1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

  292. Número 292 · Enero 2023

  293. Número 293 · Febrero 2023

  294. Número 294 · Marzo 2023

  295. Número 295 · Abril 2023

  296. Número 296 · Mayo 2023

  297. Número 297 · Junio 2023

  298. Número 298 · Julio 2023

  299. Número 299 · Agosto 2023

  300. Número 300 · Septiembre 2023

  301. Número 301 · Octubre 2023

  302. Número 302 · Noviembre 2023

  303. Número 303 · Diciembre 2023

  304. Número 304 · Enero 2024

  305. Número 305 · Febrero 2024

  306. Número 306 · Marzo 2024

  307. Número 307 · Abril 2024

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

TECETIPOS

La moción del bacalao

El discurso de Tamames fue breve. Además de por lo de comer a las doce y media, porque aquello no era más que el imaginario de Vox. Abascal, a su lado, buscaba en qué equipo jugaba el tal Montesquieu

Gerardo Tecé 21/03/2023

<p>Ramón Tamames, acompañado de Abascal, minutos antes del inicio del debate de la moción de censura. </p>

Ramón Tamames, acompañado de Abascal, minutos antes del inicio del debate de la moción de censura. 

Congreso de los Diputados

En CTXT podemos mantener nuestra radical independencia gracias a que las suscripciones suponen el 70% de los ingresos. No aceptamos “noticias” patrocinadas y apenas tenemos publicidad. Si puedes apoyarnos desde 3 euros mensuales, suscribete aquí

Contaba el rockero Silvio Melgarejo en una mítica entrevista con Quintero que en la Sevilla de la época había tan pocas alegrías que llevarse a la boca que los dos únicos bares que ponían bacalao estaban siempre a reventar. No habían levantado aún la chapa y ya estaba allí todo el mundo en la puerta, disimulando. Como si cada uno de los componentes de aquella impaciente multitud hubiera elegido parar allí por casualidad y no por el bacalao. La gente miraba al suelo silbando y ni se saludaban, contaba Silvio mientras Quintero carcajeaba hasta la lágrima en antena. Disimulando y haciendo como que no estamos aquí por lo que estamos, una multitud de periodistas y espectadores seguimos hoy con atención la moción de censura en el Congreso. A punto de subirse la chapa de la sesión, si alguien te pregunta qué tal, tú respondes que aquí, con lo de la moción, como si lo de hoy fuese eso, como si se tratase de política y no de un trozo de morbo salado que echarnos a la boca porque, qué cojones, la vida está para disfrutarla.

Es martes 21 de marzo de 2023, China inaugura el primer servicio comercial de coches conducidos mediante inteligencia artificial y en el Congreso habla el excomunista Ramón Tamames. A sus 89 años, ha aceptado acudir a esta excursión al Congreso, organizada por la ultraderecha, porque cada uno se falta al respeto cómo y cuándo quiere. Su edad, protesta el organizador del bolo, no debería ser motivo de mofa. Tiene razón Abascal. Descartada la opción de que la moción triunfe y Tamames se convierta en flamante presidente nonagenario del gobierno, subrayar su edad no tendría sentido, de no ser porque la edad nos sirve para entender al personaje. Quien hoy habla en la casa de la ciudadanía ha vivido lo suficiente como para recordar aquella época del bacalao en la que, quienes hoy lo llevan de visita, encarcelaban a parte de la ciudadanía. En concreto a la parte que luchaba por la libertad. Muchos de ellos, antiguos compañeros de Tamames. Hoy, confiesan los organizadores de la moción, volverían a hacer lo mismo ilegalizando partidos.

La derecha suele decir que todo tiempo pasado fue mejor. En el caso de Tamames, aciertan de pleno

Abascal, animador sociocultural, arrancó el acto dando la bienvenida a sus señorías y a los aficionados al bacalao que estábamos en casa. Haciendo de telonero con un discurso de 45 minutos que inició con una excusa. Dada la manifiesta impotencia de la moción, explicó Santiago Y Cierra España, simplemente estamos aquí para que los españoles escuchen a Vox sin que intermedie la manipulación de los grandes medios de comunicación que, como todo el mundo sabe, trabajan a las órdenes del socialcomunismo. Una denuncia desde la tribuna del Congreso que provocó sentidas ovaciones en los platós de Ana Rosa, Vicente Vallés, Iker Jiménez, Carlos Herrera, Pablo Motos, Trancas y Barrancas. Cuarenta y cinco minutos que le bastaron a Abascal para hacer repaso de la España de hoy. Una España en la que hay diputados que no se visten correctamente para acudir al Congreso, eso y no lo de Tamames es el verdadero circo parlamentario. Una España en la que un terrorista islámico que asesina personas por culpa de Sánchez (sic), podría ahora declararse mujer (sic) y pasar de terrorista a violador en una cárcel para mujeres (sic). Una España en la que niños se mutilan (sic) por culpa de la ministra Irene Montero (sic). Una España incapaz de plantarle cara a los comunistas de la China (sic) ni de exigirle responsabilidades por el virus con el que nos han atacado (sic). Sic, para quien no lo sepa, significa en latín que, aunque no te lo creas, son declaraciones reales por parte del hombre que considera que vestir con seis tallas menos es ir bien vestido al Congreso.

Tras Abascal, turno del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Una intervención larga para desesperación de Ramón Tamames, que ya advirtió durante las negociaciones con Vox que él come a las doce y media. Sánchez aprovechó la primera moción de censura de la historia en la que el candidato no era un candidato y su programa alternativo no existía para presentarse él mismo como candidato a la reelección y hablar del programa de gobierno vigente. En su intervención, el presidente, que lo seguirá siendo tras la votación de mañana, acusó al Partido Popular de cobardía por abstenerse ante el Circo del –cara al– Sol y definió a Vox de un modo original. Según él, la ultraderecha es la encargada de dar sabor y color de forma artificial a lo que piensa el PP, así que el Sánchez más Comedy Central los definió como “el glutamato de la derecha”, para desesperación de quienes nos dedicamos al chascarrillo en redes, dolidos por el intrusismo laboral.

El discurso de Tamames ya lo conocíamos. No por previsible, que también, sino porque días atrás fue filtrado de principio a fin a la prensa

Hechas las presentaciones, turno al fin para Tamames, corbata rosa con estampados, chaleco de padrino de boda bajo la chaqueta y protagonista absoluto de este enrevesadísimo capítulo de Cuéntame en el que los guionistas se fueron de juerga y entre copas y cocaína parieron que un referente del comunismo español acabase sus días liderando lo que quedaba de tropa franquista. El discurso de Tamames ya lo conocíamos. No por previsible, que también, sino porque días atrás fue filtrado de principio a fin a la prensa. Es decir, que ya lo habíamos leído. Es decir, que por mucho que disimulásemos, si a esas horas seguíamos frente a la tele era por el bacalao. Que tu discurso sea público antes de pronunciarlo es una faena y también la consecuencia lógica de haberlo escrito junto a Sánchez Dragó. Si la incontinencia verbal del escritor le impidió guardarse para sí mismo sus aventuras sexuales con niñas menores de edad, como para no ir contando cuando folla en el Congreso con fascistas adultos. Si hay un pero que ponerle a este circo que generosamente ha organizado la ultraderecha para disfrute de los amantes del buen bacalao es que no se hayan atrevido a ofrecérselo directamente a Dragó, que seguía el debate desde la tribuna no sin la esperanza de que a su amigo le diese un parraque y alguien desde la bancada de Vox gritase si había algún intelectual en la sala que pudiese salvar España. El discurso de Tamames fue breve. Además de por lo de comer a las doce y media, porque aquello no era más que el imaginario de Vox –da para lo que da– aliñado con algún cultismo que justificase la presencia del señor Tamames en el escaño de un Abascal que, a su lado, buscaba en Google en qué equipo jugaba el Montesquieu al que el invitado había hecho referencia. Tamames, esperanzado en que el Congreso fuese un lugar acogedor en el que lo primero es la cortesía con los invitados, quiso orientar la cosa hacia el almuerzo despidiéndose con un “lo dejo ya, que ya van tres discursos y estamos todos un poco cansados”. Si llega a saber que la cosa se iba a ir hasta más allá de las tres de la tarde hubiera vuelto a pagar la cuota del PC con tal de que desde Vox no lo llamasen.

Dice un amigo gallego que, al contrario que a Feijóo, a Díaz le vino bien viajar lejos de Galicia. Aquí gritaba, en Madrid es una apisonadora tranquila

La respuesta de Sánchez a Tamames era el momento más delicado de la jornada. De hecho, para eso había llevado Vox a ese nonagenario escudo humano al que no puedes responderle como si fuera Abascal. ¿Con qué tono te diriges a él sin parecer agresivo? ¿Cómo surfear la posible condescendencia que aquel tipo de otra época producía en el Congreso actual? ¡Dos de bacalao para la mesa cinco! Aquello necesitaba de un movimiento quirúrgico y Sánchez lo hizo. Supo mezclar bien la dosis de confrontación política con un tono de respeto logrando desactivar así los argumentos del invitado sin rozar el terreno de la agresividad. Tamames, desesperado por la hora y pico de nueva réplica, estuvo a punto de fingir un desmayo para que la presidenta decretase un receso o sacase unos quesos y picos. Aún le quedaba otra hora y media. Era turno de Yolanda Díaz, probablemente la mejor intervención de la jornada. Dice un amigo gallego que, al contrario que a Feijóo, a Díaz le vino bien viajar lejos de Galicia. Aquí gritaba, en Madrid es una apisonadora tranquila. Lo volvió a ser. Más allá del dato –señor Tamames, lo voy a enterrar en datos–, Díaz fue capaz –y Tamames así lo detectó sabiamente– de lanzar su candidatura para las próximas elecciones en un discurso en el que le explicó al invitado de Vox en qué siglo estábamos. Díaz hizo una defensa de los logros del actual Gobierno que acabó siendo una moción de censura contra unas derechas que, en el caso de Feijóo no estaban, y en el de Vox se habían escudado en un señor mayor que interpretó a la perfección una visión y una imagen de la sociedad que pertenece ya al pasado. Mañana acaba el circo. Quien fuera referente de las libertades en España se irá a casa convencido de haber protagonizado una última página de oro. La derecha suele decir que todo tiempo pasado fue mejor. En el caso de Tamames, aciertan de pleno.

Contaba el rockero Silvio Melgarejo en una mítica entrevista con Quintero que en la Sevilla de la época había tan pocas alegrías que llevarse a la boca que los dos únicos bares que ponían bacalao estaban siempre a reventar. No habían levantado aún la chapa y ya estaba allí todo el mundo en la puerta, disimulando....

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Gerardo Tecé

Soy Gerardo Tecé. Modelo y actriz. Escribo cosas en sitios desde que tengo uso de Internet. Ahora en CTXT, observando eso que llaman actualidad e intentando dibujarle un contexto. Es autor de 'España, óleo sobre lienzo'(Escritos Contextatarios).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

2 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. ecac

    Opereta tragicómica entre el "Centro Diestro PP" (a) "LA PEPA DE LOS PEPES, y su segunda marca e hijuela bastarda, metida con calzador por parte del "Fanático Aznar Estigmas Sátrapas", "VOX" (a) "VIOLENCIAS OPACAS XENOFÓBICAS", a los cuales siempre habrá que ponerles VOXALES en sus presuntas o supuestas "Maniobras Orquestales ZARATUSTAS".-Tanto monta el PP, cómo monta tanto VOX, con sus desvaríos antidemocráticos dibujitos inanimados de los "PIERRES CORRES CAMINOS" NO DAÍS NI UNA.

    Hace 1 año

  2. juan-ab

    A primera hora de la mañana, antes del comienzo de la sesión del “bacalao”, David Torres, con su jocosa ironía, pura lija, esribía: “En el momento de lanzar la plataforma Sumar, hace cosa de un año, Yolanda Díaz aseguraba que se trataba de un proyecto que pretendía "organizar la esperanza para que un nuevo país se abra paso". Entonces daba la impresión de que se refería a España: ahora ya no hay duda de que estaba hablando del periódico. Reclamar la unidad de las izquierdas al mismo tiempo que se rechaza un acuerdo para acudir a las elecciones generales con Podemos e IU puede sonar contradictorio, sí, pero se trata de la vieja receta de la izquierda española para abrirse las tripas en canal en un vistoso harakiri y que luego el PSOE remate la faena con una decapitación en vivo. Conviene no olvidar que el sepukku, el suicidio ritual de los samurais, no está completo hasta que la cabeza rueda por el suelo. Felipe González acabó con una cara de japonés que no podía con ella y a Pedro Sánchez cada vez se le afilan más los párpados. A la ministra de Trabajo se le atribuyen algunos de los logros más importantes en avances sociales, olvidando, por ejemplo, que la primera gran subida del sueldo mínimo, de 736 a 900 euros, fue fruto de un acuerdo entre PSOE y Podemos firmado en 2019. Aparte del desastre electoral que amamantó en Andalucía y de su mutis por el foro al abandonar a Irene Montero e Ione Belarra en el debate sobre la Ley del sólo sí es sí, también suele olvidarse que fue Pablo Iglesias quien incluyó a Yolanda Díaz en el gobierno de coalición, a pesar de la oposición frontal de IU, y que Iglesias la designó sucesora en el momento de abandonar el cargo de vicepresidente. Más clamoroso fue el olvido de la propia Díaz cuando proclamó que en la democracia española florecieron cuatro grandes proyectos de país: el de Suárez, el de González, el de Aznar y el de Zapatero. No está muy claro porque no mencionó el de Sánchez, quizá por modestia, quizá por no darle ni un sorbo de agua a Podemos, quizá porque se trata de lo más parecido a un gobierno de izquierdas que ha habido en España en un siglo.” (“Sumar ceros a la izquierda”, Público). Tal vez, de haberlo escrito después de escuchar la intervención, en plan presidenciable, de Yolanda Díaz, con sus menciones a las ministras Irene Montero e Ione Belarra (entre otras), tal vez, digo, lo habría escrito de otra manera. En mi opinión habría utilizado más que lija, escofina. // Como siempre resulta un gustazo leerte, Tecé.

    Hace 1 año

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí