1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Pili Zabala / Candidata al País Vasco por Podemos

“Mientras se crea empleo, hay gente a la que no se puede dejar atrás”

Ainhoa Campos / Óscar Sainz de la Maza 22/09/2016

<p>Pili Zabala en un acto de campaña.</p>

Pili Zabala en un acto de campaña.

Flickr Elkarrekin Podemos

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Un rumor de olas domina la mañana gris plomo que se cierne sobre la playa de Zarautz. El logotipo en la fachada de un petirrojo vestido de cocinero delata el restaurante estrella de Karlos Arguiñano. En breves momentos, aparecerá la mujer a la que Elkarrekin Podemos ha encomendado la batalla electoral por Ajuria Enea. Pili Zabala (Tolosa, 1968).

Pensada como candidata de consenso --“a lo Carmena”, capaz de ampliar la base electoral-- aceptó al instante cuando se le contactó, después de que Podemos recibiera la negativa de la juez Garbiñe Biurrun. Profesora y odontóloga, acumula experiencia laboral y empresarial, además de un importante y poco grato capital moral: su hermano fue ejecutado y enterrado en cal viva por los GAL en 1983.

Podemos ha logrado abrirse hueco en Euskadi (es, de hecho, la fuerza más votada en las elecciones generales), pero ahora tiene que competir con el PNV, que cuenta con un presupuesto electoral entre 3 y 6 veces mayor dependiendo de la fuente consultada. Las dificultades no acaban ahí. A un mes de las elecciones del 20D, la dirección del Podemos vasco dimitió por tensiones con el “aparato” nacional a cuenta de listas y circunscripciones. Desde entonces, se ha reconstruido la dirección mediante primarias pero, a diferencia de las primarias fundacionales en 2015, cuando Madrid no apoyó a ninguna de las facciones, la opción ganadora está ligada en este caso al equipo de Errejón.

En todo caso, las campañas electorales amansan cualquier situación, y el partido se prepara para algo mucho más duro que lograr la cohesión interna. Triunfar en los comicios de un País Vasco que ya no escucha “petardazos”, cuyo movimiento abertzale se aleja de su vieja guardia y cuya oferta electoral se ha ampliado al son de los tiempos. Los objetivos, los obstáculos, son muchos, y Pili Zabala concede a CTXT media hora para preguntarle por todos ellos.

Euskadi es un territorio asentado tradicionalmente sobre el PNV. Siempre ganan en votos y las encuestas señalan que todos se lo esperan, incluso cuando otra fuerza les supera en elecciones generales. ¿Es realmente posible romper este dominio político?

Sí, es posible; la irrupción de Elkarrekin Podemos va a suponer mucho. Y no sólo eso, el PNV no podrá gobernar en solitario. Tanto en la última elección como en la anterior, la ciudadanía ha entendido nuestro proyecto y les hemos ganado. Por tanto, seamos honestos y reconozcamos que las cosas se pueden hacer de otra manera. Parece que la ciudadanía vasca lo está entendiendo.

Aun así, hace sólo unos meses en las elecciones generales, Podemos aventajaba al PNV en votos… ahora quedan en tercera posición. ¿Qué ha ocurrido, a nivel de políticos o de votantes?

Las encuestas son encuestas; sus resultados no se pueden nunca extrapolar a la realidad. Sirven para realizar unas orientaciones y unos análisis. Según qué encuestas utilicemos, ahora señalan que los resultados se están revirtiendo. Algunas muestran resultados diferentes, colocándonos en segunda posición. Aun así, considero que es más importante seguir trabajando, con el objetivo de ofrecer a este pueblo el mejor de los proyectos. Uno que la ciudadanía vasca entienda está encaminado a solucionar sus problemas reales. Así que seguimos trabajando con ilusión y muchas ganas, intentando revertir esas encuestas.

¿Puede influir en sus expectativas de voto lo que ocurra en el Congreso de los Diputados, lo que haga Podemos allí?

No sé si ha podido influir o no. Lo que tengo claro es que en Elkarrekin Podemos trabajamos en Euskadi y nos debemos a la ciudadanía vasca. Por tanto, tenemos toda nuestra energía e ilusión puestas en nuestro proyecto y lo que ocurra en el Estado, ocurre en el Estado.

Pero lo que ocurra en Madrid siempre podrá ser utilizado por sus adversarios políticos aquí… Incluso, la relación se puede dar al revés. Lo que pase aquí puede repercutir sobre los resultados de Podemos a nivel nacional.

Cierta correlación sí que existe pero insisto en que nosotros estamos centrados en nuestro proyecto: es muy importante que hagamos una buena campaña, existe mucho voto indeciso que no sale reflejado en las encuestas. Trabajamos con seriedad para conseguir el mejor resultado posible, es lo que nos motiva. 

Los estudios nos están diciendo que hay unas 130.000 personas en riesgo de exclusión social

Hablando de su proyecto, concretamente de su programa sobre ayudas sociales y renta básica. ¿Cómo aprecian el actual modelo de ayudas en Euskadi, la RGI?

Por lo que dicen los datos, alcanza 63.000 unidades de convivencia [es decir, familias oficiales u oficiosas]. Pero estudios tanto públicos como privados nos están diciendo que hay, más o menos, unas 130.000 personas en riesgo de exclusión social. Está claro que la RGI no llega a todos los que la necesitan. Significa que estamos abriendo una brecha y creando más desigualdades sociales, una verdadera vulneración de los derechos humanos. Hay que mejorar la RGI. ¿Qué proponemos? Modificar la Ley de Garantía de Ingresos. ¿Para qué? Para que llegue a aquellos en riesgo de pobreza. Para que llegue a todo el que lo necesite. Abogamos también por crear una oficina propia: hoy en día, la RGI está gestionada por Lanbide, la oficina de buscar empleo, que ha resultado ineficaz. Creemos una oficina propia para gestionar la RGI que sea transparente, ágil, que sea eficaz. Además, durante la legislatura de Patxi López se recortó la RGI un 7%, que luego el gobierno actual del PNV no ha recuperado. Abogamos por introducir más capital y recuperar ese 7% para llegar a las familias que no alcanza. La idea principal es usar para esto los réditos de la lucha contra el fraude fiscal...

De eso hablaremos en seguida. ¿Esto equivaldría a garantizar una renta básica a los sectores que la necesitan? Este objetivo aparece en el programa original de Podemos en 2014 pero se diluye en su programa de 2016.

Eso es. Por supuesto, lo mejor siempre es crear empleo pero es cierto que, mientras creamos y conseguimos empleo de calidad, hay gente que no se puede quedar atrás. Que nadie se quede atrás.

En Madrid, la prensa insiste en que Elkarrekin Podemos basa su estrategia en captar el voto abertzale. ¿Están más cerca sus posturas de la izquierda abertzale que de Ezker Anitza (IU), el PSE o Eusko Alkartasuna, por ejemplo?

[El voto a Podemos proviene en un 20% de los abertzales, en un 14% del PSE, un 13% de IU, un 16% de abstencionistas y un 7% PNV].

El proyecto de Podemos-Euskadi el 26J es una prolongación del que se presentó. Y el del 26 de julio lo entendió la ciudadanía vasca y por eso nos votó. Creo que todos tenemos proyectos diferentes. Tenemos muy claro que uno de nuestros ejes es el blindaje de los derechos sociales y por ello abogamos por más autogobierno. Eso significa conseguir que blinden nuestras principales normas como el Estatuto de Guernika, nuestros derechos sociales; para que no queden sujetas a las decisiones de los Presupuestos anuales.

Tenemos muy claro que uno de nuestros ejes es el blindaje de los derechos sociales y por ello abogamos por más autogobierno

Las Juntas Generales han visto a los representantes de Podemos y Bildu impulsar juntos una veintena de propuestas sociales y económicas. Visto que coinciden en esto y que, según las encuestas, sólo una unión de sus escaños lograría desbancar al PNV, ¿se plantean una alianza futura?

No me gusta el término “desbancar". Sí, es cierto que hay que consensuar y hablar entre todos en materia social en la que por supuesto estamos más cerca del PSE y de Bildu. Tenemos proyectos que pueden coincidir y llevarse a cabo de manera conjunta, pero para la próxima legislatura se harán por medio de acuerdos puntuales en diferentes temas. No habrá un único consenso con una sola fuerza política, habrá acuerdos puntuales con varias. Con todas las que, repito, respeten y blinden los derechos humanos de todos. De ellas estaremos cerca. Consensos tiene que haber sí o sí, pero en acuerdos puntuales.

Realmente, se prima la concepción territorial, que es la que divide aquí los caminos de la izquierda, sobre los aspectos sociales.

Puede ser, puede ser. El modelo territorial puede ser una de las líneas que marcan nuestros diferentes caminos.

También coincide con las nuevas formas de la política española. Acuerdos puntuales entre varios.

Por supuesto. Y sobre todo, la nueva política es una forma de gobernanza a través de la transparencia, de la participación ciudadana. Todas las democracias participativas han demostrado ya que la participación ciudadana tiene que estar ahí. Abogamos por escuchar a la gente. ¿Qué es lo que necesita, o quiere? Porque en temas tan importantes -no sólo territoriales, también sociales o sobre la regeneración de las instituciones- la participación tiene que estar a pie de calle día a día, un contacto administración-administrados mucho más transparente, ágil y fluido.

Primar la concepción territorial para la división de los partidos de izquierda es un fenómeno nacional: el PSC está más cerca de Colau que Ferraz de Pablo Iglesias por esa razón.

Al final, hay que tener siempre en cuenta la peculiaridad y la especificidad de cada territorio. Aquí, también ha ocurrido: ha habido pactos diferentes en Gasteiz, en Donosti y en Bilbao. La especificidad de cada territorio hay que conocerla bien y respetarla. En Euskadi gobierna una fuerza política que se ha vuelto hegemónica y ha patrimonializado las instituciones. Y no olvidemos que las instituciones no son del PNV, los logros de Euskadi no son del PNV. Primero, porque el PNV ha trabajado con muchas fuerzas diferentes: Eusko Alkartasuna, el PSE, etc, etc. No olvidemos que la fuerza de este pueblo es la de su gente y que aquí hemos sido vanguardistas, por ejemplo en los 90, en materia de políticas sociales, pero fue a causa de la movilización de la gente. Se nos decía que la RGI era imposible implantarla entonces: ocurrió a base de la movilización ciudadana. Por tanto, quitémosles sus medallas y agradezcámoselo a la gente, que es por la que se consiguen las cosas.

Aunque la unión entre Podemos, Equo y Ezker Anitza [IU] sale rentable en términos de escaños, no ha producido muchos más votos que los logrados por separado. A cambio, ¿no hay riesgo de que Podemos se ate en posiciones de izquierda que limiten su electorado?

No creo. En Elkarrekin Podemos confluyen muchos sentimientos e identidades nacionales; somos gente que procede de ámbitos muy plurales. Creo que eso es un éxito y la gente se da cuenta de la riqueza que supone. Euskadi es plural y así lo siente, así lo vive. Nosotros recogemos todas esas sensibilidades, experiencias de vida diferentes, recorridos distintos. Hemos conseguido una unión entre diferentes desde el respeto. Diferentes pero iguales en derechos. Sentir eso es importante para sentirte en tu sitio porque aquí nadie es más ni es menos que nadie.

Declara que el dinero necesario para financiar su programa lo sacarán de la lucha contra el fraude -que es necesariamente un combate gradual e impredecible- y de cobrar un impuesto a toda empresa que abandone Euskadi habiendo recibido subvenciones (cantidad que tampoco se puede calcular de antemano). ¿Es posible extraer financiación de ahí a largo plazo?

Se puede sacar de ahí, y se puede sacar de los presupuestos que barajamos: 11.000 millones de euros anuales. Lo primero de todo es gestionar bien y eso significa que todas las consejerías del gobierno vasco trabajen al unísono, que no haya duplicidades en competencias. Con lo mínimo imprescindible sacar lo máximo posible. Así hemos funcionado nosotros siempre: con pocos recursos hemos tenido un alcance social realmente maravilloso y admirable. Por tanto, sabemos gestionar bien y utilizar los recursos de manera eficaz, sabemos que es posible. Y a pesar de lo que decís, el fraude fiscal tiene que desaparecer. Lo que tenemos que hacer es actuar correctamente contra el fraude fiscal. E interiorizar el sentimiento de que a Hacienda contribuimos todos, no pensar que Hacienda nos quita dinero. Es un cambio de mentalidad muy importante. Para ello, los políticos tenemos que ser modelos de transparencia. Al final, los comportamientos de las personas que estamos de cara al público marcan un camino, crean conciencia. Hay que ser ejemplo de comportamiento digno y honesto.

Parte de ese dinero que saquen, ¿lo aplicarán, como dice su programa, a subir un 0,5 del PIB para Educación?

Sí, nosotros proponemos aumentar un 0,5% del PIB en Educación y un 1% en Sanidad. Al hacer presupuestos anuales y distribuir las partidas económicas, hay que tener en cuenta que los pilares fundamentales para el avance de una sociedad son la Educación y la Sanidad. Tenemos que proteger esos pilares y gestionarlos de forma correcta alcanzando esos porcentajes.

Tradicionalmente, la Y griega vasca -el Tren de Alta Velocidad (TAV)- ha dividido a la clase política vasca. El PNV, PSE y PP a favor, los abertzales y los ecologistas en contra. ¿Cómo se posicionará Podemos?

Nuestra posición se sitúa en tratar de ser lo más sabios posibles a la hora de gestionar estas infraestructuras que tanto capital económico requieren. ¿Qué ha pasado con el TAV? Un montón de retrasos, muchísimo sobrecoste, peleas entre gobierno vasco y central, cosas que no lo han favorecido para nada; se ha encarecido mucho más de lo previsto. Lo más importante, analizar bien si una infraestructura de semejante coste es realmente necesaria, en este momento, en nuestra tierra. Pero hay que tener en cuenta que el TAV está construido en un 70-80%; esto no se tiene que destruir, por supuesto. Lo que está hecho, está hecho. Hay que auditar cómo se ha hecho, porque no se ha hecho bien y se podía haber hecho mucho mejor. Y lo que queda, finalizarlo pero con garantías. ¿De qué? Garantías de un mínimo impacto ambiental y social. Permitiendo que llegue a la ciudadanía porque no conseguimos nada teniendo una alta velocidad con precios carísimos que no se puedan permitir los bolsillos de la ciudadanía, y que al final se deje de utilizar. ¡Después de semejante inversión..! Por favor, actuemos con seriedad. Finalmente, lo más importante, minimizar el impacto a nivel de ciudades. Hay que valorar cómo se logra eso.

ETA se encuentra en la fase terminal de toda banda terrorista. Su infraestructura apenas aguanta sin caer o disolverse. ¿Hay que dejar que se desangre a su ritmo o acelerar el proceso con intervenciones políticas?

Lo más importante es el orden: el desarme de ETA, ya. Quien tiene las armas, las tiene que entregar. Por supuesto. Pero no solamente significa desarme de ETA, también desarme de actitudes y comportamientos que durante años ha habido en este pueblo. Hay que deslegitimar absoluta y totalmente todo tipo de violencias, no sólo la de ETA. Por tanto, conciencia. Hay que cambiar la conciencia de la ciudadanía. Considerar que aquí se han hecho muchas cosas mal. Así que ETA, al desarme y el gobierno central, que no haga dejación de funciones. El gobierno vasco y el central tienen que favorecer este final ordenado, y conseguir crear, entre todas las fuerzas políticas, un marco estable de paz y convivencia en el que nos sintamos todos en un modelo en el que el respeto y el reconocimiento a todas las víctimas del terrorismo sin ningún tipo de discriminación sea real y sea factible. Tenemos que conseguir que se lleven a cabo todos esos pasos de manera ordenada, esta sociedad ha sufrido mucho y se lo merece. Actuar con responsabilidad y no hacer dejación de funciones por parte del gobierno central.

Un rumor de olas domina la mañana gris plomo que se cierne sobre la playa de Zarautz. El logotipo en la fachada de un petirrojo vestido de cocinero delata el restaurante estrella de Karlos Arguiñano. En breves momentos, aparecerá la mujer a la que Elkarrekin Podemos ha encomendado la batalla electoral por Ajuria...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Ainhoa Campos / Óscar Sainz de la Maza

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

2 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Fabian

    Pues que se corte un par de falanjes más y done el miloncete a los pobres.

    Hace 5 años 2 meses

  2. matt

    Dijo, desde su casa de un millón de euros.

    Hace 5 años 2 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí