1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Picardía, el espejo de las fracturas francesas

En la región natal del presidente francés, asolada por la deslocalización industrial, el periodista y realizador François Ruffin, inspirador del movimiento Nuit Debout, se enfrenta en las legislativas al fenómeno Macron y a la extrema derecha

Enric Bonet Amiens , 11/06/2017

<p>François Ruffin acompañado de militantes de Picardie Debout antes de participar en una carrera popular en Longueau. Junio 2017.</p>

François Ruffin acompañado de militantes de Picardie Debout antes de participar en una carrera popular en Longueau. Junio 2017.

E. B

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Necesitamos tu ayuda para realizar las obras en la Redacción que nos permitan seguir creciendo. Puedes hacer una donación libre aquí

-----------------------------------------------------------------------------------------------------

Las famosas galletas francesas macarons han sido rebautizadas como “macrones” en Amiens, la ciudad natal del presidente francés Emmanuel Macron. Al menos así es como las llaman muchos de los clientes de la chocolatería Trogneux. Fundada a finales del siglo XIX, la lujosa tienda es propiedad de una familia de notables de esta ciudad del norte de Francia. A esta estirpe pertenece la nueva primera dama, Brigitte Macron. Aunque sus dependientes prefieren no hablar de política, los responsables intentan beneficiarse de la macronmania. Promocionan una chocolatina en forma de planeta tierra con el lema publicitario “Make our planet great again”, parafraseando así las palabras con las que el presidente Macron respondió a la decisión de Donald Trump de no ratificar el acuerdo del clima de París.

“He venido a pasar un fin de semana a Amiens porque estoy fascinada por Macron”, asegura Joanna Cvettenand, una traductora polonesa que vive en París desde hace ocho años. La chocolatería Trogneux ha sido su primera parada en su peculiar visita turística a esta ciudad de poco más de 130.000 habitantes, gobernada por la alcaldesa centrista, Brigitte Fouré. Su paseo por las calles peatonales del casco antiguo de Amiens continuará en busca del colegio de jesuitas La Providence. La escuela donde el adolescente Macron no sólo sorprendió a sus profesores por su brillantez intelectual, sino que empezó su romance con su profesora de literatura, Brigitte, veinticuatro años mayor que él y con la que terminaría casándose. 

el 28% de los habitantes de la ciudad votó por Macron en la primera vuelta de las elecciones presidenciales. Un apoyo que aún debería reforzarse durante las legislativas

A pesar de no haber vuelto a Amiens desde que tenía diecisiete años, la figura de Macron despierta una gran simpatía entre las clases profesionales y acomodadas que viven en el centro de esta ciudad bañada por las aguas del río Somme. “Estoy contenta con las primeras semanas de su presidencia, ya que ha sabido mostrarse como un hombre firme en los compromisos internacionales”, afirma Fleur, una joven de 23 años que trabaja en una consultoría sobre asuntos europeos. Como ella, el 28% de los habitantes de la ciudad votó por Macron en la primera vuelta de las elecciones presidenciales. Un apoyo que aún debería reforzarse durante las legislativas de este domingo 11 y el 18 de junio.

Según los últimos sondeos, el movimiento La République en marche (La República en marcha, LREM) de Macron obtendrá un 29% de los votos en la primera vuelta y conseguirá unos 400 diputados en la segunda, un resultado claramente superior a los 289 escaños necesarios para la mayoría absoluta. En Amiens, nadie duda de que la diputada elegida en la circunscripción que abarca los barrios más céntricos de la ciudad será la candidata de LREM, Barbara Pompili, una antigua diputada ecologista reconvertida al macronismo.

En los barrios populares del norte de Amiens, a más de una hora andando del centro, los resultados de las legislativas serán más inciertos. En esta circunscripción, que abarca tanto la banlieue norte como numerosas otras pequeñas localidades de la periferia desoladas por la desindustrialización, se celebra una de las confrontaciones más mediáticas de esta contienda electoral.

El candidato de LREM, Nicolas Dumont, se enfrenta a un conocido actor, Franck de Lapersonne, que se presenta por el ultraderechista Frente Nacional. Pero además también tiene que hacerle frente a la candidatura de François Ruffin, autor del documental satírico Merci Patron! (¡Gracias jefe!), visto por más de 500.000 franceses en las salas de cine y premiado con el César (el equivalente de los Goya) al mejor documental. Gracias a la historia de la familia Klur y su ingeniosa lucha en contra del hombre más rico de Francia, Bernard Arnault, propietario del grupo Louis Vuitton, Ruffin impulsó el movimiento Nuit Debout de los indignados que tomó la Plaza de la República en París a finales de marzo del año pasado.

Compañero de Macron en el colegio La Providence, Ruffin, 41 años, ha dirigido durante los últimos veinte el diario satírico Fakir. Este medio local militante, que cuenta con 17.000 abonados, le ha servido para denunciar los escándalos de la política local y describir la desindustrialización de un territorio que antaño fue la joya del sector textil e industrial francés. Pirelli, Goodyear, Whirlpool… El goteo del cierre de fábricas ha sido constante durante los últimos treinta años. En paralelo el voto a la extrema derecha no ha dejado de progresar en la zona de La Somme, donde la ultranacionalista Marine Le Pen obtuvo más del 30% de los sufragios en la primera vuelta de las presidenciales.

Bautizada como Picardie Debout (Picardía en Pie), la candidatura de Ruffin ha recibido el apoyo de la Francia Insumisa de Jean-Luc Mélenchon, de los verdes y los comunistas. Gracias a esta unión de las fuerzas de izquierda, que se presentan por separado en la mayoría de las circunscripciones, él espera hacer frente al canto de las sirenas del Frente Nacional y al respaldo creciente al presidente Macron. Un objetivo que no resulta inalcanzable por la sociología heterogénea del lugar donde se presenta.

Bautizada como Picardie Debout, la candidatura de Ruffin ha recibido el apoyo de la Francia Insumisa de Jean-Luc Mélenchon, de los verdes y los comunistas

“En esta circunscripción vemos representadas las tres Francias: las clases obreras que están en contra de la globalización, los habitantes de origen inmigrante de los barrios populares y las clases medias favorables a la globalización”, explica Vladimir Mendès-Borgès, consejero municipal en el norte de Amiens por la mayoría centrista que gobierna esta localidad. Esta división en tres grupos sociales se vio reflejada en los resultados de la primera vuelta de las presidenciales: el 28% de los sufragios para Le Pen, el 22% para Macron y el 21% para Mélenchon.

El gran favorito: el partido de la abstención

“Los franceses valoran positivamente las primeras semanas del mandato de Macron, así que espero que el candidato de LREM mejorará los resultados de las presidenciales”, afirma Mendès-Borgès. Este consejero municipal aprovecha el último domingo antes de la primera vuelta para acompañar a su candidato Nicolas Dumont durante una visita al mercado Colvert en el norte de Amiens. “En estas elecciones la gente sólo deberá responder a una pregunta: ¿consideran importante que el presidente Macron disponga de los medios suficientes para llevar a cabo su política?”, asegura Dumont.

El candidato de La République en marche, Nicolas Dumont, en un acto de campaña en Colvert, al norte de Amiens. Junio de 2017 / E.B

El candidato de La République en marche, Nicolas Dumont, en un acto de campaña en Colvert, al norte de Amiens. Junio de 2017 / E.B

Alcalde de Abbeville, una localidad de poco más de 20.000 habitantes al norte de Amiens, y ex vicepresidente de la región de Picardía, Dumont es un antiguo barón socialista que en marzo se unió a las filas macronistas. “Es un hombre joven, tiene 40 años, pero se trata de un puro político de carrera”, reconoce Patrick Lehingue, profesor de Ciencias Políticas en la Universidad de Amiens. Una trayectoria política que no se corresponde con la regeneración prometida por Macron.

“No se puede hablar de regeneración política cuando presenta a candidatos que llevan más de veinte años haciendo política”, critica la candidata socialista Pascal Boistard, que también reparte propaganda electoral en el mercado Colvert. Diputada saliente de esta circunscripción y antigua integrante del gobierno de Manuel Valls, Boistard acusa a Dumont de “haber cambiado de chaqueta política” y de “ser un traidor”.

Sin embargo, buena parte de los peatones presentes en el mercado Colvert prefieren ignorar las disputas locales de las elecciones legislativas. En este barrio, donde los bloques de viviendas de alquiler social se alternan con las casas con jardín, los vendedores de las fruterías o las tiendas de ropa reflejan los orígenes multiculturales de un distrito que acogió desde mediados de los sesenta una extensa comunidad de harkis de Argelia, las milicias árabes que pelearon del lado francés durante la guerra de independencia. El izquierdista Mélenchon consiguió en este distrito el 40% de los votos en las presidenciales, pero se espera que el partido de la abstención gane de forma holgada en las legislativas.

“No voy a votar porque no cambiará nada en mi vida”, afirma Naoufer Rami, 24 años. Este joven, que regenta durante el Ramadán un modesto puesto de dulces orientales al lado del mercado, votó a Mélenchon en las presidenciales, pero no volverá a hacerlo en las legislativas “porque me siento estafado por la política”. Como él, decenas de miles de habitantes de esta circunscripción no acudirán a las urnas este domingo. “En las legislativas de 2012 ya fue una circunscripción con uno de los niveles de abstención --el 44%-- más elevados de toda Francia”, explica Lehingue.

Populismo de izquierdas para frenar la indiferencia

“Lo que más me preocupa de estas elecciones es la resignación”, reconoce Ruffin. Con el mantra de luchar contra la indiferencia, el director de Merci Patron! anunció su candidatura a principios de febrero. Desde entonces, ha llevado a cabo una larga campaña anclada en la cultura popular. Proyecciones constantes de su documental, la creación de un equipo de fútbol o la celebración de un mitin multitudinario en las puertas de la fábrica de secadoras de Whirlpool, amenazada con su deslocalización a Polonia y donde Macron y Le Pen protagonizaron uno de los episodios más mediáticos de la campaña presidencial. Éstas han sido algunas de las acciones más destacadas de su hiperactiva campaña, llevada a cabo gracias a un equipo de 400 voluntarios, decenas de ellos venidos de fuera de la región.

En lugar de celebrar un mitin tradicional, el equipo de Picardie Debout aprovechó el último fin de semana de campaña para participar en una carrera popular en Longueau. Es en las decaídas localidades industriales de la periferia de Amiens donde Ruffin ha focalizado su campaña. En estos antiguos bastiones del Partido Comunista, los niveles del paro suelen superar el 20% y el FN consiguió más del 50% de los votos en la segunda vuelta de las presidenciales.

La formación de Le Pen espera reeditar este resultado con la candidatura de Franck De Lapersonne, un actor de cine y televisión parisino que se define como “un antiguo mélenchonista”. Se trata de un hombre próximo al vicepresidente del FN, Florian Philippot, miembro de la corriente más euroescéptica y gaullista del partido. “Decidí participar en política por la entrada en campaña de Macron, un producto del sistema y que sólo favorecerá la financiarización de la economía”, asegura De Lapersonne que habla prácticamente como un militante de izquierdas.

Crítico con el funcionamiento actual de la UE y partidario del restablecimiento de medidas proteccionistas, el líder de Picardie Debout reivindica un discurso populista de izquierdas

Su discurso puede seducir al electorado obrero, aunque “prácticamente no está haciendo campaña en la circunscripción”, explica Lehingue. Según este politólogo, especialista de la política local, “la campaña Ruffin puede servir para atraer a una parte del electorado obrero del FN”. Crítico con el funcionamiento actual de la Unión Europea y partidario del restablecimiento de medidas proteccionistas, el líder de Picardie Debout reivindica un discurso populista de izquierdas que “sirva para que la gente no dirija su cólera hacia los refugiados, sino hacia aquellos que dirigen la sociedad”.

“La izquierda francesa se ha aburguesado y Ruffin atrae a la gente porque es un hombre políticamente incorrecto”, afirma Patrick Flécheux, que colabora voluntariamente con él desde que este estrenó su documental a principios del año pasado. Si el candidato de Picardie Debout es finalmente elegido, promete cobrar sólo el salario mínimo francés (1.480 euros brutos), permitir que su mandato sea sometido a un referéndum revocatorio y “llevar la palabra de la gente a la Asamblea Nacional”. Y así pronunciar discursos como el que hizo cuando subió a recoger el premio en la ceremonia de los César del pasado enero: “¿Por qué a nadie le importa el cierre de las fábricas? (…) Porque sólo afecta a los obreros (…). Quizás en este país hay personas sin dientes, pero sobre todo hay dirigentes sin cerebro”.

Tras terminar la carrera en Longueau, el equipo de Picardie Debout organizó esa misma tarde una proyección de Merci Patron! en un bar de esa misma localidad. Una treintena de personas vieron la película y al final Ruffin discutió con ellos. Aunque no había acudido al bar para ver el documental, Lucie, una empleada de una inmobiliaria, a quien “no me importa para nada la política” intervino durante el coloquio. “Mi hijo me mostró el discurso que usted hizo durante los César y me parece que es un hombre franco y honesto”, aseguró. Y al terminar la charla coreó “Merci Patron”. Un grito que en Amiens es sinónimo del “Sí se puede”. 

Necesitamos tu ayuda para realizar las obras en la Redacción que nos permitan seguir creciendo. Puedes hacer una donación libre aquí

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí