. Se puede discrepar pero este tipo, el que dices que "hundió onda cero y levantó la Cope, ( de la Iglesia con el dinero que les damos TODOS, DE PERDONARLES IMPUESTOS, NO LO OLVIDES,) lo que ocurrió es que se LABRÓ una merecida fama de CHULO ultraderechista. y claro...... acabó donde tenía que acabar, en las emisoras minoritarias, dirigidas a capullos minoritarios SIMPLEMENTE Pregunta ¿ por qué los de derechas acabáis SIEMPRE DESPRECIANDO E INSULTANDO a quien no piensa como vosotros?

    Hace 5 años 2 meses

  20. El HH

    Cada uno escribe para su parroquia tu para cerdos que no se duchan y el para gente que se lava y se repeina, que has hecho tu en la vida? Un locutor , que no periodista que os levanta la camisa a todos y no podeis que ver que llame a un tonto por su nombre en vuestrorincon oscuro el twitter.Levanto la audiencia de la Cope y hundio Onda cero y al que le pongan por delante con su estilo, que al rincon del progre no os guste.El no se anda por las ramas gana dinero porque lo produce, tu no llegaras a nada con ese rencor de tus abuelitos los guerracivilistas, a los que Zp os regalo un par de medios de comunicación ala seguir con la bilis mediocres

    Hace 5 años 2 meses

  21. pepe

    Por lo menos, por lo menos, te habrán pagado 1 € por el artículo.

    Hace 5 años 2 meses

  22. pAtxIkInhO

    Es decir "puta envidia".

    Hace 5 años 2 meses

  23. Ácrata

    Segun la definición del autor, personajes de la izquierda caviar como Javier Sardà también entrarían en el saco del falangismo temperamental.

    Hace 5 años 2 meses

  24. Carlos del Monte

    CARLOS HERRERA CRUSET, EL NUEVO BENITO MUSSOLINI No estoy de acuerdo con el autor del artículo que dice que Herrera es una pose, una imagen, a lo falangista. Carlos Herrera, periodista como el joven Benito Mussolini, levantas las pasiones de ultra fascistas españoles como Julio Ariza Irigoyen o Eduardo García Serrano, el hijo de uno de los primeros fundadores de la Falange Española. En los medios de Ariza, Intereconomía, le defienden y apoyan. No es por pose, es por ideología. Es por una ideología y una oratoria que a mi me recuerda a la de Benito Mussolini. Cuando Herrera se excita, los micrófonos de la COPE tiemblan, es un auténtico fascista y camisa negra contra los enemigos, con una larga retahila de insultos y descalificaciones. Herrera ya es el nuevo ídolo de una extrema derecha que hecha en falta a Francisco Franco y José Antonio Primo de Rivera, aunque Herrera parece la reencarnación del fundador del fascismo, el joven Mussolini.

    Hace 5 años 2 meses

  25. Canarito

    Qué triste es ver que una persona que se quiere hacer llamar periodista, intente hacerse un hueco en la profesión denigrando a otro compañero que ya está más que autorizado por la opinión pública y por una audiencia enorme desde hace varias décadas. Triste, muy triste. Totalmente típico de este país.

    Hace 5 años 2 meses

  26. Julia

    Es el típico relato crítico de un ser que no le llega a la suela del zapato a alguien que dice ejercer el mismo oficio. Como si el delantero centro del puerta bonita le dice a Messi que no sabe jugar al futbol, sabiendo que lo quieren ver millones de personas hacer su trabajo y a el..... "nadie (casi)". Como tiene pensamiento libre es un falangista. ¿Se puede ser más nazi?

    Hace 5 años 2 meses

  27. Carpe Diem

    Felicidades!. Se puede decir mas alto, pero no mas claro. Recordar a este personaje esperpéntico, bailando con las "giraldillas" sin enterarse de lo que estaba haciendo, le ha dejado marcado de por vida. ¡Vaya profesional desinformado!. Sin saberlo demostró toda su fachada mentirosa, casposa y cutre.

    Hace 5 años 2 meses

  28. santi

    Uno no acaba de entender de dónde sale tanto rencor. Entiendo que el nacional-socialismo nazi nació de esta forma, con escritores que, como este Ordóñez, creen que que el progreso se basa en el desprecio al que piensa de otra forma. Nada como las verdades absolutas.

    Hace 5 años 2 meses

  29. ODIO EL VUESTRO

    El único odio es el de Herrera y sus fans episcopales ...

    Hace 5 años 2 meses

  30. Oscar

    La verdad es que a Carlos Herrera lo conoce toda España y a ti, campeón, tu familia y unos pocos más. Deberías preguntarte los motivos antes de excretar todo ese odio que llevas dentro.

    Hace 5 años 2 meses

  31. Jesús

    Qué estupidez de artículo, Carlos Herrera es liberal, todo el mundo lo sabe, y eso para el autor debe ser igual que falangista, es lo que pasa con muchos de los votantes de Unidos Podemos, que piensan que todos los que están a su derecha son fachas, falangistas, nazis, etc. Le critica a Herrera sus insultos y faltas de respeto, mientras todo su artículo es un no parar de insultos y faltas de respeto hacia Herrera. Ah, claro, que como es "falangista", los merece.¡ Tequiyá!

    Hace 5 años 2 meses

  32. Firulillo

    Ya está bien de justificar a esta clase de tipos trasnochados como el tal Herrera, que a su estilo zafio y primario, poseedor de la verdad absoluta, a semejanza de todos esos personajes de la Historia que lo único que han hecho es convertir a este gran país (al menos eso quisiéramos todos) en el hazmereír de Europa. Herrera sus comentarios sobran. Y los que le jalean, deberían revisar su escala de valores. Tal vez así se den cuenta de lo cutre que es como periodista y de lo simplón y anticuado que es como persona.

    Hace 5 años 2 meses

  33. Gaspasho

    Dragaminas, lo has clavado!!!!!, y a quien le pique, que se rasque......

    Hace 5 años 2 meses

  34. Jose

    He dejado de leer cuando he visto que todo el artículo se sostiene en el aspecto de este señor con un estilo de lo más rancio. Pensaba que este medio aportaba un periodismo distinto al de los grandes medios.

    Hace 5 años 2 meses

  35. Menyercalé.

    Magnífica "semblanza" sobre semejante dinosaurio. Enhorabuena, Sr. Ordoñez. [Y no menos magnífico el comentario de Dragaminas.]

    Hace 5 años 3 meses

  36. dragaminas

    Señorita Mina. Ha escuchado el programa de este señor por las mañanas? Yo lo hago de camino al trabajo todos los días. Vd no oye desprecio y el insulto diario de que hacen gala él y su cohorte de palmeros hacia cualquier proyecto que se salga mínimante de los carpetovetónicos esquemas que no sabe que entidad de orden superior dejo un día establecidos? Ya no me refiero sólo a los que somos antisistemas proetarras bolivarianos y la sarta de burradas que cada día van sumándose detrás. Es que hay que oir cómo se referieren a la gente del PSOE, de las derechas catalana y vasca y hasta del hermano pequeño Cs. Luego se extrañan Vds los peperos de que nadie quiera pactar con Vds. Vds se encuentran muy divinos, muy humanos y muy tolerantes, pero nadie se les acerca ni con un palo. Probablemente otra defensa del sujeto es posible, pero precisamente lamentarse por el odio y resentimiento de este artículo resulta tan paradójico y dice tan poco del "quejante" de turno. Su opinión es muy suya y muy respetable. El problema es que carece del más mínimo valor. Vds no se convencen más que así mismos, están cada día más solos y de ahí surge esta deriva ultranacionalcatólica que me llevan. Seguirán sin entender nada, viviendo su película... y esta no acaba bien ya se lo adelanto.

    Hace 5 años 3 meses

  37. afd

    asdfsadf

    Hace 5 años 3 meses

  38. cuentista

    en este articulos solo hay insultos gratuitos, falacias, y mezclar cosas que no tienen nada que ver. Que el carlos herrera te parece un maleducado por sus insultos, pero luego aqui se le insulta de la misma manera... entonces ya has perdido la razon. Y que tiene que ver su forma de ser o de vestir, con sus ideas politicas? si carlos herrera fuera de izquierdas, te meterias con su aspecto fisico o con su comportamiento? A mi este articulo no pasa de ser una simple pataleta y lloriqueo, muy flojo e infantil.

    Hace 5 años 3 meses

  39. Mina

    Cuanto odio y resentimiento hay en este "artículo", por llamarlo de alguna manera. Sr Ordoñez me gustaría saber cual es su complejo con respecto al Sr. Carlos Herrera. Qué pena que se le brinde la ocasión de vomitar tanta bilis en este periódico!!!

    Hace 5 años 4 meses

  40. Esther

    Fantástico retrato de este personaje. Se olvido solamente apuntar que se rodea de resentidos..y palmeros mediocres . Pero por mí lo ha clavado.Le felicito.

    Hace 5 años 4 meses

  41. Teresa

    Lamento disentir del retrato trazado por el articulista sobre Carlos Herrera. No comparto esa visión.

    Hace 5 años 4 meses

  42. Regante

    Si la envidia matara, Esteban Ordóñez no duraba ni 10 minutos.

    Hace 5 años 4 meses

  43. 310

    Es un cruce entre Luis del Olmo y Bertín Osborne, osea, una completa aberración pública.

    Hace 5 años 4 meses

  44. Javier

    Vaya, pido disculpas. He intentado varias veces subir el mismo comentario pero he visto que no cargaba, así que he supuesto que era error mío. Ahora veo que lo he subido tres veces. Por favor, pido al moderador que elimine dos de ellos. Gracias.

    Hace 5 años 4 meses

  45. Javier

    Cuando era niño había en mi barrio un grupo de chavales algo mayores que yo que solían abusar de los más pequeños, entre ellos de mí. Eran cínicos, irónicos, sarcásticos… y eran más fuertes que yo. Llevaban la maldad escrita en su mirada desafiante, en su voz autoritaria, en su pose chulesca, en su inconfundible aspecto de matones suburbiales de la periferia de Madrid años 70/80. Eran hijos de esa España de derechas, despectiva, ignorante y orgullosa. Eran descendientes de la miseria cultural del franquismo; y me hicieron la infancia imposible. Cuando escucho la voz de este señor, no sé muy bien por qué, me acuerdo de ellos. Quizá sea solo cosa mía.

    Hace 5 años 4 meses

  46. Javier

    Cuando era niño había en mi barrio un grupo de chavales algo mayores que yo que solían abusar de los más pequeños, entre ellos de mí. Eran cínicos, irónicos, sarcásticos… y eran más fuertes que yo. Llevaban la maldad escrita en su mirada desafiante, en su voz autoritaria, en su pose chulesca, en su inconfundible aspecto de matones suburbiales de la periferia de Madrid años 70. Eran hijos de esa España de derechas, despectiva, ignorante y orgullosa. Eran descendientes de la miseria cultural del franquismo; y me hicieron la infancia imposible. Cuando escucho la voz de este señor, no sé muy bien por qué, me acuerdo de ellos. Quizá sea solo cosa mía.

    Hace 5 años 4 meses

  47. Javier

    Cuando era niño había en mi barrio un grupo de chavales algo mayores que yo que solían abusar de los más pequeños, entre ellos de mí. Eran cínicos, irónicos, sarcásticos… y eran más fuertes que yo. Llevaban la maldad escrita en su mirada desafiante, en su voz autoritaria, en su pose chulesca, en su inconfundible aspecto de matones suburbiales de la periferia de Madrid años 70-80. Eran hijos de esa España de derechas, despectiva, ignorante y orgullosa. Eran descendientes de la miseria cultural del franquismo; y me hicieron la infancia imposible. Cuando escucho la voz de este señor, no sé muy bien por qué, me acuerdo de ellos. Quizá sea solo cosa mía.

    Hace 5 años 4 meses

  48. Joan Benavent

    Es el último comentario que me censuráis

    Hace 5 años 5 meses

  49. Joan Benavent

    Ordoñez es un cronista de la floritura vacua. Ensaya decir las cosas por su nombre sin nombrarlas. En comentarios censurados ya me ocupé de este escritor que se pone ante el espejo cuando pergeña sus perfiles. Y por desgracia, el Espejo le dice "Te amo"...

    Hace 5 años 5 meses

  50. jose carlos

    La envidia y la mala leche no llevan a ninguna parte mas que a ser un rotundo fracasado, que pena de que se te dé la oportunidad de manifestar esa podredumbre que llevas dentro, si la cambiaras por capacidad intelectual serias un premio nobel

    Hace 5 años 5 meses

  51. Remedios

    Asombrada y fascinada con cada retrato de la fauna ibérica... Como dije en el retrato de Bertín Osborne, ya es imposible olvidar tu nombre, Esteban Ordoñez. ¡Gracias por plasmar tan bien lo que muchas personas percibimos en esta fauna!

    Hace 5 años 5 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí