1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

  292. Número 292 · Enero 2023

  293. Número 293 · Febrero 2023

  294. Número 294 · Marzo 2023

  295. Número 295 · Abril 2023

  296. Número 296 · Mayo 2023

  297. Número 297 · Junio 2023

  298. Número 298 · Julio 2023

  299. Número 299 · Agosto 2023

  300. Número 300 · Septiembre 2023

  301. Número 301 · Octubre 2023

  302. Número 302 · Noviembre 2023

  303. Número 303 · Diciembre 2023

  304. Número 304 · Enero 2024

  305. Número 305 · Febrero 2024

  306. Número 306 · Marzo 2024

  307. Número 307 · Abril 2024

  308. Número 308 · Mayo 2024

  309. Número 309 · Junio 2024

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

El Decamerón X

Jornada décima. Covid, trumpismo y libertades civiles

Una parte de la sociedad CAT cree que en MAD la gente está en modo Verbena de la Paloma, y que el Govern no sólo planifica sino que evita un genocidio CAT causado por un virus MAD

Guillem Martínez Madrid , 20/03/2020

<p>Qué mala suerte.</p>

Qué mala suerte.

G.M.

En CTXT podemos mantener nuestra radical independencia gracias a que las suscripciones suponen el 70% de los ingresos. No aceptamos “noticias” patrocinadas y apenas tenemos publicidad. Si puedes apoyarnos desde 3 euros mensuales, suscribete aquí

1- Me despierto. Veo en mi cabeza el calendario Pirelli. Me ducho. Pirelli. Cepillado de dientes. Pirelli. Miro un geranio. Pirelli 1972, Special Edition Bombardamenti della Cambogia. Practico el deporte del día en mi piso –hoy, lanzamiento de martillo; adiós a mi vajilla de la dinastía Ching–, y en ningún momento visualizo mi objetivo olímpico, sino la edición 1976 –en su día muy polémica; salía Madame Trudeau vestida de india shoshone; vestida con un tomahawk– del calendario Pirelli. Me frío un huevo à la mode de La Coupole, con su beluga malossol 0-0, que hoy los chinos, yupi, han tirado en MAD vituallas en paracaídas. Vitualla es, por cierto, una de las pocas palabras viking que se han colado en el castellano. La otra es dámelotodoquestoymuyloco. Me imagino un vikingo precariamente, pues luego vuelve a coparme Pirelli 1980. Leo un formidable libro de Juan Luis Arsuaga –Vida, la gran historia; la moderna evolución confirma que somos relativamente buenos, y que la maldad no fue del todo idea nuestra–, y sólo puedo ver el calendario Neandertal Pirelli. Ayer me compré un coco en el Mercadona On Fire. Como en las pelis de náufragos le he pintado una boca y uno ojos. Y le he llamado, ya lo habrán adivinado, Pirelli. Pirelli es fotógrafo y me explica cosas divertidas sobre su curro. Como un día que se quedó sin carrete. La gracia es cómo lo dice. En otro orden de cosas, que viene a ser el mismo, la energía me copa. Y la soledad. De manera que gasto toda esa energía haciendo levitar la nevera, con mi telequinesis/energía, mientras Pirelli hace negronis.

2- Ayer murió el primer sanitario. En Euskadi. Una enfermera. El 4% de los infectados, en el momento de escribir estas líneas, son sanitarios. Se infectan por juramento hipocrático. En una crisis como esta, en fin, es imprescindible la fuerza o, todo lo contrario, el altruismo, los juramentados. En casa somos muy del altruismo. Y nada de la fuerza. Es la diferencia entre la democracia y la barbarie. Entre una pandemia y una epidemia de zombies. La buena noticia es que está funcionando. Las personas mayormente juramentadas están en casa, evitando una curva rápida que colapse las UCIs. Más. El confinamiento –de tendencia voluntaria o, al menos, no hay marines en el mundo para confinar al mundo– se tendría que empezar a notar la semana que viene. Salvo algunas cotas de autoritarismo, inquietantes, que ya les iré explicando, la cosa, el juramento, diría que funciona. La dicotomía fuerza-altruismo me temo que será el hilo de este artículo. Y de las próximas semanas.

3- Los virólogos –expertos independientes; es decir, no relacionados con una opción política; un experto es eso; en las pelis es el tipo que convence al presi USA de no apretar el botón nuclear; en la realidad, me temo, no siempre sucede eso, puede haber psicópatas expertos– explican que estamos en otra fase de la crisis. El 15 –esta semana, hace mil años– apareció una entrevista fantástica a Miguel Hernán, epidemiólogo por el tercio Harvard. Sinopsis. Los gobiernos europeos, todos, perdieron semanas fantásticas para planificar. La decisión de la OMS de proclamar la pandemia fue un acicate positivo. Lo público, y no lo privado, es mejor herramienta en una pandemia –en ese sentido, USA lo tiene crudo–. Explica, y esto es muy importante, que hay dos fases en una epidemia: a) contención –que ya, snif, pasó; “hay tantos casos y contagios que no hay sistema en el mundo que pueda hacerlo”– y b) mitigación –usted se encuentra aquí–: se cierra todo lo cerrable, “como se está haciendo”. Importante, mucho: “En esta fase las restricciones de viajes ya no parecen tener sentido”. No obstante, y abandono momentáneamente el artículo del señor de Harvard, resulta imposible viajar, en principio, por las disposiciones gubernamentales, salvo en los casos especificados en el estado de alarma. Y, también, por las restricciones a secas. Es decir: un centenar de Estados han prohibido viajar a Esp. En cuanto a las líneas internas, Iberia y Vueling están en modo ERTE –Iberia, casi 14.000 personas–. Sí, los aeropuertos siguen abiertos. Llegan y salen aviones sin pasajeros, para conservar las líneas –el capitalismo es raro; precisa aviones vacíos volando todo el día–. Por otra parte, en una epidemia, hay que tener aeropuertos abiertos. Para que vengan mascarillas y respiradores, por ejemplo. El AVE parece el tren del zar. O, al menos, tiene el mismo pasaje. Tal vez, sin Rasputín. El AVE low cost, que tenía que empezar en abril, ha decidido irse al guano. Los hoteles, por cierto, y con orden de cerrar en unos días, están mayormente vacíos. Me dicen que algún familiar de algún internado y turistas con problemas para volver a su país. La pregunta es: ¿dónde dormirán los camioneros cuando no haya hoteles? Pero volvamos al señor de Harvard.

4- Sitúa el nivel máximo de confinamiento en Occidente en la escuela italiana. “En Wuhan las medidas fueron extremas, la gente lo ha pasado muy mal, pero solo allí y en los alrededores. El resto de China tomó medidas rápidamente, y esas medidas son las que han conseguido que no se extienda la epidemia” –eso es lo que no ha pasado a tiempo en Europa, en Esp y en cada una de sus autonomías afectadas; eso es el tiempo perdido, que uno solo ve a toro pasado–. Explica, por cierto, que el virus es menos virulento en Europa que en China. E, importante, explica el confinamiento de Wuhan: “En Wuhan no dejaban a la gente salir de casa, la policía les daba palos por la calle, y ponía cadenas en los portales”. Y culmina con un “hay que mantener un equilibrio entre los derechos individuales y la salud pública. Lo que se está haciendo ahora mismo en Italia no se había hecho nunca en tiempo de paz en un país occidental, no sé si se puede ir mucho más lejos”.

5- Esa frase ya no alude a un problema sanitario, acotado à la italiane. Sino a un problema ético. Es decir, político. Plantea una opción de fuerza, y otra de civismo, lo que es la diferenciación entre autoritarismo y democracia en esta crisis. Cada Estado lo soluciona según su cultura democrática. En Europa se ha decidido, parece ser, que el límite es Italia. Y, en efecto, es una suerte de límite humano de la libertad en Europa, descomunal, y realizado por convicción cívica antes que por fuerza. Por fuerza, de hecho, sería imposible, diría. Y parece efectivo, por otra parte. Esp lo copia. Pasada la primera fase, que ya nos queda a tomar por XXXX, se evita con ese modelo una curva más pronunciada de contagio. Con lo que el colapso sanitario, descomunal, es menor. A las dos semanas prosiguen los contagios, de personas previamente infectadas, si bien descienden los nuevos contagiados. Posteriormente se produce un pico en UCIs –en Esp, se prevé para la primera semana de abril–. Y posteriormente, brrrr, la punta de muertes. Será duro, psicológicamente muy duro, pasar esas semanas. Reconforta saber que todo el esfuerzo social, colectivo, es para que accedan a las UCI el mayor número de personas. Todos los gobiernos conocen este esquema. Quien haga una lectura contraria o exótica a esta, miente. Bélgica también ha optado por la cosa italiana, pero de manera menos inflexible. Permite paseos, con distancia de seguridad, para dos personas residentes en una casa. Francia también va en modo aislamiento, al parecer con mayor violencia policial. En Alemania no hay confinamiento. Ni en Suiza, donde se han cerrado comercios. Alemania y Suiza son el parque más chachi-piruli en UCIs. Comen aparte. No recortaron, o lo hicieron menos.

6- La opción Esp está respaldada por la OMS. No lo digo yo, sino la OMS. Adolece, en tanto que tardía, como en todos los Estados de Europa, de material y tests –los tests vendrá en unos días, han dicho hoy; con ellos, se dispararán los contagios oficiales, se supone–. El Gobierno –a través de Pedro Sánchez en el Congreso, esta semana– ha asumido el retraso en la toma de medidas tempranas y ha pedido disculpas. También el Gobierno vasco –a través de una autoridad sanitaria, que fue radicalmente sincera–. En una gestión democrática del asunto es importante eso. Y la transparencia, que es más opinable. El Gobierno vasco, a su vez, ha protestado por el carácter centralista del estado de alarma. Pero ha aplazado la efectividad de su protesta hasta el final de la crisis. El Gobierno esp, hace dos legislaturas –o una, que la anterior no cuenta en el tiempo-espacio–, devolvió la universalidad de la salud. El vasco es el que menos ha recortado en gasto sanitario del Estado en el anterior yuyu. Hay, se intuye, una línea que une un mayor comportamiento democrático en esta crisis con un mayor gasto en sanidad. Por lo mismo, glups, hay otra que une mayor autoritarismo, menor transparencia y menor civismo con el hecho de haber realizado mayor recorte sanitario.

7- Las puntas de menor gasto y mayor privatización son, respectivamente, Cat y MAD. Y esos son los gobiernos más divergentes en esta crisis, los que emiten mayores problemas frente a la actuación gubernamental. Veámoslo. 

8- La presidenta de la CAM ha criticado la lentitud e inoperancia del Gobierno en la epidemia. Ha hablado, incluso, de sustracción de materiales por parte del Gobierno. A su vez, es una de las presidencias más activas en la crisis. Ha creado hospitales en hoteles y en el IFEMA, que vienen a dibujar una notoria capacidad de planificación y actividad. Un no parar. Hablo, no obstante, con Mónica García –piticlín-piticlín–, médica y diputada en la Asamblea de Madrid por Más Madrid. “MAD es otro modelo de privatización, diferenciado de Cat. Es ultraliberalismo a palo seco. Es el gasto sanitario, a escala, menor en el Estado. Lo que ahora es catastrófico, un polvorín, por el colapso. Tendrá que intervenir el Ministerio, la UME y ONGs”. Me ejemplifica la desplanificación, que afecta ya a esta crisis, por obtención de beneficio, con un ejemplo. “Esperanza Aguirre construyó, hace 15 años, 11 hospitales: 4 privados, que participan en lo público por convenio” –este es el sistema cat, por ir resumiendo, si bien en Cat las mutuas van a tope–, “y siete mixtos. En 2017 deberían haberse abierto muchas más camas en ellos. Pero no se hizo. Ahora tienen pabellones o plantas vacías, que no han accedido al uso, en tanto esos hospitales son de fondos buitres, que no están para gastos”. Se ha optado por convertir hoteles –no se sabe aún el precio– en hospitales. “Lo que es caro y poco práctico. Supone una persona por habitación, más consumo de recursos y mucho más personal. Lo propio hubiera sido recurrir a otros espacios sanitarios clausurados”. Sinopsis. Privatización, desregularización, falta de planificación, colapso, muertes. Y Gobierno de la CAM en épica lucha contra la planificación gubernamental en esta crisis.

9- En Cat –los mayores recortes de Sanidad del Estado–, el lunes de la semana pasada, la Consellera de Sanitat explicó que el virus era un asunto MAD. A lo largo de la semana, se fue especificando que en Cat no se había perdido la trazabilidad del virus. Que no entrañaba gravedad alguna o que, incluso, “en Cat el virus tiene un comportamiento diferente”. Con posterioridad al cierre de colegios efectuado –tarde, como en toda Europa– en la CAM, la Gene declaró el cierre de colegios. El viernes, con el anuncio de Sánchez del estado de alarma, el Presi Torra, reivindicando una planificación propia que precedía, en tiempo, velocidad e I+D a la del Gobierno, exigía la confinación de un territorio físico, no clínico o afectado en su totalidad. Previamente, escasas horas antes, había confinado una serie de municipios en torno a Igualada. Desde entonces, la exigencia de confinación de Cat –esto es, cierre de puertos, aeropuertos, y de todo el mundo en su casa, “a casa nostra”, que es como en TV3 se denomina a Cat– ha ido aumentando. Es decir, tarde, cuando ya no estamos en fase de contención. Desde entonces, la cosa ha ido in crescendo. El virus, que Trump denomina chino, ha pasado a ser MAD. Y el no aislamiento de MAD se difunde como condena a muerte de Cat, como genocidio, como Esp ens mata. Mata, ha quedado claro en la CAM, la privatización y el recorte, la renuncia a lo público. Ayer Torra, en una entrevista en la BBC, explicaba que “los expertos y científicos que nos aconsejan dicen que la mejor manera de frenar el coronavirus es con el confinamiento domiciliario, pero el Gobierno de Esp dice que no es necesario”. Lo que es una abierta mentira que, al parecer, ha calado. Una parte de la sociedad Cat cree que en MAD la gente está en modo verbena de la Paloma, mientras el Govern no solo planifica, sino que evita un genocidio de ADN cat a través de un virus MAD. Hay serias dudas sobre la capacidad de planificación de un Govern, como el de la CAM, construido a través de la selección negativa. Y hay serias dudas sobre su actuación en Igualada, hospital que funciona por el juramento hipocrático de sus sanitarios, y no por el material o los médicos, que no llegan, por incapacidad en la planificación. El Govern ha anunciado, por otra parte, el colapso sanitario para el lunes. En vez de aportar información y transparencia aporta caos, fake y, como ha anunciado, colapso. Lo único que parece que planifique ante una epidemia es un pogromo. Contra las minorías que no ven lo que Trump y Torra ven. Un enemigo extranjero, al que se puede vencer con nacionalismo, medidas autoritarias –los mossos son presentados como el orden y la solución, y las multas como la panacea– y acientíficas. 

10- El Gobierno Esp tiene, a su vez, dos tendencias inquietantes. El a) nacionalismo. Sale poco, pero sale de vez en cuando el palabro patriotismo. Y las ruedas de prensa con b) militares que hablan como Rambo. Invitando a la sociedad, en esta crisis, a comportarse como todo lo contrario, como un soldado. Cada vez que esos militares salen por la tele, sube el precio del pan de lo ético.

11- Finalizando. Hoy, importante, la Comisión Europea ha congelado –ha utilizado ese palabro– la austeridad. Estamos en cambio histórico. Poco constante aún, o que aún no se lo cree. Hoy, Calviño ha paralizado la propuesta de UP para suspender el pago de alquileres, por el que se han posicionado Transportes e Industria, ambos del PSOE. El próximo CM no contemplará medidas de gasto. Que no tardarán. Indicio: en un periquete han desaparecido 400.000 afiliados a la Seguridad Social. 

12- Caen más paracaídas chinos. Pirelli y yo salimos a buscar una lamprea, a ver. 

1- Me despierto. Veo en mi cabeza el calendario Pirelli. Me ducho. Pirelli. Cepillado de dientes. Pirelli. Miro un geranio. Pirelli 1972, Special Edition Bombardamenti della Cambogia. Practico el deporte del día en mi piso –hoy, lanzamiento de martillo; adiós a mi vajilla de la dinastía...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo), de 'Caja de brujas', de la misma colección y de 'Los Domingos', una selección de sus artículos dominicales (Anagrama). Su último libro es 'Como los griegos' (Escritos contextatarios).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

1 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Vicente

    Me encanta este tipo, así es como hay que hablar en tiempos de crisis y no ir buscando culpables. 

    Hace 4 años 2 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí