1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

  292. Número 292 · Enero 2023

  293. Número 293 · Febrero 2023

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Tribuna

El fantasma del comunismo

La acción política exige amplitud de miras y voluntad de diálogo, entender lo que está sucediendo cuando millones de votantes han dejado de apoyar al PSOE y se han desplazado a Podemos

José Antonio Pérez Tapias 17/05/2016

<p>Documento de una de las resoluciones políticas del PSOE.</p>

Documento de una de las resoluciones políticas del PSOE.

Cristina Barbarroja

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Es algo tan viejo como inútil el recurrir a la acusación de comunismo para desacreditar a un adversario político situado en la izquierda al que en verdad se le teme. De ello ya levantaron acta Marx y Engels en los primeros párrafos del Manifiesto comunista. A la vez, dando la vuelta a la acusación de quienes, atemorizados, trataban de conjurarse contra el peligro comunista, los autores del magistral panfleto con mayor incidencia en la historia encabezaban su escrito advirtiendo de que, efectivamente, “un fantasma recorre Europa, el fantasma del comunismo”.

Quienes tachaban de comunistas a los que cuestionaban el orden de dominio existente en la Europa decimonónica recordaban, como Marx y Engels podían tener presente, el estremecimiento “de asombro y terror” con que los amigos de Hamlet constataban la presencia del espectro de su padre por entre las almenas y pasadizos del castillo que fue su residencia real. Atrapados por las sombras de un fantasma que no se dejaba apresar, no dejaban de verse profundamente preocupados –así lo refleja la inigualable potencia dramática de Shakespeare-- por lo que esa espectral presencia pudiera augurar en cuanto a “alguna extraña conmoción en el Estado”. Es por ello que Horacio, el fiel amigo de Hamlet, le espeta a la sombra del difunto rey de Dinamarca: “¡Detente y habla!”. Mas eso, que hablen, es lo que ahora no quieren los que, a la vuelta de casi dos siglos de que el Manifiesto comunista saliera a la luz, arrojan acusaciones de comunismo sobre adversarios políticos a los que intentan hacer callar. El miedo que acompaña a la sorpresa por el crecimiento en eco político y apoyo social a quienes, en buena parte, han recogido la traducción en voto democrático de lo que fueron las manifestaciones de indignación del 15M de hace cinco años, conduce a la torpe estrategia de pretender situarlos fuera de la fiabilidad política definida por lo establecido interesadamente como correcto. Para ello, términos como “extremistas” o “radicales” pasan a engrosar el repertorio de fórmulas con que acusar desde la derecha a quienes se les ha situado en una posición definida como ant-sistema.

Es patético oír a quien, con olvido de toda noción de vergüenza política, sigue al frente del Partido Popular como candidato, a pesar de que hubiera debido dimitir de la presidencia del Gobierno hace años por la corrupción instalada en el partido que presidía y preside, hablar de que “vuelven los comunistas” como si fuera el gran peligro que en este momento amenaza a la sociedad española, cuyo temor debiera ser que se perpetúen en el poder los que abusaron del mismo en el expolio a su propio pueblo. No menos impresionante resulta ver al líder de Ciudadanos, esa nueva fuerza política con ínfulas de centralidad liberal, haciendo uso del mismo truco para arrojar ad inferos a Podemos, la otra fuerza que le hace la competencia en tanto partido emergente: aplicarles el rótulo de comunistas como “acusación estigmatizadora” –diagnóstico marxiano en su momento-- es recurso fácil para abundar en el desprestigio del rival político. De camino, desde estos dos partidos de la derecha el mensaje que se lanza al PSOE es claro: ¡Cuidado con aliarse de alguna manera con esos irredentos comunistas de Podemos, máxime cuando su otrora vocación de transversalidad ha quedado barrida al coaligarse con Izquierda Unida, teniendo al PCE en su núcleo, bajo la aparentemente inocua denominación de Unidos Podemos!

Si, después de todo, aunque sea insidia extemporánea, no extraña escuchar que “vuelven los comunistas” en boca de conspicuos representantes de la derecha, cosa distinta es cuando desde el PSOE se cae en recurso tan burdo al pretender descalificar a los rivales políticos por la izquierda tildándolos de “extremistas” que se suben el retrógrado carro del “viejo comunismo” –haciendo la pirueta consistente en trocar la gastada acusación de populismo por la reeditada de comunismo--. Nadie mínimamente informado de los avatares históricos ocurridos en la izquierda desconoce las hoscas relaciones, en muchos momentos, entre socialistas y comunistas –vividas después como alejamiento entre comunismo y socialdemocracia--, ni puede ignorar las tensiones, a veces llevadas a trágicos extremos, que se han dado en el campo comunista –los finales de Trostki, o el del trotskista Andreu Nin, fueron al respecto desgraciadamente paradigmáticos--, pero pretender trasladar aquí y ahora claves de ese pasado es llamarse a engaño y no querer entender lo que está sucediendo cuando millones de votantes han dejado de apoyar al PSOE y han desplazado sus preferencias a Podemos. Tal es la cuestión que en el Partido Socialista debe abordarse y tenerse en cuenta en campaña electoral, en vez de caer en la trampa de invocar el fantasma del comunismo –lo cual se hace aun bajo la fórmula más light de comentar jocosamente cómo vuelven a reencontrarse antiguos miembros de las Juventudes Comunistas, lo cual, dicho sea de paso, tiene su aquel cuando a ello se alude desde los constantemente reunidos miembros de las Juventudes Socialistas--.

Más allá de las inconveniencias del reiterado error de tratar con tonos despectivos a quien puede necesitarse en el futuro para cualquier fórmula de pacto político –suponiendo que haya alguna esperanza al respecto y aparte de cómo puede repercutir tal discurso displicente en los pactos que ya se tienen en ayuntamientos y comunidades autónomas  con las fuerzas políticas así descalificadas--, hay una cuestión que destaca sobremanera entre las que desde posiciones de izquierda deberían tenerse cuidadosamente presentes: dado el papel del PCE en la resistencia a la dictadura franquista, en la articulación de la oposición a la misma desde la clandestinidad, en la defensa de los trabajadores y en la recuperación del movimiento sindical en España, en la instauración de la democracia a lo largo de la Transición que permitió dejar atrás el criminal régimen anterior…, dado todo eso, y aunque sea bajo la fórmula del “viejo comunismo”, denigrar a los comunistas en España es andar escasos de memoria democrática. No hace falta decir que los logros democráticos no fueron exclusiva del PCE, pues tanto comunistas de otros partidos como, por supuesto, socialistas “del interior” y de un largo exilio contribuyeron a ellos. El PSOE, por tanto, habiendo sido protagonista destacado en la recuperación de la memoria histórica, no debe tratar con esas formas descuidadas –son de derechas-- lo que los comunistas, alejados de la impostura estalinista, han significado en nuestra historia contemporánea. Y para más abundamiento, aún han de considerarse más impertinentes alusiones descalificatorias hacia los comunistas al tener en cuenta cuántos han aterrizado en las filas socialistas provenientes de la órbita comunista, desde los de la ORT, el MC y el PT, hasta los carrillistas y los de Nueva Izquierda escindidos del PCE, pasando por antiguos militantes del trostskismo.

Es, pues, un desatino incurrir entre partidos de izquierda en recíprocas descalificaciones sumarias –también cuando se dirigen con trazo más que grueso hacia el Partido Socialista-- que responden a guiones que parecen más trazados desde la ignorancia histórica que desde la voluntad de abrir paso a los acuerdos que tan necesarios son para hacer efectiva la alternativa a la derecha. El cambio de paradigma al que estamos urgidos por el cúmulo de crisis concitadas en el nuevo contexto económico y político mundial, así como por nuestras realidades nacionales, obliga a repensar las respectivas tradiciones socialista y comunista. Entre tanto, la acción política exige amplitud de miras y voluntad de diálogo. Y a ciertos fantasmas que, en lo que de real tienen, promueven metas de libertad y objetivos de justicia, que les teman quienes tengan que temerles por ser, dicho sea parafraseando el dicho teatral acerca de “los muertos que gozan de buena salud”, espectros que gozan de intensa vida.

 

  

Es algo tan viejo como inútil el recurrir a la acusación de comunismo para desacreditar a un adversario político situado en la izquierda al que en verdad se le teme. De ello ya levantaron acta Marx y Engels en los primeros párrafos del Manifiesto comunista. A la vez, dando la vuelta a la acusación de...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

José Antonio Pérez Tapias

Es catedrático en la Facultad de Filosofía de la Universidad de Granada. Es autor de 'Invitación al federalismo. España y las razones para un Estado plurinacional'(Madrid, Trotta, 2013).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

3 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. javier

    Cualquiera que se lea las resoluciones del PCUS de 1956 las suscribe, sobre todo si es antiestalinista o anticomunista. No hay más que leer el comentario de Javier RP para descubrir la verdad: no me asustan solo los comunistas, sino todos los totalitarios en general.

    Hace 6 años 8 meses

  2. Javier RP

    Vamos a enterrar a Nin de una vez -incluso no de manera figurada, si se pudiera- y miremos al futuro. "Unidos Podemos": ¿qué ha pasado con la renta básica?, ¿qué sectores se nacionalizarán?, ¿qué límites se pondrán a la propiedad privada?, ¿cómo se regularán los medios de comunicación?, ¿cómo se reformará la Administración? ... En resumen, ¿con cuál de las diversas versiones con que Podemos responde a estas preguntas nos quedamos?. Y esto no es asunto de la filiación comunista o de izquierdas.

    Hace 6 años 8 meses

  3. Antonio

    Cualquiera que haya leído el pre-acuerdo Podemos-IU, puede ver que incluye medidas que firmaría el PSOE, es decir, socialdemócrata, de comunista poco. Quizás porque le gusta la letra, Sánchez saca a pasear lo de "que vienen los comunistas", así como hiciera anteriormente González con lo de "que viene la derecha" (mintiendo porque la derecha era él). IU ha tenido que hacer concesiones que auguraban el NO de su militancia, si no fuese porque la única salida que tenía es el SI... La Utopía debe esperar. Salud.

    Hace 6 años 8 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí