1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

  292. Número 292 · Enero 2023

  293. Número 293 · Febrero 2023

  294. Número 294 · Marzo 2023

  295. Número 295 · Abril 2023

  296. Número 296 · Mayo 2023

  297. Número 297 · Junio 2023

  298. Número 298 · Julio 2023

  299. Número 299 · Agosto 2023

  300. Número 300 · Septiembre 2023

  301. Número 301 · Octubre 2023

  302. Número 302 · Noviembre 2023

  303. Número 303 · Diciembre 2023

  304. Número 304 · Enero 2024

  305. Número 305 · Febrero 2024

  306. Número 306 · Marzo 2024

  307. Número 307 · Abril 2024

  308. Número 308 · Mayo 2024

  309. Número 309 · Junio 2024

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Lo nuevo (IV)

Un modo radical de pasar el rato

Más que descubrir, darte cuenta de que tu velocidad de pensamiento es la de tu caligrafía y que todo lo rápido y lo ágil que puedes llegar a ser tiene ese tope

Rubén Ángel Arias 11/12/2020

<p>Moscú, USA.</p>

Moscú, USA.

R.A.A.

En CTXT podemos mantener nuestra radical independencia gracias a que las suscripciones suponen el 70% de los ingresos. No aceptamos “noticias” patrocinadas y apenas tenemos publicidad. Si puedes apoyarnos desde 3 euros mensuales, suscribete aquí

* “Las galaxias, de lejos, parecen plancton” (escuchado en un documental). De cerca, la metáfora poderosa será la que nos diga lo que parecen de cerca. 

* Pienso en las sondas espaciales, en el hecho de que sean los objetos humanos que han llegado más lejos. Pienso en esa distancia. En las noches de insomnio, pienso en las trayectorias de la Voyager 1 y 2 como en dos rayas de coca. 

* “La llegada de la mecánica cuántica no desterró la teoría de Newton. Sólo precisó los límites de aplicabilidad en la dirección de las masas más pequeñas” (Nancy Cartwright).

* Dentro del Apolo XI, y justo al abandonar la órbita terrestre, se escucha la voz de uno de los astronautas, que dice: “Ahora es Newton quien nos guía”.                                                                                        

* “La mayor parte de la literatura no es más que el registro de momentos efímeros en las vidas de hombres, mujeres y burros” (Virginia Woolf).

* “Estos no necesitan recompensa. No tenemos nada que darles aquí. Han amado la lectura” (Virginia Woolf). 

* Más que descubrir, darte cuenta de que tu velocidad de pensamiento es la de tu caligrafía y que todo lo rápido y lo ágil que puedes llegar a ser tiene ese tope. Deducir de ello el nulo éxito que te caracteriza como conversador. Entender que tu pensamiento empieza y termina en unos trazos.

* La literatura produce melancolía y ensimismamiento. Esto no se dice en las escuelas.

* Se ha hablado mucho, desde Althusser en adelante, de la filosofía espontánea de los científicos (y con razón). De la física, la química o la biología espontánea de los filósofos se ha hablado mucho menos. 

* Traducido directamente del libro de autoescuela de Moscú que estoy estudiando estos días: “La ley de Idaho del Buen Samaritano protege a todas las personas de las responsabilidades civiles, jurídicas y penales derivadas de acciones en las que hayan actuado de buena fe”. 

* “Escribo un poco, leo algo en Internet, me veo un vídeo porno, me meto en Twitter, vuelvo a ver otro poco de porno, leo… Ese es mi proceso creativo” (Bret Easton Ellis). 

* Que el mundo del que se habla y el mundo en que se habla no son el mismo mundo. Agustín García Calvo insistió en ello tan lúcida como infructuosamente.

* “Seremos una civilización materialista hasta que se demuestre que los quarks o el electrón son divisibles. Cuando esto se demuestre ¿qué seremos?” (escuchado en una conferencia).

* El hecho de que una bagatela de Bach, un garabato de Da Vinci o la lista de la lavandería de Shakespeare valgan más que un poema único, pero extraordinario, de un autor anónimo. La bagatela, el garabato, la lista de la lavandería son ejemplos de inmortalidad bastarda, y todo porque el genio (sea lo que esto sea) nos inquieta más que las obras; el mago más que el truco. No hay historia cultural que no esté comida por la idolatría y los nombres propios. 

* Caer de repente en la cuenta de que la noche no es noche –fulgurante y excedida por la palabra que la nombra– sino una más de las sombras del Sol. Pasmarse ante el descubrimiento, idiotizarse dentro, gozarlo mucho.

* Conversación telefónica con B: “Roberto sólo comprendía el ruido que tenía en la cabeza, como cualquier escritor de verdad”. 

* ¿Cuál era el plan Bolaño? Pasar el rato, pero de un modo radical. "Pasemos el rato, pero dejémonos el pellejo en ello". 

* Dice Javier Marías de R.L. Stevenson: “El Mal le interesó siempre mucho, y no rehuía ciertas compañías por lo que estas hubieran hecho”. El Mal con mayúscula, no el otro.

* Ha llegado hasta Moscú el humo de los fuegos de Oregón y California. Llevamos una semana sin salir de casa y sin ventilarla. Hemos empezado a notar que dormimos peor y que nos fatigamos antes. Hasta que hoy, hartos y un poquito desesperados, hemos abierto las ventanas. Lo que ha entrado no era aire, sino el olor acre de los bosques incendiados. El sol, ya crepuscular a las dos del mediodía, nos ha permitido ver a contraluz las diminutas cenizas que entraban a la cocina. Un espectáculo hermoso y tóxico que, por un momento, nos ha hecho pararnos y fascinarnos y perdernos. Hasta que nuestras propias toses nos han sacado del pasmo. 

* Ha ardido Malden, un pueblo a cincuenta kilómetros al noroeste de Moscú. Han encontrado calcinada a una familia entera, el padre, la madre, tres niños pequeños. Estaban todos muertos en el interior de un vehículo. Intentaron huir a través del bosque. No imaginaron que, con el fuego, los árboles se derrumbarían cerrándoles el camino. 

* Todas esas novelas construidas como rompecabezas. Demuestran la poca fe que se tiene en el argumento o lo poco que este vale. 

* “Jamás he leído ningún prólogo ni pienso hacerlo” (William Faulkner, 5 de mayo de 1946).

* “No lo he leído, pero sé que está bien”. 

* Confesarse es como achicar el agua desde arriba. Uno no consigue tapar el agujero.

* La relectura se parece a la oración, nos pone de camino a ella. Leer todos los días un cuento. Leer todos los días el mismo cuento.

* Leer solo por placer es también algo muy bobo. Se pierde uno el placer de leer contra el placer propio. 

* Sucedió a las afueras de Moscú. Apenas había encontrado el lugar desde el que quería hacer la fotografía, cuando vi que por la acera de enfrente se acercaba un hombre muy alto y cojo de unos cincuenta años. Llevaba una visera blanca y una bolsa, también blanca, del supermercado. Caminaba muy despacio, como si llevara observándome desde hacía rato. Enseguida te fijas en un tipo así, para eso llevas una cámara, supongo, y tomas notas en un cuaderno y tienes la cabeza llena de basura literaria. Por supuesto, no estaba en mis planes fotografiarlo, no me interesan los retratos. Así que no, no iba a hacerle ninguna foto, de eso estaba seguro. Pero también sabía que aquello no terminaría con el tipo pasando de largo junto a mí. Estas cosas se saben. Me quedé esperando entonces, como distraído, quería que viera que mi atención no estaba en él, quería demostrárselo, quería, de hecho, que pasara deprisa. Cuando llegó a mi altura me preguntó, sin saludar y con el acento rocoso del norte de Idaho, que qué estaba haciendo. Se lo dije, muy suavemente y con mucha educación (que en el fondo no era sino miedo) y, claro, notó mi acento y eso le disgustó. Entonces enlazó tres frases seguidas, alzando la voz, la primera era, de nuevo, que qué estaba haciendo allí, la segunda era que yo no era de allí y la tercera era que me fuera de allí. Se acercó más, y ya gritando repitió las mismas tres frases a las que añadió una mucho más enfática y variada, dijo: “Vete de aquí, extranjero de mierda, esta es mi casa, estás haciendo fotos de mi casa, eh, hijo de puta, vete a tu puto país, latino de mierda”. Entonces supe que venía a golpearme, pues aceleró el paso, lo cual hizo más evidente su cojera. Se había cambiado la bolsa de mano y ahora recogía el codo derecho hacia atrás y cerraba la mano en un puño que me pareció descomunal, a la escala de su altura y de mi espanto. Tuve el tiempo justo para salir corriendo mientras escuchaba a mis espaldas sus insultos entreverados de “vete de aquí” y “extranjero de mierda”. Me di la vuelta y me paré, alentado por mi repentina agilidad. Le vi entonces agacharse y buscar una piedra. Encontró una no muy grande y me la tiró. 

* La sospecha de que si a la pena le quitamos los siglos de glamur que la acompañan, nos quedaría tan solo la escasa pero dura piedra de la rabia ante todo lo que nos hace miserables.

* “La piedra de toque de una poética” (Willa Cather).

* El cojo volverá a aparecer. 

* Acabo de introducir una expectativa en el curso etéreo y arbitrario de estas notas. El lector esperará ahora encontrarse con algo, y entre ese algo y esta línea todo será percibido como paréntesis o estorbo. El caso es que ese hombre volverá. Ha vuelto. 

* Todas las luchas entre animales de una misma especie son simbólicas, su fin es evitar llegar a los puños, a las garras. De ahí toda esa exuberante (convendría un adjetivo más sólido) mímica facial, que no es sino cortejo. Un cortejo que quiere desplazar y anular al otro por la vía rápida del asombro.

* La literatura no tiene nada que ver con la claridad. Con el tiempo creo haber descubierto que tampoco tiene nada que ver con la escritura. 

* Las felicidades circunstanciales de toda prosa.

* La redención es esa palmada consolatoria (o de aprobación) que uno espera que le den al final de la partida. Es una especie de, bien, muchacho, bien ahí, antes de que se apague la luz o nos pongan fuera de foco. 

* Le escribo a B: “Por cierto, un aparte, lo de las hormigas se ha complicado de verdad. La casera se ha puesto en contacto con los tipos del control de plagas y mañana vendrá uno de ellos a echar un vistazo. Por lo que he podido averiguar, se trata de hormigas madereras. Por eso no caen ante las trampas de azúcar y bórax que les hemos tendido por toda la casa. Entre ayer y hoy empezaron a enjambrar, lo sé porque, de un día para otro, les han salido alas”.

* “Las galaxias, de lejos, parecen plancton” (escuchado en un documental). De cerca, la metáfora poderosa será la que nos diga lo que parecen de cerca. 

* Pienso en las sondas espaciales, en el hecho de que sean los objetos humanos que han llegado más lejos. Pienso en esa distancia. En las noches de...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Rubén Ángel Arias

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

1 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. marcoantonio-mira

    Fascinante...lo pienso y lo digo. El Moscú del relato me recuerda otro sitio relativamente cercano: Corvalis, creo que era en Oregón, ¿pero quien puede estar seguro de algo que sucedió en un viaje incierto y pretendidamente sin final, hace años (muchos aunque menos que una era geológica). Entonces me entusiasmó y pensé, que lugar mas extraño para quedarse y pasar totalmente desapercibido a los ojos de lo que hasta entonces era mi mundo, o sea, desaparecer. El cojo, seguro, me habría tirado piedras, incluso rociado con gasolina y prendido fuego...aunque, no sé, eran otros tiempos que yo, imbécil, creía bucólicos.

    Hace 3 años 5 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí