1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Periodismo Blow Job

La invasión de los calentólogos

En 2009, los medios conservadores creían que eso del calentamiento global eran bulos propios de jipis sacacuartos. Luego descubrieron que conspiraban mundialmente para llevarnos a todos al desastre, a la ruina y a la pobreza

Pilar Ruiz 1/07/2017

<p><em>La invasión de los ladrones de cuerpos</em> (Don Siegel, 1956)</p>

La invasión de los ladrones de cuerpos (Don Siegel, 1956)

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Necesitamos tu ayuda para realizar las obras en la Redacción que nos permitan seguir creciendo. Puedes hacer una donación libre aquí

-----------------------------------------------------------------------------------------------------

No es culpa de la ola de calor: vivimos tiempos tórridos en los que es fácil acalorarse. Para ello no hay más que darse un garbeo por las redes, siempre ardientes, y descubrir en sus entrañas sofocantes activistas de todo pelaje, blogueros lenguaraces, feministas, animalistas… hasta preferentistas (término usado por algunos columnistas como sinónimo de “bobo que se deja engañar”). Identificados en una amalgama viscosa, muestran su condición extraña, alienígena, hasta cuando se comunican entre ellos, pues si uno solo hace una declaración estúpida o cruel, contagia a todos los demás a velocidad sideral. ¿Un animalista escribe un tuit descerebrado? Pues en cuestión de segundos, su descerebramiento contagia a todos los animalistas que existen sobre la faz de la tierra, volviéndolos tan estúpidos y crueles como el que lanzó el mensaje. Y lo peor del caso es que cada vez son más numerosos; esta vertiginosa reproducción quizá sea fruto de esporas contaminantes y vainas gigantes como en La invasión de los ladrones de cuerpos (Don Siegel, 1956).

De entre todas estas peligrosas razas no-humanas sobresale la de los calentólogos. Obsesionados por vender como película blockbuster el calentamiento global y sus consecuencias, resultan una especie particularmente molesta: de todas las plagas invasoras es, sin duda, la más apocalíptica. Lo que son las cosas; hace menos de 10 años producían risas incrédulas y hoy en día se revelan como una amenaza real que planea sobre la prosperidad ciudadana.

“Paremos el TTIP y el CETA”

“En medio del secretismo en el que se han manejado las negociaciones, Greenpeace Holanda ha logrado hacer públicos estos documentos para mostrar cómo la Unión Europea está dispuesta a abandonar muchos de los avances logrados en materia de protección de los consumidores y del medio ambiente.” (Petición de Greenpeace, 2107).

Como en toda película de invasión alienígena, siempre surgen héroes dispuestos a enfrentarse a estos peligrosos humanoides que quieren acabar con la paz y la prosperidad de nuestro planeta.

“Calentólogos”

“El cambio climático es un asunto noticioso, pero sometido, como la chirimoya, las coquinas y los torneos de verano, a temporada. Hay muy poco género de cambio climático proveniente de piscifactorías. Los calentólogos ofrecen sus novísimas investigaciones desde que marzo mayea hasta el veranillo de San Miguel, que es como posponer el soplido de la tarta de cumpleaños en espera de que llegue el siguiente huracán a Nueva Orleáns. (..) Ellos, mutis por el foro, y el único dato que ha sorprendido recientemente es el de un asesor climático polaco, quien ya ha advertido de que “la glaciación puede acabar con la civilización occidental”. (La Razón, 15-1-2009).

En 2009, los medios conservadores creían que eso del calentamiento global eran bulos propios de jipis sacacuartos

En 2009, los medios conservadores creían que eso del calentamiento global eran bulos propios de jipis sacacuartos de los que asaltan en las esquinas de las calles peatonales para dar la brasa con sus ballenas, sus polos derretidos y demás zarandajas. Luego descubrieron que bajo las rastas, estos homúnculos seguían a unos poderosos líderes: los calentólogos conspiran mundialmente para llevarnos a todos al desastre, a la ruina y a la pobreza. Porque el cambio climático, si lo hay, es un invento de los calentólogos: muchos de ellos medran de forma seguramente ilícita gracias al miedo de los incautos. Pero desde los medios conservadores e incluso ultracentristas, aguerridas huestes de anticalentólogos se aprestan a plantarles cara. Aunque, la verdad sea dicha, cada vez con menos ardor guerrero: en menos de una década han pasado de blandir la bandera de la incredulidad desde las páginas de celulosa --salida de eucaliptos incendiarios-- a cierta rendición digital.

“El cambio climático podría aumentar un 25% el deshielo en la Antártida en 2100” (ABC, 29-6-2017)

“Florida se rebela contra Trump y exige “actuar ante el cambio climático”

“Un legislador republicano registra un proyecto de ley que pide 3.000 millones de dólares al año para hacer frente a la “grave amenaza” de la subida del nivel del mar” (ABC, 2-6-2017).

“España vivió en 2017 la primavera más cálida de la que se tiene constancia”

“Se espera un verano muy caluroso con temperaturas de entre medio y un grado superiores a la media. En marzo, abril y mayo llovió un 23% menos de lo normal” (El País, 22-6-2017).

“España, un punto crítico del cambio climático”

“En España se estima que las pérdidas económicas relacionadas con el clima en las últimas tres décadas ascienden a casi 1.000 millones al año” (El Mundo, 25-1-2017).

“Twitter recuerda cómo Rajoy menospreció el cambio climático al igual que Trump: ‘Si nadie puede garantizar ni qué tiempo hará mañana en Sevilla..."

“España no aparece en el comunicado conjunto que suscribieron Francia, Alemania e Italia en defensa del Acuerdo de París sobre el cambio climático, tras la decisión de Donald Trump de retirar a Estados Unidos del pacto. Según ha justificado el Gobierno, Mariano Rajoy se quedó fuera “por razones de horario”. El presidente ha optado por escribir, posteriormente, en su cuenta de Twitter, un breve mensaje en el que asegura que mantiene su “compromiso” con el acuerdo. Un comentario que no ha evitado críticas y burlas en la red social, donde algunos han recordado que en 2007 Rajoy le restó importancia al tema, como ahora hace Trump.” (El Plural, 9-6-2017)

“Tampoco lo podemos convertir en el gran problema mundial” decía entonces el templado Rajoy, impoluto gestor de hilillos de plastilina. Puede que el señor presidente haya variado su postura al respecto, aunque ese google del sobresalto que es el BOE nos cuenta que sus políticas medioambientales y energéticas tienen la mancha negra del Prestige como seña de identidad.  

“La nueva Ley de Montes permite recalificar áreas quemadas”

“Ecologistas y oposición creen que puede provocar más incendios intencionados” (El País, 9-1-2017).

“Garoña tras el aval del CSN: repuestos caducados, bidones radiactivos corroídos y una denuncia anónima”

“Tras quejas del personal por la exposición a la radiación al sacar esos contenedores, uno de ellos se rompió y desparramó parte de su contenido por el suelo de la central” (el diario.es, 28-5-2017)

“El PP blinda la ley para que los terratenientes puedan cazar en parques nacionales”

“El Senado aprueba la norma que permite la caza en los Parques Nacionales hasta 2020 a pesar de los votos en contra de la oposición y las críticas de las organizaciones ecologistas” (El País, 12-11-2014).

No hay que menospreciar la capacidad de percibir el peligro de nuestros políticos y de los ajenos: si, como Trump, toman partido contra esta epidemia empeñada en alarmar inútilmente a la población, por algo será. No es lo mismo señalar al asesino yihadista, terror cercano, presente, que esa fractura de hielo en la Antártida, lejana, ausente. La ciudadanía no entiende de sutilezas futuribles y la política es la gestión de lo inmediato: sus verbos jamás se conjugan en futuro.

“Impresionantes imágenes aéreas de la brecha gigante que se abre en la Antártida”

“El resquebrajamiento en el hielo alcanza casi 400 metros de anchura y amenaza hacer nacer un iceberg de más de 5.000 km/2” (Cadena SER, 24-2-2017).

“¿Se avecina una pugna internacional por la Antártida?”

“La Antártida es foco de atención de expertos en geopolítica. Varios países aumentan su influencia para adelantarse a la posible revisión de los tratados de protección. Rusia y China toman la delantera” (El Confidencial, 31-5-2017).

Recordemos de nuevo lo que se decía en 2009:

“El calentamiento global no existe; es una gran mentira”

“Nigel Lawson, ministro de Economía y Energía con Margaret Thatcher que pertenece a la Cámara de los Lores desde 1992, autor del libro Una mirada fría al calentamiento global. “El calentamiento global es la nueva religión fanática e inquisitorial que señala con el dedo a quien no comulga con sus ideas. El clima siempre ha cambiado caprichosamente y siempre lo hará, y lo único que cabe hacer es adaptarse a la nueva situación, porque está  fuera de nuestro control”. (La Razón, 12 de julio, 2009).

Nada como un lord británico para poner los tópicos sobre las íes, con su Times, su seguridad victoriana como salida de Las cuatro plumas… ¿Y su Brexit? No adelantemos acontecimientos, entonces nadie podía sospechar la deriva ultranacionalista y antieuropea de los tories que pondría en un brete a sus aliados de la derecha europea. Una fractura de tamaño antártico.     

El planeta “está al servicio del ser humano porque el ser humano es el centro”. Ana Botella en una entrevista en la revista Cámara Madrid, acerca del cambio climático. (09-1-2009).

La exalcaldesa de Madrid, con su particular retórica, supo, sin embargo, resumir a la perfección el credo del derechismo más sincero, esa idea de la prosperidad decimonónica heredera del smog londinense y el capitalismo manchesteriano más feroz. La Naturaleza no sería una aliada a la que hay que respetar sino un enemigo al cual someter, un objeto de explotación, incluyendo todos sus recursos, también los humanos. Por eso algunos comentaristas del ala más centrista continúan, casi 10 años después, desplegando lo que dan en llamar escepticismo, aunque con la novedad de culpar –cómo no-- de los desmanes calentológicos a las ardorosas redes sociales e incluso a las “cruzadas anti-coches” de los ayuntamientos “del cambio”, cosa imposible en 2009. A pesar del rigor científico de las tertulias calenturientas, hoy  asistimos a algo parecido a un clamor imparable. Y mundial.

“Nueva York y California desafían a Trump al anunciar que continuarán sus planes contra el cambio climático”

“Los gobernadores Jerry Brown, de California, y Andrew Cuomo, de Nueva York, indicaron que el decreto firmado este martes por el presidente que desmantela muchas regulaciones ambientales "es profundamente erróneo y hace caso omiso de la ciencia básica" (Univision, 29-3-2017).

“París, Roma y otras ciudades que también limitan el tráfico” (El Mundo 28-12-2016).

La subida del mar puede causar 2.000 millones de refugiados climáticos” (Europa Press, 26-6-2017)

No niego la importancia de luchar contra el cambio climático y el calentamiento global, como Donald Trump, quien es posible que haya tomado la decisión más seria, y equivocada, sobre cambio climático que haya visto este mundo. Estamos quedándonos sin espacio y los únicos espacios a los que podemos ir son otros mundos. Es el momento de explorar otros sistemas solares. Expandirnos puede ser lo único que nos salve de nosotros mismos. Estoy convencido de que los humanos necesitan irse de la Tierra". Stephen Hawking. (BBC, 21-6-2017).

No sería de extrañar que ese clamor y sus esporas informativas fueran la causa última de que las vainas de activistas medioambientales se hayan reproducido sin control, así que hay quien se considera con la obligación de extirparlas de raíz.

“El asesinato de ecologistas bate récords”

“Al menos 185 activistas murieron en 2015, el 66% de las víctimas son latinoamericanas” (El País, 20-6-2017)

“Morir en defensa de la tierra”

“El asesinato de ecologistas crece en los conflictos por la sobreexplotación”

“Los líderes ecologistas Isidro Baldenegro (México), Laura Vásquez(Guatemala) y Emilsen Manyoma (Colombia) fueron asesinados los días 15, 16 y 17 de enero. Son algunas de las últimas víctimas de los conflictos que causa la defensa del medio ambiente en muchos países. Un total de 185 personas pertenecientes a 16 países fueron asesinadas en el año 2015 por esta causa, según Global Witness . Son 69 más que el año anterior. Brasil (50 asesinatos), Filipinas (33), Colombia (26), Perú y Nicaragua (12) son los países más afectados. El trabajo denuncia que muchos pequeños agricultores, indígenas y activistas ambientales son perseguidos debido a la presión y los intereses de las empresas madereras, mineras, energéticas y agroindustriales sobre sus tierras”. (La Vanguardia, 30-1-2017)

Noticias que pasan desapercibidas entre actualidades más urgentes, a veces tras un interesado manto de silencio anticalentólogo. Quizá dentro de 20, 50 o 100 años, los ecologistas asesinados sean tenidos por figuras a reivindicar, pioneros de una causa elemental, global, puede que la primera de todas. ¿Dentro de 100 años?

Necesitamos tu ayuda para realizar las obras en la Redacción que nos permitan seguir creciendo. Puedes hacer una donación libre aquí

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Pilar Ruiz

Periodista a veces y guionista el resto del tiempo. En una ocasión dirigió una película (Los nombres de Alicia, 2005) y después escribió tres novelas: "El Corazón del caimán", "La danza de la serpiente" (Ediciones B) y "El jardín de los espejos". (Roca, 2020).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

2 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Primo de Mariano dixit...

    Si es que con tanta pornografía (también política) se nos ha ido la mano con los calentones... Nota: No hay más que fijarse en el sugerente nombre de esta columna. Gracias por escribirla

    Hace 4 años 5 meses

  2. Gonzalo Calvo Pérez

    Pésimo artículo. HIDE THE DECLINE

    Hace 4 años 5 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí