1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

RECAPITULANDO

Todos mienten

Decidir darle a todo eso un trato penal fue una apuesta política. Desmesurada. Un poco como las conclusiones de Fiscalía

Guillem Martínez 2/06/2019

<p>El rey Felipe VI durante su discurso televisado el 3 de octubre de 2017. </p>

El rey Felipe VI durante su discurso televisado el 3 de octubre de 2017. 

Youtube

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT se financia en un 40% con aportaciones de sus suscriptoras y suscriptores. Esas contribuciones nos permiten no depender de la publicidad, y blindar nuestra independencia. Y así, la gente que no puede pagar puede leer la revista en abierto. Si puedes permitirte aportar 50 euros anuales, pincha en agora.ctxt.es. Gracias.

ADIÓS A TODO ESO. Esto se acaba, amiguitos. Cuatro meses, más de 400 testigos, 23.754 cafés. Quedan tres días de juicio en dos semanas. Informes finales de Fiscalía y defensas, y alegaciones finales o como se llame: el momento en el que un acusado político dice aquello de la-historia-me-absolverá. Supongo que dirán eso, si bien en el juicio, por activa y por pasiva, han dicho algo varias casillas menos épico: que no había nada, por lo que no hicieron nada, un grado de desobediencia implícito –no penalizado con cárcel–, y poco más. Vamos, que han reconocido que todo el procés era la construcción de un objeto con el que negociar con el Estado. Ha sido descrito un cacharro propagandístico con dos funciones: a) una función autorreferencial y electoral continua, y b) una función negociadora muy secundaria, para otra cosa que no sería la indepe. Y tienen razón al describir eso. Eso, reconocer la trila desde el primer día de juicio, tiene, además, cierto componente de valor. Pero al parecer, el mensaje –tímido, discreto, camuflado, pero efectivo– no ha llegado a su sociedad –los medios públicos y concertados cat se han encargado de ello–, ni tampoco a la sociedad esp –los medios que se pasaron años describiendo un golpe de Estado, como quien describe titadine, siguieron con lo suyo–, ni diría, glups, a la Sala. O al menos, por ahora, a ese rincón de la sala denominado Fiscalía y Abogacía del Estado, que en sus conclusiones definitivas no se han movido un ápice de las iniciales. Hemos llegado aquí por varias razones patológicas; me temo que la última y más organizadora y determinante fue el discurso del rey del 3-O, citado por la Fiscalía en sus conclusiones definitivas como quien cita lo que dijo Lincoln en Gettysburg; lo que dijo el rey el 3-O no fue lo que dijo Lincoln en Gettysburg, sino lo que hizo el General Lee en Gettysburg–. Tendría guasa, si no fuera porque no tiene ninguna. Gobierno y rey sabían que no había nada políticamente. Sí había un cambio cultural y de paradigma en Cat, que repercutía antes en propaganda de consumo interno que en política efectiva. No era la primera vez, ni la última, que una punta propagandística sustituía a la política y a la información en el Estado. Sabían que, en este caso, no había peligro –es decir, capacidad y ganas de control sobre el territorio, y la respuesta internacional esa, que el procés no paraba de repetir que sería positiva–, ni ningún plan que no pasara de improvisaciones orales. Decidir darle a todo eso un trato penal fue una apuesta política. Desmesurada. Un poco como las conclusiones de Fiscalía.

FISCALÍA: ¿SON DESMESURADAS SUS CONCLUSIONES? Buena pregunta. A la que hay dos respuestas: a) y b). Sobre a): son desmesuradas. La Fiscalía omite el juicio, en el que ha quedado desmontada la cosa rebelión. Sigue apostando por rebelión, malversación, y desobediencia. Y por las mismas condenas, en ocasiones aumentadas en un año. Establece una jerarquía a través de las condenas. En el top, Junqueras, con 25 años. El resto se organiza en penas que va de los 7 a los 17 años. El final de su documento es deliciosamente esp. Primero se les fusila –establece la condena–, y luego se les quita el destino –se les remite al Tribunal de Cuentas–. Le da la razón al procesismo propagandista: esto estaba meditado que tiraba de espaldas –el procesismo/la nada rentabilizará eso–. Y, luego, en la descripción de los hechos, se ve que no había por donde cogerlo. Se omiten los hechos expuestos en el juicio para así establecer cargos duros. Y se traen a colación hechos narrados en el juicio, y que deberían repercutir en menor dureza, para aumentar gravedad. La Abogacía del Estado también se retrotrae a sus propuestas iniciales. Sedición, malversación, desobediencia. Establece también una jerarquía en los reos a través de sus condenas. Los malos-malísimos, 11,5 años; los regulín, 8. Igual en lo de la Abogacía hay algo de protesta ante el Tribunal. Por el ninguneo recibido. En algunas regiones del juicio, al menos, una abogada del Estado asistió a la Sala con una cola de caballo como peinado. Me dicen que ese peinado informal e impropio en una Sala era una suerte, a su vez, de protesta. Pero según eso, los caballos, siempre con cola de caballo, protestarían todo el rato en la pradera o el hipódromo. Ni idea, vamos. En lo que es un indicio de la rareza de todas estas conclusiones definitivas, solo Vox cambia, a la baja, de parecer. Rebaja la cosa a Santi Vila. Lo que dibuja –emoticono con carita llorando de risa, emoticono con carita de risa, emoticono con carita de risa– una mayor flexibilidad y capacidad de análisis y evaluación en Vox. En las conclusiones, se especifica que los presos, en el caso de condena de prisión, tardarán un güevo en volver a Cat. Para que no se les aplique el tercer grado. Eso se explica por cierto encarnizamiento fiscal, pero también porque el Govern Torra –como en la fase instructora Mas, y Puigdemont, que cuando iban los acusados a declarar a la AN y al TS y decían aquello de que no hubo nada, hacían tuits diciendo que mentían; sí, son unos cracks; la imagen ilustra la relación que tienen las élites procesistas entre sí; a muerte, sin decoro alguno–, en este juicio, no ha parado de emitir líneas contraproducentes, como afirmar que todo iba en serio y que siguen emitiendo seriedad y unilateralidad –no es así–, y como aplicar beneficios penitenciarios, antes de tiempo, a un preso común denominado Oriol Pujol, que por lo visto esta mañana a primera hora disfruta de permisos diarios, una vez se le ha retirado el tercer grado. 

RESPUESTA B). La respuesta b) es que, si bien con sus conclusiones la Fiscalía ilustra su disfuncionalidad y el hecho de que defienden al Estado antes que a la Justicia, también es cierto que importan una higa. La Fiscalía propone, pero el Tribunal dispone. En ese sentido, dispone del máximo de condenas sugerido por Fiscalía –desmesurado; de lo que puede desprenderse que no se utilizará–, amén de los cargos propuestos por el max-mix de Fiscalía, Abogacía del Estado y Vox. Rebelión, sedición, malversación, desobediencia y, cuidadín, organización criminal. El Tribunal puede tener eso en cuenta. Aceptarlo, matizarlo, rechazarlo o absolver –que, diría, como que no–. Las defensas, en ese sentido, han hecho también lo que se esperaba de ellas. Remitirse a lo apuntado el primer día –lo que se juzga, 20-S y 1-O, fueron manis; lo que es cierto– y ofrecer algunas matizaciones que, supongo, tienen que ver con el TEDH –la no confrontación de videos con hechos, la restricción de los interrogatorios de las defensas, y el hecho de que el Tribunal aceptó valoraciones de los testigos de la Fiscalía, pero no de los de la defensa; siendo eso cierto, con todo eso no se va muy lejos en el TEDH, diría–. El abogado Pinal –Rull, Turull, Sánchez– pide, además de la absolución, la anulación del procedimiento. Cabe suponer que el grueso de los abogados aludirá, en su informe final, a lo de la ONU. Melero puede hacer alguna gamberrada en su informe, para solaz de los cuatro periodistas que no ven en todo esto ni rebelión ni democracia I+D.

LO DE LA ONU. Esta semana se ha filtrado un informe de la ONU al respecto de algunos presos juzgados en esta causa. De manera sobria y, me parece, acertada y de acuerdo a derecho, denuncia la prisión preventiva de los encausados. ¿Es una bomba? Es una bomba. Pero matizada. A saber: el autor del informe no es tanto la ONU sino un organismo consultivo no formado por funcionarios, o como se llame, de la ONU. Es, por otra parte, un borrador. Fechado en abril. Vamos, que su aparición en, precisamente, esta semana, tiene una motivación. Me temo que es comerse con patatas la sentencia del TEDH sobre la decisión de suspender un pleno del Parlament en octubre del 17 –un auténtico varapalo al procesismo; el TEDH describe la unilateralidad en términos no democráticos; el procesismo, otra escuela esp que tiende a circunscribir la democracia como aquello que diga su gobierno, tendrá que tomar nota; no la tomará; pero sí que tendrá que tomar nota el independentismo si quiere existir bajo una forma efectiva y no reaccionaria en el siglo XXI; tal como suena–. Dicho lo cual, informes de elaboración parecida realizados para condenar a Maduro han sido celebrados por las derechas esp y calificados como resoluciones de la ONU, que es precisamente como lo han definido el Govern y sus medios. El documento, vamos, tiene una gran importancia política. Y, me temo, un escaso traslado jurídico. A pesar de la calidad del texto, ha sido conducido a una batalla propagandística. Lo que es una muy mala noticia/¿quién iba a esperar esto del procesismo? Ganada, diría, por el procesismo, que ha hecho un Consell extraordinario y ha trasladado a la sociedad la impresión de que la ONU en pleno había tomado partido. No ha sido así. A su vez, el procesismo ha vuelto a evidenciar su cultura democrática: Torra ha pedido por carta –las peticiones por carta entre políticos son propagandísticas– que liberen a los presos. Es decir, en su confusión de poderes, piensa que un Ejecutivo puede liberar presos, como el torrismo hace con Oriol Pujol. Socorro. Sí, el nivel no es muy alto, de lo que se deduce que la victoria propagandística procesista se ha producido gracias a la actuación del Gobierno, ese otro nivel parecido estadísticamente. El Gobierno ha protestado por el documento. Expresando –y creo que aquí tiene razón– el carácter extraño de su difusión/filtración, sin respetar el embargo habitual de 48 horas, por ejemplo. Pero ha metido la pata al pedir el ERE de dos de sus cinco redactores, por conflicto de intereses. Si esto es así, debería haberlo hecho en el momento de constitución del equipo, o en el momento en el que se empezó a redactar la cosa. Ese destiempo ilustra una cultura democrática no muy pallá, y una escasa inteligencia diplomática. El posicionamiento del Gobierno ha dado credibilidad y efectividad a algo que no tenía tanto de todo eso. Ignoro la capacidad de presión del informe sobre el TS –unos tipos que, por otra parte, están más acostumbrados a la presión que una olla Magefesa– pero, en todo caso, sería deseable un cambio en su actitud ante la prisión provisional. Más, a estas alturas del partido. La no libertad provisional en este juicio raro lo enrarece todo aún más.

PITOTE EUROPEO. Por lo demás, prosiguen las consecuencias estructurales de juzgar un chiste. Junqueras, Puigde y Comín son eurodiputados. Es decir, no lo son. Junqueras lo tiene mal. Es posible que el TS acceda a que vaya al Congreso y a la JEC a prometer/jurar, esa chorrada del siglo XIII que vuelve a estar tan en boga. Luego, será suspendido. Si le suspenden de un parlamento más, Junqueras sale en el Guinness. Puigde/Comín, teniéndolo mejor, no lo tienen bien. Existe el precedente de un eurodipu evadido que juró la cosa en Alemania –Ruiz Mateos–. Pero en esta ocasión no será tan sencillo. Debería serlo. Un electo es un electo, además, y creo que sería pedagógico –en la línea contraria a lo que cree el procesismo– para todo el mundo que en el Parlamento Europeo, ese objeto que sirve de poco, se tuviera ocasión de escucharles. Se ha emitido un informe, no vinculante, especificando que deben ir a Madrid a hacer los papeles. Hay indicios de que el Parlamento Europeo priorizará al Estado en esto, antes que a cualquier derecho electoral. Ejemplo: no se ha dispensado acreditación a –casi– ningún eurodiputado esp hasta que la cosa se aclare, a petición de PP-C's-PSOE. Está en juego decidir en qué momento es diputado un diputado: cuando es electo o cuando viaja al siglo XIII/Santa Gadea. La cosa puede acabar en el TJE. Será una buena ocasión para que las defensas de los exiliados se estrenen. A pesar de la propaganda procesista, aún no han colado nada a ningún tribunal europeo. 

2010. Por lo demás, Pere Aragonés, conseller d'Economia/ERC, ha pedido a Sánchez retomar el pacto de Pedralbes, subsector mejoras en la financiación. Es un gran paso atrás del procesismo. O, al menos del sector ERC. Es volver a 2010. Torra, el otro sector, está reuniéndose con las fuerzas vivas del procesismo para volver a emitir algo para las próximas elecciones cat. ANC se ha rebotado. Ha descrito el procesismo como una lógica de victimización que no conduce a nada. Y ha propuesto, como solución, otras elecciones plebiscitarias/2015. Es decir, lo mismo. PSOE se abre a un Gobierno de independientes de Podemos. Es decir, a Podemos. Si bien se cierra en todo lo demás: anuncia que no hará nada con la contrarreforma laboral. La cosa se está cerrando en todos los frentes. La única batalla sexy es por el Ajuntament de BCN. Se juega una capital para el procesismo, y ocupar otra institución con lloros, lazos e himnos, o una ciudad con lógica común de lo público. El caballo de batalla serán los presos, esa victimización. No se trata de asumir que su encarcelamiento sea injusto, sino de asumir las ceremonias al respecto procesistas, y la ausencia de políticas fuera de esas coreografías. Si Comuns resiste la presión propagandística, será un momento de inflexión del procesismo, esa cultura reaccionaria, dibujada por el TEDH. Hay espacio entre la demagogia procesista y la ultraconstitucionalista. Y, mira, espero que resistan. 

CTXT se financia en un 40% con aportaciones de sus suscriptoras y suscriptores. Esas contribuciones nos permiten no depender de la publicidad, y blindar nuestra independencia. Y así, la gente que no puede pagar...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo) y de 'Caja de brujas', de la misma colección. Su último libro es 'Los Domingos', una selección de sus artículos dominicales (Anagrama).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

9 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Transon Lohk

    Excelente análisis, como siempre :) Me sumo a tu tesis final.

    Hace 3 años 5 meses

  2. J.S.P. for president

    Pobre J.S.P., que no puede ir enseñando su pasaporte por ahí. Tu drama es nuestra penitencia. Que sepas que nos duele en el alma. Y bravo por lo que le espetaste extemporáneamente al primer taxista que se dignó a recogerte por Madrid. Joder, de verdad que chapó. "DESDE FUERA" como todo organizado y homogéneo. J.S.P. y su capacidad de análisis. Tres hurras por J.S.P. Fascismo con mayúsculas, fascismo boca abajo, fascismo cuando llueve, fascismo si no me gusta lo que escucho, fascismo cuando voy a hacer de cuerpo y no quiere salir, fascismo eres tú, fascismo para todos, fascismo light, fascismo zero, fascismo siempre, fascismo ahora, fascismo contigo, fascismo cool, fascismo enseñoreado, fascismo vencido y derrotado, fascismo siempre presente, el fascismo se comió mis deberes, el fascismo mató a mi perro, fascismo el de aquella chica que se coló en la cola del pan. Did I say fascismo? Menos mal que tenemos a J.S.P. allende los mares para abrirle los ojos a los foráneos sobre el infierno fascista en que aquí nos toca vivir.

    Hace 3 años 5 meses

  3. J. S. P.

    Desde fuera, se lo aseguro, causa vergüenza que haya habido una causa judicial para lo que es un conflicto político. Que un Estado decida hacer ilegítima la voluntad de cerca de 50% de los votantes de una nación que nunca se ha sentido cómoda en dicho Estado huele a fascismo. Pura y llanamente: FASCISMO. Me sonroja exhibir el pasaporte del Reino Bobón cuando viajo. Como le dije a un taxista en Madrid el año pasado: Dais asco. Y ahora, el PSOE se piensa lo de pactar con los Naranjitos. Qué pena de país. Qué asco.

    Hace 3 años 5 meses

  4. pasasbaporaquí

    "Se ha emitido un informe, no vinculante, especificando que deben ir a Madrid a hacer los papeles. Hay indicios de que el Parlamento Europeo priorizará al Estado en esto, antes que a cualquier derecho electoral. Ejemplo: no se ha dispensado acreditación a –casi– ningún eurodiputado esp hasta que la cosa se aclare, a petición de PP-C's-PSOE." has estao de vacas estos días, guillem? el servicio de seguridad del pe, por orden de tajani negó la acreditación a puigde&cía basándose en ese informe 'no vinculante' (valga el eufemismo) segun el cual erea necesario jurar la consti. el caso es que ya habia varios parlamentarios esp con acereditación sin haber jurado la consti. ridículo. ahi es donde el bloque troll pide al compi tajani revocar todas las acreditaciones, incluso yas ya emitidas. ridículo con puntas y olé. barre pa casa, pero no desinformes :P

    Hace 3 años 5 meses

  5. pasasbaporaquí

    "El documento, vamos, tiene una gran importancia política. Y, me temo, un escaso traslado jurídico." ese grupo de trabajo no tiene autoridad efectiva pero si reconocida, especialmente por el tedh. dependiendo de cómo se plantee la apelación puede ser clave para anular el juicio este que no es un juicio. el uso propagandístico que hagan ahora no afecta su valor entonces. bien jugado en mi opinión. "Ignoro la capacidad de presión del informe sobre el TS" nula. ésos ya tienen asumido el coste y van a piñón. lo que harán será lo que crean que les dé el mejor pan para hoy, y el hambre de mañana ya se verá.

    Hace 3 años 5 meses

  6. zyxwvut

    Qué pena de periodista, y qué pena de periodismo. Qué distancia entre sus crónicas sobre Cataluña entre 2011 y 2018 y esta patética serie de reportajes exculpatorios del neo-golpismo. Que recurso a los tópicos más manidos del españolismo y el catalanismo, que aburrimiento de personajes históricos que no pintaban nada. Qué falta de interés en seguir profundizando. Qué diferencia con sus libros (los compré todos). Por suerte siempre le queda el recurso de poner una foto del rey y un tópico para cubrir el vacío. Va siguiendo usted el camino de su ex-colega Antonio Baños, que empezó de periodista crítico y se convirtió en cantor de las excelencias del poder político secesionista y pieza en serie de la industria identitaria con sueldo asegurado como opinador. Hace tiempo que dejé de leer sus crónicas, porque me apenaba ver su cuesta abajo. En fin, mucha suerte y hasta nunca, señor Martínez.

    Hace 3 años 5 meses

  7. Ramon bertran

    La sentencia ya está díctada ,, la dictó el Rey por tv ,

    Hace 3 años 5 meses

  8. Mal alumno

    Tío, no te sirvió de nada el repaso del López Tena el otro día... Tienes déficit de atención :(

    Hace 3 años 5 meses

  9. Gondisalvo

    Plomizo articulo, sin acritud lo digo, por confuso y largo; muy largo. Lástima , porque empieza bien, pero entre ironias, puntuación confusa y frases excesivamente largas , me perdí y no lo terminé. Repito : sin acritud.

    Hace 3 años 5 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí